Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mi primer pots
Hoy a las 10:17 am por Kuroneko

» Hola gente, Alexcloud se presenta
Hoy a las 10:15 am por Kuroneko

» This is another world
Hoy a las 9:55 am por alexcloud

» Opiniones Por Favor
Ayer a las 10:35 pm por keyliom

» Speedpaints
Ayer a las 10:30 pm por Jegarwoods

» Inicio del concurso SMB
Ayer a las 9:42 pm por Editor en Jefe

» ¿Alguien aquí usa o quiere probar el Clip Studio Paint?
Ayer a las 9:33 pm por Lilum

» Revista Pothook #22
Mar Oct 17, 2017 10:54 pm por Editor en Jefe

» 1 de Noviembre...
Mar Oct 17, 2017 10:48 pm por Editor en Jefe

Los posteadores más activos del mes
Kuroneko
 
creep01
 
Editor en Jefe
 
Lilum
 
keyliom
 
Shantokar
 
Ritsu
 
Jegarwoods
 
Monti Oda
 
X_Raider
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Seifuku-sha no sekai

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Seifuku-sha no sekai

Mensaje por HoshiYoo el Jue Feb 16, 2017 11:39 am

El joven asesino se movía rápidamente entre las hordas de Skulls, su daga, que le brindaba un tercio más de extensión a su hábil y veloz brazo se deslizaba sin resistencia entre las coyunturas de sus esqueléticos adversarios, mientras que sus dos compañeros de equipos no podían más que observar asombrados. Luego de haber entrado a aquella mazmorra los poderosos nigromantes habían puesto una maldición sobre Garlick, un Paladín de nivel 78 que portaba una armadura roja escarlata con líneas blancas y bordes dorados. Él era el líder de la partida y quien dos semanas atrás había contactado con el asesino para que se les uniese en esta aventura. Maya, una bella shamana con ojos plateados al igual que su cabello y con un traje verde, un tanto incandescente, se preocupaba por curar los efectos de la maldición que tenían a su líder aturdido, a la vez que recuperaba el PH de Jack, el asesino que luchaba contra los no muertos que habían sido invocados para eliminar los allí, pero Jack se las había apañado para mantener su partida ilesa, ante aquella primer horda.

-Disculpa que te dejemos el trabajo duro, no nos percatamos de los nigromantes al entrar-

Decía maya algo ofuscada mientras terminaba de sanarlos.

-Si tan solo fuese un poco más fuerte, podría al menos poner algunos buff, que les fueran útiles-

El nivel de Maya era de 50, mientras que Jack era 63, eso la hacia la más débil de los tres y no ayudaba a su frustración el hecho de que Jack tan solo llevase un par de semanas en el juego. Con el estado de animo de la chica lo que se esperaría era algunas palabras de consuelo por parte de sus compañeros, pero Garlick aún estaba bajo los efectos de la maldición y Jack no era el tipo de hacer muchos amigos, además la siguiente horda estaba por aparecer, el asesino tan sol toma su daga nuevamente y se dirige a la arena, comenzando a masacrar los Skull tan solo dándoles la oportunidad de aparecer en pantalla ocurriendo lo mismo con la tercera y la cuarta horda.

La quinta horda ya era una historia, los Mob tenían una ligera diferencia, los Skull habían dejado de salir gradualmente y ante él se hallaban un ejército de Lord Skull con grandes armaduras, poderosos cuernos y hachas devastadoras. El nivel de estas criaturas era de 74, 11 más que el asesino, pero aun entraban en su rango de golpes críticos, bueno esto solo si fuera un 1 vs 1, pero la situación no era tan apremiante.

-Kill asterisk- salen estas palabras del chico activando una habilidad de clase que desvanece su avatar de la pantalla, y cayendo en medio de un punto anteriormente asignado. Justo en medio de la horda, 5 cortes atraviesan la arena, para unirse en un punto central, el asesino, trazando lo que parece ser un asterisco en el aire, mientras el HP de sus contendores se ve seriamente reducido, solo algunos de ellos, eran demasiados como para que su habilidad les alcanzara a todos. Todo parecía indicar que pronto aquella aventura llegaría a su abrupto final, pero para entonces Maya habría terminado de sanar a Garlick, quien rápidamente entraría en escena en modo Berseker arrasando con lo que quedaba del otro bando. A partir de allí, con la party completa las siguientes 3 hordas serían muy sencillas, después de eso y vencer a los nigromantes lo que quedaría seria la gloria de los jugadores.

Aquella había sido una larga partida, sin contar las horas de conexión que llevaba para prepararse para aquel momento, lo más probable es que aquel sujeto llevase poco más de una semana sin separarse de su pantalla, pero finalmente había terminado con la petición que le habían hecho, por lo que el momento había llegado. Sus dedos se levantaron lentamente del teclado estirándolos y encogiéndolos repetidas veces, de forma que hacían un suave traqueteo que se oía por la pequeña y desordenada habitación. Con un largo gemido en forma de queja se recuesta al respaldar de su silla y posando las manos en los fríos hierros que servían para impulsar las ruedas a cada lado de estas, retrocediendo un poco para hacer espacio entre la PC y el.

-Finalmente, otro trabajo terminado-

En el recuadro de notificaciones de su pantalla aparecían 3 mensajes nuevos, al parecer peticiones para nuevas partidas en diferentes juegos, pero él no les dio mucha importancia, pretendía dormir un par de días antes de tomar una nueva tarea, al menos eso quería, pero el sonido del timbre en su casa era incesante, perturbador, quien demonios se atrevería a molestar así la tranquilidad en una casa ajena.

-¿ES QUE NADIE PIENSA ATENDER LA PUERTA?-

El hombre reclama alzando la voz, pero al no obtener ninguna respuesta se dirige hasta la puerta de su habitación, abriendo esta para toparse con una bandeja llena de algunos alimentos envueltos en un plástico transparente que evitaba que insectos como moscas u hormigas se apoderaran de estos. Casualmente era lo que tenía que hacer cuando tenía hambre, salir a su puerta y tomar aquella bandeja dejada allí por su madre o su hermana ya que no solía tener mucha interacción con ellas desde aquel día... Hace 10 años terminando la preparatoria, cuando aún podía caminar...

Pegado a su puerta además encontraría una pequeña nota con la letra de su madre "Hemos ido a visitar a los abuelos, hay suficiente provisión en el refrigerador para dos semanas, cuídate. Te quiere: mama

PD: Sayako ha vuelto a preguntar por ti, deberías hablar con ella ha estado deprimida últimamente"

Sayako era el nombre de la chica con la que él solía salir justo antes de aquello, pero mientras se encontraba hospitalizado habrían tenido una discusión y a partir de allí las cosas entre los dos se fueron complicando hasta el punto que no volvieron a cruzar palabras, aun cuando no hubo una clara ruptura.

Molesto por el incesante timbre el chico rodo su silla hasta la puerta principal, mascullando algunas palabras. Dejando el espacio suficiente entre la puerta y su medio de desplazamiento estira su mano para tirar de la perilla, de forma que no puede evitar que el viento abra la puerta bruscamente, terminando en un golpe de esta contra la pared y un gran estruendo que hace que la chica del otro lado salte atrás de un susto.

-¡Kya!-

Se oye el golpe de voz familiar, la luz le ciega, pero poco a poco su visión se compone pudiendo ver una figura desconocida temblando en frente de él.

-E... E... Edu nii-san-

La figura de una preparatoriana con las manos encogidas sobre si, una mirada un poco horrorizada, temblando allí parada era un tanto desconcertante, pero luego de observarla con más detenimiento ya no sería una figura tan desconocida, más bien era, con el tiempo que llevaba sin verla había cambiado bastante, era más grande en ciertas partes y aquel rostro que alguna vez luciría inocente, aun cuando seguía luciendo así, era lo que resaltaba más su atractivo

[En que rayos estás pensando Ed, es una chica 12 años menor y además compañera de tu hermanita, debes calmarte]

En medio de sus pensamientos y el sol dando sobre su rostro, su expresión no parecía ser la mejor, lo cual ponía aún más nerviosa a la chica, estar en silencio parecía no ayudar, así que él decide tomar la iniciativa, un figurativo primer paso hacia la abatida chica, tal vez uno que debía de haber dado hace mucho tiempo.

-Nana-chan, cuanto tiempo...-

Las palabras se ahogaron en su interior al no saber que decir en aquella situación.

-Si...-

Fue todo lo que consiguió en respuesta, no parecía haber mucho de qué hablar entre los dos o caso opuesto querían evitar cualquier tema innecesario que pudiera arruinarlo todo.

-Ai, no se encuentra, salió con mama y parece ser que no regresaran en un par de semanas-

-Lo sé, me despedí de Ai antes de irse... Yo solo quise venir... Digo... a entregarte esto, vine para entregarte esto-

En ese momento Ed pudo notar el paquete que llevaba la chica entre sus manos, con un membrete que conocía, se trataba de una empresa a la que recientemente le había hecho un trabajo de desarrollo de interfaz y estats, bueno aunque realmente no era una gran empresa, tan solo una pequeña compañía de un viejo hombre encorvado, que apenas si se mantenía a flote, era extraño que tuviesen para pagar a alguien para el desarrollo de un nuevo proyecto, aunque no era mucho lo que él había hecho tampoco, tan solo la interfaz y el manejo de stats, el resto en aquel videojuego ya estaba desarrollado.

-¡El repartidor lo dejo en mi casa por equivocación, así que vine para entregártelo!-

Por algún motivo parecía como si se sintiese culpable de sus palabras, como si me estuviese mintiendo y el hecho de que tan solo Ed lo hubiese recibido se fuese corriendo, solo lo hacía más sospechoso. Pero al final el hombre no le daría más importancia regresando a la oscuridad de su habitación.

Al abrir el pequeño paquete encontrándose con el beta de aquel videojuego que había estado ayudando a desarrollar algunos meses atrás, el cual tan solo arroja al lado de su monitor para luego dirigirse a su cama...

Luego de una larga siesta de aproximadamente 63 horas el Ed finalmente muestra algunas señales de vida, incorporándose sobre su silla para dirigirse a la computadora mientras masticaba algo de lo que le habían dejado para comer su madre y su hermana. La casa se encontraba en absoluto silencio, lo cual realmente no le importaba, hacía mucho que no sostenía una verdadera conversación con ninguna de las dos.

En su monitor las solicitudes de los gamers habían aumentado, ahora tenía 10 de ellas, 4 de las cuales ofrecían jugosas recompensas lo cual parecía conveniente para su deplorable estilo de vida, sin embargo había una que resaltaba sobre el resto, se trataba de una solicitud para una pequeña party en aquel videojuego que había recibido hace algunas horas atrás. En la actualidad los juegos con acceso anticipado eran bastante populares, por lo que aunque fuera un beta no se le hacía raro, además tenía una vieja consola de VRMMO guardada en su escritorio. Se tomó un par de minutos para pensarlo, mientras leía en su pantalla. [Integrantes de la party: 2 – Objetivo: Conquista Mundial]. Llevaba un tiempo desde que había jugado una partida con tales objetivos, se había juntado con algunos gremios en el pasado para conquistar por completo los terrenos en algunos juegos apoderándose por completo del servidor, muchos de estos ya incluso habían sido desconectados ya que el resto de jugadores perdían el ánimo ante las imponentes fuerzas que se alzaban y se hacían con las mejores zonas de caza y drop.

-Tal vez... parece divertido-

Una siniestra sonrisa se dibujaría en su rostro mientras escribía un mensaje de regreso [El conquistador de mundos ha aceptado tu solicitud] y finalmente un clic en el botón de enviar...

avatar
HoshiYoo
Seito
Seito

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 15/02/2017
Edad : 26
Localización : Fuera del alcance de los niños (?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Seifuku-sha no sekai

Mensaje por HoshiYoo el Lun Mar 13, 2017 7:39 am

La vistosa interfaz oscura, más que un cielo nocturno con un logo de las siguientes siglas en su centro: IMWA de las cuales solo se sabía a que hacían referencia las primeras 3, Infinity Magic World, la "A" no se sabía con certeza cuál era su significado. Rápida mente los espacios del registro fueron llenados; "EdDark" fue puesto en el Nick, era el que solía usar cuando su modo de juego era del tipo villano y siendo su objetivo la conquista, el papel de villano le caería bien.

-Bien ahora a elegir una clase adecuada... Ahora que lo pienso, aunque desarrolle parte de esto, creo que no había visto hasta este punto del juego. No es mucho lo que pueda saber-

Ed, observa meticulosamente las múltiples especies y clases que se le permiten escoger, un poco incrédulo de como habían puesto tanta información en un solo disco...

-A ver, ya he sido hechicero y arquero en otras ocasiones... Paladín y elfo no pegan mucho en el papel de villano ¿Qué debería de hacer esta vez?-

Mientras observaba las diferentes clases que le parecían de aspecto oscuro, una extraña voz parecía llamarle, aunque no podía entender nada de lo que le decía.

-......-

Aquella era una extraña lengua que resonaba a su alrededor, no pasaron unos nuevos segundos, y la voz nuevamente se oyó. Era la misma voz, pero sonaba diferente de alguna forma.

-/($%(&#(-

Aun una vez más la fémina hablo pareciendo algo molesta

-omae wa Arisu-sama kara no kōru o ukeire daredesuka?-

Por algún motivo en esta ocasión las palabras parecían ser conocidas, aunque no del todo...

-Ey tu, estúpido... ¿Es que no puedes entender lo que te digo?

-¿Eh? No, creo que ahora si te capto, quizás más de lo que debía-

Contesta Ed a regañadientes, ante la molesta voz juvenil, la cual después de aquella repentina furia vuelve a sonar con tonos armoniosos.

-Ah pues bien, te preguntaba ¿Eres tú el que acepta el llamado de la gran Alice?-

-Ese soy yo, EdDark el gran conquistador...-

-Bien, pues entonces vamos allá-

-¿Eh? ¿Qué? No... Espera...-

Repentinamente la interfaz de selección de personaje desaparece quedando solamente la oscuridad. Lo que fuera que sostenía su presencia en aquel campo virtual también había desaparecido, parecía estar en medio de la nada, un vaico absoluto, sin embargo Ed podía sentir una sensación de estar cayendo, sin poder evitar gritar como reacción

-¡Voy a morir! ¡Voy a morir!... Ah, es cierto, esto solo es un juego-

Las preocupaciones que el chico tenía se desvanecieron, relajándose completamente, sin notar como se aproximaba al suelo, hasta chocar con este produciendo un gran estruendo y formando un mediano cráter en este.

-Mierda, eso dolió... Se suponía que solo era un juego-

Dice adolorido mientras se pone en pie

-No, es precisamente porque es un juego. Si esto fuera real no habría manera de que hubiese sobrevivido a algo así- Mira detalladamente su alrededor -Además prueba de eso es el hecho de que ahora mismo me encuentre en pie-

Sacudiéndose el polvo de sus ropas camina afuera del cráter, hallando a dos jóvenes chicas de aspecto demi humano, mirándole un tanto extraño, la más joven de ellas, se interpone en medio de él y la otra con el filo de una daga apuntando hacia él, y es que aparte de la gran entrada que acababa de hacer, su aspecto no ayudaba mucho y él era consciente de esto. Aunque no estaba seguro de cómo había terminado así, vistiendo tan solo la parte de debajo de lo que parecía ser un pijama, y el resto de su cuerpo desnudo. A su favor, si es que se podía decir de este modo, estaba el que su cuerpo se veía bastante atlético, bien fornido, aunque con un cabello castaño algo enmarañado sobre su cabeza y rostro; si no fuera porque estaba parado sobre sus piernas, diría que era su aspecto al levantarse aquella mañana.

-Justo ahora... E... ¿El descendió del cielo?-

Titubea la chica de atrás, por su túnica de un azul lúgubre que cubría casi todo su cuerpo y un cetro de madera, con algunas extrañas escrituras talladas, Ed deducía que se trataba de una Hechicera.

-Un player-

Se escapó de su boca pero luego reflexiono en su mente. [Este seguro es el lugar de inicio, supongo que se trata de un NPC]

-Quien rayos eres y que asunto tienes con nosotras-

Esa voz definitivamente la podía reconocer, era la que antes hablaba con él, al parecer después de todo no eran NPC si no jugadores, pero eso hacía que su presencia allí fuera un extraño acontecimiento.

-Nada de "Quien rayos eres" Justo estaba hablando contigo cuando vine a parar a este lugar, más bien, me podrías decir ¿Cómo rayos hiciste eso?-

Al sonido de su voz la chica de la daga, que llevaba un traje de maid, un tanto revelador, cabello recogido con un par de Hashi, bajando su arma pondría su rostro contra el suelo.

-Mismas sinceras disculpas, EdDark-Sama. No le reconocí con ese aspecto-

-Así que tú eres el famoso EdDark, el gran conquistador. Mi nombre es Alice Celestina, es un placer conocerle-

La otra chica hace una Venia mientras se presenta. [Alice... No es ese el nombre que menciono esta otra chica cuando... No espera un momento, no es el problema ahora mismo. ¿No es la reacción de ambas un poco exagerada? Parecen estar demasiado metidas en sus personajes. Y eso no es lo peor de todo ¿Dónde rayos esta mi equipamiento inicial, porque estoy semi desnudo en la ciudad de inicio?]

Con una expresión retorcida Ed mira molesto sus alrededores, hundido en sus pensamientos, notando que lo que lo rodea no podría describirse como una ciudad de inicio, ni siquiera un pueblo, no había más que bosques en todo el perímetro, ni siquiera otros jugadores aparte de ellos tres. Mientras hacía esto, la chica vestida como maid ladea un poco su cabeza para levantar su mirada hacia el hombre, encontrándose con su severa expresión, que con un susto le hace saltar a su propia conclusión.

-¡Eh, parece ser que he sido demasiado grosera con EdDark-Sama! No hay remedio, pagare mi ofensa con mi propia vida-

La chica se prepara para usar su propia daga sobre su cuello, pero al instante Ed reacciona impidiendo tal tragedia.

-¡Que rayos! ¡Espera ahí un minuto! No tienes que hacer nada de eso, no estoy molesto con tigo, tan solo me inquieta un poco el lugar en que estamos-

-¿Es eso?- Interviene sorprendida la otra –Lo siento mucho, al parecer el lugar que elegí para la invocación de EdDark-Sama no era el apropiado, sin embargo, no pude hacer los preparativos necesarios ya que, justo nos encontrábamos bajo ataque enemigo-

Con cada una de sus acciones y palabras Ed se encontraba más confuso de si se trataba de Jugadoras o NPC y si fueran jugadoras era su cordura lo que le preocupaba.

-Espera ¿Acabas de decir que se encuentran bajo ataque?

Como si aquellas palabras lo hubieran anunciado, una gran explosión dio lugar justo a sus espaldas cambiando completamente el panorama a su alrededor.

-Las he encontrado, todos por aquí-

Se dejó oír la voz de un soldado, seguida de múltiples gritos de guerra que se aproximaban rápidamente, pronto estaban rodeados de un grupo de guerreros en armaduras plateadas y afiladas espadas empuñadas.

-Alice la hechicera carmesí, entréguese ahora mismo y tendremos piedad de sus subalternos-

Las cosas allí parecían ir muy serias, todos estaban tan metidos en sus rolles que daba la impresión de tratarse de un juego de recreación, o quizás algo como lo que jugaban en la antigüedad, antes de los juegos en línea, algo como el famoso juego de dados "Calabozos y Dragones" y en medio de su confusión Ed pronto perdería la paciencia.

-Ya basta todos ustedes, no sé qué rayos es lo que pretenden, con su juego mal organizado y todo este alboroto, pero no voy a dejar que me intimiden. Recibí una solicitud por parte de estas chicas para unirme a su Party y así hacer la misión de conquista mundial y adivinen que, no creo que haya nada que puedan evitar para que logre apoderarme de este pequeño universo. Yo el gran Conquistador de mundos les mostrare mi gran poder...-

Algunos minutos después estaban en la parte de atrás de un carro para prisioneros, tirado por centauros.

-Que rayos... Esto no puede ser legal, no pueden poner a un jugador recién llegado en prisión solo por que si-

-Adivina que genio, es lo que hacen los soldados con cualquiera que se atreva a declarar que va a conquistar el reino, es traición contra la corona.-

La voz de la joven hechicera parecía algo escéptica y ni hablar de la expresión en su rostro, al parecer se sentía timada.

-No puedo creer que haya usado los únicos sellos de invocación que tenía para traer a un ser tan inútil-

De algún modo las palabras de la chica le tocaban los cojones a Ed, por lo que no podía simplemente comer callado.

-¿Inútil dijiste? ¡Lo siento su alteza por no haber aparecido de pronto con los más grandiosos equipamientos como si nada!

Las palabras de Ed le causaron una gran impresión a la chica, más bien sintiéndose intimidada. [¿Cómo es posible que él sepa quién soy? ¿Acaso me he equivocado y si se trata de un ser muy poderoso?] Era lo que por su mente pasaba. Por su parte Ed continuaba con su "Indignación".

-Para que te lo sepas tenía al menos nueve solicitudes más aparte de esta, tú no me invocaste, yo decidí venir aquí a atender tu necesidad, si querías que obtuviese un gran poder de la nada, se supone que tuvieras listo el equipamiento necesario para ello preparado, o por lo menos tener una buena suma de créditos disponibles- suelta un suspiro y luego añade con más suavidad –Miren normalmente otra persona ya se habría desconectado y jamás volverían a saber de él, pero yo ya me decidí a esto y no pienso tomarme un descanso hasta conseguir cumplir con mi objetivo, solo debemos replantear como se supone que nos organicemos, eso de detenerse a hacer sus extrañas actuaciones en medio de una batalla crea serias aperturas...-

-Eso que tiene que ver, se supone que eres uno de los más grandiosos Hechiceros que existe, para que quieres equipamiento usa tu magia y ya está-

-¿Cual Mago, cual magia? Ni siquiera me permitieron elegir una raza o clase antes de enviarme al pueblo inicial... ¿Eh?-

De repente con sus propias palabras Ed comenzaba a comprender lo extraño de su situación actual, aunque aún ignoraba realmente de que se trataba

-Siempre hablando de cosas que no podemos comprender, su sabiduría excede a lo que nuestra imaginación podría aspirar-

Interrumpe repentinamente la chica vestida como una maid acercándose a él para luego inclinarse un poco mientras le ofrece un cetro hecho con un negro metal, y una enorme gema oscura sobre la parte superior.

- Después de todo si es usted EdDark-Sama-

De alguna forma él podía reconocer el objeto que la chica le estaba ofreciendo, pero era difícil tan solo el pensar por que estaba eso allí [Eso no puede estar pasando, acaso ¿Alguna vez jugué antes con estas personas? No, aunque así fuera no hay forma que trajeran algo de otro juego al menos que se tratase de una misma franquicia, en el caso más remoto juegos de la misma empresa. Pero aunque ese fuera el caso el juego en el que había visto un objeto similar a este, era uno de aquel entonces cuando me encontraba completamente sumido en oscura depresión, nunca había contactado con otros jugadores por esos tiempos, era un jugador solitario]. Con amplia duda Ed soba un poco el báculo antes de tomarlo entre sus manos, en ese preciso momento el carro de tiro se detiene y se oyen los pasos de los soldados venir a por ellos.

-¿Qué demonios? eso ahora mismo no importa- repentinamente la expresión de Ed se llena de confianza levantando el cetro hacia la puerta trasera del vehículo y con una gran sonrisa dirige algunas palabras a Alice –Oye Hechicera ¿Querías ser testigo de mi grandeza? Pues ni se te ocurra cerrar los ojos porque nos voy a sacar de aquí ahora mismo "ENCHANT, FIREBALL"-

Con estas últimas palabras la gema en la punta del cayado comienza a emitir una fuerte luz naranja hasta formar una bola de fuego de tamaño medio que saldría disparada destrozando la puerta de su prisión y de paso 10 carros más que venían montado guardia justo detrás de ellos. [Esto es... increíble. El realizo un hechizo de tal magnitud con tan solo un par de palabras de encantamiento] Alice se encontraba realmente sorprendida esta vez, al punto que Ed debió tomarla sobre sus hombros para escapar a tiempo ya que los soldados se apresuraban en venir a contraatacar.

avatar
HoshiYoo
Seito
Seito

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 15/02/2017
Edad : 26
Localización : Fuera del alcance de los niños (?)

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.