Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Historias de Wattpad: un buen ejemplo de lo que NO debes hacer como escritor
Ayer a las 5:29 pm por Kuroneko

» ALDEROS908 esta en Pothook
Ayer a las 5:26 pm por Kuroneko

» ABC de Pothook
Ayer a las 4:24 pm por core-3

» |JUEGO| Confesionario
Ayer a las 5:21 am por X_Raider

» Lleguemos a los 6000
Ayer a las 5:16 am por X_Raider

» El Diamante de la Voluntad [Capítulo 3]
Mar Feb 20, 2018 11:13 pm por UnSimpleEscritor

» Revista Pothook #26
Mar Feb 20, 2018 10:00 am por Capri G

» La gran biblioteca de Alexandría (es broma)
Lun Feb 19, 2018 8:30 pm por creep01

» ZAHORIU EN POTHOOK
Lun Feb 19, 2018 4:28 am por X_Raider

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Ir abajo

Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Noodle Kattepón Váiz el Mar Feb 21, 2017 12:41 pm

Hola, ¿cómo se encuentran?, espero que bien, y yo pues aquí, pasando un rato, reportándome para evitar la visita de los guardianes del foro, ésos que amenazan con expulsarte o tal vez propinarte una paliza Shocked.






En fin, hoy les comparto la siguiente historia que escribí y, pues, mmmm... Ehhh, no sé qué más decir Neutral ... ¿cri-cri? lol! 






Saludos cheers







En la oscuridad

 

Desperté porque un estruendo hizo que el oscuro lugar en que me hallaba se sacudiera de manera tal que mi cuerpo se dobló por sí mismo, como tratando de encontrar algo de seguridad hundí con prontitud la cabeza entre las rodillas. ¡BRUM, BROM, BRUM! Se escuchaba y todo temblaba, no sabía si aquello era producto de las agitadas palpitaciones de mi corazón o si en realidad estaba en el desquite de una tierra que se sacudía violenta. ¡BRUM, BROM, BRUM! se escuchaba, ¡BRUM, BROM, BRUM! y temblaba. ¡BRUM, BROM, BRUUUUM!
Luego de unos segundos finalizó el vaivén, abrí los ojos, tuve la necesidad de aclararlos con ambas manos, pero ellos no dejaban de tener la razón, pues lo único que vislumbraban era oscuridad.
Pronto rememoré la fiesta a la que asistí con mis amigos en la casa de un vecino debido al olor a galletas, rompope, leche hervida y malvaviscos que inundaba aquel espacio negro. Recordé a toda la gente que llenaba el extenso recibidor decorado con un sinfín de luces, todos reían, chocaban las copas unas con otras y el sonido de la música daba ritmo a los tacones de los invitados que danzaban en la pista. Me preguntaba si aún continuábamos en la casa del festejo cuando, en la distancia, logré percibir un destello de luz. Con premura me arrastré hacia él, abalanzado en un piso húmedo y blando, al llegar descubrí que la luz provenía de una esquina del cofre que había llevado conmigo a la reunión, toda su estructura se hallaba recubierta con un pegote que provocaba nauseas al momento de quitarlo. Pronto, la brillante luz del oro en trozos al fondo de la caja reveló un lugar de paredes curvas, gelatinosas, decoradas por  doquier con diferentes piedras de colores. Sí… ya no estaba en la casa del anfitrión.
Sentí una punzada en las piernas y éstas se doblaron, ¿qué rayos había sucedido? ¿Por qué me encontraba ahí?, “—Calma, calma” —pensé, aspiré con fuerza y tambaleante caminé por el inconsistente suelo, extendía mis brazos para iluminar el camino. Sin embargo, la luz del oro se opacaba cuando, de no sé qué rincón y en tiempo determinado, aparecían vapores. —Cof, cof. ¡Balt, Gasp!, ¿hola?, ¡¿están aquí?! —gritaba esperando a que alguno de mis amigos me respondiera—. ¡Balt, Gasp!, contesten… ¡Hola, hola! —pero nada, ellos no respondían.
Sin saber qué hacer, comencé a girar una y otra vez en el mismo lugar hasta que en una de esas vueltas me topé con la rígida figura de Balt. Caí al suelo y desde aquel lugar lo miré. Él continuaba de pie, ahí, sin mover absolutamente nada, mantenía la vista al frente, parecía que en cualquier momento los negruzcos orbes saltarían lejos de su rostro, Balt observaba quien sabe qué en la oscuridad.
—¡Balt, Balt!, ¡¿sabes qué pasó, en dónde nos encontramos?! ¡¿Y Gasp, sabes algo!?! —le grité, con la idea de sacarlo de su perdido estado, transcurrieron algunos minutos antes de que Balt respondiera, de manera tartamuda. —Ga-sp… Él… In-in-tenté-pe. Pero, él…
—¿Se encuentra con nosotros? —Balt no dijo nada, extendió su brazo y éste se perdió en la oscuridad. Comprendí la señal, así que alumbré la dirección—. Vamos —propuse, jalando al mismo tiempo a mi perplejo amigo, él dio unos robóticos pasos. No avancé ni tres a su lado cuando Balt me sujetó con fuerza de los brazos y prosiguió a sacudirme con algo de saña.
—¡No, no, no!, ¡debemos irnos! ¡Hay que salir antes de que nos ocurra lo que a él! ¡Hay que salir, hay que salir!
—¡Ya basta, iremos por Gasp! —grité, empujándolo y echando a correr en dirección a donde mi amigo había señalado.
La oscuridad se disipaba gracias al resplandor del oro, pero luego de una corta carrera tropecé con algo, el cofre salió disparado, rebotó en el suelo y el oro se desparramó por todas partes y fue entonces, con esos destellos alumbrando el camino que vi a Gasp sobre un charco de agua blanquecina… vi muchas partes de él sobre el camino, trozos de su ropa, de su carne, de sus intestinos desordenados, abiertos, chorreantes. Gasp con las manos engarruñadas, deforme todo, parecía como si alguien lo hubiera…
—Lo hizo el alquimista —vociferó Balt, quien ya se había acomodado en el piso, lejos del mutilado cuerpo de Gasp—. ¡Él nos mintió!
Eché una mirada rápida a todos los trozos de Gasp y volviendo a tragar los ácidos del estómago que habían inundado mi boca esperé más respuestas.
—¿A qué, te refieres? —pregunté con voz lenta.
—Melch… Debimos escucharlo. Gasp tenía razón, ¡¿desde cuándo ese alquimista abría las puertas de su casa, eh?! Y sobre todo para un festejo. También debió parecernos raro, ese hombre solitario, ¡refundido por voluntad en los rincones de su maldito hogar! Una fiesta para compartir con todos mis amigos, decía mientras repartía las copas llenas con ese jugo asqueroso.
Y míralo ahí, Gasp, el único que había mantenido la cordura, mirando que nosotros no fuéramos a perdernos más de lo que ya estábamos.
—Era divertido, todo era muy divertido…
—¿Ya puedes recordar más?
—La verdad, no. ¡¿Qué fue lo que sucedió?!
—Fuiste el primero en caer, te quedaste dormido sobre uno de los sillones inmediatamente después de sorber el contenido de la copa. El alquimista atrajo la atención de todos los invitados, se congregaron alrededor para escuchar sus palabras, mencionó que tendríamos el honor de presenciar el resultado de una magia nunca vista y todos rieron, excitados, bebían y bebían de las copas… Finalmente el alquimista gritó: ¡Observen, ahí! ¡Ya comienza todo! —relató Balt, encogiéndose y temblando.
—Entonces… ¿Dónde estamos?
—El alquimista, nos, él… levantaba a… todos… figuras del-del suelo… Parecía un niño, emocionado por el número de regalos que aumentaban al fondo de su canasta… y luego… el hombre, el hombre… de… rojo…
—¡¿Qué, regalos, el hombre de rojo, que quieres decir?!
—Fue una masacre, todo se veía en color rojo, llanto por aquí, quejas por allá… flotábamos en un mar de agua caliente, atiborrado con desperdicios de no sé qué, se distinguían hilos de sangre en la superficie, algunos invitados aún continuaban vivos, de otros sólo quedaban restos. “¡Dame la mano!”, gritó Gasp, estaba sujeto de unas piedras en la pared: ¡Dame la mano, dame la mano!, dijo una y otra vez, nadé hasta él y cuando las palmas se hubieron apretado, de arriba cayó otro blanquecino chorro de agua. ¡Sujétate, glup-glup! ¡Glup-glup!, fuimos arrastrados de nuevo, en las ocasiones que pude sacar la cabeza distinguí un agujero negro por el que se iba el agua y todo en ella. Gritos, dolor y muerte, ahí se ahogaba todo. ¡Ahhhh, Gasp, Gasp!, ¡¿dónde estás?! Grité con fuerza, lo vi, traté de no ser succionado, ¡Balt, glup, Baalll-gulp-lltttt!, ¡Gaasssppp!, glup, glup, glup… Fue el murmullo de las gotas y sus pequeños golpes los que me hicieron recobrar el conocimiento, poco a poco la iluminación roja fue opacada por la oscuridad, pero con demasiado tiempo para que lograra ver a Gasp retorcerse un par de veces y luego terminar así.
—Qui-quieres decir, que…
—Melch… ¿En verdad no lo comprendes?
—Es que. No, no es posible que…
—¡Pues créelo de una vez! ¡Ese maldito alquimista nos entregó a él y nos ha devorado! ¡El hombre de rojo!
De pronto, la oscuridad dio paso a la tenebrosa presencia de una iluminación roja que lastimaba los ojos, volvió a escucharse el ¡BRUM, BROM, BRUM!, Balt se encogió y presuroso tapó sus oídos, yo intenté mantener el equilibrio, pero todo era en vano.
—¡Debemos salir! ¡Ya viene, ya viene, ese mar terrible ya viene!
—¡Toma el oro! —le grité a Balt, desesperado levanté un trozo y con fuerza lo clavé en la resbalosa pared, rasgándola, ¡GROOM!, se escuchó de inmediato, para el segundo intento Balt y yo nos precipitamos juntos a cortar de nuevo, sin embargo otro ¡GROOM! vino acompañado con extraños vapores. El golpe de un grueso tentáculo que salió de la pared nos lanzó al aire, caímos al mismo tiempo en que el pánico nos volvía sus presas, pues nos percatamos del río de agua blanquecina que llegaba por el camino.
—¡Vamos! —regresamos a la tarea de rasgar, tal vez dimos uno o dos cortes más hasta que el agua nos alcanzó. ¡¡¡AHHHHHH!!, mi propio alarido se clavó profundamente en mis oídos y el dolor hizo que terminara bajo el agua. En efecto, estaba caliente y tan ácida que terminaba arrancando pedazos de la ropa y el cuerpo.
—¡Melch, el oro se va! —gritó Balt, agitando uno de sus brazos, ya falto de carne.
Me hundí en las infernales aguas, apretando los ojos, palpando el suelo, tratando de recuperar el oro… Salí a flote, con las manos vacías. El agua arrastraba todo, los chispazos del oro se perdían cada vez más al fondo, cada vez más… cada vez más…
—¡Saldremos-gulp-gulp-Saldremos! —decía Balt mientras luchaba con la fuerza del agua que se acrecentaba.
De pronto se escuchó un siniestro ruido, WUUUGOOOHAAA, WUUUGOOOHAAA, WUUUGOOOHAAAAAAAA. La atmósfera rojiza comenzó a parpadear y el efecto nos provocaba un vértigo que nos impedía mirar con claridad. WUUUGOOOHAAA, se volvió a escuchar. Desembocó más agua, llena de restos, algunos eran humanos, otros ya bastante deformes para poder reconocerlos con algún nombre. WUUUGOOOHAAA, mi corazón latió con rapidez.
—¡Por allá, Melch, Meeeeelch! —señaló Balt.
En el suelo había aparecido el agujero que succionaba todo, se quebraba la luz roja y en su lugar iba apareciendo la oscuridad, WUUUGOOOHAAAAAAAA, quemaba el agua, WUUUGOOOHAAAAAAAA, —¡Melch, Meeeeelch! —gritaba desesperado mi amigo.
“Gasp… ¡Gasp!  de aquí… nosotros… ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué nos sucedía esto?!”
Apreté los ojos, los abrí de nuevo, parpadeaba más la luz roja, como demente, y en esos rojizos destellos me concentré para ver mis recuerdos de la fiesta. Bailes, risas, música, bebida, yo brindaba y bailaba. “Recuerda Melch”. Sí, estoy ahí, ya mareado por el exceso de tragos, pero lo veo, veo al alquimista, atraviesa el salón y toma un lugar junto a alguien… es… es… ¡El hombre de rojo!, ¡Ho-ho-ho! ¡Ho-ho-ho! ¡Ho-ho-ho-ho-hooooo!, cada que se carcajea abre la boca más y más, la oscuridad de su garganta inunda mis pupilas, se van oscureciendo las imágenes de la fiesta y aquí, la luz roja se va. WUUUGOOOHAAAAAAAA… Tiemblan mis ojos, porque en ellos sólo queda la oscuridad.
 








Última edición por Noodle Kattepón Váiz el Mar Feb 21, 2017 1:40 pm, editado 1 vez

_________________
Reportó para Pothook: Noodle Kattepón Váiz What a Face  
avatar
Noodle Kattepón Váiz
Kouhai
Kouhai

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 31
Localización : Puebla, México, Tlaxcala

http://vakn.blogspot.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por HoshiYoo el Mar Feb 21, 2017 12:57 pm

esta genial,  la mitad que lei, pero luego me maree, no se si por las mayúsculas o por los párrafos sin separar XD
avatar
HoshiYoo
Seito
Seito

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 15/02/2017
Edad : 26
Localización : Fuera del alcance de los niños (?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Kuroneko el Mar Feb 21, 2017 1:33 pm

¿porque me gritas tu relato? chico, no escribas todo en mayúsculas, cuando tenga mi compu lo paso a word para leerlo mejor en minúsculas ¯_(ツ)_/¯ porque así no pude, pásate por la sección de tutoriales, hay post muy buenos sobre la escritura
avatar
Kuroneko
Sensei
Sensei

Mensajes : 1055
Fecha de inscripción : 08/04/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Noodle Kattepón Váiz el Mar Feb 21, 2017 1:46 pm

HoshiYoo: ¡Listo!, cambiè la letra. Sì, en verdad se veìa horrible  Evil or Very Mad
Kuroneko: No sè porquè apareciò el texto de esa manera. En fin, ya lo arreglè, no necesita pasar nada a su word, no lo haga O_O.
pd.- No soy chico XD

_________________
Reportó para Pothook: Noodle Kattepón Váiz What a Face  
avatar
Noodle Kattepón Váiz
Kouhai
Kouhai

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 31
Localización : Puebla, México, Tlaxcala

http://vakn.blogspot.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por HoshiYoo el Mar Feb 21, 2017 2:02 pm

Bien, ahora si lo pude leer completito... muy interesante y el final es algo... bueno creo que no podría ser mejor XD
avatar
HoshiYoo
Seito
Seito

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 15/02/2017
Edad : 26
Localización : Fuera del alcance de los niños (?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Ritsu el Mar Feb 21, 2017 5:49 pm

cuenta la leyenda que los guardianes habitan en la sección oscura del foro, siempre listos para violar banear a los malportados. fuera de eso, me ha agradado tu relato Smile ¿de donde salio? ¿un suceso o travesura, talvez pesadilla?

Ritsu
Seito
Seito

Mensajes : 407
Fecha de inscripción : 28/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por korowizard el Miér Feb 22, 2017 5:19 am

Bienvenido... ¿de nuevo? Recuerdo ese nombre tan extenso y ese avatar en la cuadricula de cuando recién entraba al foro, pero justo cuando yo empezaba, vos ya te habías retirado.

En cuanto al relato, me pareció muy bueno, un poco extraño quizás wejejeje. Saludos.
avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Kuroneko el Jue Feb 23, 2017 12:16 pm

disculpa por confundirte, っゝω・)っ~☆ ya lo he leido, me gusto, has hecho un buen trabajo
avatar
Kuroneko
Sensei
Sensei

Mensajes : 1055
Fecha de inscripción : 08/04/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por creep01 el Sáb Feb 25, 2017 8:45 pm

¿Entonces Santa Claus le ganó la partida a los Reyes Magos? ¡Rayos!

Me pareció un buen relato... Es bueno ver que te has animado a compartirnos algo de lo que haces... Es una buena señal.
Saludos^^
avatar
creep01
Sensei
Sensei

Mensajes : 1022
Fecha de inscripción : 03/09/2016
Edad : 31

http://creep01.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Hola, hola, hola... ¿hola? XD

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.