Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mi primer pots
Ayer a las 8:05 pm por Rusted Snake

» Un regreso a lo ¿Desapercibido? PD: Café robado.
Ayer a las 8:03 pm por Rusted Snake

» Revista Pothook #22
Ayer a las 11:42 am por Capri G

» Inicio del concurso SMB
Ayer a las 9:37 am por keyliom

» Opiniones Por Favor
Ayer a las 9:07 am por Kuroneko

» ¿Alguien aquí usa o quiere probar el Clip Studio Paint?
Ayer a las 9:07 am por keyliom

» Speedpaints
Ayer a las 9:04 am por Kuroneko

» Xaruma, almas gemelas
Ayer a las 4:28 am por X_Raider

» |SERIE MANGA| HearthShot (Pág. 135)
Dom Oct 15, 2017 7:12 pm por Shantokar

Los posteadores más activos del mes
creep01
 
Kuroneko
 
Shantokar
 
Editor en Jefe
 
Ritsu
 
Monti Oda
 
Lilum
 
X_Raider
 
Jegarwoods
 
core-3
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



La historia [No] tipica de un estudiante Capitulo 02

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La historia [No] tipica de un estudiante Capitulo 02

Mensaje por Layton-JCZ el Sáb Oct 24, 2015 7:29 pm

Capítulo 2 -Conflicto con el Centro Comercial -
En el cruce de cebra, esperando a la luz verde se acerca una persona y se coloca al lado mío.
Volteo y para mi sorpresa es la chica del colgante de celular.
(Finalmente te vuelvo a ver.)
Fijo mí mirada a la chica buscando nuevamente el colgante, porque de verdad me gusto, pero no lo veo, ni el colgante ni el teléfono. -(tal vez lo tenga guardado) -Es lo que pienso, pero esta vez mi vistazo solo dura un par de segundos, no volveré a cometer el mismo error dos veces.
Parece que te gusta ver a las personas a escondidas. -Oigo esas palabras, las cuales me dieron unos escalofríos por toda mi espalda.
Así que, eres un fisgón, he. -Vuelvo a escuchar la misma vos y me quedo paralizado por unos segundos antes de voltear para ver si de verdad esa vos provenía de ella y si, si es de ella, me está mirando fijamente con las segas entre cruzadas pero no se ve enojada.
He... -Me quede pasmado un momento -Yo antes solo estaba viendo tu colgante de teléfono, me gusto y lo de ahora, solo quería verlo una vez más, eso es todo. No soy un fisgón.
¿En serio? -Lo dice en un tono de incredulidad mientras levanta un sega mostrando su duda ante mí.
Vamos no pongas esa cara.
¿Cuál cara?
Esa cara, la que dice "Realmente es un fisgón y está usando escusas".
Está bien, te creo, no eres un Fisgón. Entonces, ¿por qué te me quedaste viendo tanto en el vagón del metro?
Ya te lo dije, me gusto tu colgante ya que soy fan del anime y cuando veo cosas como esas me quedo embobado viéndolo.
Bien te entiendo, a mí también me pasa.
¿Enserio?
Si, de hecho, cuando conseguí el colgante fue en una tienda no muy lejos de aquí, me le quede viendo un tiempo y estuve pensando si me lo debía de comprar o no, pero me daba vergüenza que alguien me viera entrar a la tienda, así que di unas vueltas y pase por la tienda un par de veces antes de reunir el valor para entrar y comprármelo.
Valla, yo también hice lo mismo al comprar el mío, pero yo simplemente lo compre y salí corriendo de la tienda, quería que no me vieran pero al parecer no funciono ya que todos se me quedaban viendo conforme pasaba. -(Oye oye oye, de donde salió esta atmosfera tan amistosa, apenas la conozco y es la primera vez que hablamos, pero aun así he dicho algunas cosas personales y ella también, esto es raro.)
La luz finalmente cambio a verde, ahora puedo cruzar la calle para ir al centro comercial.
Oye, la luz ya cambio, hay que cruzar antes que cambie de nuevo, no crees. –Digo invitándola a cruzar la calle con migo.
Ee... yo -con duda en sus palabras mira asía un costado, como si quisiera ver algo antes de continuar.
¿Qué pasa? no estabas esperando el cambio de luz para cruzar la calle.
No, yo solo estaba matando el tiempo, yo voy hacia otra parte. Nos vemos, adiós. -agita su mano a lo alto mientras se marcha corriendo.
Nos vemos -Le doy una despedida un tanto floja porque todo pasó tan rápido.
Cuzo la calle tranquilamente hacia el otro lado, una ves del otro lado de la calle empieza el estacionamiento y cruzando el estacionamiento se llega a las puertas del centro comercial, no es largo son unos cuantos metros.
(¿Qué diablos paso?, como es que pude hablar tan amistosamente con una chica sin ponerme nervioso o arruinarlo. Tal vez sea un milagro que cupido me dio... o simplemente se dio el momento y el lugar indicado en el cual pude hablar sin arruinar el momento.)
Una vez cruzada la calle camino por el estacionamiento, no esta tan grande el estacionamiento pero no esta tan pequeño tampoco, es como de unos 40 metros, desde la calle hasta las puertas.
Ha... Que será de mí y mi vida amorosa si no puedo hablar correctamente con una chica. -Bajo mis hombros Deprimido.
Pues con migo balastes bien, no crees. -Saliendo de entre unos autos aparece de nuevo la chica del colgante.
(HE...) -Mi mente se detiene por un momento para después preguntar un tanto alarmado porque ella escucho mi lamentable situación ¿De dónde saliste?
De entre esos autos. -Apuntando con el dedo a unos autos que están estacionados a un lado.
No te avías ido corriendo a otro lado.
Si pero al final me dieron ganas de ir al centro comercial. ¿Tú también te diriges al centro comercial?
Si, en fin, no te tienes que recoger a tu casa, ya se hizo de noche. -Cambio de tema buscando una forma de librarme de ella
No. no hay problema, además tú también te tenías que haber recogido.
Está bien. -Ante su "lógica" no puedo hacer nada más que dejarla en paz.
Por suerte mi movimiento hizo que se le olvidara lo de antes, continuamos caminando por el estacionamiento, por alguna razón la veía un tanto inquieta y se arrimaba mucho a mí, no le doy importancia, tal vez le de miedo caminar por el estacionamiento oscuro, ya que la entrada al supermercado es por otro lado, se podría decir que esta es la entrada trasera.
— ¿Que vas a comprar en el centro comercial?
—Algo que comer, ¿y tú?
—Unas cosas que voy a ocupar mañana.
—Bien. -La joven capto la idea de que no quería decirle a que vengo al centro comercial.
Desde afuera todo el interior estaba tan iluminado y tan llamativo. Entramos al centro comercial por las puertas grandes que en cuanto nos acercamos se abrieron automáticamente, al entrar había un montón de personas caminando de un lado a otro. Mire de un lado a otro antes de empezar a caminar y la chica empezó a caminar a mi lado.
— (Acaso me va a seguir toda la noche) -Miro a unos cuantos pasos delante de mí un mapa del centro comercial que está en una especie de anuncio. — (Bien, aquí hay un mapa, buscare en donde está la papelería).
Me acerco al mapa que no tiene más de unos dos metro de altura y ubico el lugar a donde quiero ir y para mi suerte lo encuentro rápido, en eso la chica del colgante se ha cerca a revisar el mapa y al parecer encontró el lugar que buscaba porque sonrió cuando lo ubico en el mapa. No estoy seguro a dónde quiere ir ella pero yo tengo que ir al segundo piso del lado derecho.
— (No está muy legos, podre regresar pronto a casa) —Bien, creo que aquí nos separamos, nos vemos... Adiós. -esta vez soy yo el que se marcha primero.
—Bien, adiós.
Me voy por el lado derecho porque no están muy legos las escaleras automáticas, camino tranquilamente un par de metros antes de darme cuenta que la chica del colgante me está siguiendo por detrás.
— (De verdad me va a seguir toda la noche).
—Oye, tú también te diriges al segundo piso. -Ella dice mientras alcanza mi paso y se coloca a un lado de mí, nuevamente.
— (No me digas que...). —Sí, voy al segundo piso del lado derecho.
—Que coincidencia, yo también voy al segundo piso.
—Has dicho que vas a comprar algo que cenar. ¿Sabes cocinar?
—Sip, voy a comprar ingredientes para hacer una rica comida para cenar. -Emocionada y alegre pronuncia esas palabras.
Asombroso, yo no sé cocinar. (Espera, otra vez estoy soltando información personal a ella fácilmente.)
Caminando por el primer piso del centro comercial sin darle importancia al hecho que la chica que acababa de conocer hace apenas no más de 30 minutos ahora está caminando a mi lado, no obstante mantuve un ojo en la chica que inusualmente se mantenía a mi derecha tratando de cubrirse con mi cuerpo y me doy cuenta que cuando pasamos por el ventanal del centro comercial ella cambia de posición dando vuelta sobre sus talones a mi lado izquierdo y nuevamente se cubre con mi cuerpo. Yo solo me quedo a la perspectiva, por suerte las escaleras eléctricas están a no más de 8 pasos.
— (Ahora tengo que subir las escaleras e ir a la papelería, lo que no se, es hacia donde se va a ir ella.)
Subo las escaleras las cuales son dos, una para bajar y otra para subir, una al lado de otra, ya en las escaleras, mientas espero a que me suban al segundo piso junto con la chica del colgante a mis espaldas.
—Oye, ya sabes a donde tienes que ir.
Si, también voy a comprar unas cosas que ocupare mañana.
Conque mañana... (Espera, no quería decir que ella también...)
Si ya se, aunque no lo creas yo voy a ir a la preparatoria Trinity.
En serio, ¿en qué año estas?
En primer año de preparatoria.
Que coincidencia, mañana yo también voy a entrar al primer año. (... Ella ya me dijo algo, de todas formas no es algo privado.)
¡¡Qué bien!! (Al menos tendré con quien hablar mientras hago nuevos amigos y no estaré sola entre desconocidos en la escuela.)
(¿He?) ¿Qué pasa?
N-Nada, no pasa nada, solo estoy emocionada porque mañana empezare a estudiar en una nueva escuela, y conoceré a mucha gente, y hare nuevos amigos, y, y, y... simplemente estoy emocionada por ir a la escuela.
Bien... yo estaba igual esta mañana, así que te entiendo. (Ya en serio, ¿qué pasa?, porque seguimos ablando tan amistosamente aun cuando somos desconocidos que se conocieron de casualidad por un malentendido.)
Ella solo sonríe, ya llegamos al segundo piso del lado derecho, y sí que es asombroso, aunque solo sean tiendas especializadas para la escuela, tiendas de libros, tiendas de uniformes escolares, tiendas de materiales de pintura, tiendas de mochilas, tiendas donde venden libretas y lápices, ya se entiende que tiendas hay en esta parte, no.
Vaya, hay muchas tiendas para la escuela. –digo ante la gran variedad de tiendas.
Si... Mira, también parece que otras personas vienen a comprar su útiles a última hora como tú, que irresponsables. –Ríe un poco.
Y en efecto otras personas vinieron a comprar sus materiales para la escuela, al igual que yo y aunque no lo quiera admitir, es verdad lo que dijo, ya que el comprar las cosas de la escuela lo había dejado hasta al último, y para mi mala suerte me quede dormido gran casi todo día.
Bien, aquí nos separamos, nos vemos mañana en la escuela, adiós. –Me despido de la chica del colgante.
Si, nos vemos mañana. -Mientras camina en dirección contraria a la que yo voy, pareciera que ella noes buena en los lugares con mucha gente, tal vez sea tímida.
Bien... (Es hora de comprar las libretas y lápices, y algo para cenar.)
Mientras camino miro el interior de las tiendas, al parecer todas tienen más o menos lo mismo, Reviso y paso un par de tiendas antes de mirar una, tiene un letrero en ella “Esto y aquello para la escuela”, me parece la indicada, me parece un letrero interesante y entro en la tienda.
Ya adentro veo, mucha estudiantes que todavía no han comprado las cosas que van a ocupar mañana, pero no soy el indicado para júzgalos, porque yo también soy uno de ellos.
Empiezo a buscar entre las estanterías las libretas, al encontrarlas recoge unas 7 libretas, “Nunca queda de más una libreta extra” pienso, mira a sus alrededores las demás estanterías mira muchas cosas interesantes que podría llegar a ocupar, pero mejor compra las cosas básicas, libretas, reglas, lápices, lapiceros y la calculadora, en específico una calculadora científica.
Mientras camina al fondo de la tienda, se mueve mientras revisa las estanterías por lo que busca. No encuentra lo que más le preocupa encontrar, la calculadora científica, mira un empleado de la tienda se acerca a él.
—Disculpe, me puede decir en donde están las calculadoras, las científicas.
—Sí, están al fondo a la derecha, asía allá –Apunta con su dedo unas estanterías al fondo de la tienda, cerca de la esquina.
—Gracias.
Camina calmadamente a la estantería que le señalo el empleado, con su canastilla en mano mira las demás mientras camina, al llegar al fondo de la tienda las mira, acomodadas simétricamente en sus cagas, no le gusta desacomodar algo así por eso coge la última de la fila superior de la izquierda.
— (Ahora necesito lápices.) –Mira a sus alrededores y divisa a su izquierda una estantería con lápices a lo cual empieza a caminar asía ella.

Ya cerca empiezo a levantar mi mano en dirección a los lápices, en mi mente no recorre otro pensamiento que coger el primer lápiz que mis dedos toque, pero mi mano es chocada por otra mano, recojo mi mano y volteo a ver a la otra persona, una sonrisa se muestra en mi rostro al igual que a la otra persona.
avatar
Layton-JCZ
Ichinensei
Ichinensei

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 01/10/2015
Edad : 22

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.