Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Revista Pothook #19
Hoy a las 12:55 pm por creep01

» Petición de Chatquedada
Hoy a las 12:53 pm por creep01

» Nuevo dibu - Galería Deakiu :3
Hoy a las 12:46 pm por creep01

» Hegel vs Schopenhauer: una batalla épica de, ¿filosofía?
Miér Ago 16, 2017 11:46 pm por Ale.

» [VOTACIONES] Actividad del mes de Agosto
Miér Ago 16, 2017 1:21 am por Editor en Jefe

» (Act-3A) Magna Gaia
Dom Ago 13, 2017 12:27 pm por DKNeruson

» ABC de Pothook
Dom Ago 13, 2017 12:28 am por creep01

» Recomienda la actividad del mes de Agosto
Sáb Ago 12, 2017 5:10 pm por Editor en Jefe

» Tag Mikochibi y tu OC, por Pothook
Sáb Ago 12, 2017 5:09 pm por Editor en Jefe

Los posteadores más activos del mes
creep01
 
Kuroneko
 
Editor en Jefe
 
DKNeruson
 
Shantokar
 
DeaKiu
 
mizuki
 
Ale.
 
Capri G
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Misión Espacial HOPE

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Vie Ago 21, 2015 5:43 pm

A finales del siglo XXI, la destrucción del medio ambiente y la “Gran Guerra”, terminan por convertir a la Tierra en un planeta inhabitable. Ante esto los humanos se refugian en colonias ubicadas en la Luna y en el planeta Marte, sin embargo los recursos aquí disponibles son insuficientes para garantizar la supervivencia de su especie. No obstante todavía existe una esperanza: Convallaria (“Laria” para sus amigos), es una sencilla joven albina nacida en la Luna, y la cual ha trabajado toda su vida como una simple obrera allí, es de pronto seleccionada junto a otros jóvenes igual que ella para ser los obreros que trabajarán en la construcción de una nueva colonia en el sistema solar exterior, con el fin de servir como base para la extracción de las vastas reservas de energías que guardan los gigantes gaseosos y sus lunas. Si esta misión llega a tener éxito no sólo será posible garantizar la supervivencia de la humanidad, sino que incluso será posible restaurar el medio ambiente del mismísimo planeta Tierra. El nombre de esta misión es: “Human Outer Planets Exploration”, o más conocida simplemente como “La Misión Espacial HOPE”. Sin embargo Laria y sus compañeros, no sólo enfrentarán múltiples peligros y peripecias durante este viaje, sino que descubrirán además muchos oscuros secretos guardados desde la Gran Guerra: “¿Habrá aprendido su lección la humanidad, incluso después de perder a su propio planeta madre?”

Tags: Ciencia Ficción/Drama/Post-Apocalíptico

INTRODUCCIÓN

Spoiler:

El “Mar de la Tranquilidad” fue el lugar donde el ser humano pisó por primera vez la Luna, un día domingo 20 de Julio de 1969, y es en ese mismo lugar, un día sábado 20 de Enero del año 2085, nací yo, en la colonia lunar de ese mismo nombre: “Tranquillitatis”. Desde que tengo uso memoria siempre he utilizado unos trajes blancos con franjas naranjas de seguridad sobre las extremidades, especiales para los obreros de las colonias y sus familias, estos muy similares a los trajas que utilizaban los astronautas del pasado, pero mucho más ceñidos al cuerpo y mucho más cómodos y prácticos para soportar largar jornadas de trabajo. Incluso recuerdo que fue desde esa época en que también empecé a sentir curiosidad hacia aquella gris y tétrica silueta que siempre veía en medio del cielo selenita, y la cual era de un planeta que en algún momento fue conocido como la Tierra. Mis padres, quienes habían nacido allí, me contaron que hubo un tiempo en el que ese planeta podía verse desde la Luna brillando como una hermosa y enorme joya azul; pero que la cual al mismo tiempo escondía un sinfín de colores: verdes bosques y praderas, blancas y frías montañas, desiertos pintados de cálidos tintes, y un millón de millones más de matices completamente llenos de vida de todo tipo; sin embargo para cuando yo nací, poco o nada de aquel mundo lleno de color y de vida quedaba ya. Muchos culparon de esta catástrofe a la “Gran Guerra”, la que había empezado sólo unos años antes de mi nacimiento; pero lo cierto es que los habitantes de la Tierra ya habían empezado a destruir su planeta desde mucho antes: la “Gran Guerra” vino sólo después de que los humanos cometieron el error de dejar que su ambición desangrara su mundo hasta dejarlo desolado y moribundo, cuando los valiosos recursos naturales se agotaron, cuando los sistemas económicos colapsaron, y los gobiernos fueron inútiles para mantener el orden en medio del caos. Mis padres estuvieron entre los primeros grupos que llegaron a las colonias de la Luna y del planeta Marte huyendo de la guerra luego de que esta estalló.
 
Mi nombre es Convallaria Maanen, aunque todos acostumbran llamarme sólo “Laria” por comodidad. Me pusieron ese nombre por una flor que crecía en las frías regiones septentrionales de Europa, de donde mis padres son originarios. Ellos me contaron que una vez hace mucho mucho tiempo, un rey llamado Salomón se enamoró de una bella y joven pastora, y la cual, pese al insistente cortejo del rey, nunca correspondió a sus atenciones, puesto que aquella pastora ya se había prometido en matrimonio a otro joven también de humilde condición pero trabajador y temeroso de Dios. En el relato original, la joven pastora es descrita como un hermoso “Lirio del Valle”, por lo que el nombre de aquella flor: “Convallaria”, hace referencia a ello, y al amor puro casto e incorruptible de aquella humilde pastora(1). Mis padres me dieron ese nombre no sólo para recordar a su tierra natal, y al mutuo y humilde amor que se tenían el uno al otro, sino porque debido a una mutación yo nací siendo albina: con mis cabellos blancos como los pétalos de aquellas flores, y mis ojos con pupilas rojas como los frutos que nacen de estas mismas.
 
El pueblo en el que nacieron mis padres era uno dedicado enteramente a la agricultura, así que ellos desde muy jóvenes aprendieron a obtener los frutos de la tierra con el trabajo de sus propias manos. Esto les permitió ser aceptados como obreros en una de las colonias lunares, dado que allá se necesitaba mucha mano de obra que tuviera experiencia en todo tipo de técnicas de cultivo y manejo de productos agrícolas. Fue así como pasé la mayor parte de mi infancia dentro de los biodomos en los que se cultivaban el grano y las hortalizas que se consumían en Tranquillitatis, y aunque definitivamente la agricultura en la Luna era muy distinta a la de la Tierra, mis padres no sólo fueron capaces de adaptarse rápidamente a este entorno, sino que además mientras crecía, aprendí de ellos todo acerca de cómo se cultivan las plantas incluso bajo las condiciones de microgravedad del espacio exterior.
 
Pese a las dificultades de la condición de refugiados de mis padres y a lo duro de nuestro trabajo en los biodomos agrícolas, mi familia llevaba una vida feliz y pacífica. Sin embargo antes de que cumpliera yo los 15 años de edad todo aquel mundo de paz y felicidad cambió drásticamente: ese día no sólo tuve que despedirme de mi hogar en la Luna para siempre, sino que además dentro de poco terminaría por embarcarme en un viaje sin retorno a las profundidades del sistema, una odisea en la que no sólo mi propia vida estaría en peligro, sino que además estaría en juego la supervivencia misma de toda la especie humana, y de todas la de las demás especies que vinimos después. Me estoy refiriendo a la famosa misión “Human Outer Planets Exploration”, “La Misión Espacial HOPE", o más simplemente conocida como "nuestra última Esperanza”.
Notas:
1. Deriva del libro bíblico de “El Cantar de los Cantares” (donde se halla el mencionado relato entre el rey Salomón y la pastora). Es un género de la Familia Asparagaceae que crece logra creer incluso dentro del círculo polar de Europa, siempre en regiones húmedas. Es además la flor nacional de Finlandia.




Una aclaración:

En realidad este un spin off de mi historia principal "El Ángel del Apocalipsis" (todavía en publicación), y el cual busca explicar sus algunos aspectos que apenas y se mencionan allí, como son la colonización del sistema solar, la terraformación de Marte (dónde transcurre mi otra historia) y la restauración de la Tierra despúes de la "Gran Guerra" (o "Primer Armagedón", como se le conoce después en la historia principal). HOPE transcurre 200 años antes que "El Ángel del Apocalipsis", y aunque son parte del mismo universo, esta historia será ligeramente más seria y mucho más tirada hacia la ciencia ficción pura (sin tanta o casi nada de comedia troll como los que hallan leído mi otro relato habrán notado), por lo que también pueden verse como obras completamente independientes (es decir que no necesitan leerse ninguno de los volúmenes de "El Ángel del Apocalipsis" para entender esto, ni temer que aquí se les hará spoiler del otro relato pues HOPE apunta hacia otro lado).

Reeditado y Resubido  tongue


Última edición por epiman157 el Sáb Ago 29, 2015 9:44 pm, editado 4 veces
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por skyresk el Sáb Ago 22, 2015 8:56 am

bueno algo diferente y largo que leer pero interesante al fin y al cabo HOPE puede cambiar el juego si sigues subiendolo epiman entonces aqui es donde yo digo felicitaciones y sigue asi! saludes desde colombia!
avatar
skyresk
Senpai
Senpai

Mensajes : 512
Fecha de inscripción : 27/07/2015
Edad : 25
Localización : cali colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Ago 22, 2015 5:42 pm

Sí, es algo largo (no tanto para mi gusto en realidad). Esto está escrito en formato de novela, por eso los capítulos no tienen límites de extensión a diferencia de los comics o los mangas donde cada capítulo tiene un número de páginas o viñetas ya determinado. Me gusta escribir de esta manera porque así tampoco yo me limito a la hora de plasmar lo que quiero contar en cada escrito (verdaderamente SUFRO cuando me dan un límite de hojas o palabras para un escrito).

Gracias por leer compañero  Very Happy

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Misión Espacial HOPE - Cap01

Mensaje por epiman157 el Mar Ago 25, 2015 11:01 am

Resubiendo y Actualizando...  Very Happy


Capítulo 01
Una Frágil Burbuja
 

Spoiler:

Una de las primeras cosas que mi madre me enseñó cuando era niña, fue que nuestra colonia era en realidad como una burbuja muy frágil, y que si no éramos lo suficientemente cuidadosos con ella, podíamos reventarla muy fácilmente, tal y como le pasó a la Tierra antes de la Gran Guerra. Aunque en ese entonces no me era posible comprender del todo aquellas enseñanzas de mi madre, sí entendía a la perfección lo que era una burbuja, pero no fue sino hasta algunos años después, que la vida terminó por ayudarme a entender por completo esa ilustración: literalmente nuestra colonia en la Luna era una burbuja, no por el hecho de que, si la contención que mantenía nuestra biosfera artificial protegida de las inclemencias del exterior, llegara a “reventar”, todos aquí dentro moriríamos en el acto; sino porque si no cuidábamos los escasos recursos de nuestra colonia, como la tan valiosa agua, los sustratos donde cultivábamos nuestros alimentos, los mismos organismos vegetales que reciclaban el aire que respirábamos, o si hacíamos mal uso de nuestras limitadas fuentes de energía, o incluso de los desperdicios que producíamos, nosotros mismos podíamos reventar desde adentro aquella frágil burbuja que nos mantenía con vida, tal y como fue el error que cometieron los antiguos terrícolas en contra de aquella gran burbuja llamada Tierra.
 
Cuando yo nací, la Gran Guerra todavía no había llegado a su peor etapa, sin embargo ya para ese entonces el número de personas que intentaba venir para la Luna o en su defecto hacia Marte para huir de la guerra era exorbitante. Antes de la guerra estas colonias fueron construidas simplemente como estaciones científicas, creadas tal vez en un último intento desesperado de los gobiernos terrícolas por cambiar el fatal destino que le aguardaba al planeta luego de que ellos mismos envenenaron sus suelos, su agua y su aire, y con la esperanza de que los grandes sabios de batas blancas de aquel tiempo encontraran una solución. Sin embargo cuando la Gran Guerra empezó pronto pasaron a ser asentamientos humanos improvisados. Para ese entonces además los gobiernos y las autoridades políticas de la Tierra dejaron de existir, por lo que todas estas colonias se declararon “Administraciones Autónomas” o “A.A.” (término que aún hasta hoy, en los días de mi senectud, prevalece), lo que les permitió tomar las acciones que ellas mismas consideraban necesarias para garantizar su propia supervivencia.
 
Una de esas acciones era la segregación de los refugiados y residentes de las colonias. Incluso cuando la situación en la Tierra se agravó, sólo unos pocos refugiados eran aceptados cada año conforme se construían nuevas instalaciones como hábitat, y sin embargo sólo eran elegidos aquellos a los que la A.A. consideraba “útiles”, pues simplemente no había espacio para más personas.
 
Los que eran aceptados pasaban a ser clasificados según la “utilidad” de sus habilidades. Aquellos que poseían conocimientos técnicos o científicos que podían ser aprovechados, o los que también demostraban tener las aptitudes para desarrollarlos, eran de inmediato puestos en las “clases altas”, las que principalmente estaban formadas por los descendientes de los científicos y personal militar que fundaron estas colonias. Por otro lado, los obreros como yo y mis padres, éramos la clase más baja. Mientras que las clases altas vivían en hábitats especiales, los de clase obrera vivíamos hacinados en unas instalaciones pequeñas e insalubres.
 
Nuestra vestimenta también era diferente: mientras que los obreros vestíamos como única prenda nuestros trajes blancos de seguridad, la gente en los hábitats especiales vestían unos uniformes azules que se veían bastante ligeros y cómodos, e incluso, podían vestirse con ropas similares a las que utilizaban las personas en las ciudades de la Tierra (tal vez por la nostalgia de aquello que ya no existía). Nuestros trajes tenían además la insignia de la A.A. Selenita bordada sobre el hombro izquierdo y otro distintivo en la parte derecha del pecho que indicaba nuestro rango (obrero de 3ra, 2da, 1ra clase, u Obrero Maestro) y el área a la que pertenecíamos. La explicación a esto era simple: la Luna, al no tener una atmosfera o un campo magnético capaces de proteger su superficie de las letales radiaciones ionizantes que provienen del espacio exterior(1), hacía imposible para las formas de vida originarias de la Tierra sobrevivir allí sin la protección apropiada; por eso los hábitats especiales estaban construidos para proteger al 100% a sus residentes de aquellas radiaciones, mientras que los hábitats en los que vivíamos los obreros no poseían tal nivel de protección, lo que nos obligaba a utilizar nuestros trajes todo el tiempo. Curiosamente, aunque teníamos también un casco para proteger nuestra cabeza, rara vez alguien se lo ponía: “era incómodo de usar todo el día”, decían los adultos; así que salvo cuando nos tocaba entrar en una zona sin oxígeno o de radiación extrema mortal, dejábamos nuestros cascos en casa.
 
Esto además daba la excusa perfecta para los constantes exámenes médicos y campañas de vacunación a los que éramos obligados a someternos periódicamente. Se nos examinaba, inyectaba, e incluso se nos irradiaba dentro de unas extrañas cámaras tubulares. “No sólo es para asegurarnos de que nadie está sufriendo de ninguna enfermedad producto de la radiación cósmica o de la microgravedad(2) —decían las autoridades de sanidad selenita—, sino que también buscamos evitar cualquier tipo de contaminación biológica. Aquí muchos virus y bacterias(3) provenientes de la Tierra pueden mutar y transformarse en epidemias mortales, así que tenemos que asegurarnos de que todos los que han llegado del exterior están limpios”. Sin embargo dadas las condiciones en las que nos tenían, nadie se creía que aquellos selenitas en realidad se preocuparan tanto por nuestra salud. “¡Esos malditos doctores selenitas están experimentando con nosotros y con nuestros hijos! —pensaban algunos adultos— ¿Para qué nos irradian? ¿Qué son esas vacunas que nos inyectan?”. Curiosamente todos los hijos de los refugiados que habían sido sometidos a tales tratamientos, nacían siempre albinos como yo, y lo cual sólo sirvió para que aquellos rumores cobraran aún más fuerza. Lo cierto era que, para los que habíamos nacido aquí en la Luna siendo albinos, aquellos controles médicos y vacunaciones eran aún más exhaustivos y rigurosos.
 
La comida también fue otro problema para muchos, pues había quienes se quejaban que los alimentos que se nos suministraban “sabían raro”. Esta comida era en realidad especialmente “procesada” para nosotros, muy diferente a la que comían los de las clases altas; aunque sinceramente yo nunca llegué a entender a lo que los otros se referían con “raro”, pues en toda mi vida jamás tuve la oportunidad de probar otra cosa que no sea esa comida procesada.
 
No obstante eran realmente pocos los que se quejaban de este trato, pues por lo menos aquí a nadie le faltaba la comida, y aunque el agua era también muy racionada, esta era limpia lo mismo que el aire que respirábamos, muy diferente a las condiciones que muchos de ellos habían tenido que sufrir en la Tierra debido a la destrucción de sus ecosistemas y de la guerra. Además como nunca ocurrió ningún problema de salud grave que pudiera ser vinculado a esto (o al menos ello nunca se hizo público), las autoridades selenitas siempre lograban mantener el orden y el control sobre nosotros. Sin embargo muchos años después, llegaría a conocer toda la verdad tras de aquellos alimentos y vacunas.
 
 
*****
 
Nuestra vida en los biodomos agrícolas era sumamente tranquila, tal y como era el significado del nombre de nuestro hogar: “Tranquillitatis”, y aunque desde que tengo memoria siempre tuve que trabajar muy duro con mis propias manos, lo cierto es que mi vida en Tranquillitatis siempre fue feliz. Por las mañanas asistía sin falta a la escuela, afortunadamente ese era uno de los pocos aspectos en los que todos los selenitas éramos iguales: el contenido curricular y el nivel de exigencia académica de nuestras escuelas eran idénticos a la de las clases altas; sin embargo, salvo por aquellos muy pocos superdotados que tenían notas excepcionales, era muy poco probable que alguno de nosotros pudiera aspirar a ser otra cosa que no sea más que un simple obrero como nuestros padres.
 
Justamente como recordatorio de ello, incluso a los niños de primaria se nos obligaba también a trabajar por las tardes. Nuestras labores eran muy sencillas y siempre estaban supervisadas por uno o varios adultos, generalmente nuestros mismos profesores de la escuela. Estas labores consistían en cosas como ayudar en la recolección de frutos y semillas, cambiarle el sustrato a los almácigos(4), airear las raíces de los cultivos hidropónicos(5), o simplemente labores de limpieza de las instalaciones o de reciclaje de materiales, está última actividad muy importante ante todo.
 
Debíamos aprovechar al máximo la luz solar para nuestros cultivos: teníamos 14 días de “luz” y 14 días de “sombras”(6). Pese a que ya no estaban en la Tierra, los adultos continuaban utilizando el término “día” para describir a los periodos de tiempo de 24 horas, supongo que por nostalgia, por costumbre, o por practicidad, pues supongo que era muy complicado hacer planes cuando tu “día” dura 28 veces más de lo usual. Recuerdo que de niña ello solía causarme mucha confusión, por lo que en lugar de decir “día” y “noche”, prefería hablar de “luz” y de “sombras” para comprender mejor estos periodos tan importantes para nuestro ciclo agrícola, aún hoy, aunque llevo muchos años alejada de los campos, todavía recuerdo cómo hacer esos cálculos de manera precisa, incluso para otros mundos y sus lunas a los que me tocaría conocer más adelante.
 
Si bien nuestras plantas estaban genéticamente modificadas para soportar esta y otras condiciones particulares de la Luna, había que ser muy cuidadosos con su manejo para optimizar su fotosíntesis y su producción. Lo que hacíamos normalmente era aprovechar los días de “sombra” para propagar las semillas in vitro, utilizando medios de cultivo y luz artificiales, para que luego, cuando llegaran los días de “sol”, llevar las plántulas de estos almácigos a los campos de los biodomos para que terminaran allí su ciclo de producción dentro de aquellos 14 días de luz, y antes de iniciar el siguiente ciclo. Esto funcionaba a la perfección con la mayoría de hortalizas(7), sin embargo para los cultivos de ciclo más largo, como los frutales por ejemplo(8.), teníamos que utilizar biodomos especiales en los que pudiéramos suministrar luz artificial durante los días de “sombra” para que las plantas no se estresaran demasiado y se estropeara su producción. Las plantas no sólo nos proporcionaban alimento, sino que además eran las principales responsables de reciclar el aire que respirábamos mediante su fotosíntesis: utilizando el CO2 que nosotros exhalábamos para convertirlo en biomasa, y arrojando oxígeno fresco como residuo de este proceso; de allí la importancia del trabajo de los agricultores lunares al cuidar de estas plantas.
 
La luz del Sol no era lo único que debíamos tomar en cuenta para nuestros cultivos, también necesitábamos agua y sustratos como medios de cultivos con los nutrientes adecuados para cada especie vegetal. Aunque muchos minerales podían encontrarse en el exterior sobre el suelo lunar, lo cierto es que lo mejor era reciclar todo lo que tuviéramos a la mano. Algunos adultos nacidos en la Tierra decían que “en sus tiempos” todo eso que reciclábamos era simplemente “basura”, pero aquí en la Luna incluso esa “basura” era no sólo un recurso valioso, sino indispensable para nuestra supervivencia, o al menos así lo entendíamos todos los nacidos en la Luna. Incluso el agua de nuestros desagües y nuestras propias excreciones eran un valioso material para sostener la vida dentro de la colonia, y aunque a mí nunca me tocó trabajar recolectando ese tipo de materiales (afortunadamente), si trabajé muchas veces procesándolos junto con toda la demás materia orgánica para obtener el compost(9) del cual extraíamos los nutrientes para nuestros cultivos.
 
Sobra decir hasta aquí que nuestra dieta era casi exclusivamente vegetariana. No podíamos darnos el lujo de tener granjas de animales para obtener proteína animal, pues teníamos que destinar todo el espacio y los recursos alimenticios que teníamos para sostener la vida de nuestra propia población. Aunque sí había la posibilidad de comer carne, o algo por el estilo: teníamos biorreactores(10) donde se cultivaban tejidos animales, y los cuales producían algo muy parecido a los cortes de carne. No obstante, dada su baja productividad, ese era un lujo que sólo los de las clases altas podían darse. A mí tampoco me molestaba ser vegetariana, de hecho los niños albinos nacidos en mi colonia no podíamos comer carne, pues al parecer teníamos defectuosa una de nuestras enzimas que era responsable de digerirlas; y por eso la primera y única vez que probé carne en mi vida terminé por enfermarme del estómago.
 
También por eso era que no teníamos animales en la colonia. Yo sólo conocí a los animales de la Tierra mediante imágenes y videos antiguos, que además mostraban cómo fue un día ese planeta. Sólo algunos animales como ratones, cobayos y conejos eran mantenidos dentro de nuestras instalaciones, pero simplemente como material de experimentación, aunque algunas veces a algunas familias de las clases altas se les permitía tener a uno de estos como mascota.
 
¿Entonces qué fue de toda esa biodiversidad animal y vegetal que alguna vez existió en la Tierra? Buena parte de esta se extinguió incluso antes de la Gran Guerra; pero el resto se logró conservar, aunque sea en forma de germoplasma. No sólo en Tranquillitatis, sino en las otras colonias lunares y colonias en Marte, existían bancos de germoplasma(11) celosamente guardados y protegidos, y los que contenían una muestra lo suficientemente significativa de la diversidad genética terricola del pasado. La idea de estos bancos de germoplasma era no sólo tener a la mano material genético para la mejora de nuestros cultivos vegetales o de tejidos animales, sino que incluso entre las gentes de las clases altas y los humildes obreros aún existía la esperanza de que algún día el medio ambiente de la Tierra podría ser restaurado, por lo que dicho germoplasma podría ser utilizado para restaurar también su biodiversidad. Verdaderamente, incluso de niña, me hubiera gustado ver con mis propios ojos ese sueño hecho realidad.
 
Gracias a todo esto, incluso muchos viejos terrícolas, empezaron a entender, tal vez no con las mismas palabras que mi madre utilizó para enseñármelo a mí, que de verdad una biósfera, tanto artificial como natural, era como una frágil burbuja, muy fácil de romper si es que no se la cuidaba como es debido. ¿Pero de verdad los humanos aprendieron su lección después de todo esto? Yo quiero pensar que sí, sin embargo…
 
 
*****
 
Cuando asistía a la escuela primaria, yo solía utilizar una graciosa pinza con la forma de la cabeza de un conejito rosa para sujetar mi flequillo. Fue un regalo de mi madre, una baratija que ella se encontró un día cuando todavía vivía en la Tierra, y a la que sin embargo yo le había cogido un especial cariño, en especial porque resaltaba entre mis cabellos albinos y hacía juego con mis ojos rojos.
 
Recuerdo que una vez cuando cursaba el 5to grado de primaria, nuestra profesora de escuela, la señorita Idunna, nos llevó de excursión escolar a visitar el banco de germoplasma de la colonia Tranquillitatis. La profesora Idunna era una mujer nacida en la Tierra, de unos 30 años de edad en ese entonces (nunca supe su verdadera edad, sólo que era menor que mi madre), que siempre mantenía un carácter muy alegre y jovial, y quién además sentía una particular debilidad hacia las manzanas orgánicas que cultivábamos en la Luna (al parecer las condiciones que teníamos aquí las hacían mucho más dulces que las de la Tierra, por lo que era normal verla con una manzana mordida en la mano con bastante frecuencia). Durante la excursión, la profesora Idunna nos explicó como en ese lugar se conservaba en estado criogénico el genoma de más de medio millón de especies de plantas y animales de todo tipo, pero que sin embargo, ese número era pequeño frente a los bancos de germoplasma que existían también en Marte, y los cuales podían llegar a albergar hasta más de 2 millones de especies(12).
 
La profesora Idunna hizo a continuación con sumo entusiasmo, una explicación sobre cuál sería el uso que se le daría a todo ese germoplasma allí almacenado; sin embargo, pese a su elocuencia, yo me encontraba completamente distraída observando las fotografías de la sala de exhibición, y en la cual se mostraban las imágenes de lo que muchas de esas especies habían sido en vida. Fue por eso que no me percaté cuando mi profesora acabó su explicación y se movió con toda la clase hacia otro recinto, lo que me separó del grupo, y lo que terminó por hacer que me perdiera entre las instalaciones del banco. Sola, asustada y desorientada, empecé a vagar por los pasillos, y hasta que, sin darme cuenta, terminé por introducirme dentro de un área restringida. De pronto, al llegar a una encrucijada con otro pasillo, me topé con unos hombres uniformados con trajes reforzados de color negro, armados con pesados rifles de asalto, y unos cascos con máscaras respiratorias cubriéndoles el rostro y el cráneo entero, los cuales patrullaban los pasillos. Definitivamente eran soldados de la A.A. Selenita. Fue recién en ese momento en el que supe que me encontraba en un lugar en el que se suponía que no debía de estar.
 
En cuanto vi a los soldados entré en pánico: había escuchado historias muy espeluznantes a cerca de lo crueles que estos eran con quienes arrestaban por violar las leyes de la colonia. Por ello, y antes de que me vieran, me introduje de inmediato en una vieja escotilla de ventilación, la que para mi fortuna, se encontraba abierta a un lado del pasillo. Siempre fui una persona pequeña y delgada, y más en aquella época cuando tenía apenas 10 años, por lo que no me fue difícil desplazarme por el ducto de aquella ventila. Sin embargo cuando por fin fue capaz de salir de allí, me encontré en una sección aún más profunda de las instalaciones del banco de germoplasma. Debido a mi angustia no me percaté de los carteles de advertencia que decían: “Peligro, Zona de Radiación Extrema”.
 
Seguí avanzando por aquellos pasillos, hasta que llegué a una especie de cámara, y en cuyo interior habían unos contenedores cilíndricos recostados sobre el suelo, estos lo suficientemente grandes como para contener a una persona. Empecé a tener frio, y no era para menos, a un lado sobre una pared del recinto había un termómetro que indicaba la lectura “-50ºC”, pero a la cual en ese momento no presté atención.
 
Fue entonces cuando se me ocurrió echar un vistazo a lo que se encontraba dentro de esos contenedores. Había una cubierta cristalina sobre estos que permitían ver su interior. Aunque el cristal se encontraba empañado, no me fue difícil limpiarlo para observar su interior; sin embargo en cuanto lo hice mis ojos no pudieron creer lo que estaban viendo. Era una criatura con forma humana, pero su piel estaba completamente cubierta de densos pelos, además en lugar de manos tenía garras iguales a las de algún animal salvaje, su rostro era también más parecido al de una bestia que al de un ser humano.
 
De inmediato me arrepentí de haber visto eso, y nuevamente entré en pánico, por lo que tuve que cubrirme la boca para que no se me escapara un grito de espanto. Sin embargo, no terminaba de recuperarme de aquella impresión, cuando de pronto alguien me tomó por detrás y me sujetó fuertemente. En ese momento no pude resistir más, y empecé a gritar, a llorar y forcejear con desesperación, pues creía que una de esas cosas que estaban dentro de los contenedores me había cogido con sus garras para devorarme.
 
—¡Maldición, niña! ¡Tranquilízate! —me habló entonces una voz reverberante y sintética, definitivamente la de un ser humano. Sin embargo poco fue el alivio en cuanto me di cuenta que la persona que me había cogido era uno de esos soldados con uniformes negros tan intimidantes. No era solamente uno, sino que cuatro de ellos, y en cuanto los vi me petrifiqué del miedo, e incluso empapé mi traje sin querer— ¿PERO QUÉ RAYOS ES LO QUE HACES AQUÍ?
 
—Yo… yo… yo… —por más que lo intentaba, mi boca no conseguía articular palabra alguna.
 
—Hay un reporte de una niña perdida de la escuela primaria de la sección 9F —intervino otro de los soldados con una voz muy similar al que me sujetaba y me interrogaba—, al parecer se trataría de esta…
 
—Ya veo —dijo mi captor—, ¿así que estás perdida?… Dime niña, ¿no se te habrá ocurrido mirar lo que hay en esos contenedores, verdad?
 
—Bu… bu… bueno yo… yo… —me sentía cada vez más asustada, y no pude evitar también romper en llanto.
 
—Está bien… ¡Alférez! Lleve a esta niña a la enfermería de la planta superior. Que le den un baño y se deshagan de ese traje contaminado, antes de regresarla con los niños de su clase.
 
—¡Pero comandante! —replicó el Alférez— Esta niña vio a esas cosas, ¿está bien que la dejemos ir así nada más?
 
—Sólo mírala —le respondió mi captor, y quien resultó ser el comandante a cargo de ese grupo—: está niña está muerta de miedo, así jamás abrirá la boca, y aunque lo hiciera nadie le creería: apuesto que ni ella misma se cree lo que acaba de ver ahora. Además en estos momentos, los obreros están algo agitados, así que no nos conviene ganarnos un escándalo por una niña desaparecida.
 
”Escúchame muy bien niña —se dirigió ahora a mí el comandante muy serio—, no debes hablar con nadie sobre lo que viste en este lugar, ¿de acuerdo?
 
—Pe… ¿Pero qué son esas cosas? —por fin fui capaz de soltar unas palabras.
 
—Son monstruos —me respondió el comandante—, y si no obedeces lo que te digo, enviaré a uno de esos monstruos para que te devore a ti y a toda tu familia, ¿lo entiendes, verdad?
 
Simplemente me limité a responder moviendo la cabeza positivamente, y aun llena de pánico. Tras de eso el Alférez designado me acompañó hasta la enfermería, mientras que el resto de los soldados permaneció en aquel recinto.
 
—¿Así que mojaste tu traje, no es así niña? —me dijo el Alférez en son de burla y mientras miraba la entre pierna de mi traje, llena de escarcha debido a haberse empapado con anterioridad.
 
—¡Oh no! —le respondí avergonzada— ¡Es sudor! ¡¡Sudooooor!!
 
—Si claro, “sudor”, y con el calor que hace aquí abajo…
 
—¡Increíble! —escuché comentar a uno de los soldados restantes mientras me retiraba junto al Alférez— Con el nivel de radiación que hay aquí una persona normal moriría en tan sólo unos minutos, sin embargo esa niña esta como si nada…
 
—¿Y qué esperabas? —contestó el comandante al comentario— Sólo mira su aspecto y su traje: esa niña es igual que ellos… Ya no es humana…
 
 
*****
 
Por fin para cuando yo estaba a punto de cumplir los 15 años de edad la guerra en la Tierra llegó a su fin. Ese mismo año tanto las colonias de la Luna y como las de Marte decidieron unirse bajo un mismo régimen político, fue así como nació el gobierno de la Alianza Areio-Selenita, y el cual tenía como objetivo unir esfuerzos y recursos para garantizar la supervivencia de la especie humana en esta galaxia.
 
Fue entonces también cuando a mi padre lo ascendieron a Obrero Maestro, y como era de esperarse, la noticia nos puso muy contentos a todos en casa. Sin embargo mi sorpresa se hizo aun mayor cuando me enteré que tras dicho nombramiento también se lo estaba reasignando a trabajar en las colonias del planeta Marte. Mi familia había sido seleccionada para formar parte del intercambio de personal impulsado por el nuevo gobierno de la Alianza, y el cual no sólo tenía en cuenta además a muchos otros obreros experimentados como mis padres, sino que incluso jóvenes como yo estaban siendo considerados como otras piezas más de dicho programa.
 
En ese entonces yo apenas estaba terminando la escuela secundaria, por lo que mi mayor preocupación de esos días, al igual que la de todos los jóvenes de mi edad, estaba centrada simplemente en ingresar en alguno de los colegios técnicos de Tranquillitatis, y en donde daría inicio a nuestra capacitación para trabajar como obreros al igual que nuestros padres. Sin embargo tras dicha decisión de la Alianza, el plan de muchos estudiantes como yo se había visto ligeramente modificado, por lo que una vez que nuestros papeles de la escuela estuvieran regularizados, no sólo partiríamos hacia Marte junto con nuestros padres, sino que ahora estaríamos obligados a estudiar para rendir el examen de admisión estándar de las preparatorias y colegios técnicos de un planeta que se jactaba de ser científica y tecnológicamente más avanzado que cualquiera de nuestras colonias selenitas, y lo que resultaba ser sumamente abrumador para cualquiera de nosotros.
 
Definitivamente yo no quería irme, todo mi mundo y todo lo que conocía hasta ese entonces estaba allí en Tranquillitatis, pero era poco o nada lo que podía hacer para oponerme a una decisión tomada por el mismísimo nuevo gobierno. Sin embargo en ese momento todavía ignoraba que Marte sólo sería mi primera escala para el gran viaje que me aguardaría dentro de sólo un par de años más adelante.

Notas:

1. Se refiere a las radiaciones cósmicas, es decir las que provienen de los astros como el Sol o incluso de otros mucho más distantes. La exposición a este tipo de radiación es sumamente letal para cualquier ser vivo de la Tierra, por lo que tanto los trajes como los vehículos que utilizan los astronautas en el espacio deben estar especialmente diseñados para protegerlos de estas radiaciones.
2. Gravedad muy reducida, como la que existe en algunos cuerpos de menor masa que la Tierra (como la Luna por ejemplo).
3. De hecho este tipo de organismos mutan a diario de forma natural, razón por la cual es imposible curar enfermedades tan cotidianas como el resfriado común (incluso las vacunas contra este sólo sirven por un tiempo máximo de un año, pues de inmediato estas vuelven a mutar).
4. Del latín “masqah” = “depósito de agua”. Medio o sustrato donde se hace germinar a las semillas de las plantas, para que luego de que estas alcancen cierto grado de desarrollo, sean trasplantadas en la huerta o campo. Es una práctica agronómica usual cuando las semillas son muy delicadas o muy caras o difíciles de obtener (entonces conviene asegurarse que todas esas semillas llegue a su etapa adulta).
5. Consiste en utilizar una solución nutritiva de minerales esenciales para las plantas, en la que sus raíces permanecen todo el tiempo sumergidas, y utilizando un medio inerte (como arena lavada, grava, perlita, etc) únicamente como soporte. Debido a que las raíces de estas plantas permanecen todo el tiempo dentro del agua, es necesario airearlas (pues las raíces también respiran).
6. La Luna tarda aproximadamente 28 días terrestres (27 días, 7 horas, 43 minutos) en dar una vuelta completa sobre su eje y casi el mismo tiempo en dar una vuelta alrededor de la Tierra. Debido a esto es que siempre vemos su mismo lado desde nuestro planeta.
7. Algunas hortalizas tienen naturalmente ciclos agrícolas cortos, de hasta menos de un mes.
8. Dependiendo del frutal, pueden pasar incluso años hasta que el cultivo pueda entrar en producción.
9. Abono orgánico que utiliza desechos orgánicos (como restos de comida, trozos de madera o aserrín, restos de plantas y animales, etc.) y la intervención de bacterias aeróbicas para su elaboración, lo que permite la reutilización de estos desperdicios. El producto final es 100% limpio e inocuo para la salud, pues cualquier organismo patógeno es destruido en el proceso mismo, e incluso también es libre de malos olores.
10. Recipiente o sistema que mantiene un ambiente biológicamente activo. Puede tratarse de un proceso químico que involucra a ciertos microorganismos, o de sustancias bioquímicamente activas derivadas de estos mismos.
11. Muestra biológica que puede estar conformada por gametos (óvulos y/o espermatozoides) o tejidos con la capacidad de ser utilizados para propagar los genes del organismo del cual fueron colectados, y/o reproducirlo.
12. Existen entre 1.5 y 2 millones de especies descritas por la ciencia, sin embargo si tiene en cuenta el número de especies que muy posiblemente todavía falta por descubrir, se podría llegar hasta más de 5 millones de especies.



Gracias por leer  Very Happy


Última edición por epiman157 el Sáb Ago 29, 2015 7:34 pm, editado 1 vez
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Misión Espacial HOPE - Cap02

Mensaje por epiman157 el Mar Ago 25, 2015 11:12 am

Nuevo capítulo, y en un nuevo formato  Cool

Capítulo 02
Génesis: Marte Rojo y Azul
 

Spoiler:

Fue una noche buena del año 2099 cuando abordamos el Ares, el transbordador que llevaría a mi familia junto con los otros tantos obreros de nuestra colonia que habían sido reasignados a Marte. Había también muchos jóvenes de mi edad, incluso excompañeros de mi misma secundaria, todos viajando junto con sus padres. Además del Ares otras tantas naves partían con apenas unas cuantas horas de diferencia desde las otras colonias selenitas transportando también obreros a Marte, y con las que luego de agruparnos, continuamos nuestra travesía formando un convoy. Aunque hasta ese entonces sólo teníamos especulaciones, era evidente que la Alianza Areio-Selenita planeaba iniciar una obra de gran envergadura en ese planeta.
 
En aquel tiempo el viaje desde la Luna hasta Marte en un transbordador regular como el Ares, podía hacerse hasta en tres meses, y por lo que allí pasamos navidad, año nuevo, y finalmente mi cumpleaños número 15. Sin embargo los jóvenes como yo tuvimos poco tiempo para celebraciones, pues la mayor parte de esos tres meses nos la pasamos estudiando. Antes de desembarcar en Marte tendríamos que rendir ese examen de admisión para definir la escuela a la que se nos asignaría a cada uno. Era por eso que no sólo obreros viajamos en el Ares y las otras naves, sino que también había toda una comitiva evaluadora de la Alianza, y la cual tenía bajo su responsabilidad el examen. Viajaban también con nosotros algunos funcionarios de la A. A. Selenita, gente de muy alto rango viajando todos ellos en primera clase, y que al parecer iban a Marte a discutir importantes asuntos políticos.
 
Teníamos un gran salón a bordo del Ares, y el cual se nos permitió utilizar como sala de estudio. Este salón contaba con un amplio ventanal desde donde se podía ver nuestro avance por el espacio exterior: observando a la Luna y la Tierra alejarse cada vez más y más, mientras que al mismo tiempo veíamos a Marte como una pequeña luz rojiza que se hacía más y más grande cada día. Esa vista no sólo nos indicaba que estábamos cada vez más cerca de Marte, sino que nuestro examen estaba también mucho más cerca: cuando la silueta de ese planeta a través de aquel ventanal fuese nítida, el día del examen habría llegado.
 
Fue así como llegó aquel domingo, el de la víspera para el examen. No era broma cuando decían que las escuelas en Marte eran bastante exigentes a nivel académico, y si bien yo no era mala alumna, tampoco era sumamente brillante para los estudios, era más bien simplemente una estudiante promedio, por lo que esos meses de intenso estudio fueron una verdadera tortura para mí. Esa noche antes de irme a dormir para el examen de mañana, después de haber estudiado hasta dejar exhaustas mis neuronas, me puse a contemplar a Marte, ya frente a nosotros a través de aquel ventanal. Sin querer en ese momento recordé de improviso a la profesora Idunna de la primaria, pues además de su fascinación por las manzanas, ella también sentía una profunda emoción por el estudio del espacio. La profesora Idunna había nacido en una época en la que todavía existían niños que de adultos deseaban convertirse en astronautas, así que convertirse en una profesora de escuela primaria en una colonia lunar se acercaba bastante a ese sueño de su infancia. Era por ello también que cada vez que la clase trataba algún tema referente al sistema solar o a sus planetas, la profesora Idunna solía entusiasmarse de una manera muy particular. Entonces recordé lo que ella nos había enseñado sobre Marte:
 
—¿Sabían niños —nos preguntó la profesora Idunna ese día—, que hace unos 4 mil millones de años, antes incluso de que la Luna orbitara la Tierra(1), Marte fue también un planeta azul? ¡Pues sí! Los científicos han demostrado que en aquella era Marte tuvo tanto ríos como mares, iguales a los que muchos de sus padres conocieron en la Tierra.
 
”Sin embargo sólo unos 500 millones de años más tarde, debido a ser un planeta más pequeño que la Tierra, y al estar más alejado del Sol, el núcleo de Marte empezó a enfriarse, y a dejar de girar y a morir. Con esto no sólo perdió su calor interno y sus volcanes se apagaron, sino que también su atmosfera empezó a ser poco a poco destruida por los vientos solares y la radiación cósmica del espacio exterior, esto al perder el campo magnético que la protegía de estos, luego de que el núcleo del planeta se enfrió y dejó de girar. Sin una atmósfera lo suficientemente densa como para retener el calor del Sol, y sin ser capaz tampoco de producir calor interior, la temperatura se desplomó y todo el planeta se enfrió. Fue así como aquellos mares y ríos de Marte se congelaron, y con el pasar del tiempo quedaron sepultados debajo de sus arenas rojas, dejando así a la superficie del planeta con ese paisaje seco y frío que muchos de sus padres conocieron cuando niños.
 
Mi profesora todavía había vivido entre los que conocieron a Marte como “el Planeta Rojo”: un mundo seco, frío y sin vida, sin embargo el Marte que existía cuando yo nací, y el que en ese preciso momento estaba observando con mis propios ojos desde aquel ventanal, tenía una imagen muy diferente…
 
—Por supuesto todo cambió el día en el que sucedió un hecho extraordinario —continuando la profesora Idunna con su clase—, algo que incluso hasta el más agnóstico de los científicos no tuvo más remedio que catalogarlo como: “un milagro”…
 
Ese “milagro” del cual hablaba la profesora Idunna sucedió a mediados del siglo XXI, cuando los ecosistemas de la Tierra empezaban a sufrir los estragos de la sobre explotación de sus recursos, y cuando un desconocido cometa gigante proveniente desde los más remotos límites del sistema solar exterior, fue descubierto de forma accidental acercándose hacia la Tierra, por lo que entonces todos los ojos de la ciencia se concentraron sobre este. Producto de aquellas observaciones se pudo determinar que aquel cometa estaba conformado en su mayor parte por CO2 congelado, es decir, era una gigantesca roca de hielo seco vagando por el espacio. Sin embargo dada su masa, en caso de impactar contra la Tierra, este sería capaz de borrar todo rastro de vida sobre dicho planeta. No obstante, casi de inmediato también se logró determinar que en realidad dicho cometa no se encontraba en curso de colisión hacia la Tierra, sino hacia su vecino de la cuarta órbita: Marte.
 
—¿Si la colisión de dicho cometa en contra de un planeta como la Tierra podía arrasar con todas las formas de vida que lo habitaban —pasó a preguntarnos entonces la profesora Idunna—, entonces mis queridos niños, cuál creen que sería la consecuencia de que este mismo cometa impactara en contra de un planeta como Marte?… Pues, ¡justo el efecto contrario!
 
Según como habían predicho los científicos, dicho cometa cayó finalmente sobre el polo norte de Marte. Este impacto produjo tanto calor que no sólo fue capaz de derretir por completo el hielo de su casquete polar, sino que además fue capaz de calentar por completo a todo el planeta.
 
—¿Recuerdan que les dije que el cometa estaba hecho de CO2? —continuó la profesora Idunna— Pues no sólo este gas que yacía congelado al interior de Génesis se volatilizó sobre toda la atmósfera marciana, sino que el mismo CO2 original del planeta, y el que yacía atrapado en forma de carbonatos sobre su suelo, se liberó también con el calor del impacto, retroalimentando así el sistema. Esto creó una capa de efecto invernadero tan densa, que le permitió a Marte no sólo retener el calor de este impacto, sino que incluso empezó también a ganar calor del mismo Sol, con lo que la temperatura en todo el planeta empezó a subir hasta alcanzar un clima templado. Fue así como también toda el agua que permanecía atrapada en el permafrost(2) bajo la superficie marciana se descongeló, haciendo que sus ríos vuelvan a fluir y sus mares se vuelvan a llenar.
 
”Y no sólo eso mis queridos niños —esta vez tomando una manzana para comerla mientras hablaba—, sino que el mismo impacto en sí terminó por enderezar el eje de rotación de Marte —cogiendo a continuación otra manzana para utilizarla como ejemplo.
 
En otra clase anterior, la profesora Idunna ya nos había explicado como el tirón de gravedad que la Luna ejerce sobre la Tierra mantenía estable su eje de rotación, y esa era la razón por la que siempre en la Tierra había cuatro estaciones de similar duración. Sin embargo ese no era el caso de Marte: sus dos lunas no tienen la suficiente gravedad como para mantener su eje de rotación estable, así que este se tambalea como un “trompo mal girado” a lo largo de su movimiento alrededor del Sol.
 
—Es por ello que si el impacto de este cometa no hubiera ocurrido justo en ese lugar y justo con esa fuerza, el clima de Marte jamás se hubiera podido estabilizar lo suficiente como para mantener ese nuevo clima templado que le había permitido a su superficie revivir. Además que los humanos jamás hubiéramos tenido una oportunidad para ir entonces a colonizar el planeta. Y fue por eso que dicho cometa fue bautizado con el nombre de “Génesis”.
 
”No obstante, no todo en esta historia es “color de rosa” —mientras pasaba a comerse otra manzana más —. Según los cálculos que efectuaron los científicos de ese tiempo, aproximadamente sólo un par de décadas después del impacto de Génesis sobre Marte, sin un vulcanismo interno que mantenga al planeta caliente, y con su núcleo muerto y sin un campo magnético para protegerlo del viento solar y la radiación, este volvería a perder su nueva atmósfera y a enfriarse, haciendo que toda su agua se volviera a congelar, y con lo que este planeta regresaría a ser el mismo mundo seco y frío que el hombre había conocido desde siempre. Sin embargo, los primeros hombres y mujeres que fueron a colonizar Marte, ¡no estaban dispuestos a permitir que esto pasara!
 
Tal y como la profesora Idunna nos estaba contando en esos momentos, en los años siguientes, una serie de misiones fueron enviadas a Marte con el objetivo de optimizar y perpetuar las condiciones ambientales que se produjeron en ese planeta tras el impacto de Génesis, esfuerzos que continuaban incluso hasta esas fechas. Fue así como poco a poco las colonias marcianas fueron creciendo, el planeta se fue poblando cada vez más y más, y hasta convertirse en la naciente potencia tecnológica e industrial que es el día de hoy. Afortunadamente, todo esto pasó antes de la Gran Guerra, pues de lo contrario hubiera sido imposible contar con los recursos suficientes para fundar tanto las colonias que hay en Marte como las que hay en la Luna, y las que en ese entonces, debido a la guerra y la destrucción del medio ambiente del planeta Tierra, se habían convertido en el último refugio para la humanidad.
 
Era por eso que en ese momento frente a mí tenía a un planeta Marte con colores contrastantes: su hemisferio sur era completamente rojizo, como un fiel recordatorio de que una vez fue conocido simplemente como “el Planeta Rojo”; mientras que por otro lado su hemisferio norte era azul, azul como se supone que alguna vez había sido la Tierra. Era el Oceanus Borealis, el mar que cubría la mayor parte de la región septentrional del planeta, y el cual había sido revivido luego de que el impacto de Génisis derritiera el hielo que aprisionaba al agua del planeta.
 
Dándole la espalda a esa vista me fui a dormir: mi cerebro simplemente ya no daba para más…
 
 
*****
 
Al día siguiente, lunes 21 de Marzo del año 2100, me presenté para rendir mi examen. Hasta el día de hoy no encuentro una explicación que me convenza de lo que sucedió ese día: tal vez de verdad sí fue el esfuerzo que le puse a mis estudios durante ese viaje que dio su fruto, o tal vez fue la presión que sentía por las expectativas que tenían mis padres sobre mí, o si por el contrario fue que recibí en algún momento una sobredosis de rayos cósmicos del espacio exterior que potenciaron momentáneamente mis facultades intelectuales, o porque justo ese día y en ese momento los planetas se colocaron en alguna extraña alineación cósmica que sólo se da una vez en un millón de años, y conmigo al centro; pero lo cierto fue que no sólo logré aprobar dicho examen, cuanto yo más bien todo el tiempo creí que lo reprobaría, sino que además obtuve una nota sobresaliente, superior incluso a la de muchos de mis antiguos compañeros de escuela, y los que siempre habían obtenido notas mucho mejores que las mías.
 
En realidad no hubo desaprobados y todos fueron admitidos en los diferentes colegios técnicos de Borealis, una nueva colonia marciana en construcción, llamada así debido a que con mucha ambición sería construida sobre el mismísimo polo norte del planeta, y hacia la cual todos nos dirigíamos. Tanto el nuevo trabajo de mi padre como Obrero Maestro, así como el resto de obreros selenitas que habían sido reasignados a Marte, estaban siendo llevados para trabajar en dicho proyecto. Ya de por sí construir una colonia en un lugar como ese y hacerla sostenible, era todo un reto administrativo y de ingeniería para aquel entonces, por lo que durante ese viaje a nadie le pareció extraño la cantidad de obreros que estaban siendo enviados a trabajar allí, o que incluso la educación que recibirían sus hijos de aquí en adelante sería específicamente para el mantenimiento de dicha obra.
 
Por otro lado en mi caso y debido a mis resultados en el examen, yo fui la única de ese primer grupo (ya que en los años siguientes se sumaron muchos grupos más) en ser admitida en una escuela especial: la Preparatoria HOPE. Ninguno de nosotros, ni siquiera mis padres o los otros adultos, teníamos idea en ese momento de qué se trataba esa tal preparatoria HOPE, sin embargo no sólo todos teníamos en claro que ingresar a esa escuela era una distinción especial a la que muy pocos hijos de obreros podían aspirar, sino que además aquel examen había arrojado que yo era la única de mi grupo que reunía las aptitudes necesarias para formar parte de esta. Como era de esperarse mis padres se sintieron sumamente contentos y orgullosos por tales resultados, y presumieron de eso con los demás padres de familia durante lo que restó del viaje.
 
 
*****
 
Ese mismo jueves, 25 de Marzo del año 2100, fue nuestra última noche en el Ares. Según nuestro itinerario, mañana desembarcaríamos en el puerto espacial de Xanthe durante el transcurso del día. La colonia Xanthe se había convertido en un lugar bastante famoso para nosotros en aquel entonces, pues sobre esta región de Marte se había establecido una próspera economía agroindustrial, y la que supo aprovechar muy bien la abundancia de agua y nutrientes minerales con los que contaba para producir alimentos a gran escala, suficientes como para abastecer a todo el planeta, e incluso para comercializarlos con la Luna.
 
Aunque ya nadie hacía uso de aquel salón que utilizábamos como sala de estudio antes del examen, yo decidí ir allí esa noche para contemplar a aquel nuevo mundo al cual estaba a punto de ingresar, y completamente inmersa en mis preocupaciones de adolescente. Ese mismo Abril iniciaría mis clases en aquella nueva escuela, HOPE, mientras que el resto de mis antiguos compañeros, y los que conocía a algunos incluso desde la primaria, asistirían a otra escuela, por lo que yo estaría completamente sola allá. En HOPE no sólo todos serían completos desconocidos, sino que dadas las notas necesarias para ingresar allí, seguramente todos serían mucho más inteligentes y mejores alumnos que yo. Ese pensamiento me aterraba: convertirme en la tonta e inútil de la escuela. El que yo en ese entonces fuera todavía una chica algo tímida y con dificultad para hacer nuevas amistades tampoco me ayudaba mucho.
 
Mientras contemplaba la imponente silueta de aquel planeta rojo y azul, al que estaba a punto de arribar, no me había dado cuenta de que justo a mi lado, muy cerca, había otra mujer contemplando la misma figura de Marte que yo. Se trataba de una mujer joven, aproximadamente unos 10 años mayor que yo, de tez muy blanca y un sedoso cabello negro, largo y lacio sujeto en una cola alta, el más hermoso y mejor cuidado que había visto en mi vida, además traía unas gafas ovaladas sobre unos, para mi extraños, ojos negros rasgados. Su atuendo también me llamó mucho la atención: vestía un saco gris sobre una blusa blanca, junto con una corta y apretada falda del mismo color, y pantimedias negras sobre sus piernas. Aquellas eran ropas que yo únicamente había visto entre los selenitas de la alta sociedad. Me quedé observando muy fijamente a aquella mujer por un par de minutos, hasta que de repente se dio cuenta y volvió a verme, muy seria.
 
—Ika ga desuka?(3) —me preguntó ella en una lengua incomprensible para mí.
 
En seguida mi reacción fue de total desconcierto, no sólo por no entender su idioma, sino por lo avergonzada que me sentía porque me haya descubierto observándola de esa manera.
 
—Cierto —dijo al segundo siguiente, tocándose la montura de sus gafas—, los Sangokujin no hablan mi idioma…
 
—¿Eh? ¿“Sangokujin”? —esa palabra en la lengua materna de aquella mujer significaba literalmente: “persona de tercera clase”(4), y era la forma como algunos de las clases altas nos llamaban a los refugiados y sus descendientes despectivamente. Esa era la primera vez que escuchaba esa palabra en ese idioma tan extraño.
 
—Tu traje y tus cabellos albinos: ¿tus padres son parte de los obreros que van a trabajar en el nuevo proyecto de Borealis, no es así?
 
—A bueno, sí… Yo… bueno yo… —como ya había dicho, todavía era particularmente tímida con los extraños.
 
En ese momento me percaté de otro detalle de su atuendo. Sobre la solapa de su saco llevaba una insignia formada por las siluetas superpuestas de una letra “A” y una letra “S”: el símbolo de la Alianza Areio-Selenita; sin duda aquella mujer era alguien que trabajaba directamente para el nuevo gobierno. El darme cuenta de eso hizo que me pusiera aún más nerviosa que al principio. Intenté decirle algo, algo para que no se sintiera ofendida, pero en aquella situación ya no era capaz de articular palabra alguna, hasta que…
 
—El maíz es una monocotiledónea porque su semilla tiene un solo cotiledón —sin pensar dije lo primero que se me vino a la mente. Como también ya había dicho yo no era una chica particularmente “brillante”, además que acababa de dar ese bendito examen, así que mi cerebro todavía no había vuelto del todo a la normalidad.
 
—Eso es muy interesante… —me dijo sin dejar de lado la seriedad de su rostro— Bueno, que te vaya bien en Marte niña —antes de darse media vuelta y retirarse.
 
La gravedad de la nave era tan baja, que era mucho más fácil desplazarse por esta dando pequeños saltos en vez de intentar caminar normalmente. Cuando aquella mujer se puso en marcha, no pude evitar no sólo no sentir admiración por lo grácil de sus movimientos, sino que además aquella fue la primera vez en mi vida que vi unos zapatos de tacón alto, que pese a lo incómodos y frágiles que se les veía a simple vista, sobre los pies de aquella mujer se veían como la forma más elegante y perfecta de someter a la escasa gravedad del entorno.
 
De verdad me sentí apenada en ese momento. Tal vez debí contarle que yo era la única de mi grupo que había conseguido ingresar a la preparatoria HOPE, o tal vez no: tal vez si descubrían que alguien como yo había logrado ingresar a esa escuela, hubiera hecho que anularan por completo el examen y volvieran a tomarnos otro pensando que había ocurrido un error muy ridículo a la hora de dar las calificaciones. Tras pensar en ello decidí dejar de pensar en más cosas por esa noche e irme a dormir de una buena vez.
 
 
*****
 
Desembarcamos en Marte ese viernes, 26 de Marzo del 2100, y las primeras cosas que vi allí resultaron ser mucho más maravillosas de lo que me había imaginado. Yo había visto el mar y cielo de la Tierra en muchas imágenes digitales de antes de la Gran Guerra, antes de que su mar se contaminara con toda esa basura, y antes de que su cielo se convirtiera en esa masa de aire gris y venenoso que veía desde mi hogar en la Luna. Aunque el cielo de Marte no era del todo azul como aquellas fotografías, y era más bien de tonos algo rojizo-amarillento, esa no sólo era la primera vez en mi vida que veía un cielo sobre mi cabeza, sino que podía verlo además con mis propios ojos a través del ventanal de aquel puerto espacial, y perderse en el horizonte hasta fundirse con el mar a la distancia.
 
Pese a lo hermoso de aquella visión frente a mis ojos, lo cierto es que ese cielo y ese mar todavía no podían ser disfrutados por el ser humano como sus similares de la Tierra del pasado. Recordé una imagen de la antigua Tierra en la que se mostraba a unas personas jugando alegremente en una playa de arena blanca frente a un mar cristalino; y utilizando además unas ropas muy cortas (las que apenas y cubrían sus partes más pudorosas) llamadas “ropas de baño”, y con las cuales podían zambullirse sin reparos en aquellas cristalinas y azules aguas. Nada de eso era posible bajo el cielo marciano.
 
Para empezar, no sólo la atmósfera marciana todavía no tenía suficiente oxígeno como para respirar bajo esta, sino que esta además era demasiado liviana y fría. Dentro de nuestros hábitats artificiales la presión del aire que respirábamos tenía aproximadamente la misma presión que la atmósfera de la Tierra a nivel de su mar: unos 100 KPa; sin embargo en aquel tiempo la presión atmosférica de Marte frente a las costas del Oceanus Borealis era de apenas unos 50 KPa, lo que se esperaría encontrar sobre las cumbres de las montañas terrícolas por sobre los 5000 o 6000 metros de altitud. Además, como la relación entre presión y temperatura sigue una función directa, a una menor presión se da también una menor temperatura, por lo que la temperatura máxima en el exterior era de apenas de 20°C al medio día y en sus días más cálidos, pero pudiendo bajar hasta los -20°C durante las noches de los días más fríos. En este caso estoy hablando sólo de Xanthe, una colonia ubicada a nivel del mar y muy cerca del ecuador del planeta, y por lo tanto con uno de los climas “más cálidos” de todo Marte; pero en el caso de las regiones al sur y por debajo del trópico de Virgo(5), con latitudes mayores a los 25° Sur, o en el caso de regiones de gran altitud como el Tharsis(6), por sobre los 6000 metros de altura, las condiciones climáticas hacían la vida humana por completo insostenible, pues allí aún era posible registrar temperaturas por debajo de los -50°C, tal y como era en todo Marte antes del impacto de Génesis. En ese momento, con la vista del Oceanus Borealis frente mío, podía meditar perfectamente en esas cosas… ¡Bendito examen de admisión que aún continuaba atormentando mi pobre cabeza y no me dejaba disfrutar del paisaje!
 
Aunque todavía tuve que esperar muchos años más hasta volver a llegar a ver otro mundo con su propio cielo y mar, ambos también con su propio encanto y belleza, aquellos cielo y mar marcianos aún permanecen dentro de mí como los primeros de mi vida. En realidad nada me hubiera gustado más, aparte de regresar a mi hogar en Tranquillitatis, que volver a ver Marte el día en el que su cielo se volvió completamente azul y su mar fue lo suficientemente cálido como para mojar mis viejos pies en sus aguas.
 
 
*****
 
Tras salir todos del puerto espacial, rumbo a las instalaciones de hábitat y a través de las zonas industriales y comerciales de Xanthe, todo me parecía sumamente impresionante. Marte contaba con enormes factorías que producían y quemaban enormes cantidades de combustible de origen orgánico para generar energía, siendo el principal de estos el metano y sus derivados. Este metano era obtenido a gran escala principalmente como parte de un complejo sistema de biorreactores, los que aprovechaban la actividad microbiana para descomponer los residuos orgánicos de origen agrícola, industrial y/o doméstico, para transformarlos en metano o en biocombustibles derivados de este. Aunque en la Luna teníamos un sistema de reciclaje similar para obtener energía, este no se comparaba en lo más mínimo con el sistema marciano, tal vez porque su producción agrícola era mucho mayor que la selenita, lo que le permitía contar con una mayor cantidad de residuos para la producción de biocombustibles, o porque tal vez en verdad Marte sí contaba con una tecnología mucho más avanzada que la de los selenitas, o simplemente una combinación de las dos cosas. Como sea, aquel sistema no sólo permitía optimizar al máximo el uso de recursos en Marte, sino que además aquellas enormes factorías que producían y quemaban biocombustible ayudaban con sus emisiones de CO2 a incrementar lentamente la temperatura del planeta, y mantener la vida sobre su superficie, cosa curiosa teniendo en cuenta que una acción similar en la Tierra de los siglos XX y XXI había contribuido más bien a la destrucción de ese planeta. También, aunque en una escala mucho más pequeña y mucho menos frecuentes, estaban las factorías que trabajaban a base de helio e hidrógeno y sus respectivos isótopos radiactivos, pero de estas hablaré todavía más adelante.
 
Todo en Marte me parecía gigantesco: las factorías, los biodomos para la producción agrícola, las instalaciones de hábitat, galerías en las que se intercambiaban productos y artículos de toda clase, incluso hasta ropa de la Tierra, todo… todo me parecía increíblemente gigantesco e impresionante. Supongo que aquello era lo más parecido que existía a las grandes ciudades de la Tierra de antes de la Gran Guerra. Como sea, ese primer día yo andaba completamente ansiosa y emocionada, casi dando saltos de un lado a otro para observar todo lo novedoso que había para ver y descubrir en aquel nuevo planeta.
 
No obstante al parecer mis padres no compartían mi mismo entusiasmo. Tras llegar a la superficie marciana y bajar del Ares, mis padres no empezaron a sentirse muy bien: les dolía la cabeza, sentían mareos y los músculos de su cuerpo se sentían acalambrados, por lo que les costaba mantenerse de pie y hasta respirar, incluso mamá vomitó un par de veces antes de salir del puerto espacial, y otro par de veces en el hospedaje que se nos asignó para pasar esa noche. Aunque mis padres habían nacido en la Tierra, luego de vivir por tantos años en la Luna sus cuerpos se habían acostumbrado a su gravedad, y si a esto le sumamos los tres meses que nos la pasamos viajando en el Ares apenas con microgravedad, era muy comprensible que sus cuerpos apenas y pudieran soportar la gravedad de un planeta como Marte, y por lo que ambos tuvieron que abandonar el puerto espacial en una silla de ruedas al igual que muchos otros pasajeros. Yo por mi parte, aunque si bien sí me sentía mucho más pesada que antes, al parecer esos cambios de gravedad no me afectaban en gran medida: pese a haber nacido y vivido toda mi vida hasta ese momento en la Luna, la mayor gravedad de Marte parecía no afectarle en lo más mínimo a mi cuerpo.
 
—Es que los de tu generación nacieron para conquistar y colonizar el espacio —me dijo entonces mi madre con simpatía y con el poco aliento que le quedaba. Aunque ni yo ni ella lo sabíamos a ciencia cierta en ese momento, en sólo un par de años más terminaría por descubrir que aquella afirmación, pese a ser hecha muy a la ligera, resultó ser también muy acertada…
 
Mientras nos dirigíamos hacia nuestro hospedaje, volví a ver a esa mujer de ojos rasgados que conocí en el Ares, sólo que esta vez a lo lejos. Iba movilizándose por otra rampa móvil que cruzaba por la zona de hábitat, y escoltada por lo menos por unos seis guardias armados que vestían esos intimidantes trajes negros que tanto temor solían producirme de niña. Tal y como me lo había imaginado, a ella tampoco parecía afectarle en lo más mínimo el cambio de gravedad. Supuse entonces que debido a su trabajo como funcionaria del gobierno viajaba tan a menudo entre Marte y la Luna que simplemente su cuerpo ya estaba acostumbrado, sin embargo luego me enteraría que los humanos de su clase en realidad debían someterse a un régimen de alimentación y entrenamientos especiales muy rigurosos para que así sus cuerpos fuesen capaces de soportar aquellos cambios de gravedad producto de viajar por el espacio entre un mundo y otro (muy a diferencia de mí, que mis genes me dotaban de esa misma capacidad de forma natural).
 
Yo no me lo pude imaginar en ese momento, pero esa no sería la última vez que vería a esa mujer. Pese a todas las cosas malas que ella hizo en su pasado, y las que incluso continuó haciendo desde ese día en adelante, esa mujer y yo terminaríamos por convertirnos en grandes amigas, o al menos, eso es lo que quiero pensar cada vez que la recuerdo. Aunque no quiero justificar sus acciones, lo cierto es que no sólo yo, sino que tal vez tanto el resto de la humanidad como todas las especies que vinimos después, le debemos nuestra sobrevivencia en este universo, y aunque a ella nunca se le diera ningún mérito ni reconocimiento por ello.

Notas:

1. Esto según la teoría de “El Gran Impacto”, la cual explica que la Luna se formó a partir de restos de la corteza terrestre que salieron despedidos al espacio tras la colisión de la Tierra contra un protoplaneta llamado Tea.
2. Capa de hielo que permanece congelado debajo del suelo. Es común en las regiones con clima muy frío, o cercanas a los glaciares.
3. “¿Se te ofrece algo?”, en japonés.
4. En realidad, “persona del tercer país” en japonés. Era la forma despótica de referirse a los habitantes de las ex colonias japonesas en China y Corea, y que después de la segunda guerra no tenían una situación jurídica clara (no eran considerados ciudadanos japoneses ni chinos ni coreanos). Por extensión el término en tiempos modernos acuñe a los “no japoneses” que normalmente se dedican a las actividades delictivas y que al mismo tiempo son migrantes de países considerados como “pobres” o “subdesarrollados”.
5. Los trópicos en Marte corresponden a Picis (norte) y a Virgo (sur). Esta denominación es debido a que cuando se producen los solsticios en este planeta, el Sol se halla sobre dichas constelaciones, tal y como ocurre en la Tierra con Cáncer (norte) y Capricornio (sur).
6. Región marciana ubicada al norte de la zona ecuatorial, sobre el sector MC-09 según la USGS. Toda esta región se encuentra por encima de los 5000 metros de altitud, además de encontrarse aquí las cumbres más elevadas no sólo de todo el planeta, sino que de todo el sistema solar: los “Montes Tharsis” (Ascraeus de 11km, Pavonis de 7km, y Arsia de 9km), así como el mismísimo Monte Olimpo (22km de altura).




Gracias por leer Very Happy


Última edición por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 11:33 pm, editado 1 vez
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Misión Espacial HOPE - Cap03

Mensaje por epiman157 el Sáb Ago 29, 2015 8:32 pm

A partir de este punto los capítulos serán más o menos quincenales o mensuales (todavía tengo que ver mi agenda). Gracias  Very Happy

Capítulo 03
El Camino a Borealis 


Spoiler:

Luego de pasar nuestra primera noche en Marte hospedados en una posada de Xanthe, esta especialmente asignada para los obreros que habíamos llegado de la Luna, tuvimos nuevamente que prepararnos esa mañana para continuar nuestro viaje hacia Borealis esa misma tarde. Aunque mis padres todavía no estaban del todo repuestos, luego de una noche entera de descanso sus cuerpos se sentían mucho mejor que el día de ayer.
 
Recuerdo que esa mañana cuando me disponía a asearme en el baño, me topé por primera vez en mi vida con una ducha. A diferencia de aquel planeta Marte que contaba con tanta agua a su disposición, en mi hogar en la Luna esta era sumamente escasa y valiosa, por lo que aparte de tener que reciclarla todo el tiempo, esta era destinada casi exclusivamente para beberla y para la producción de nuestros alimentos. En cambio para nuestro aseo personal se nos distribuían unos paños impregnados con un químico especial con propiedades desinfectantes, y el que además removía la mugre y evitaba los malos olores. De niña mi madre solía ayudarme frotando mi espalda con estos paños cuando nos bañábamos juntas.
 
Como yo no estaba familiarizada con ese tipo de “tecnología”, mi madre me indicó muy brevemente como se utilizaba esa ducha desde su cama (ella y papá necesitaban descansar todavía un par de horas más): uno se paraba desnudo debajo de la regadera, se giraba la llave del agua, y luego de eso el agua empezaba a caer sobre uno, nada del otro mundo por lo que la probabilidad de error era casi nula. Procedí de esa forma, pero habían dos llaves en lugar de una como se me indicó, por lo que decidí por mi cuenta abrir una al azar; sin embargo el agua que inmediatamente salió por la regadera estaba muy fría, y haciéndome pegar un pequeño grito de sobresalto. No es que esa agua estuviera particularmente fría, pero siendo esa la primera vez que un chorro de agua empapaba mi cuerpo de golpe, esa sensación me tomó por sorpresa.
 
—¿Está todo bien, hija? —me preguntó mamá luego de escuchar mi pequeño grito.
 
—¡El agua!… —le respondí todavía bajo la regadera— ¡El agua está muy fría!
 
Abre la otra llave entonces. Esa debe ser la del agua caliente.
 
Nuevamente seguí sus indicaciones: cerré la primera llave y de inmediato abrí la segunda; pero en cuanto lo hice esta vez el chorro salió demasiado caliente, de verdad muy caliente, por lo que pegue otro gritó.
 
Pero niña, no cierres la llave del agua fríame dijo a continuación mi madre, después de escuchar mi segundo grito—. Se supone que tienes que ir graduando la temperatura del agua con las dos llaveshaberme dicho eso desde un comienzo
 
El jabón y el champú fueron otra historia. A un lado de la ducha habían tres viejos recipientes, cada uno con algún tipo de sustancia líquida viscosa, y entre los cuales uno se suponía que era el jabón. Sin embargo las etiquetas de aquellos recipientes estaban tan ilegibles que me fue imposible saber cuál contenía al jabón (yo tampoco había conocido aquella sustancia hasta ese día). Por eso decidí nuevamente dejarle esa elección al azar. Unté el líquido de una de esos recipientes sobre mi cuerpo, y según lo que me había dicho mamá, lo frote esperando que se produzca algo de espuma, sin embargo nada de eso pasó. Me apliqué más de ese mismo líquido una segunda y una tercera vez, pero siempre se dio el mismo efecto. “¿Acaso tendría tanta mugre pegada al cuerpo que aquella cosa llamada ‘jabón’ no surtía efecto en mí?”, pensé entonces, y creyendo además que tal vez después de 15 años utilizando aquellos paños mi cuerpo había perdido la capacidad de reaccionar ante el jabón. Al final ese resultó ser el recipiente de reacondicionador… Supongo que en ese entonces había gastado toda mi suerte con el azar en mi examen de admisión, por lo que cuando por fin descubrí al jabón ya se me habían quitado las ganas de conocer también al champú.
 
Fuera que aquellos dos incidentes yo de verdad disfruté mi primer baño con agua; sin embargo, mientras remojaba mi cuerpo, no pude evitar meditar en toda esa agua que había gastado tan sólo en ese instante: en mi hogar en la Luna yo y toda mi familia hubiéramos tendido más que suficiente como para beber por unos 3 o 4 días. Supongo que luego de haber vivido toda mi vida hasta ese entonces viendo al agua como a un recurso escaso y precioso, me costaba ahora trabajo gastarla tan frívolamente. Por otro lado papá y mamá de verdad se sintieron contentos de volver a disfrutar de una refrescante ducha, y luego de haber vivido tantos años de austeridad en la Luna, aunque me reprendieron por haber gastado casi todo el reacondicionador.
 
Tampoco era que la Luna fuera completamente carente de agua: había mucha congelada en sus casquetes polares. Sin embargo cuando yo vivía en la Luna todavía no había ninguna colonia allí, pues dado el elevado costo que significaría para la A.A. Selenita mantener una colonia operativa en dicha ubicación: con perpetuas temperaturas bajo cero, sin luz solar durante todo el año, y por ello sin la posibilidad de producir sus propios alimentos, y peor aún con recursos logísticos y energéticos limitados, eso era inviable. No fue sino hasta algunos años después, cuando se logró por fin tener acceso a una fuente de energía mucho más abundante y eficiente, que fue viable instalar colonias en los polos lunares para extraer y distribuir esa valiosa agua hacia el resto de las colonias selenitas, pero ya hablaré de ello más adelante…
 
 
*****
 
La tarde de ese sábado, 27 de Marzo del 2100, nos embarcamos en un crucero de carga hacia Borealis: el Vikingo. Una cosa era tomar una ducha por primera vez, pero navegar ahora en todo un océano de agua líquida era otra cosa completamente distinta, y ambas el mismo día, definitivamente fue demasiada excitación para mí.
 
Eran aproximadamente unos 2500 Km entre Xanthe y el círculo polar norte marciano, donde se encontraban instaladas plataformas de apoyo para la construcción de Borealis. El Vikingo era capaz de cubrir dicha distancia en aproximadamente una semana, no pudiendo ir más allá de ese punto dado que los hielos polares eran demasiado gruesos como para que el Vikingo los atravesara. Desde esa ubicación deberíamos continuar nuestro viaje por aire unos 1500 Km más hasta el mismísimo centro del polo norte, y donde ya había empezado la construcción de la que sería la futura colonia marciana de Borealis.
 
Mientras surcábamos el Oceanus Borealis, mi padre conoció a un hombre muy interesante, un anciano de cabellos y barba blanca a pesar de no ser albino, y que pese a los años que su cuerpo cargaba encima, su semblante aún conservaban parte de la vitalidad de su juventud. Este anciano respondía al apellido de Leninger, y nos contaba que una vez, durante su juventud en la Tierra, él también fue capitán de un navío. El capitán Leninger estuvo al mando de un buque de guerra que formaba parte de una flota conocida como OTAN, o al menos eso fue más o menos lo que le entendí. Cuando la Gran Guerra dio inicio, el capitán Leninger fue uno de los pocos oficiales que se negaron a invadir y saquear puertos de países desarmados, y que apenas y tenían alimentos suficientes para su población, para él eso era algo completamente inhumano. Antes que lo peor del conflicto se desatara, él decidió renunciar a su cargo y unirse a una organización que ayudaba a llevar refugiados hacia las colonias marcianas, y en donde sirvió como tripulante. Con el tiempo nuevamente alcanzó el rango de capitán, pero esta vez de un transbordador espacial, y del cual continuó al mando haciendo incontables viajes entre la Luna y Marte hasta el día en el que fue obligado a jubilarse.
 
La razón por la cual el capitán Leninger viajaba también con nosotros, era debido a que había sido llamado por el nuevo gobierno de la Alianza para una misión especial. Como era de esperarse, él no nos contó los detalles, pues eso era un secreto militar; sin embargo sí nos dijo que muy posiblemente este sería su último viaje por el océano, así que era normal verlo ponerse nostálgico de la nada mientras viajábamos, en especial mientras mirábamos las olas a través de las escotillas de la nave.
 
Afuera en el mar, pese a que desde los primeros años de la colonización de Marte ya se habían sembrado cianoalgas(1) en sus aguas, y otros organismos unicelulares similares para empezar con la producción de oxígeno, la atmósfera del planeta aun distaba mucho de ser respirable. Además la temperatura no sólo descendía más y más conforme nos acercábamos al polo norte, sino que también por eso mismo nos topábamos con una capa de hielo más y más gruesa, incluso con bloques de hielo de gran tamaño que interrumpían nuestro paso. Pero esos no eran los únicos motivos por los cuales el interior de nuestro barco estaba por completo presurizado, pues para poder quebrar el hielo fácilmente durante su avance, y evitar que nuestro viaje se retrase por esa causa, el Vikingo, así como otros barcos de su mismo tipo, contaba con un particular sistema de ultra sonido en la parte delantera de su casco para debilitar el hielo, y por el cual el interior de la nave debía permanecer sellado para evitar dañar los oídos de sus pasajeros. Gracias a este sistema sólo era necesario desacelerar o incluso detenernos cuando en nuestro curso nos topábamos con algún bloque de hielo tan grande que tardaba en resquebrajarse.
 
Supongo que en estos momentos la comitiva de la Alianza que salió de Xanthe ya debe estar instalada allá en Borealeis —me dijo un día el capitán Leninger, mientras observábamos los bloques de hielo quebrarse alrededor de nuestro barco—. Aunque yo iba a viajar junto con ellos en avión, me negué rotundamente dado que yo realmente deseaba hacer este viaje por barco, sin importarme el tiempo que ello me demorase, incluso si el viaje se hiciese eterno lo disfrutaría hasta el final. Ese fue mi capricho. Desde niño yo siempre amé el mar, por eso cada vez que me pongo a pensar en lo que nuestros abuelos y los de mi generación le hicimos al mar de nuestro planeta natal, no puedo evitar sentirme acongojado…
 
”Afortunadamente aquí en Marte todavía queda un mar sobre el cual navegar. Digo todavía, porque según los últimos reportes de los científicos, dentro de los siguientes diez años la temperatura de este planeta continuará descendiendo hasta hacer que toda esta agua se congele por completo, y este mar se vuelva a secar. Supongo que cuando tú y tu familia estuvieron en Xanthe vieron las enormes factorías que hay allí, ¿no es así niña? Ja, es muy irónico pensar como en un momento fuimos capaces de calentar tanto la Tierra, emitiendo descontroladamente esas cantidades de CO2 a su atmósfera, y hasta el punto de desestabilizar por completo su clima; pero en cambio ahora, no somos capaces de emitir suficiente CO2 a la atmósfera de este planeta como para mantenerlo caliente.
 
”Cuando Marte termine de enfriarse no sólo será el fin para este océano, sino para toda la humanidad. Aunque aparentemente la vida en este planeta se ve próspera, lo cierto es que apenas y podemos producir suficiente energía para mantener nuestras instalaciones operando y nuestros hábitats calientes, por lo que si las temperaturas llegan a bajar todavía más, será imposible sostener la vida en nuestras colonias. Este problema no sólo nos afecta a nosotros aquí en Marte, sino también a los selenitas, pues sin los alimentos y otros bienes que se producen aquí en este planeta, la vida en la Luna también se tornará insostenible.
 
”A eso hay que sumarle además a los miles de refugiados que todavía vienen de la Tierra: gente que se las ingenió para sobrevivir a lo peor de la guerra, la mayoría de ellos hambrientos y enfermos, pero con la esperanza todavía de encontrar un nuevo hogar para vivir. Aunque ellos también son nuestros hermanos es poco lo que la Alianza puede hacer por ellos, pues ni Marte ni la Luna tienen suficientes recursos para acogerlos. Es muy triste pensar no sólo en ellos, sino que la angustia aumenta mucho más, si nos ponemos a pensar que tan sólo en un par de décadas más, nosotros también podemos acabar en un estado igual o más lamentable que el de esa pobre gente. Definitivamente la humanidad se encuentra condenada, un justo castigo por todo lo que le hicimos a nuestro propio planeta madre, por la forma en como destruimos sus bosques, arrasamos el suelo, envenenamos su agua y su aire, y todo para satisfacer nuestro propio confort.
 
”Sin embargo, ¿sabes una cosa niña?… ¡Eso no pasará! No pasara porque tú y yo lo evitaremos… ¡Tú y yo pequeña salvaremos a la humanidad! Jaja, ¡ya lo verás! Cuando lleguemos a Borealis, y aunque nos toque seguir caminos distintos, todos nosotros trabajaremos muy duro para darle otra oportunidad a la humanidad. Tal vez yo no viva lo suficiente como para ver ese día, pues yo sé muy bien que mi pasaje en este viaje es sólo de ida, pero tú pequeña Laria, ¡yo sé que tú vivirás para ver el día en el que la humanidad logrará conquistar esta galaxia y salvarse de su propia extinción! Por favor, cuando le hables a las siguientes generaciones de mí, hazlo con amabilidad, aunque yo sé muy bien que sólo soy un viejo testarudo… Ja, ja…
 
Pese a que esos parecían los delirios de un viejo cuya mente ya había caído en la senectud, esa misma noche no sólo descubrí que sus palabras tenían mucha razón, sino que además, tal y como él me pidió, recuerdo con amabilidad y cariño aquel viejo capitán, y el cual todavía no había tenido su última travesía.
 
 
*****
 
Al igual que cuando salimos de la Luna, el Vikingo no era el único barco con destino al polo norte marciano, sino que éramos parte de todo un convoy de barcos de similares características para surcar aquel océano congelado, y transportando también obreros hacia ese mismo destino. Aquellos obreros no habían sido únicamente traídos desde las colonias selenitas, sino que también había varios barcos transportando miles de obreros más traídos desde las otras colonias marcianas, y entre otros pasajeros como el capitán Leninger, por ejemplo. Prácticamente toda la fuerza laboral que se podía conseguir en Marte, y dejando apenas el mínimo indispensable de obreros en el resto de sus colonias para mantenerlas funcionando, y ni aun así parecían ser suficientes. Definitivamente la Alianza Areio-Selenita planeaba construir algo muy grande y en el menor tiempo posible allí en Borealis.
 
Por fin esa noche, cuando estábamos a apenas a un par de días más de travesía de nuestro destino, se nos reunió a todos en una de las bodegas de carga del Vikingo, al mismo tiempo que eso mismo se hacía en el resto de barcos del convoy, y para mostrarnos una transmisión oficial del gobierno de la Alianza Areio-Selenita. Para ello se instaló una enorme pantalla, convenientemente puesta hacia la parte delantera de la bodega para que todos podamos ver la transmisión. Esa constituiría la primera inducción, en la que no sólo se nos explicaría cuál sería nuestro trabajo como obreros en Borealis, sino que además se nos aclararía de una vez en lo que consistiría exactamente ese proyecto al que estábamos siendo enviados y su verdadera envergadura.
 
—Buenas noches a todos —apareció entonces en pantalla un hombre de rubios cabellos y ojos azules, vestido de saco y corbata—, quien tiene en este momento el placer de dirigirse a ustedes es el presidente Holdridge, y yo al igual que ustedes, también soy uno de los desterrados de la Tierra…
 
El presidente Holdridge era tal vez la persona más importante en todo Marte, y pese a que en la Luna habíamos escuchado mucho de él, esta era la primera vez que veíamos su rostro. Lo que sabíamos de ese hombre era que sus padres habían sido parte de los primeros exploradores y colonizadores de Marte. Él y su familia fueron los principales impulsores de la industrialización del planeta, hasta llegar a presidir la principal colonia de producción de alimentos y productos manufacturados de ese entonces: Xanthe. Cuando Marte al igual que la Luna se declaró una Administración Autónoma, Holdridge fue elegido casi por unanimidad entre sus símiles de las demás colonias para presidir la junta administrativa que gobernaría a ese planeta. También él fue uno de los principales impulsores de la Alianza Areio-Selenita, y bajo el dogma de: “todos los humanos escapados de nuestro propio Armagedón, deberíamos unir nuestros esfuerzos, recursos, y hasta nuestras propias almas en pro no sólo de sobrevivir, sino de encontrar la manera de reconstruir nuestro hogar y regresar a él”. Puede que el nuevo gobierno de la Alianza le restara autoridad y poder de decisión a su cargo, pero aun así el presidente Holdridge continuaba siendo un hombre sumamente respetado y querido por el pueblo marciano, gracias a su carisma, su idealismo, y la moral que había demostrado hasta el momento, la misma moral que la Alianza con el tiempo consideraría como un estorbo para sus planes a futuro.
 
—Aunque la Alianza Areio-Selenita ha hecho todo lo posible por volver a recolonizar la Tierra —continuaba el presidente Holdridge con su discurso—, colaborando incluso con los sobrevivientes de la Gran Guerra que todavía permanecen allí, lo cierto es que ni en Marte ni en la Luna tenemos suficientes recursos para dicha empresa. Aunque estos sobrevivientes se han organizado en colonias como nosotros, estas apenas son capaces de producir suficientes alimentos para la población que albergan, e incluso estas muchas veces resultan ser insalubres debido a la contaminación acumulada en su suelos, en su agua, y hasta en su aire. Hemos intentado asistirlos con filtros, con alimentos, y hasta con medicinas, pero lamentablemente toda esa ayuda ha resultado insuficiente: limpiar el desastre que nuestros abuelos, nuestros padres, y hasta algunos de nosotros mismos hicimos allí es imposible con nuestros medios actuales. El sueño de regresar a nuestra madre Tierra parece cada vez más inalcanzable…
 
”Sin embargo no es acerca del infortunio de nuestros hermanos en la Tierra, o de lo poco que podemos hacer por ellos y por el planeta, de lo que quiero hablarles esta noche. La razón por la cual me dirijo a ustedes hoy, antes que al resto de los hombres, incluso antes que a mi propio pueblo, es debido a que tenemos en este momento una preocupación mucho mayor frente a nosotros…
 
”Como de repente muchos de los presentes saben, Marte logró descongelarse parcialmente gracias al impacto del cometa Génesis hace unas cuantas décadas atrás. Desde ese entonces los humanos pusimos en marcha el proyecto “Terra-2”, para así estabilizar el clima de este planeta y poder convertirlo en nuestro nuevo hogar. Sin embargo pese al esfuerzo de nuestros científicos, lo único que hemos conseguido es retardar el proceso de enfriamiento del planeta, hasta llegar a encontrarnos frente a una situación en la cual ya no nos es posible continuar haciéndolo más… Sí señores, Marte se está enfriando, y a tal ritmo que tan sólo en un par de décadas volverá a ser el mismo planeta seco y frío que nuestros ancestros conocieron en el pasado, y cuando eso ocurra será el fin para todos nosotros, marcianos y selenitas por igual…
 
Tras esas palabras, el ambiente se volvió algo tenso dentro de aquella bodega. La angustia y el nerviosismo hicieron presa de muchos de los presentes. ¿Si Marte se enfriaba, sus colonias tendrían suficientes recursos energéticos para mantenerse calientes, para mantener funcionando sus industrias, para continuar produciendo alimentos?… Todos sabíamos muy bien que bajo esas condiciones estas no serían capaces de subsistir. Marte una pieza clave para mantener el actual sistema económico y productivo que involucraba también a la Luna, por lo que si sus colonias colapsaban, las colonias selenitas serían las siguientes. Con esto toda la humanidad estaba nuevamente amenazada. Aunque el enfriamiento de Marte era una posibilidad, a nadie se le había ocurrido pensar que esa situación se daría durante esta generación, sino que más bien ese problema lo tendrían que enfrentar alguna de las generaciones futuras, estas con muchos más recursos y una tecnología lo suficientemente avanzada como para poder resolverlo.
 
Aunque yo ya había escuchado eso de boca del capitán Leninger, en realidad no me lo había tomado enserio, por lo que mi sorpresa y angustia tampoco se hizo esperar. Sin embargo esta o la de cualquiera de los jóvenes de mi generación, no tenía ni punto de comparación con la gran desesperanza que sintieron muchos de los adultos en ese momento. La generación de mis padres ya había sufrido mucho por la guerra y la pérdida de sus hogares en la Tierra, así que la mayoría de ellos no concebían en sus mentes volver a tener que pasar otra vez por lo mismo, y menos tan pronto: todos ellos creían que lo peor ya había pasado, que por fin habían logrado encontrar un lugar seguro donde vivir en paz, y que esos problemas y angustias ya habían sido resueltos.
 
¿Pero alguien sabe por qué nuestro proyecto Terra-2 no ha tenido éxito? —añadió el presidente Holdridge— ¿Por qué se nos ha hecho imposible transformar a Marte en una segunda Tierra? Pues eso se debe a que Marte es un planeta muerto, es decir, no tiene ningún tipo de actividad interna que lo mantenga con vida. Su núcleo es frío y pasivo, y con ello es imposible mantener su atmósfera estable y caliente, así como también al resto del planeta.
 
Por supuesto que sabíamos eso. Yo lo sabía incluso desde que estaba en la primaria. En ese momento a ninguno de nosotros se nos ocurría pensar a donde estaba llevando todo esto. Lo único que nos quedó claro fue el por qué las autoridades nos habían mantenido oculto todo aquel asunto hasta el último minuto: hasta que estuvimos dentro de aquellos barcos y sin posibilidad de comunicarnos con nadie en el exterior.
 
—Sin embargo, hermanos marcianos y hermanos selenitas, no sólo he venido a hablarles de fatalidad esta noche, sino también de esperanza… Pues sí, ¡todavía tenemos una esperanza para revertir esto! Y esa esperanza se encuentra en las manos de ustedes…
 
Tal y como dijo el presidente Holdridge en ese momento, un pequeño rayo de esperanza nos iluminó con esas palabras: ¿acaso allí estaba el verdadero propósito por el cual todos habíamos sido enviados hasta tan lejos? Fue recién en ese momento en el que las palabras del capitán Leninger empezaron a cobrar sentido para mí: “¡Tú y yo pequeña salvaremos a la humanidad!”.
 
—Es justo por eso que todos ustedes han sido convocados —continuó ahora mucho más animoso el presidente Holdridge—, no sólo de todas las colonias que hay a lo largo del planeta Marte, sino también de la Luna, e incluso refugiados de la Tierra que se han hecho aquí presentes aquí deseosos de ayudarnos a evitar el fin de la humanidad. ¡Sí! ¡Todos ustedes son los que van a ayudar a salvar a toda nuestra especie!
 
”Lo que hemos venido a construir en Borealis, es tal vez la obra de ingeniería más grande y ambiciosa que jamás antes en toda la historia de la humanidad se había intentado realizar… ¡Si mis hermanos y hermanas! ¡Lo que todos juntos vamos a hacer aquí es reactivar el núcleo de Marte para revivir así a todo el planeta!… Y esto lo conseguiremos construyendo el primer pilar de terraformación en toda la historia de la humanidad: ¡“el Gran Pilar de Terraformación de Marte”!
 
Lo que la Alianza estaba planeando era construir un pilar de dimensiones colosales, tan grande o incluso más que cualquier otra colonia construida hasta ese día, y lo suficiente como para controlar el clima de todo el planeta. Así que Borealis no sería una colonia en sí, sino una gigantesca máquina con gente viviendo en su interior, está enteramente dedicada a su mantenimiento y al de sus operaciones. Incluso los jóvenes que habíamos sido llevados allí también, seríamos educados, capacitados y entrenados para en el futuro también formar parte de la fuerza laboral para dicho proyecto.
 
Según los planos preliminares que se nos mostró esa noche, por un lado este pilar estaría enterrado a suficiente profundidad como para alcanzar el núcleo del planeta Marte, y por el otro sería tan alto como para alcanza su estratósfera. Hacia su núcleo, el pilar enviaría una serie de fuertes descargas electromagnéticas, y de la misma forma como un desfibrilador era capaz de volver a reanimar un corazón infartado, dichas descargas estimularían el núcleo de Marte, haciéndolo girar para producir nuevamente calor interno. Al mismo este nuevo movimiento del núcleo generaría un también nuevo campo magnético, y el cual sería a su vez controlado por la parte del pilar que alcanzaría la estratósfera mediante potentes radiotransmisores de alta frecuencia(2), y lo que permitiría estabilizar el clima y la atmósfera del planeta. De este modo el pilar funcionaría como especie de máquina geológica-climática, capaz de controlar todos los procesos geo-atmosféricos del planeta entero.
 
Esto no sólo evitaría que Marte volviera a enfriarse, sino que según las palabras del presidente Holdridge, se reviviría también por completo al planeta. Con la actividad del núcleo reactivada y con todo este calor generado, sus volcanes tanto en Tharsis como en Elysium(3), y hasta el mismísimo monte Olimpo(4), no sólo volverían también a la vida, sino que sus calderas y sus gases se encargarían de mantener caliente la atmosfera de todo el planeta. Además la razón por la cual este proyecto no podía llevarse a cabo en ningún otro lugar del planeta que no sea su polo norte, era debido a que sólo allí era posible estabilizar su eje de rotación. Como ya había mencionado, este se encontraba en un ángulo constante sólo debido al impacto de Génesis años atrás, pero con cada vuelta del planeta alrededor del sol, este había empezado a oscilar nuevamente. Debido a esto sería ahora el pilar el que cual se encargaría de esta función.
 
El pilar tendría además una enorme plataforma hexagonal de varios pisos de alto como base, y al mismo tiempo una segunda plataforma de similares dimensiones sobre su sección final en la estratósfera. Estas plataformas no sólo serían el sostén de la gigantesca máquina, sino que además funcionarían como centros de operaciones, hábitats para sus trabajadores, y los que albergaría inclusive zonas residenciales, comerciales, y de otros servicios, al igual que los de cualquier otra colonia común y corriente. La plataforma de la base tendría varios niveles para ayudar a fijar la estructura principal al hielo, al océano, y a la corteza interna del planeta; mientras que la plataforma en la estratósfera sostendría también dicha estructura, mediante un nuevo tipo de tecnología aeroestática y antigravitacional. Así mismo, ambas plataformas estarían conectadas por una serie de puentes verticales, lo que además permitirían a los trabajadores darle mantenimiento a todos los demás niveles del pilar.
 
Todo este sistema funcionaría en cadena, terraformando así a Marte de manera completa y definitiva, de modo que el sueño de una segunda Tierra ya no sería una fantasía sino una realidad. Sin embargo todo este proyecto debía además concluirse en poco más de 10 años, dado que ese era el límite que los científicos de la Alianza habían estimado antes de alcanzar el punto crítico para Marte y sus colonias.
 
La idea parecía descabellada, una completa locura, pero la esperanza muchas veces es descabellada y completamente alocada. Sin embargo lo más impresionante de todo esto era, que si este proyecto tenía éxito, esta misma tecnología podría utilizarse para limpiar el medio ambiente de la Tierra. Si la biosfera de ese planeta era restaurada, podríamos utilizar los bancos de germoplasma que cuidábamos celosamente en nuestras colonias tanto en Marte como en la Luna, para restaurar nuevamente también su biodiversidad, tal y como pasó en el relato bíblico de Noé. ¿Y por qué no hacer lo mismo también en Marte? ¿Por qué no hacer lo mismo también en todos los otros mundos del sistema solar? ¿Por qué no convertir a esta galaxia entera en un paraíso lleno de vida? En realidad todos esos no eran más que sueños locos, pero en ese momento de verdad mis padres y los demás adultos necesitaban de esa clase de sueños. Si de verdad podíamos ser capaces de revivir un planeta muerto como Marte, entonces salvar a un planeta enfermo como la Tierra, ya no sería tampoco sólo una locura.
 
 
*****
 
En cuanto la reunión terminó y dicho plan para terraformar Marte se nos explicó en su totalidad, no sólo la esperanza volvió al rostro de todos, sino que se dieron además una mezcla de sentimientos de emoción y orgullo: “Nosotros seremos los que salvaremos a la humanidad”, pensaron muchos y no era para menos. Si bien los científicos e ingenieros de Marte habían diseñado y planificado la construcción de semejante estructura, sería nuestra fuerza laboral lo que lo haría posible: nosotros éramos la pieza clave para el éxito de este proyecto, por lo que muy bien podíamos sentirnos como “héroes”. Creo que ese fue el objetivo de la Alianza, al hacer que sea el presidente Holdridge, y no ningún otro de sus funcionarios, el que nos hablara acerca de esto.
 
Por eso esa noche, no sólo en el Vikingo sino también en todos los otros barcos, hubo una gran fiesta para celebrar al “Gran Pilar de Terraformación de Marte”, y el cual en sólo unos cuantos días empezaría a ser levantado con nuestras propias manos. Incluso en cuanto el bullicio empezó, el resto de la tripulación también se nos unió. El capitán Leninger tampoco se tardó en aparecer, e incluso, él me sacó a bailar un par de veces aprovechando la música y la algarabía del momento.
 
Hubo mucha comida y baile esa noche, y las bebidas tampoco faltaron. Incluso esa noche mi padre me dejó probar por primera vez el alcohol: un tipo de agua ardiente que los adultos habían aprendido a elaborar de forma artesanal también con los restos orgánicos de lo que cultivábamos.
 
—Aunque tengas sólo 15 años —me dijo mi padre con la botella de licor en mano—, ya eres toda una mujer, Laria. ¡Es más!, si viviéramos en los tiempos de mis abuelos, ya podrías casarte y tener tus propios hijos. Así que, aunque sea sólo un trago, ¡bebe!
 
Fue sólo un sorbo, pero en cuanto el alcohol tocó mi paladar, sentí como este me quemaba desde el interior (supongo que por eso la llamaban “agua ardiente”). La cara que puse en ese momento fue tan extraña que tanto mi padre como el capitán Leninger se rieron de mí hasta más no poder. Afortunadamente en ese momento llegó mamá a mi rescate, y me sacó de en medio de ese par de viejos ebrios, para devolverme entre los chicos de mi edad, aunque por ello tuvo que pagar el precio de convertirse en la nueva víctima de ese par. Gracias a eso me pasé el resto de la noche bebiendo sólo jugo, mientras que mamá se la pasó en medio de los disparates que mi padre suele hacer cada vez que bebe de más, pero para los cuales, debido a sus años casada con él, ella siempre está preparada.
 
Sin embargo en medio de semejante algarabía, nadie pensó en una cosa: si nuestros recursos eran tan limitados, y si apenas nuestras colonias en Marte y la Luna tenían suficiente energía a su disposición como para mantenerse funcionando a ellas mismas, entonces, ¿cómo la Alianza iba a hacer funcionar ese Gran Pilar? ¿De dónde conseguirían la energía para encender semejante cosa? Esa pregunta me sería respondida nada más que durante mi primer día de clases en mi nueva escuela: la Preparatoria HOPE. Aunque todo lo que se nos contó esa noche era cierto, pronto empezaría a entender los verdaderos planes de la Alianza para los de mi clase, o mucho mejor dicho, para los de mi especie.
Notas:

1. Se refiere a las cianobacterias, organismos unicelulares similares a las bacterias, pero con la capacidad de hacer fotosíntesis. Se cree que fue la acción de estos organismos lo que hizo que la atmósfera de la Tierra primitiva se llenara de oxígeno.
2. Este es el mismo principio del HAARP (“High Frequency Active Auroral Research Program”, o “Programa de Investigación Aurora Activa de Alta Frecuencia), un programa ionosférico de la Universidad de Alaska y financiado por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos. Su objetivo oficial es estudiar las propiedades de la ionosfera para potenciar y mejorar las radiocomunicaciones y los sistemas de vigilancia; sin embargo algunos teóricos de las conspiraciones han llegado a especular que dicho programa en realidad tiene como finalidad controlar los procesos geo-atmosféricos que producen las tormentas, huracanes, terremotos, y entre otros desastres naturales. Actualmente dicho programa de encuentra oficialmente desactivado.
3. Estas son las dos principales provincias volcánicas de Marte, es decir, regiones pobladas por volcanes.
4. Es la montaña más alta de todo el sistema solar con más de 22Km de altura.



_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Misión Espacial HOPE - Anuncio

Mensaje por epiman157 el Lun Sep 21, 2015 1:54 pm

Quiero anunciar que a partir de la siguiente semana voy ha estar ausente del foro debido a un viaje de trabajo (ya saben esa cosa que ayuda a ganar dinero para comprar comida y pagar tus cuentas). Voy ha estar por dos semanas en la selva del amazonas, en un lugar llamado "Trompeteros", y sin acceso a Internet.

Si bien luego de eso es posible que me vean de vuelta por aquí, mucho me temo que voy ha andar muy ocupado con el trabajo. Debido a este y a otros tantos problemas , es que me veo en la lamentable y forzosa obligación de poner esta historia en HIATUS hasta el mes de Noviembre.

Aunque ya tengo avanzado el capítulo 4 y parte del 5, no sólo me falta editar y pulir detalles, sino que también necesito replantear algunas cosas (sobre todo aspectos técnicos y científicos teniendo en cuenta que esta es una historia de ciencia ficción), por lo que también necesito dedicarme un tiempo a hacer esto. Si alguien al Googleado HOPE: Human Outer Planets Exploration, más o menos sabrá por dónde va la cosa, aunque tengo planeado por razones argumentales propias de esta historia cambiar el destino inicialmente planteado para dicha misión.

Gracias igualmente a todos  Very Happy

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por korowizard el Dom Nov 01, 2015 11:47 pm

Por fin me paso por aquí. Veo que seguiste avanzando con esta historia y dejaste temporalmente a un lado a El Angel del Apocalipsis, lo cual es comprensible, ya que publicar tres temporadas (o tomos) de un tirón no es para nada atractivo a la hora de elegir algo para leer.

Bien, por ahora leí el capítulo 2, para la próxima leo el otro.
Que puedo decirte, es entretenido, sinceramente pensé que no lo sería por el lenguaje tecnico y la seriedad del relato. Si bien se extrañan las bromas y parodias de tu otra historia, me gusta precisamente eso, porque creo que en este tipo de relato arruinarían el ambiente.

Mas que una precuela, lo tomo como dos historias completamente aisladas, esta califica sin duda como ciencia ficcion, mientras que la otra es algo de ciencia ficcion mezclada con fantasía, humor, parodias, tipo shonen y no se que más wejeje. Ambas me gustan, aunque sean muy distintas.

Hasta ahora no me atrae mucho la prota, pero me gustó ese dato que tiraste sobre "sus arrugados pies" dandonos a conocer que ella cuenta la historia desde su ancianidad, y lo cuenta como un recuerdo (o no sé si era así desde el principio y no lo recuerdo, hace muchos meses leí el 1, wejejeje)
Seguramente de aquí en mas viene lo mejor en esa instalación marciana.

Bueno saludos y haber cuando traes nuevo material del supertroll anonimous, etc... wejeje!
avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 699
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Lun Nov 02, 2015 12:30 am

Exacto Koro, si bien estas dos historias ocurren en el mismo universo, no sólo transcurren en lineas de tiempo distintas, sino que sus temáticas son distintas: algo así como el mismo internet, donde puedes tener por un lado gente subiendo fotos de gatitos, y por el otro gente subiendo cosas que salen en los videos de cosas perturbadoras de Dross. HOPE básicamente busca contar el porqué y el cómo se colonizó el sistema solar (algo muy poco abordado en el Ángel del Apocalipsis), por lo que es antes que nada una historia de ciencia ficción dura, aunque algo "Soft" (una de mis mayores influencias literarias es Arthur C. Clarke, y de hecho muchos de los conceptos expuestos en sus obras sobre la colonización del espacio y otros planetas son la base de los míos, con algunas modificaciones por supuesto, y teniendo en cuenta la ventaja que tengo de vivir en una época con conocimientos científicos más avanzados que a los que dicho autor tenía acceso, aunque dudo mucho escribir tan bien como ese señor). Sólo diré que Laria es el antepasado de un personaje secundario y casi insignificante de mi otro proyecto principal, y de allí no hay más relación entre una historia y otra.

En estos días quiero empezar de nuevo a trabajar en esto y en AX. De hecho lo primero que voy ha hacer es hacer par de pequeñas modificaciones en los capítulos 2 y 3. En realidad nada muy significativo: sólo pulir un par de cosas sobre la explicación de por qué se enfrió Marte, y otra sobre el porqué en ese tiempo no existían colonias en los polos lunares (olvidé mencionar otra cosa que lo hace imposible dentro del contexto de esta historia pese a que sí es técnicamente posible y más con la tecnología que se manejan en ese tiempo).

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Kimeika el Jue Dic 03, 2015 8:48 pm

Estuve leyendo esta interminable historia. Para mi gusto es por demas de aburrida, no puedo tocar tu ortografia o tu redaccion ejemplar, pero la historia me aburre mucho ni logro empatia con la protagonista. Por eso para mi esta bien hexa, plagada de tecnicismos y explicaciones, pero no es mi gusto.
Te dejo un conex espacial
(=:3)
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Jue Dic 03, 2015 9:23 pm

o.o Todavía no la había leido. Pero creo que confiaré en la pericia de Kimeia u.u . Su crítica es sólida.

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 9:35 pm

@Kimeika escribió:Estuve leyendo esta interminable historia. Para mi gusto es por demas de aburrida, no puedo tocar tu ortografia o tu redaccion ejemplar, pero la historia me aburre mucho ni logro empatia con la protagonista. Por eso para mi esta bien hexa, plagada de tecnicismos y explicaciones, pero no es mi gusto.
Te dejo un conex espacial
(=:3)

Ja... Aunque hay a quienes a veces les digo: "eso en tu historia era predecible", esta vez tengo el gusto de decir: "TU COMENTARIO ERA PREDECIBLE" 
lol! lol! lol!


En realidad esta historia busca ser todo lo tu describes y de lo que te quejas: es sumamente seria y técnica, porque busca ser ciencia ficción DURA.

Sin embargo no creas que esto es todo lo que tengo para ofrecer: HOPE es un spin off de mi historia principal, y que más bien busca explicar los aspectos científicos y técnicos de como se construyó el universo donde esta transcurre, pues en la otra, pues simplemente el universo esta colonizado y muchos hackers haciendo desmadres, y aunque no peca también de explicaciones técnicas, fue justamente para evitar llenar a la otra de estas que creé esto que tienes en frente.

Aunque disfruto mucho escribir sobre el humor absurdo de "El Ángel del Apocalipsis", escribir sobre "HOPE" también me produce un gran disfrute, pues ambas son caras contrastantes de la misma moneda: la primera se centra más en mi gusto por el manga/anime y sus estereotipos, mientras que esta otra en mi pasión por la ciencia y la ciencia ficción en general... así hoy yo, ¡NO ME JUZGUES!

Como sea, igual te agradezco que te pasarás por aquí y que hallas actualizado este tema (lo cual ni siquiera yo había tenido el tiempo para hacerlo  Sad)

Gracias por tus  albino albino albino

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 9:38 pm

Firebred escribió:o.o Todavía no la había leido. Pero creo que confiaré en la pericia de Kimeia u.u . Su crítica es sólida.

No Fire, tú ni te acerques... corres el riesgo de hacerte más inteligente... jajaja... no mentira, pero es cierto lo que dice Kimeika: a mi me gusta la ciencia (de hecho soy magister en ciencias), por lo que si a ti no gusta la vas a sufrir con esta historia.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Jue Dic 03, 2015 9:57 pm

En realidad, temo encontrar discrepancias, incompatibilidades, cosas ilógicas… ¡Errores!... Y luego tener que destruir tu historia u.u, como pasó con la antimateria de Aron (no me canso de usar ese ejemplo xD LOL)…
Cuando te metes con la ciencia, aunque sea ficción, debes seguir cierta lógica, ciertas reglas físicas y químicas para no cagarla colosalmente.

¿Crees que tu historia carece totalmente de ese tipo de errores? ¿Estás 100% seguro?

Prefiero la fantasía, porque soy un soñador, pero aprecio mucho la ciencia ficción. Es lo segundo que busco cuando no hay fantasía Razz .

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 10:05 pm

Firebred escribió:En realidad, temo encontrar discrepancias, incompatibilidades, cosas ilógicas… ¡Errores!... Y luego tener que destruir tu historia u.u, como pasó con la antimateria de Aron (no me canso de usar ese ejemplo xD LOL)…
Cuando te metes con la ciencia, aunque sea ficción, debes seguir cierta lógica, ciertas reglas físicas y químicas para no cagarla colosalmente.

¿Crees que tu historia carece totalmente de ese tipo de errores? ¿Estás 100% seguro?

Prefiero la fantasía, porque soy un soñador, pero aprecio mucho la ciencia ficción. Es lo segundo que busco cuando no hay fantasía Razz .

Al menos hasta lo que he investigado al día de hoy, no existen dichas discrepancias. Sólo existen un par de "milagros" muy convenientes, pero que sin los cuales sería imposible darle coherencia a algunos hechos, como por ejemplo de que un planeta entero se llegue a terraformar en décadas cuando eso más bien debería ser cuestión de siglos.

A bueno, sólo hay una hecho en el capítulo 3 que tengo que editar, pero más que una corrección es una leve ampliación para explicar por qué bajo los hechos descritos en la historia y su contexto no existen colonias en los polos lunares.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Jue Dic 03, 2015 10:11 pm

u.u Pues ya ves... si hay cosas raras... Tendría que destruirlas...

lol!

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 10:25 pm

Firebred escribió:u.u Pues ya ves... si hay cosas raras... Tendría que destruirlas...

lol!

Sólo así dejaría de escribir estas cosas  tongue

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por core-3 el Jue Dic 03, 2015 10:49 pm

Este coso luce muy deep shit, me tomaré el tiempo de leermelo hoy y haber si en la amdrugado te doy una de esas reseñas... Very Happy 

Ya he sido testigo de tu hard sci-fi antes, y, aunque es prudente y muy convincente, por lo general tiene algunos huecos(logicos-sociales) que fragilizan el contexto del universo donde planteas tus historias... Aunque no sé si eso pase con Hope(por lo que leí del one shot tiene algunos aspectos politicos que se explican con mas uso de detalle que en abadon) en general es una historia que pinta bien, a ver que tal.
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 938
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Jue Dic 03, 2015 11:01 pm

@core-3 escribió:Este coso luce muy deep shit, me tomaré el tiempo de leermelo hoy y haber si en la amdrugado te doy una de esas reseñas... Very Happy 

Ya he sido testigo de tu hard sci-fi antes, y, aunque es prudente y muy convincente, por lo general tiene algunos huecos(logicos-sociales) que fragilizan el contexto del universo donde planteas tus historias... Aunque no sé si eso pase con Hope(por lo que leí del one shot tiene algunos aspectos politicos que se explican con mas uso de detalle que en abadon) en general es una historia que pinta bien, a ver que tal.

Es que con Abadón resumir más de 200 años de un amplio contexto histórico en sólo un par de párrafos para luego pasar a babosadas otakus como que es obvio que se va ha ver lleno de agujeros. Es justo para eso que estoy creando estos spin off, para parchar esos huecos y poder escribir mis otras tonterías tranquilo.

El spin off de las "Moon-Tropers" era algo que tenía en mente hace tiempo, y que no sólo se terminará enlazando tanto con HOPE como con Abadón (de hecho, históricamente es un punto medio), sino que tal vez habrá más de estos contando más al detalle en qué chingados quedó esa bendita guerra, aunque esa respuesta es hasta cierto punto algo obvia: el mundo en el que viven el Darks y sus amigos  tongue

PD: todavía no te leas el capítulo 3, pues hay una cosita que necesito editar, pero eso ya será mañana...

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 8:01 pm

El epi escribió:PD: todavía no te leas el capítulo 3, pues hay una cosita que necesito editar, pero eso ya será mañana...

Ahí está, Señoras y Señores: el miedo... Twisted Evil
Ahora comenzará a corregir tooooooodo antes de que Core o yo pasemos a leer y, posteriormente, a destrozar su historia... Smile

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Kimeika el Sáb Dic 05, 2015 8:08 pm

jajaja yo tambien lo voy a leer al 3 y burlarme por la eternidad! defenestrarlo y humillarlo hasta que se le acaben las ganas de escribir... es mucho trabajo, mejor se los dejo a ustedes... te salvaste por esta vez
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 8:11 pm

Firebred escribió:
El epi escribió:PD: todavía no te leas el capítulo 3, pues hay una cosita que necesito editar, pero eso ya será mañana...

Ahí está, Señoras y Señores: el miedo... Twisted Evil
Ahora comenzará a corregir tooooooodo antes de que Core o yo pasemos a leer y, posteriormente, a destrozar su historia... Smile

No, definitivamente no... Si gustas léelo y luego después cuando lo edite. Los únicos cambios que quiero hacer son: 1. desaprovecho el mapa (se me olvidó mencionar a las otras colonias marcianas que allí figuran), y 2. también se me olvidó mencionar por qué no hay colonias en los polos de la Luna. Es decir son "detallitos" que en pero no afectan a ni al desarrollo de la trama ni a su solidez  tongue

¡Ya joder! ¡Basta de de hacerme el vago! Tu Firebred puedes irte a hacer TODO EL BENDITO SPAM que quieras YO VOY A TRABAJAR EN MIS HISTORIAS  Exclamation Exclamation Exclamation

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 8:12 pm

@Kimeika escribió:jajaja yo tambien lo voy a leer al 3 y burlarme por la eternidad! defenestrarlo y humillarlo hasta que se le acaben las ganas de escribir... es mucho trabajo, mejor se los dejo a ustedes... te salvaste por esta vez

Quisiera verte hacer eso sin que te dé un derrame cerebral...  Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 8:31 pm

El epi escribió:¡Ya joder! ¡Basta de de hacerme el vago! Tu Firebred puedes irte a hacer TODO EL BENDITO SPAM que quieras YO VOY A TRABAJAR EN MIS HISTORIAS Exclamation Exclamation Exclamation

¬¬ Pues ya era hora de que te resignes., no puedes mantener el trono por mucho más. El Nº1 en el TOP de Spammers será mío, lo quieras o no u.u.
Yo seguiré publicando cosas viejas, mientras recupero la inspiración y hago algo nuevo.

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 8:33 pm

@Kimeika escribió:jajaja yo tambien lo voy a leer al 3 y burlarme por la eternidad! defenestrarlo y humillarlo hasta que se le acaben las ganas de escribir... es mucho trabajo, mejor se los dejo a ustedes... te salvaste por esta vez

D: Vamos Kimeika, hay que destruirlo ahora, luego cuando edite, ya no habrá mucho material para trolleos. Hay que patearlo mientras está en el suelo Twisted Evil

lol! lol! lol!

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 8:39 pm

Firebred escribió:
@Kimeika escribió:jajaja yo tambien lo voy a leer al 3 y burlarme por la eternidad! defenestrarlo y humillarlo hasta que se le acaben las ganas de escribir... es mucho trabajo, mejor se los dejo a ustedes... te salvaste por esta vez

D: Vamos Kimeika, hay que destruirlo ahora, luego cuando edite, ya no habrá mucho material para trolleos. Hay que patearlo mientras está en el suelo  Twisted Evil

lol!  lol!  lol!

Ya se los advertí: no me hago responsable si les da un derrame cerebral  Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil

Por otro lado Kimeika, olvide mencionarte algo: tú y Convallaria (la protagonista de esta historia) comparten más cosas en común de lo que crees... pero eso es algo para ir descubriendo...  albino albino albino

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 8:43 pm

D:< ya te pareces al Koro, haciéndote el misterioso para que te lean.

¿Qué pasó epiman? Antes eras chébere... Sad

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 8:56 pm

Firebred escribió:¿Qué pasó epiman? Antes eras chébere... Sad
 Primero que nada, yo no recuerdo que tu hallas leído nada mío, así que no te es posible juzgar mi yo de antes con el presente, en segunda, no me hago el misterioso, eso sólo que no doy spoiler de algo que todavía ni siquiera he escrito aunque la idea ya está plasmada: Convellaria es la antepasada de un personaje secundario de "El Ángel del Apocalipsis", lo que no sólo vincula ambos universos, sino que ya predice lo que pasa al final con dicho personaje. Y en tercer lugar... nada... sólo eran esas dos cosas...  tongue

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 9:30 pm

@epiman157 escribió:Por otro lado Kimeika, olvide mencionarte algo: tú y Convallaria (la protagonista de esta historia) comparten más cosas en común de lo que crees... pero eso es algo para ir descubriendo...

Eso es hacerse el misterioso u.u .

Y sí leí algo de "El Ángel del Apocalipsis" en el otro foro... Y creo que de Anonymus Executor también.
Pero tendría que releerlo, ya ni recuerdo de qué iba la cosa xD

No siempre comento lo que leo, como así tampoco critico todo lo que encuentro discutible en lo que veo. xD Sería muy pesado...

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Kimeika el Sáb Dic 05, 2015 10:42 pm

Quiere spam en su novela, pero no vamos a darle el gusto, me llevo mis conex en mi maleta y me voy a joder a otro lado jajaja
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Kimeika el Sáb Dic 05, 2015 10:46 pm

Voy a darle el honor de pasarme por su otra novela, que segun el mismo es mas divertida.
jajaaja ni esperanza se tenia el tipo te dejo unos conex en una escena yaoi
()_() ()_()
(¤~)(ГГ)
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 11:05 pm

Firebred escribió:
@epiman157 escribió:Por otro lado Kimeika, olvide mencionarte algo: tú y Convallaria (la protagonista de esta historia) comparten más cosas en común de lo que crees... pero eso es algo para ir descubriendo...

Eso es hacerse el misterioso u.u .


¿Y qué? Yo no voy a ir spoileando toda la historia, y menos sus detalles claves. Incluso intento ser cuidado con el desarrollo de los hechos para no dar finales anticipados, claro, salvo que mi intensión sea lo contrario, como ocurre en "Eisernen Königin" que es la historia del rival que se convierte en tu aliado (cosa tan infaltable en lo que pretendo hacer como los son los capítulos en los que los personajes se van a la playa o a las aguas termales, o los del festival escolar, que por cierto, EN SERIO estoy escribiendo un arco de esos tongue ).

No sé hasta donde leíste "El Ángel del Apocalipsis", pero no me sorprendería que no pasaras del prólogo, ya que este hace todo menos invitar a seguir la historia. Es por eso que quiero hacer una nueva edición, cambiando la exposición para que mejor sean los personajes los que te muestren esos detalles con sus acciones. Y aclaro otra cosa más: YO NO CAMBIO LOS HECHOS CONTADOS EN MIS HISTORIAS, pues lo considero una falta de respeto a quienes la leyeron por primera vez, y peor aún ya leyeron todo lo que vino después. Incluso si hay cosas incorrectas prefiero dejarlas allí para ser criticado por ellas, y que todos vean los errores que solía cometer, y hasta es más, eso me permite hasta hacer burla de mis mismos errores (lo cual va muy acorde con el humor absurdo que tanto me gusta) y recordarme que no soy un escritor perfecto (creo ya haber dicho que soy de los que antes de intentar cambiar mis errores del pasado, que no se puede, prefiero más bien reírme de ellos). A lo mucho si cambio algo, será que por ejemplo una conversación que ocurrió en un parque ocurra en un restaurante, o cosas por el estilo, o aumente cosas (como meter más peleas, que es lo que quiero hacer), pero al fin y al cabo cosas que no alteren significativamente TODO el universo ya contado y que obligue a los lectores a tener que releer todo desde cero, y menos a mi a tener que reescribir también todo lo mismo desde cero...

Como sea, cuando salga el "Ángel del Apocalipsis RE" ("Rebirth Edition"), ya se verán esas cosas.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 11:09 pm

@Kimeika escribió:Quiere spam en su novela, pero no vamos a darle el gusto, me llevo mis conex en mi maleta y me voy a joder a otro lado jajaja

Al principio sí, pero con tanto spam, ya se disolvieron los capítulos, de modo que esto me obliga a tener que subir los sucesivos en otro tema... Pero en fin, ya tenía eso planeado desde antes...

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 11:28 pm

@Kimeika escribió:Voy a darle el honor de pasarme por su otra novela, que segun el mismo es mas divertida.
jajaaja ni esperanza se tenia el tipo te dejo unos conex en una escena yaoi
()_() ()_()
(¤~)(ГГ)

No Kimeika, creo que te confundes de tema: mejor llévate tus conejos yaoi a uno de los temas de Firebred, que creo que allá serán más felices (los 3, XD).

Como sea si vas a leerte "El Ángel del Apocalipsis", sáltate el prólogo y ve directo al primer capítulo, pues eso es lo primero que voy ha volar en mi nueva versión. Lo único que tienes que saber de este es que esa historia ocurre 200 años después de HOPE y en el planeta Marte  tongue

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 11:43 pm

@epiman157 escribió:
@Kimeika escribió:Quiere spam en su novela, pero no vamos a darle el gusto, me llevo mis conex en mi maleta y me voy a joder a otro lado jajaja

Al principio sí, pero con tanto spam, ya se disolvieron los capítulos, de modo que esto me obliga a tener que subir los sucesivos en otro tema... Pero en fin, ya tenía eso planeado desde antes...

Edita el primer post, y luego comentas diciendo "Actualizado" u.u

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Sáb Dic 05, 2015 11:47 pm

Firebred escribió:
@epiman157 escribió:
@Kimeika escribió:Quiere spam en su novela, pero no vamos a darle el gusto, me llevo mis conex en mi maleta y me voy a joder a otro lado jajaja

Al principio sí, pero con tanto spam, ya se disolvieron los capítulos, de modo que esto me obliga a tener que subir los sucesivos en otro tema... Pero en fin, ya tenía eso planeado desde antes...

Edita el primer post, y luego comentas diciendo "Actualizado" u.u

Ya hice eso hace tiempo y no me gustó como se veía, por eso lo fui subiendo de esta manera... Ahora prefiero el otro modo, que es inmutable frente a el spam...

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 11:51 pm

Ahh, y hablando de lo leido de tus histroias, creo que fueron 2 capítulos. O sea, de ambas historias en total, 1 de cada uno xD.

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Sáb Dic 05, 2015 11:57 pm

¿Inmune frente al SPAM? :/ Dirás "nunca nadie la leerá porque estará enterrada en el fondo del foro"...
Mira a Koro, ya todos hablan de sus Koros y sus chicas. Porque todas sus historias y dibujos están en el Top de los temas más vistos.
Kimeika primero posteó en todos los temas de ese top, luego comenzó a repartir conejos por todas partes xD. Pero comenzó por ahí.

u.u Me extraña que no veas el potencial del SPAM en tus temas.
Si los separas, no esperes que alguno de ellos sea visible por sobre los que están constantemente actualizados por el SPAM.

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:02 am

Firebred escribió:Ahh, y hablando de lo leido de tus histroias, creo que fueron 2 capítulos. O sea, de ambas historias en total, 1 de cada uno xD.

Ahora que lo mencionas sí, creo que recuerdo que te diste tu vuelta por "Anonymus eXecutor"; pero como dije, ese era en realidad el 3er volumen de "El Ángel del Apocalipsis". Todo lo que he subido hasta el momento, han sido o precuelas (HOPE) o secuelas ("Eisernen Königin" y "Anonymus eXecutor") de la misma historia. También es por eso que he estado pensando seriamente en crear OTROS universos literarios que nada tengan que ver con ese, esto para no estancarme... Incluso recuerdo haber posteado algunas ideas sobre eso en el otro foro.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Dom Dic 06, 2015 12:05 am

Pues ya ves u.u ... te enfadas conmigo y me acusas de no leer tus cosas, cuando si lo hice... q.q

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:11 am

Firebred escribió:¿Inmune frente al SPAM? :/ Dirás "nunca nadie la leerá porque estará enterrada en el fondo del foro"...
Mira a Koro, ya todos hablan de sus Koros y sus chicas. Porque todas sus historias y dibujos están en el Top de los temas más vistos.
Kimeika primero posteó en todos los temas de ese top, luego comenzó a repartir conejos por todas partes xD. Pero comenzó por ahí.

u.u Me extraña que no veas el potencial del SPAM en tus temas.
Si los separas, no esperes que alguno de ellos sea visible por sobre los que están constantemente actualizados por el SPAM.

Sí, y de hecho este tema no hubiera "revivido" si Kimeika no se hubiera pasado por aquí comentando sus apreciaciones. Pero a pesar de eso, de las varias respuestas con las que ahora figura este tema, casi ninguna tiene que ver nada con lo he escrito. Eso esta bien por un rato, y hasta es divertido, pero luego te das cuenta que en realidad el tema no destaca por lo que es... es decir, yo sé que no soy el mejor escritor, pero prefiero que mis obras sean apreciadas y/o criticadas por lo que son.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:13 am

Firebred escribió:Pues ya ves u.u ... te enfadas conmigo y me acusas de no leer tus cosas, cuando si lo hice...  q.q

¿Y cómo esperas que te note si no te haces notar? Igual tú dices que ni te acuerdas de lo que leíste, entonces yo también estoy en posición de no recordarte en mis post  tongue

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Dom Dic 06, 2015 12:15 am

Yo recuerdo a todos los que han posteado en mis posts u.u... es fácil, solo debo recordar un simple nombre. Pero recordar toda una historia, con personajes, estilo de narración, trama, época, etc, etc, etc... es otro tema \u.u/

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:20 am

Firebred escribió:Pero recordar toda una historia, con personajes, estilo de narración, trama, época, etc, etc, etc... es otro tema \u.u/

Pero si acabas de decir que de tres volúmenes sólo leíste 2 capítulos... ni que tuvieras la memoria de Doris...


_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por core-3 el Dom Dic 06, 2015 12:24 am

son un par de malditos, eso son, nuna se acuerdan de lo que leen, y uno aquí, matandose por interpretar lo que sus perturbadas mentes tratan de exponer... <.< Creo que solo Taka y yo asimilamos un poco de lo que se lee aquí >:C
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 938
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Dom Dic 06, 2015 12:29 am

Sí, pero 2 tuyos, 2 de Koro, 2 de May, 2 de Mangaboy (bueno, de él más porque era mi escritor favorito junto con otro que no recuerdo su nombre pero era el autor de Devil Hero o.o Esa historia me laí completa... 2 veces...), 2 core (que equivalen a 10 normales XD), 2 de X_Raider (otro que vale por 10).... y la lista sigue y sigue xD jajajaja, 2 de Sathoxa... sí, también lo leí a él, y hasta le corregí muchas cosas.

No pretenderás que recuerde todo acerca de la historia de cada uno de ellos...
x___x Apenas si recuerdo las mías... bueno, ni eso en realidad, razón por la cual Grimorio la perdí para siempre cuando mi disco duro se rompió... tenía mucho escrito y no lo recuerdo todo...

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:35 am

Firebred escribió:x___x Apenas si recuerdo las mías... bueno, ni eso en realidad, razón por la cual Grimorio la perdí para siempre cuando mi disco duro se rompió... tenía mucho escrito y no lo recuerdo todo...

Pues qué pena... (supéralo ya, ¿no?)...

Recuerdo que una ves perdí todo el avance de mi tesis de licenciatura, porque formatearon la máquina del laboratorio y no me avisaron (en ese entonces no tenía compu). Igual tuve que reescribir todo de nuevo desde cero (sólo se salvaron las notas que tenía a manuscrito en unas libretas, pero incluso esas tuve que volverlas a tipear).

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Dom Dic 06, 2015 12:45 am

Súbanlo al dropbox (bajense el dropbox de escritorio, se actualiza su carpeta cada vez que se conecten), mándenlo por correo o en cualquier opción de nube. En pleno siglo xxi se le pierden archivos??

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Inactivo el Dom Dic 06, 2015 12:46 am

D': Noooo, nunca lo superaré... fue un golpe muy duro para mí... además...

:shora: :shora:
¡¡¡TODO MI PORNO ESTABA EN ESE DISCO!!!
:shora2: :shora2:

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por epiman157 el Dom Dic 06, 2015 12:50 am

Firebred escribió:D': Noooo, nunca lo superaré... fue un golpe muy duro para mí... además...

:shora: :shora:
¡¡¡TODO MI PORNO
(YAOI) ESTABA EN ESE DISCO!!!
:shora2: :shora2:

Creo que eso es lo más correcto, dado lo que acabamos de descubrir de ti...

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión Espacial HOPE

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.