Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mi primer pots
Hoy a las 10:17 am por Kuroneko

» Hola gente, Alexcloud se presenta
Hoy a las 10:15 am por Kuroneko

» This is another world
Hoy a las 9:55 am por alexcloud

» Opiniones Por Favor
Ayer a las 10:35 pm por keyliom

» Speedpaints
Ayer a las 10:30 pm por Jegarwoods

» Inicio del concurso SMB
Ayer a las 9:42 pm por Editor en Jefe

» ¿Alguien aquí usa o quiere probar el Clip Studio Paint?
Ayer a las 9:33 pm por Lilum

» Revista Pothook #22
Mar Oct 17, 2017 10:54 pm por Editor en Jefe

» 1 de Noviembre...
Mar Oct 17, 2017 10:48 pm por Editor en Jefe

Los posteadores más activos del mes
Kuroneko
 
creep01
 
Editor en Jefe
 
Lilum
 
keyliom
 
Shantokar
 
Ritsu
 
Jegarwoods
 
Monti Oda
 
X_Raider
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Mar Dic 15, 2015 1:51 pm

Aquí va la primera escena del capítulo 2, subiré las siguienets apenas las adapte y encuentre la manera de narrarlas aunque ahora estoy en blanco. Gracias por seguirme, a Kimeika y Epi por los consejos. A Epi, te lo debo, no puedo evitarlo... es mi esencia, la prosa poética no me la quita nadie D: Seguimos mejorando!!!


Sinopsis


Dos contra-reflejos se encuentran: una prodigio introspectiva segura de sí misma y el extrovertido deprimido. Un escenario de mafia, muerte, drogas y experimentos ilegales llevan a estos dos individuos a tratar de salvar sus vidas a través de un tablero de ajedrez.
   
Ya no hay negras ni blancas, sólo peones finitos embebidos en un tablero escarlata ¿Juegas?

 
Palabras Clave: SOBRENATURAL, GORE-SPLATTER, THRILLER, AJEDREZ, NEUROBIOLOGÍA





2.1. Dolor chiquito telequinético:
Soñé un dolor pequeño, quedo y silencioso; un dolor que no dolía del todo sino que se escondía, tímido, entre mi arco aórtico y el ventrículo que disimulaba mis abandonos. Ese dolor huérfano, no estaba enojado, estaba triste por no ser dolido correspondidamente; ése desnutrido dolor fue concebido el día que el niño juró volver a ver a su madre.
Ése dolor chiquito hoy ya se puso en flor, esparció sus esporas como un maligno melanoma que a mi torrente sanguíneo trasboca. No hay cura que pueda podar las ramas de lo maligno de sus células, sus raíces liban sexo pidiendo “no me abandones” como morfina en las noches y destruyen el siguiente órgano en cada amanecer en el que me dejan.
Soñé que dolor pequeño (ahora metastático) estaba plenamente identificado, es algún pariente lejano de poliovirus y amigo de la infancia de meningitis, instalado en el ventrículo derecho, es por eso que cuando se manifiesta no puedo sentir mis piernas entre tus piernas, cuando la estrógena morfina se inyecta dejándome tumbado entre sábanas.
No hay forma eficiente de amputar a dolor pequeño, ha entrelazado ramas en lo más profundo de mis arterias, entrado en el complejo aórtico y ceñido a mis pulmones se ha instalado, impidiéndome respirar en cada pre-soledad, como ahora que me estoy ahogando
Supongo subestimé la velocidad en que el dolor benigno se puede volver odio maligno, y éste hacer metástasis hasta inundar tus venas… volverte odio… destruirte.
-----------------
Mientras desdoblaba el bulto entre las sábanas que Conejito había traído a cuestas me sentí río; sí, ése río de piraguas y pescadores que escondía la selva, reducido a sus peces sin fronteras y sus casas derruidas. Mientras toco tus venas aórticas para ver si el torrente aún pulsa aguas abajo, me siento un pequeño y callado río.
Conejito me prohibió llevarte al médico, no podemos arriesgarnos a que reporten el hecho; tengo que informarte que la promesa que hice al profesor de ciencias tal vez no se cumpla y que yo… yo me siento un solemne río, convencido en que alguna vez, alguna mañana, tal vez no en éste mundo, te acerques… y te veas, farsante.
Me senté silente luego de los primeros auxilios, en el suelo de la esquina de la habitación agarrando mis rodillas acurrucada me daba seguridad, mientras ése personaje de gran porte con máscara de conejo te atendía casi filialmente. Contemplaba tu cuerpo que yacía en medio de la habitación, inerte, pero con tímido torrente de vida. Inventarié tus heridas, tu hombro dislocado, tus costillas rotas, tus ojos y oídos sangrantes, tu carne abriéndose para mí en tu mejilla. ¿Qué más podía hacer? Oscilaba entre ver un tutorial en youtube sobre cómo tratar a un apaleado o salir corriendo para nunca más volver, ¿total? Estaba tratando con un cadáver vivo.
-          Busca pegamento instantáneo en mi cartera-dijo el hombre secamente, mientras veía su espalda tatuada… más bien los vellos de su espalda tatuada.
 Vaya contradicción, el dragón tiene pelos- pensé, mientras abría la cartera en la cual yacía un arma, tal vez no era mala idea salir corriendo.
-          En el bolsillo delantero- agregó Conejito, noté que miraba de reojo, mientras con su índice y pulgar juntaban la carne abierta. Me acerqué de rodillas al lado suyo, era interesante ver el remiendo artesanal, los regordetes dedos eran bastante hábiles zurciendo heridos.
-          He revisado un poco, parece no tener hemorragia interna, pero tiene una contusión pulmonar, no puede respirar bien- dijo el regordete hombre, mientras pensé en cómo hacer para solucionar eso, he visto películas donde agujerean el pecho de la gente y drenan el líquido, jamás he hincado a nadie- Se levantará con un tremendo dolor, cómprale con éste dinero analgésicos y por sobre todo haz que tosa mucho. Me voy.
-          Necesito saber qué pasó- dije- si voy a ejercer la profesión de niñera necesito saber...
-          Lo que necesitas saber es que perdió una apuesta con gente con la que no debió meterse nunca- dijo el hombre acercándose a la puerta.
-          Apuesta de qué- dije rápidamente, las preguntas rápidas dan respuestas instintivas
-          Ajedrez- dijo él de espaldas.
-          Si no tiene hemorragias internas, ¿por qué sangran sus ojos y oídos?- dije agachada mirando tu tórax respirando dificultosamente, ahogándote en tus fluidos.
-          Es parte de un experimento con ajedrez para el cerebro, antes no usábamos ése juego para apuestas, yo sólo soy un mandadero de los grandes jefes, no sé mucho al respecto-dijo como si se defendiera
-          ¿Ajedrez? ¿Y eso que tiene que ver con que sus ojos sangren?– pensé que era buena idea salir corriendo, pero promesa es promesa y yo no miento.
-          La máquina sólo funciona si el cerebro juega ajedrez, sólo eligen a niños y adolescentes, inyectan algo en sus cerebros que conectan a computadoras, empiezan a apostar y luego sangran. No te preocupes, se le pasará- dijo un poco impresionado, sin dudas ése hombre era una persona con años de torturas, tal vez ver niños manipulados sobrepasaban su límite. Hay una diferencia entre matar al culpable que torturar al inocente, hasta los monstruos tienen límite.
-          Debo irme, dejé mi contacto en el buró- y de un portazo todo se volvió silencio mientras yo veía acuclillaba como te ahogabas en tus fluidos, te coloqué en posición fetal mientras salivabas sangre.
-          …. Dolor pequeño- escuché entre susurros inaudibles.
De repente todo se volvió estúpido, las botellas verdes del buró, los almohadones del sillón y la ropa tirada en el suelo empezaron a flotar. Miré unos segundos mientras danzaban parsimoniosamente a mi alrededor, puse mi mano bajo una botella flotante para comprobar algún mecanismo que tirara de ella, sabía la respuesta: estaba flotando sin ninguna fuerza mecánica comprobable. Estabas acostado sobre uno de sus brazos y diste un grito de dolor, las botellas con ímpetu se estrellaron en las paredes, tuve que agacharme asustada protegiendo mi cabeza, luego el silencio se acrecentó; te miré tratando de respirar, babeabas una mezcla acuosa amarronada, sangre vieja atascada en tus pulmones; y con una risa nerviosa de quien no cree que se está volviendo loco, pero más de eso había un gran espécimen frente mío, el paradigma neurobiológico en carne viva.
-          Interesante- balbuceé sin poder dejar de sonreír- ¿en qué maldito fenómeno te convirtieron?! ¡¿Eh?!- y reí, reí sola, con ganas, como en ocho años no había reído. 

Escena 2. ¿Eres wifii o microondas?:

2.2. ¿Eres wifii o microondas?


Despertó escuchando el teclear frenético de alguien, las luces empotradas, la televisión a un volumen imperceptible mostraba una caricatura de época… se quedó un rato confundido, viendo en la televisión cómo el gato perseguía al ratón al infinito. 

“Tac, tac, tac, tac”-  ése ruido parecía ser un bálsamo curativo para todo el dolor, cerró los ojos y escuchó con atención la canción de percusión que hacía.

-¿Este es el cielo?- pensó- ¿San Pedro tiene laptop y hace un inventario en una sala de espera con mala televisión?

Tocó el piso donde estaba recostado, era parecido al de su apartamento. De hecho, era su apartamento, su televisión, su sofá, su buró… parecía que el cielo no tenía mucho presupuesto para la escenografía de su vida, inclusive tras su muerte.

No podía respirar, se tocó el pecho y pero estaba tan adolorido que se movía con dificultad para  incorporarse y respirar mejor. De repente, una presencia toco su espalda y lo incorporó.
-          
Tose- escuchó de la presencia, era la voz grave y tranquila de una mujer- tienes una contusión pulmonar… debes toser 

Y el tosió, y sintió que tosía sus órganos, que toser era la mayor tortura que pudo alguien jamás haber sido condenado. Era demasiado dolor para un solo cuerpo.

-          Más fuerte- agregó la voz tranquila que le servía de apoyo


Esa mujer lo odiaba, y él estaba empezando a odiarla a ella. Sin embargo, hizo caso y tosió lo más fuerte que pudo, esputó sangre, como si la tuberculosis fuera una gripe cualquiera, esputó una bola amarronada como si fuera un gato escupiendo pelos, mientras ella le detenía papel higiénico para limpiarlo. 
Se dio vuelta a agradecer y ver quién era su enfermera, sin embargo quedó confundido al reconocerla. Sin dudas ésta no era la sala de esperas al cielo, sino al infierno…
-         
Fea…- balbuceó

Ella sin embargo lo miró expectante, casi como si estuviera esperando algo. 


-          ¿Qué miras?- dijo limpiándose la boca con la muñeca y un increíble dolor invadió su brazo

Hizo una mueca de dolor, y ella se incorporó  rápidamente tomando su celular y leyendo algo, ignorándolo. 

Leía con los labios sin emitir sonido mientras él la veía expectante.

-          Ey, tú, ¿Qué haces aquí?- dijo él tratando de llamar su atención. Ella lo miró una milésima de segundo mientras seguía caminando alrededor de la sala leyendo algo en su teléfono celular. Luego de unos minutos se dignó a hablar.

-          Acuéstate  por favor, o te obligaré y será peor para ti- dijo ella calmadamente


Él se acostó como un niño obligado en el suelo nuevamente, ella se sentó frente suyo y lo miró dubitativa. Sin dudas ésa chica quería algo con él, pensó orgulloso.



-          Espera- dijo- mejor… muerde esto, y le dio un pequeño libro de mano mientras colocaba uno de sus pequeños pies en su  axila derecha, ésta chica era una pervertida. Mordió el libro sin saber qué morbosidad sexual haría. 


-          Se supone debo jalar de tu brazo haciendo contrapresión con mi pie- dijo sosteniendo su teléfono celular  con la izquierda mientras que con la derecha sostenía su mano- Lo haré en 3- dejando su celular a un lado mientras miraba el aparato fijamente- Uno…dos… y…


“Crack” nuevamente, odiaba ése sonido, mordió el libro de mano con todas sus fuerzas, así que para esto servían los libros… le saltaban las lágrimas, reubicar un hueso es como desgarrar la carne… pero por dentro. 


-Jajajajajaja- ella rió- Lo sabía, lo sabía


Ella inmovilizó su brazo rápidamente con telas improvisadas, luego cargó el microondas de la cocina hasta donde estaba, prendiéndolo por unos 10 minutos, lo conectó y lo miró parada mientras él la miraba expectante: 


-          Discúlpame por esto, quiero que sepas que es con fines exclusivos de investigación, no siento el mínimo rencor porque me llames fea- dijo con solemnidad, y pisó el hombro recientemente dislocado con todas sus fuerzas. Él gritó retorciéndose de dolor, se orinó en sí mismo sin darse cuenta, dolía como parir un gigante, sintió como se desgarraba su carne ante el sensible hueso  mientras sentía cómo un charco caliente rodeaba su zona lumbar, esto era patético.

Ella rápidamente se acuclilló, como quien mira un televisor, a ver el microondas por un largo rato ignorándolo y su computador, luego lo miró nuevamente retorciéndose de dolor y salió corriendo con pequeños saltos infantiles, trajo compresas de agua helada y se las colocó en el hombro:

-          Toma ésto, son antiinflamatorios y analgésicos fuertes para el dolor, tómatelos con un energizante, tu energía…- ofreciendo un vaso con bebida y pastillas. Él pensó que podría ser veneno pero si iba a matarlo, ya qué  le importaba, venía de dos intentos fallidos de suicidio, si lo mataban le hacían un favor. Los tomó con recelo, y se acostó agotado.


Y el arrullo del tecleo de una laptop lo dejó dormido, de hecho… todo esto, podría ser sólo producto del sueño debido a la espera en la antesala al infierno.
---------------------------


Existió una vez un hombre llamado Sísifo, bastante rebelde, ordenó a su esposa no dar tributo a Hades como treta para volver del inframundo a castigarla; así engañó temporalmente a la muerte, una vez que fue capturado fue obligado a cumplir su castigo, jalando una roca enorme cuesta arriba hasta llegar al tope de una colina, pero antes de que alcanzase la cima la piedra siempre caía cuesta abajo, y Sísifo debía volver a empezar su trabajo. La vida es ése castigo, que escapa todos cuesta debajo de la muerte y debemos hacerla avanzar a su inminente final, pero no hay premios por ello, sólo muerte. El sinsentido de la vida debe ser llenado por el sentido que dé Sísifo al llegar a la cima, sólo una vez en la vida las cosas se ponen interesantes, la vida te muestra una roca llamada oportunidad… una roca que trata de escapar.
Había un montón de interrogantes y absurdos físicos al fenómeno de hacer levitar botellas por los aires, sin dudas lo que hicieron de Yamato era el experimento del siglo y ella no podía parar de maquinar en su cabeza. Concentrar carga electromagnética  requiere de fuerza, para ejercer una fuerza hace falta transformar energía. Tesla usaba el consumo energético de toda una ciudad para hacer flotar insectos ¿Cómo es que Yamato dormido hizo flotar docenas de cosas? El cuerpo humano sencillamente no genera los miles de watts de energía precisos para llevar a cabo experiencias teslianas, mucho menos mayores.


Por otra parte, para lograr un efecto magnético es necesario, no solo orientar los átomos del cuerpo sino también, concentrarlos. Yamato necesitaría mover moléculas de su cuerpo y concentrarlas en un punto específico del mismo para que sea posible empezar a producir un efecto visible electromagnético. 
“Sin embargo se mueve”* - murmuró rascando su frente, pese a lo estúpido, descabellado e imposible  de la situación… ella presenció como los artefactos de la sala flotaron y se estrellaron en las paredes, era un sinsentido físico que la desafiaba pero lo más interesante era ¿Qué tanto poder tenía Yamato? ¿Cómo lo controlaba? ¡¿Qué maldita tecnología alienígena lo generaba?!


Ahora sólo podía probar “cuánto poder tenía”, dio un repaso de lo que había en la sala que emitiera energía electromagnética, un televisor, un router, un microondas… su celular. Inventarió todo en su computador, prendió el televisor, revisó su teléfono,  mientras activaba su señal wifii escuchó un quejido, Yamato intentaba incorporarse, después de todo había sido apaleado. Rápidamente lo ayudó y pidió que tosiera según las instrucciones de conejito. 


Escuchó una tos seca y apagada, así no servía, así que le inquirió que lo hiciera más fuerte a riesgo de que doliera. Él lo hizo. Y la televisión prendida cambió de canal. Un control remoto humano, qué práctico, pensó. Ok, ok, un control remoto que esputa sangre… agarró un pañuelo y lo limpió. 
Él la miró y balbuceó: “fea”. Sin dudas éste hombre no era consciente de su capacidad, el detonante podía ser el dolor,  vio su hombro derecho caído, debía ponerlo en su lugar y daba pie a su siguiente experimento.   Repasó un poco las técnicas quiroprácticas para un brazo dislocado y advirtió a Yamato de su inexperiencia. Rápidamente tiró del brazo mientras el celular quedaba sin señal. Efectivamente, Yamato emitía señales de radio. 


Ahora había que definir cuan potentes eran, lo más potente conocido en ésa sala era el aparato microondas y la señal wifii. Larga distancia versus corta y mortal, pensó. 


Lo malo era que debía infringir dolor; sin embargo, valía la pena, pisó el hombro sensible mientras él se retorcía de dolor bajo sus pies, ella notó que hubo una interrupción en la señal del wifii pero no del horno microondas. Eso significaba que las ondas que emitía Yamato eran de gran distancia, nada letales, aun así no explicaba ni someramente lo de levitar objetos.


Cargó todos los datos experimentales a su computador, revisó la hora… era extremadamente tarde, ya un día había pasado. Llamó a su abuelo para tratar de explicarse: 


-          Abuelo, estaré fuera ésta noche, he encontrado mi sujeto experimental.

Luego de un silencio escuchando la voz que provenía del aparato, colgó. Miró fijamente a Yamato descansando.

-          Parece que te has ganado una estadía paga en mi casa, farsante- y siguió tecleando. 
**Sin embargo se mueve: es la hipotética frase en italiano que, según la tradición, Galileo Galilei habría pronunciado después de abjurar de la visión heliocéntrica del mundo ante el tribunal de la Santa Inquisición. La frase hace alusión a que, aunque se niegue la veracidad de un hecho, este es totalmente verídico.

Escena 3. Bienvenida a casa, autocompasión:
Despertó nuevamente mientras ella revisaba percheros, ya sabía que no era un sueño, una alimaña había invadido su casa y urgía exterminarla. Él la observaba desde el suelo, mientras ella de espaldas seguía con su labor.

-              Vete de mi casa- dijo con la voz temblorosa pero autoritaria- No sé cómo llegaste aquí, ni qué quieres pero vete
-              ¿Te gusta coleccionar escarabajos?- dijo ella tranquilamente ignorándolo, mientras seguía de espaldas sacando ropa de su clóset. De algún modo se dio cuenta de que siempre ignoraba lo que decía.
-              Deja de hurgar entre mis cosas, vete de esta casa- repitió a sabiendas de que ella saldría con alguna otra estupidez

Ella lentamente dejó la ropa que estaba tomando del clóset y la dejó sobre el futón, tomó un libro que estaba sobre el buró y se agachó a escasos centímetros de donde él estaba, mientras lo miraba fija y taciturnamente; sonrió imperceptible como siempre y empezó a hojear el libro, era el libro que usaba de pequeño para juntar sus escarabajos y dientes. El que le recordaba los tiempos felices.
-              Los libros dicen mucho de las personas. Haz ojeado mucho éste, por ejemplo. Más de lo necesario diría yo… por lo que realmente creo que no lo hiciste con los fines para los que fue hecho. 
-              Vete de mi casa- volvió a decir él con firmeza, se sentía invadido e insultado
-              … Además, viendo la contratapa, es la primera tirada de éste manual. Ésto fue hecho hace siete años,  no tenías la edad suficiente para ir a formar fila cuando salió, ni ser un groupie de los insectos…. Esto perteneció a alguien más, ¿no?-mientras acariciaba el lomo acuclillada mirándolo.
-              Era de mi padre- dijo un poco interesado
-              Las páginas antiguamente estaban marcadas, la persona que lo compró estaba interesada en una familia en particular…- hojeó un poco su tan amado libro- ésta familia, ¿verdad?- mientras señalaba con el índice el nombre de “Dermestidae” en cierta parte del libro.              Sin embargo, tú no tienes preferencia por ninguno, cuando encuentras un escarabajo buscas en todas partes del libro.
Era exactamente como decía, había encontrado ése libro en la biblioteca de su padre, allí tomó afición a jugar en el jardín, se divertía coleccionando escarabajos y averiguando qué eran en su inocencia infantil.
-              Tu padre cazaba trofeos, señaló en éste manual sobre el ciclo de vida de las larvas de éste tipo de escarabajo [Dermestidae]… en cuanto tiempo incubaban los escarabajos, como hacer un dermestario… para limpiar cráneos.

Una helada sensación recorrió su nuca, mientras se sentía invadido, si supiera que los trofeos eran personas…recién ahora había caído en cuenta de que lo que había tomado de la biblioteca de su padre no era un inocente manual de escarabajos, era su recetario para desaparecer cadáveres torturados.
-              Vete de mi casa- recitó como siempre- deja la llave en el buzón

Ella lo miró un instante mientras con un golpe de mano cerraba el libro.

-             Aún queda una última cosa que repasar… - dijo, ignorándolo por enésima vez- el autor…
-              Deja ya eso y vete, he dicho- recalcó, mientras cubría su cara con su brazo sano para dormir
-              El autor… es mi abuelo, vivo con él- mientras miraba expectante. Se levantó de su lado y volvió al clóset sacando ropa.
-              El Doctor Kato Nobuo se está poniendo viejo, ¿sabes? Cuando llegué a la casa, hace 8 años,  el ya no podía subir las escaleras a mi habitación. Sigue sus investigaciones en la biblioteca como puede, pero está cansado por la edad.
-              Eso a mí no me interesa- dijo-
-              Necesita un ayudante, alguien con interés en escarabajos al cual pueda enseñar y que todos sus manuscritos no publicados se pierdan

Hubo un silencio de pausa, la televisión mostraba una película en blanco y negro de hombres de oeste, el microondas en el suelo marcaba la hora expectante, mientras el protector de pantalla mostraba ventanas emergentes psicodélicas.

Imaginó al mayor exponente de la entomología en un mar de información por ser descubierta, podía conocer a su ídolo si aceptaba la invitación dela rara fea que estaba a su lado, éste podía ser su nuevo comienzo, o al menos su muerte valdría la pena. No podía entender cómo éste caricaturesco personaje y el Doctor Nobuo podían tener alguna relación, sin embargo era una oferta única.
- Ven a mi casa-dijo ella rompiendo el silencio- No tienes nada que perder, sin embargo aquí morirías si ni siquiera puedes ir al baño solo.
-              Lo pensaré- dijo haciéndose el difícil
-              Tu maleta está hecha, Conejito nos está esperando abajo, iremos a casa mientras lo sigues pensando.

La vieja casa de dos pisos de la familia Kato era enorme y vacía, silenciosa sobre todo. Invadía un olor a naftalina, la entrada chocaba de frente con la escalera principal, donde variados cuadros de personajes pintados y condecoraciones llenaban el lugar con altivo orgullo.

Sabía que esos cuadros estaban al pie de la escalera por una razón y no era por orgullo, era la vara que medía a todos los descendientes  de ésta casa, por eso estaban a lo alto… como las expectativas mismas.

El abuelo salió de la biblioteca con su clásico guardapolvos mientras Sakurako y Conejito ayudaban a entrar a Yamato.
-              ¿Estas trayendo criminales a la casa?- dijo con la clásica sonrisa cortés
-              Él es Yamato, un compañero que está ayudando con la experimentación. Tuvo un accidente- dijo mientras cargaba boldos y ayudaba a Conejito a acercarlo- Y él, es su amigo, me está ayudando a traerlo
-              Todos esos tatuajes… jajajaja- con una sonrisa amable- ¿estuviste en prisión?
-              Los tatuajes no hacen malas a las personas, así como los guardapolvos no dan mérito a los científicos- dijo Sakurako mirando fijamente al abuelo, mientras éste le devolvía la anciana mirada. Conejito y Yamato escucharon sorprendidos, quedando congelados en la entrada. El ambiente se puso tenso.
-              El congreso internacional de zoología será en 1 mes- dijo nuevamente el abuelo, rompiendo el silencio- diez posters y dos ponencias orales, al menos uno premiado- dijo seriamente, luego volvió a sonreír agradablemente- el dormitorio de invitados está al final del pasillo.

Sakurako asintió con la cabeza mientras sonreía irónicamente y pasaba frente suyo con los bolsos, Yamato y 
Conejito la seguían.
-              ¿Estarás bien?- dijo Conejito a Sakurako mientras la observaba con sus pequeños ojos como canicas preocupadas- Me hubiera puesto una camisa.
-              Ven las veces que sean necesarias, al menos aquí no lucirá sospechoso que visites a Yamato- mientras acomodaba la ropa en los cajones- ven sin camisa.

Yamato se acostó, de cierta manera parecía reconfortado de estar en una luego de dos días de estar tirado en el piso, recostó su brazo vendado sobre su torso mientras decía autoritariamente:
-              Váyanse de aquí, necesito descansar. Fea, tráeme un libro de tu abuelo.
Conejito y Sakurako se dirigieron una mirada mientras se retiraban.
-              Kato Sakurako-dijo mientras avanzaban por el pasillo- es mi nombre, tengo el presentimiento que nos veremos seguido. ¿Cuál es el tuyo?
-              Fujita Hajime, pero todos me llaman Conejito, mucho gusto-dijo mientras avanzaba sin mirarla- Vendré si hay algún problema con Yamato, aguántalo, es idiota pero sólo necesita paciencia.


Sakurako lo despidió tranquilamente y subió corriendo a su habitación que ocupaba todo el segundo piso, un montón de libros y hojas desparramadas daban la bienvenida, veintena de cuadros de personas señalando partes del rostro colgados, lámparas caídas… ropa tirada por todos lados, una cafetera junto en un rincón en el piso y Sakurako agachada tomándose la cabeza y respirando dificultosamente.
 

-              Spilornis, Guips, Circaetus, Icthyophaga- y tomó algunas hojas que estaban cerca suyo, mirándolas agachada- Si duermo 1  hora y media diarias lograré cumplir los trabajos del abuelo… Spilornis, Guips, Circaetus, Icthyophaga- su pecho se sentía tan oprimido como un botón, un botón que era accionado con el apellido “Kato, los zoólogos más prominentes de Japón”- Spilornis, Guips, Circaetus, Icthyophaga- ése botón estaba cerca del pescuezo y la boca del estómago… es la voluntad, hecha nudo, presionada como un botón.

Tomó una pila de libros cercana a ella y volvió a correr a la habitación de Yamato, entró sin decir una palabra mientras el descansaba plácidamente. Sentía envidia de ésa paz, su luz incomodaba la oscuridad opresiva donde ella vivía, pero necesitaba darle una razón para quedarse en su prisión hasta que ella terminara la voluntad de su abuelo y pudiera seguir su comportamiento etológico. Suspiró, a veces se ahogaba en ésa inmensa casa, pero le servía despegarse de la realidad, fingir que tan sólo era un espectador.
-              Los libros que pediste- dijo ésta vez calmada
Dio vuelta sobre sí y se dirigió a la puerta
-              ¿Cómo haces para ser tan estúpidamente calmada y perfecta? Me das náuseas – dijo Yamato mirando a la pared mientras ella paraba de espaldas
-              Tu falta de percepción de las cosas es una de las más desarrolladas del mundo, vives ignorándolo todo- murmuró
-              ¿Qué dices?-
-              Que te envidio- dijo ella- pero a la vez, lo único que cae del cielo es la lluvia. Si sigues esperando que algo le pase a tu vida, NADA va a pasar.
-              Nunca entiendo lo que dices, no estaba hablando sobre mí, estúpida.
-              Estás a tres puertas de tu futuro y tu nauseabunda autocompasión, a veinte pasos de ser el alguien que querrías ser, pero decídete. Si quieres vivir, vive, sufre, pierde dignidad y vuelve a levantarte. Si quieres morir, muere, hay suficiente cantidad de arsénico como para matar un pueblo aquí. Pero ten las pelotas suficientes para hacer algo.

Hubo un silencio

-              Cenamos a las 10- y cerró la puerta

Escena 4. Revelación:
Los días pasaban líquidamente entre libros,  videos de youtube en su celular y porno, en esa gran casa no había televisión. Sakurako le pasaba libros cada día, lo ayudaba en su higiene personal discretamente (lo llevaba al baño y esperaba que se duchase para pasar su ropa) e intercambiaba unas cuantas palabras con él. Todos los días podía corroborar más la interesante contradicción que representaba Sakurako, su tensa serenidad. 

Escuchaba pasos arriba suyo durante la madrugada, a la mañana salía corriendo al colegio y volvía a cocinar para luego atenderlo. A veces cenaba en la mesa y se iba habituando a la conversación “científica”,  palabras como: “Indexado, Factor de impacto, base de datos, hipótesis nula, predicciones y modelado” cada vez eran más habituales….sin embargo, la conversación podría ser catalogada como de dos colegas más que de dos familiares.
A veces recorría como podía la antigua casa, no había retratos de los padres de Sakurako, ni de ella, sólo pinturas y fotografías de gente que teóricamente era famosa, como si hubiera que ganarse ése espacio con mérito y no con cariño. Notaba que se había metido en medio de una tensa amabilidad hipócrita tan tirante que cualquier desequilibrio podría terminar haciendo que se maten. Le divertía, pero a veces daba lástima ver como alguien tan joven lucía tan desgastado, a veces la encontraba esperándolo sentada sobre su cama con sus ropas, ella no se inmutaba al ver un cuerpo desnudo del sexo opuesto sólo en toallas; tal vez no era que no le importase, tal vez ella ni siquiera estaba allí.
-          ¿Estás bien?- dijo él parado en medio de su habitación.
-          ¿Perdón? – dijo ella saliendo de su ensimismamiento volteando a él sus ojeras.
-          Tu nariz está sangrando- haciendo una señal con su dedo índice tocando su propia nariz.
-          ¿Sabes?- agregó él-  luces como uno de ésos canarios enjaulados, a punto de marchitarse. Decir no, también es una opción. Si me quitaran la libertad de hacer lo que se me plazca moriría.
Ella se secaba con la manga, mientras que con la otra mano le acercaba la ropa.
-          De todas maneras estabas muriendo- dijo ella mirando a la pared mientras  Yamato se vestía- Al menos acepto lo que me toca.
-          Aceptación no es lo mismo que resignación, si no te gusta algo, cámbialo, mátalo y vuelve a empezar. Mejor casi muerto, herido, autocompadecido, que ausente. Al menos yo decidí algo que encargar las decisiones de mi vida a un vejete.
Sakurako seguía silente frente a la pared, como masticando esta última frase, mirando la pila de diez libros que le había traído ayer sobre la mesa de luz. Se concentraba en cada uno de los  libros, vio un marca libros verde oliva en el sexto libro. Yamato tenía la maldita costumbre de doblar la solapa mientras leía, deformando los libros.
-          Responde rápido, ¿Cuál es la fórmula tarsal de un escarabajo?-mientras Sakurako pasaba su dedo por el primer libro de la pila con el entrecejo fruncido
-          ¿Eh? Y eso que tiene que ver. 5-5-5 – Dijo él poniéndose los pantalones
-          ¿Tipo de antena?- pasando su índice al tercer libro de la fila
-          Lamelada, ¿me puedes  explic…
-          Número de segmentos esclerotizados
-          8 o 9, siempre ignoras
-          Di algo sobre el principio físico de la acción mínima y los estiercoleros- saltando su dedo ahora al quinto libro libro
-          Es la acción por la cual un escarabajo puede llevar el estiércol por esferas
-          ¿Cuántos libros habías leído antes de llegar aquí?- añadió ella
-          Sólo el manual de tu abuelo, fea. ¿Por qué? ¿te vas a burlar?
Ella se quedó un rato pensativa, luego salió corriendo mientras Yamato la observaba atónito, escuchó sus pasos acelerados en la escalera, luego encima suyo. Sakurako volvió agitada con restos de sangre seca en la comisura de sus labios, ojerosa pero con una perturbadora cara animada. Tal vez la pobre ya estaba al borde de la demencia.
-          Lee esto y dime que entiendes- dijo pasándole un libro sobre matemática pura y señalándole una parte en específico
Él leyó una cantidad de fórmulas en voz alta, que si bien entendía la notación no entendía del todo el contexto. Sakurako cerró el libro, arrebatándoselo de las manos, ansiosa
-          ¿Qué número de página estuviste leyendo?
-          96
-          Recita algún párrafo de lo que leíste
-          Aristóteles no estudió la componente básica del lenguaje lógico de las relaciones binarias, ternarias, etc., pues sólo usó predicados monádicos del tipo P(x) y, para codificar relaciones S(x, y) como ((x es el abuelo de y)) escribıa Sy(x) para representar que ((x tiene la propiedad de ser el abuelo de y)).
-          ¿Qué entiendes de eso?
-          Que…. ¿X se follaba a y?-dijo el con una gran sonrisa
Sakurako lo siguió mirando fijamente, mientras se hundía en sus pensamientos.
-          ¿Me puedes explicar que estás pensando?- dijo el mientras  se acercaba a ella y con el dedo índice rascaba los restos de sangre seca de la comisura de los labios de Sakurako- No soporto ver esto mientras te hablo.
Sakurako seguía pensando mientras se dejaba limpiar, evidentemente había descubierto algo.

-          Eres capaz de leer un aproximado de 1000 palabras por minuto, evidentemente tienes memoria eidética pero tus capacidades cognoscitivas siguen siendo las mismas- hacía grandes gesticulaciones con las manos.
-          Eso quiere decir.. que soy un genio, ¿no?- mirando su dedo índice con asco
-          No, quiere decir que puedes memorizar y leer a gran velocidad pero sigues siendo un idiota para interpretarlo.
-          ¿Idiota?
-          Sin embargo- dijo ella empujando ligeramente a Yamato y empezando a recorrer la habitación- si yo tuviera la máquina que te implantaron, terminaría el trabajo con mínimo esfuerzo. Llévame a donde te implantaron. Jugaban ajedrez, ¿no?-dijo ansiosa y evidentemente afectada por el cansancio.
-          ¿Estás loca? Ni siquiera tienes para entrar en apuestas
-          Ganaré sin dudas, duplicaré o triplicaré apuestas, pero llévame-dijo Sakurako afectada.
-    Llamaré a conejito, si no ganas…sin dudas no aguantarás la golpiza- dijo mientras sostenía el teléfono en su oreja.

La Jaula de Hierro de Tamerlán y el Botón:
Allí se encontraba ella, con 6 horas de sueño en cinco días, atada de pies a cabeza en un prostíbulo a punto de ser empalada por los ojos y oídos en medio de criminales y experimentos ilegales. Tal vez su cerebro cansado no tenía más escapatoria que volverse loco ante la humanidad.

Se sumergió en un mundo alterno; era un desierto desolador, con peones, arqueros, caballeros y  su reina… que la miraba altiva como si sonriese y a la vez no. Del otro lado se veía a lo lejos un pequeño anciano, de su estatura, sujetando sus manos en la espalda, ligeramente encorvado con una camisa a cuadros y pantalones caqui. Aparecía su escuadrón a su alrededor mientras una tolvanera no dejaba ver-
-Haz creado éste mundo- dijo el pequeño anciano- ¿Así te sientes? ¿Un desierto?
Ella no respondió, no entendía muy bien lo que pasaba, pero ése mundo se sentía extremadamente real, era vasto y estéril, todo a su alrededor era arena. ¿Qué clase de neurotecnología creaba un ambiente tan vívido?
-              5000 dólares- dijo el viejo- mientras sonreía y se limpiaba los lentes con un pañuelo de bolsillo mientras un ejército vestidos de túnicas con velos árabes, caballos negros lustrosos embravecidos, hombres con cimitarras y sables se desplegaban- Sonríe jovencita, así te ganarás más fans. Aunque la artillería la tengo yo.
Ella lo miró extrañada ¿Acaso esto era transmitido al exterior de su cerebro? ¿Tanto había avanzado la humanidad?
-              Acepto- dijo ella mientras tocaba el kimono victoriano de la reina, lo pudo sentir
-              Empecemos- dijo él nuevamente
-              Erwin, tu flechero- dijo secamente un hombre rubio  con pantalones de guerra de torso desnudo, llevaba un bolso de recarga con flechas- soy el capitán de escuadrón de flecheros, pelotón de largo alcance - agregó, parecía un tipo tranquilo, confiable y un tirador con talento. Éste debía ser el alfil.
-              Soy Fergal- dijo un hombre macizo con un hacha con media calvicie- dirijo el ejército de caballeros- era un tipo de 6 pies, tan duro como el hierro.  Este debía ser el caballo.
-              Soy Cearbhall, jefe  peón, artillería- dijo  el tipo más alegre que puedan conocer. con una complexión tipo mediterránea debía ser amado por las chicas.
-              Soy la dama- dijo una hermosa mujer pálida de cabellos castaños, los ojos azules más penetrantes que podrían admirar. A Sakurako le conmovió su belleza, esos ojos los había visto en otro lugar- Soy tu carta mágica- sonrió y sus ojos se achicaron con su sonrisa, sin duda era bella.
-              Bueno, pues…. Cearbhall, Fergal, Erwin, Dama… estoy agotada, por lo que hagamos una batalla hostil desde el comienzo y terminemos rápido con esto- dijo Sakurako con visibles ojeras.
-              El enemigo parece ser hostil e ingenioso, dominan las dunas, parecen dispersarse a las colinas arenosas- Dijo Cearbhall mirando por binoculares
-              Cearbhall, ataca-dijo secamente Sakurako.
A medida que el frente de Cearbhall se lanzaba a una velocidad vertiginosa, el ejército de conscriptos musulmanes se retiraba para ocupar su posición final en la herradura de dunas montañosas que rodeaban el campo de batalla. Muy conveniente para el ejército de Sakurako pero sumamente inaccesible de llegar sin bajas.
Tardaron  tres noches en tomar la fuertemente defendida cumbre, que cerraba el camino de la ofensiva final para liberar paso a la última duna donde se suponía se encontraba el anciano rey.
La duna del rey  estaba a cuatro millas al oeste de la victoria de la batalla de  Cearbhall y sus hombres. La ventaja de la altura desde la cima residía en que imposibilitaba cualquier ataque contra el valle donde se encontraba la armada pesada de Fearhall y Erwin, ya que sería vulnerable a menos que la parte trasera de la gran colina arenosa fuera tomada.
-              Enjaulemos al rey enemigo- dijo Sakurako a los tres comandantes reunidos y la dama.
-              ¿Enjaularlo con sus propias piezas? Como tendremos acceso a él- dijo Fergal
-              La topografía del lugar hace que eso sea suficiente, sólo será necesario que armas de largo alcance bombardeen la posición del rey, debemos saber en qué duna se esconde –dijo Sakurako.
 
Dos soldados de Cearbhall informaron que un batallón de soldados musulmanes del viejo rey con alrededor de 200 hombres armados con sables y caballos ocupaban una serie de búnkeres fortificados y posiciones de ametralladora entre las rocas en la cima escarpada al oeste de donde se encontraban. Por lo que dio una pista de la localización probable del rey. Era una defensa extremadamente cerrada.
Se decidió desplegar el ejército  de flecheros del silencioso Erwin. Con el apoyo de sus flechas misiles, además de fuego sostenido de Cearbhall debería el ejército de Sakurako poder colonizar las posiciones de búnkeres fortificados, dando un mejor panorama del lugar que el valle donde se encontraban.
Para ayudar a la sorpresa, el ataque sería en silencio, lo que significaba que las posiciones no serían bombardeadas por la artillería de Cearbhall. Al amparo de la oscuridad, el ejército de alfiles de Erwin, avanzaría a la descubierta a lo largo del borde norte de la duna de búnkeres, antes de trasladarse hacia el sur, hasta un punto intermedio donde nadie sospecharía que se alojaría la ofensiva.
 Allí se unirían Sakurako con la caballería de Feargal y la Dama  para continuar el avance hacia la cumbre. Cearbhall atacaría solapadamente una cumbre más pequeña, para despistar la ofensiva enemiga y no anticipar la organización de artillería pesada.
Justo después de la medianoche avanzaban en la oscuridad. Menos de cinco minutos más tarde hubo una explosión seguida de gritos de dolor. Tres flecheros volaron en pedazos por una bomba enterrada, era una trampa. La inteligencia se había equivocado y el elemento sorpresa quedaba eliminado.
-              ¡Tsch! Nos han descubierto- dijo Feargal- Ataqueeen- gritó con voz potente y profunda.
Soldados musulmanes del rey empezaron a rodear la duna, rondas tras ronda de espadas, degollamientos y apuñalamientos empezaron a suceder, cayeron sobre ellos con toda la fuerza de las cimarras y las bengalas iluminaron el cielo avisando la posición de las blancas. Sakurako se dejó caer sobre el terreno, estaba perdida, su plan estaba arruinado, el rey no se encontraba aquí.
Se dejó caer de rodillas sobre la arena en espera de su ejecución, mientras un musulmán encapuchado venía corriendo a degollarla. Vio una pequeña luz en la oscuridad, una duna cercana iluminada en la cima, escuchó un choque de espada, Fergal resistía y defendía a Sakurako de todos los soldados que intentaban matarla mientras ella arrodillaba miraba al horizonte. La figura del anciano se dibujó en la punta de la duna. Claro, una emboscada cercana.
-              ¡Jefa! ¿Qué hacemos? No podremos resistir mucho tiempo sin la ayuda de Cearbhall- mientras apuñalaba a otro soldado alfil- ¡¿Jefa?! ¿Me escucha?
-              La Jaula de Tamerlán- dijo Sakurako señalando la duna vecina iluminada- Ahí está el rey.
-              Jajajajajaja- rió mientras hachaba por la espalda con su robusta figura y la miraba de reojo- ¡Soldados! ¡Retirada ofensiva a la duna este!
Toda la artillería de alfiles y caballeros salieron corriendo a la duna a 1 kilómetro de distancia, mientras seguían muriendo soldados de ambos bandos. La sangre volvía grumosa la arena, era difícil correr y escapar de la artillería pesada del rey negro.
-              Erwin, usa todo tu alcance para tirar flechas bombas  a la luz de la duna- dijo Sakurako mientras corrían a la duna.
-              No puedo desde esta distancia, necesito al menos 500 metros de distancia, corramos un poco más- se dirigió a sus flecheros- Pronto mataremos al rey, utilicen todas sus fuerzas y puntería para bombardear la duna- gritó a sus hombres.
Lo flecheros corrieron con más fuerzas gritando, el rey se había encerrado solo, pero ya la artillería de Sakurako se había metido en el último terreno enemigo. Vio una sombra en la cima, el rey se estaba desplazando para huir al oeste.
-              Está escapando- dijo La Dama señalando la sombra
-              Partámonos en dos, La Dama y la mitad de los flecheros al oeste, los demás sigan subiendo la duna al este- gritó Sakurako
La Dama volvió a mirarla mientras corrían, ella le dirigió la sonrisa una sonrisa dulce. ¿Acaso había alguna mujer más bonita que ésta en toda la faz de la tierra?
De repente, una flecha atravesó la cabeza de La Dama, los grandes ojos azules quedaron en blanco, quedó congelada por un segundo. Sakurako sintió que le hervía el pecho, era su voluntad hecha nudo nuevamente molestándola, todo se volvió extremadamente lento.
-              ¡Hay que desconectarla!- escuchó a lo lejos, veía correr a los flecheros y caballeros en cámara lenta. Quería llorar, mientras veía cómo se desplomaba La Dama con la flecha atravesando su sien. Hacía años no lloraba, quería gritar, alguien había pulsado el botón en su pescuezo. Estaba siendo oprimido en su pecho.
-              ¡¡¡¡¡MAMÁAAAAAAAAA!!!!!!!!- gritó desgarradoramente- ¿Porquéeeeeeeeeeeeee?- volvió a gritar mientras apretada los puños, como si su voz despegara mejor si no la dejara escapar de sus manos. La maldita voluntad la atacaba en el estómago.
De repente todo se puso blanco, una luz cegadora hacía que cerrara los ojos.
-              Quiero llorar- pensó- Quiero llorar- mientras arrugaba la barbilla como un puchero.
-              Está bien, señorita- dijo una enfermera- Usted es un individuo gamma- mientras la desataba del asiento, un zumbido empezaba a invadir su oído, se encontraba en la sala de juegos experimentales.
La imagen de La Dama siendo atravesada por las flechas, el corazón se le hacía un nudo, un nudo oprimido como un botón, respiraba con dificultad. La enfermera se le acercó y vio en sus ojos, los ojos de La Dama.
-              Aléjese- gritó apartándola con sus manos. Sakurako se paró y la retiró, mientras respiraba dificultosamente.
La enfermera se quedó parada petrificada, los globos oculares se agrandaban de tal manera que parecían salirse de sus cuencos. Abría la boca desencajada.
-              Aléjese- gritó Sakurako, el zumbido en su cabeza era poderoso, quería llorar, quería sollozar, quería llorar hasta que todo el agua de su cuerpo escurriera por sus verdes ojos. Se agarró la cabeza
Los ojos de la enfermera cada vez se desorbitaban más, se le salían del cuenco de lacara, como globos. Ella empezó a babear petrificada. El zumbido agudo de su cabeza se acrecentaba más.
Hasta que explotó, la cabeza de la enfermera explotó en mil pedazos bañando a todos los investigadores de sangre y restos cerebrales. Sakurako veía la cara horrorizada y estupefacta de las personas a su alrededor, esto no es lo que ella había imaginado.
 

Lo que había dentro de ella, era la voluntad hecha un botón, el botón que accionaba un monstruo.

Escena 6. Fin de la autocompasión y la Fundación NK:
Escena 6.


Él se encontraba esperando, como en una sala de espera en una operación quirúrgica de alto peligro, recorriendo los pasillos de la casa, impaciente.  El universo de naftalina creado por los Kato, a veces ahogaba silenciosamente.


Vio la luz prendida de la biblioteca proyectarse al pasillo, la diferencia entre su autocompasión y el futuro como había dicho Sakurako, le causaba angustia tocar la luz… su limbo entre la muerte y la vida era cómodo y reconfortante. La comodidad que lo aletargaba, la comodidad del limbo del purgatorio, ni más allá ni más acá.


Dio un paso hacia la luz, vio al Dr.Kato sobre su microscopio concentrado, un montón de libros se alzaban sobre estantes, una mesada larga con cajones de madera y vidrio se apilaba a su lado. Se quedó mirando como cuando ves una película pasar.
-          Pasa – dijo el Doctor Kato sin dejar de mirar el ocular del microscopio- Necesito que ordenes algunas cajas-  y con su dedo índice señaló las cajas que estaban a su costado. Sin dejar de mirar los oculares.


Yamato no pudo más que avanzar, si éste hombre supiera que la nieta a la que presiona tanto a estas horas estaba siendo víctima de experimentos por su propia voluntad lo echaría de la casa sin pensarlo dos veces. Sentía cierto resentimiento hacia ése viejo falsamente gentil pero a la vez lo admiraba. Se paró frente al Doctor Kato observando su calva reflejando la luz fluorescente del techo.
-          Abre ésta caja y separa los insectos según su parecido- dijo el hombre- Hay una butaca en la mesa de allá, tráela y siéntate a mi lado.


Yamato acomodó la butaca con su brazo sano, recordó el manual de insectos y pudo vislumbrar que algunos escarabajos no correspondían a las hileras establecidas, despinchó los casi invisibles alfileres entomológicos clavados en el hisopor que sostenían los inertes escarabajos y los ordenó a su antojo. El Doctor Kato observó por un momento con una ceja levantada lo que hacía Yamato, tal vez la intuición es lo que la lógica ignora.  El conocimiento a veces ciega la razón.


Eran como dos viejos conocidos trabajando juntos, las palabras sobran cuando la expertiz habla, cada uno sumergido en el universo de naftalina dela mansión. De repente el característico motor híbrido de Conejito sonó en la entrada, un empleado abrió la puerta y se escuchó un “¡Señorita!” lejano. El doctor Kato no se inmutó y con parsimonia realizaba anotaciones en su libreta sobre lo que observaba en el microscopio. Yamato salió corriendo a la entrada, Sakurako se encontraba subiendo las escaleras en lo alto, no podía verle la cara pero sus oídos sangraban… sus ojos seguro también, miró inquisitivamente a 
Conejito que se encontraba en la puerta junto al empleado, el empleado se veía aterrorizado. Yamato hizo una señal para que se retirara.
-          Ella… - dijo Conejito- … estará bien


Sakurako giró la cabeza hacia ellos y su mirada aterrorizada y sangrante la delataba, sentía miedo; pero no lloraba, llorar era un privilegio que se le tenía prohibido desde hacía mucho. Había mucha culpa en esa mirada aterrorizada.


-          ¿Estás bien?- dijo Yamato vacilante
De repente sonó la puerta una segunda vez, alguien se encontraba en la entrada, una joven mujer de larga cabellera lustrosa y castaña con grandes anteojos de sol se encontraba visible según la cámara de seguridad.
-          ¿Qué desea?- respondió Yamato mientras Sakurako permanecía silente de espaldas, miraba los cuadros de sus antecesores.
-          Soy la Coordinadora Nagano Chise de la fundación NK, ¿se encuentra la Señorita Kato?
Yamato miró a Sakurako que seguía parada mirando los cuadros, luego volvió a mirar el transmisor.
-          Ella se encuentra indispuesta- dijo- vuelva otro día
-          ¿Puede decirle que es referente a lo que le ha sucedido hoy?—dijo torpemente apurada- Hemos seguido actividad electromagnética inusual en ésta casa, es importante.
Yamato miró la puerta extrañado ¿acaso investigaban a los que habían sido experimentados?  Tal vez a él también lo siguieron pero perdieron su pista al mudarse. Conejito hizo una señal de “no dejarla entrar”, sin embargo la curiosidad era grande, tal vez la mujer podría ayudar a Sakurako y a él. La mujer se veía torpemente ansiosa en la puerta repitiendo “¿Hola? ¿Hola? Es importante”.
Yamato apretó el interruptor del intercomunicador.
-          Puede entrar- dijo secamente y un portazo avisó que Sakurako entró corriendo a su habitación.


Última edición por takarai_rihito´s fan el Sáb Ene 16, 2016 8:35 pm, editado 8 veces

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Dic 18, 2015 6:15 pm

Segunda escena subida, corrigiendo tercera escena Smile Gracias a los que me siguen Razz

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por epiman157 el Miér Dic 23, 2015 11:11 am

takarai_rihito´s fan escribió:
[...] Un control remoto humano, qué práctico, pensó. Ok, ok, un control remoto que esputa sangre… 

¡Pero qué HdP!

Bueno, voy por el lado de lo “electromagnético” entonces:

En teoría dicho planteamiento de hacer levitar objetos con electromagnetismo, a no ser que sean metálicos o que tenga algún tipo de carga eléctrica debería ser imposible. Tesla en realidad hablaba de la Antigravedad como una fuerza contraria a la gravedad, y la que al parecer tenía una cierta implicancia con el campo eléctrico, pero ello nunca ha podido demostrarse si siquiera teóricamente, e incluso si Tesla realmente logró encontrar cómo eso nunca lo sabremos dado que tras su muerte el FBI confiscó todas sus cosas, incluyendo sus experimentos y libretas de anotaciones. Lo de los millones de watts para hacer levitar insectos tal vez pueda explicarse con la relatividad de Einstein (cosa curiosa dado que la crítica más grande de los detractores de Tesla era que él no aceptaba dicha teoría como válida), y en donde masa y energía son la misma cosa, y por lo que una concentración de energía muy grande podría en teoría generar un campo gravitatorio similar al de cualquier cuerpo celeste, el problema es que esto nunca se ha demostrado experimentalmente u observado en el universo.

Yo creo que este es el punto en donde te conviene o ser revisionista con las teorías científicas, o no entrar tanto al detalle mismo del fenómeno que produce este efecto. La cosa puede quedar muy bien si simplemente lo dejas como “un tipo de señal electromágnetica” desconocida pero no letal en términos biológicos, o incluso yendo por el lado del revisionismo, “un tipo de señal psicoeléctrica” que transforma las ondas cerebrales en ondas electromagnéticas de modo que estas pueden interactuar y afectar al medio físico circundante. Llamo a esto revisionista, pues aquí nos salimos un poco del campo de la ciencia ficción y entramos más al campo de la fantasía: los poderes mentales como la telequinesis ya no son considerados un elemento de ciencia ficción dado que no existe ninguna hipótesis científica válida que proponga una situación en la que dicho fenómeno sea posible.

Con lo anterior creo que ya te he alcanzado lo más me es posible aportarte. Sólo me gustaría esclarecerte un par de conceptos:

1. Para generar un “efecto electromagnético” simplemente tienes que tener cargas moviéndose, no concentrar átomos (salvo que estés en el núcleo de Júpiter).
2. Más que “emitir energía electromagnética”, sería más apropiado decir “emitir ondas electromagnéticas”, pues lo otro suena más a como que tuviera el poder de cargar eléctricamente los cuerpos con los que interactúa.
3. Lo mismo para las señales de radio que emitía Yamato, pues estas no explican por sí mismas la levitación de objetos o su capacidad para cambiar canales en la TV. Como ya había mencionado quedaría mejor si sólo dijeses “algún tipo de señal electromagnética” y la cual además causaba interferencia con las señales y emisiones de los otros aparatos que Sakurako tenía a la mano.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Miér Dic 23, 2015 11:33 am

Tenés toda la razón, veo que tenés la misma visión que mi personaje y eso me deja un poco tranquila, es por eso que Sakurako no pudo explicar porqué levitaba objetos pero pudo medir la longitud de onda. Efectivamente es físicamente imposible bajo la mecánica clásica a menos que puedas concentrar 40 teslas para mover UNA botella... lo que decís es totalmente cierto bajo conceptos clásicos.

Voy a cambiar lo de energía electromagnética, por onda electromanética, te doy toda la razón.

Con respecto a la telequinesis existe un campo que hace un tiempo estuvimos divagando con mi novio al respecto, y quiero explotarlo. Bajo conceptos clásicos de física realmente no encuentro salida para la telequinesis, pero no sé si recordás que metí un elemento interesante en el capítulo 1 en el "Triángulo de Deletang" el científico dijo que había una concentración de magnetita que pudo causar el efecto explosivo en la sala. ¿Porqué no explotar el tema del ferromagnetismo en mecánica cuántica como un amplificador de ondas? ¿Qué pasaría si se amplifica esta propiedad a tal punto que se puedan manipular un mar de dirac? La energía necesaria sería casi mínima sin embargo los efectos serían devastadores, la longitud de onda es fluctuante debido a que se entra en vacíos cuánticos, sin embargo no altera la biología del cerebro debido a que el amplificador lo hace hacía afuera y no causa rebote en el cerebro (sin embargo sí en el sistema ocular que es donde está instalado el amplificador).

¿Qué decís? Tiene sentido?

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por epiman157 el Miér Dic 23, 2015 6:47 pm

Taka: ¿qué pasaría si un sistema biológico estuviera expuesto a un campo eléctrico de significativa intensidad de manera constante? Sería lo mismo a sacarse una placa de rayos X todos los días, y por tanto peligroso al largo plazo.

En mi universo de historias yo resuelvo el problema de la telequinesis en primer lugar diciendo que esta es producida como consecuencia de la manipulación de las fuerzas cuánticas: ¿Y mediante qué proceso?, pues eso nunca lo explico, o mejor dicho, me invento una explicación, pero a pesar de eso nadie puede debatírmela, dado que en realidad nadie puede asegurar cómo funcionan realmente las leyes de física cuánticas (este noviembre encontraron un nuevo tipo de partícula que según el modelo cuántico actual no debería ni existir, por lo que si se llegase a confirmar su existencia eso tiranía abajo todas las teorías con las que la física cuántica ha venido trabajando hasta ahora, pero ello no lo sabremos hasta abril o mayo del siguiente año cuando concluyan esta investigación). La otra salida es que quienes poseen tales habilidades no son humanos, y por tanto tienen cuerpos que fisiológicamente son capaces de soportar incluso la radiación cósmica del espacio exterior u otras condiciones ambientales extremas. Incluso en el caso de los neuromaniacos (Abadón, el protagonista de "El Ángel del Apocalipsis" es de esta especie), se explica que tanto su sistema nervioso central como sus ojos están especialmente modificados y adaptados para trabajar así (incluso por eso sus ojos terminan siendo su principal punto débil). Pero aclaro: ESA ES MI SOLICIÓN (además de otras cositas propias de como funciona mi universo).

Mi consejo es que no le des más profundidad a esto de lo que tu historia necesita, o de lo contrario esta se va a terminar por ahogar. Mientras que los elementos del mundo estén debidamente explicados y justificados, y la historia no contradiga sus propias reglas y su propia lógica, todo estará bien.

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Miér Dic 23, 2015 9:12 pm

Lo de la fisiología y rayos gamma en realidad por ahí gira la trama, mis historias nunca terminan bien... pero bueno. GRACIAS POR EL CONSEJO,LO TENDRÉ MUY ENCUENTA

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Sáb Dic 26, 2015 3:26 pm

Escena 3 actualizada!

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Ene 07, 2016 4:28 pm

Escena 4 y 5 actualizadas. En especial la 5ta escena fue sumamente desafiante, espero haber hecho un buen trabajo. 
Voy por la sexta!!! ya termina el cap 2 ^^

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por Ale. el Jue Ene 07, 2016 7:32 pm

Sin dudas una historia muy muy interesante taka, espero lo que sigue con ansias!
Saludos.
avatar
Ale.
Senpai
Senpai

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 08/08/2015
Edad : 102
Localización : Argentina, che

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Ene 07, 2016 7:44 pm

gracias por seguirla Ale!!!

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por Kimeika el Jue Ene 07, 2016 9:22 pm

Tipico de Taka, lees una brillante historia pero despues lees los comentarios sobre fisica cuantica... mi consejo es que dejes de torturar a tu cerebro y te permitas imaginar y volar libremente como cuando eras una niña. es tu mundo, son tus reglas, yo prefiero personajes creibles que generen empatia, a definir cada elemento usado en tu novela. Habra alguno que no este de acuerdo pero es mi opinion. Esta bueno esto no hay mas que decir... bueno si, voy a decir: pobrecita la reina =:´<
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Ene 07, 2016 9:30 pm

Gracias por leerme Kime!!!

Bueh, la escena de la reina sé que puedo hacerla mejor, más dramática, sólo que tardé tantos días en idear la parte épica que ya no quedó mucho para el final... sinceramente romperme el cerebro con la parte científica es divertido para mí, y a la larga me ayudó a no contrariarme en la historia, en vivo y en directo lo explico muy emocionada (?)

Ahora sí, la batalla de la escena 5 fue un VERDADERO PARTO, esa sí me secó el cerebro XD bueh, cada vez voy acercando más a Yamato de Sakurako... y las próximas escenas ya son más mi especialidad, por lo que DEBÍA terminar esta pinche batalla

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por epiman157 el Vie Ene 08, 2016 1:18 pm

Yo concuerdo con Kime. Aunque entiendo tu afán por darle coherencia científica, y que eso de verdad le da más calidad y robustez a la obra (no es una mera fantasía adolescente llena de pendejadas, sino una historia que se toma en serio a sus lectores y que por tanto se preocupa de los detalles), pero como te dije antes hay un límite hasta para eso (y ojo que soy yo quien te lo dice tongue )

Sobre la física cuántica, me han hecho recordar que ayer fue el aniversario de la muerte de Tesla. Aquí les dejo una foto suya en la sala de su casa:


_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Ene 08, 2016 1:35 pm

Lo bueno y lo malo de éste foro es que todos vemos al autor detrás de la obra, muchas veces quejándose y cuestionado sus argumentos, que en la novela no se notan y son fáciles de digerir pero ha sido verdaderamente un rompedero de cabeza para el escritor. 

Con Táctica y Estrategia, la obra completa ha sido desde ya una placentera tortura (no sólo la parte científica, que lo resolví un poco más rápido que la parte ajedrecística) xD; desde construir la personalidad de los personajes, elegir los combates, crear analogías existencialistas, el fundamento científico, "hacer encajar fechas" de la Fundación NK que lo verán en escenas más adelante.

Creo que en parte discutir esos detalles públicamente desvaloriza un poco la obra, así que es bueno haberme dado cuenta de éso. 

Smile


Última edición por takarai_rihito´s fan el Vie Ene 08, 2016 1:41 pm, editado 1 vez

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por korowizard el Vie Ene 08, 2016 1:40 pm

He aquí mi homenaje a Tesla...


Wejejeje!
No lo leí aún, pero el primer capítulo me gustó bastante. En estos días me paso y lo leo. Saludos.
avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 699
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Sáb Ene 16, 2016 8:36 pm

Oficialmente termino el Capítulo 2. éste capítulo fue desafiante de varias formas, sobre todo la parte bélica y científica. 

Ahora empecemos con el capítulo 3... Smile

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por core-3 el Mar Mar 15, 2016 2:53 am



Ve el vide antes de leer. 


Muy bueno, se me ocurre entender que trataste de atribuirle los ''poderes psíquicos'' a una partícula de energía(ficiticia) y una glándula orgánica/sintética que la segregue, generó la fuerza electromagnetica suficiente como para imbuir a otros objetos con ella y así pudo manifestar los poderes de levitación fácilmente, biomecanica básica en una aplicación MUY avanzada. O de plano probaste en expandir el uso  del electromagnetismo como energía pura,  algo que no necesariamente surja de la ''mente'' o las propiedades físicas del sujeto, sino de la actividad cerebral que causa el ajedrez y que hace funcionar el módem y... Básicamente, agarraron a Yamato por su aparente potencial(Propongo a Saku como próximo sujeto de pruebas) y lo convirtieron en una batería andante que es funcional/o hace funcional ese armatoste ocioso de redes mentales interconectadas... ¿Me equivoco?


Claro, esta ''app' tiene potencial de tener mas usos por como estás manejando la historia, si no estoy mal es justamente lo que vienes arrastrando desde el primer capi en querer juntar lo bio-orgánico con lo electro-mecánico. Not bad. De hecho esto es similar a lo que pretendo en ''Puertas del Delirio'', hay por lo menos 7 sepas de especies diferentes del parásito que se manifiestan en la naturaleza de distintos modos, uno de ellos es... Una especie de partícula energética y sin masa, con voluntad propia... Eeen fin. suficiente apartado técnico, pasemos a lo que me gusta, el argumento. xD


Sinceramente me gusta la historia por esos pocos elementos argumentales que aunque pocos,  sirven para moderar la historia y encariñarte con ella entre tanto apartado científico, si a estos detalles los sobre-interpretas, llegan a tener una significancia densa,  y quizá hasta te llegan a  responder cuestiones abiertas respecto a la personalidad de los personajes y sus vidas, por ejemplo; El cuadro jerárquico en forma de pinturas familiares, si yo viviese en una familia sería una porquería solo por el mero placer de decepcionar algo que se da por sentado, como una forma de desafiar a mi familia y su retorcido orgullo en el que seguramente se pavonean, sip, sería capaz de destruir mi propia vida solo por una razón como esa. xD  Este apartado científico que le  da Saku a sus recursos descriptivos(esta niña es muy pretenciosa. >:C) definitivamente dota de personalidad al personaje, pero reitero lo que recuerdo haber dicho en el primer capi, es casi infumable.  ¿Por que es tan jodidamente perfecta? No sé, creo que ya le agarré amor apache, es intelectualmente sexy, si le pongo casa y hasta carro del año, still, hay algo más... Creo que podrás terminar con esta historia y jamás veremos a la verdadera Saku, esa que busca vivir una vida despreocupada y sin tantas pretensiones  de por medio, lo cual es triste. <_< Veo que este capi giró mas en torno a ella, por lo que no puedo decir mucho de la participación de Yamato más allá a la de; Pobre sujeto, creo que ''sujeto'' es lo que más describe su participación ahora.  



Otro detalle que me gustó fueron esos gestos cuasi-maternales que pude ver en Saku, o es que tiene vocación de enfermera... ._. En todo caso todo se fue al carajo despues de que pretendiera agarrarlo como sujeto de pruebas o verlo como un ''descubrimiento'' del siglo x) Sin duda me gustó bastante más este capitulo que el anterior. No tengo nada de que quejarme, sigue como vas, no me quejo en el apartado cientifico por que no es denso y al menos si tienes alguna ligera idea de a lo que va(o pretende) puedes atar cabos de manera casi armoniosa, pero ve pensando en como sustentar eso de los poderes por que te estás creando una torre de expectación inmensa. Very Happy 


Mi aprte favorita; 


''Dio vuelta sobre sí y se dirigió a la puerta
-              ¿Cómo haces para ser tan estúpidamente calmada y perfecta? Me das náuseas – dijo Yamato mirando a la pared mientras ella paraba de espaldas
-              Tu falta de percepción de las cosas es una de las más desarrolladas del mundo, vives ignorándolo todo- murmuró
-              ¿Qué dices?-
-              Que te envidio- dijo ella- pero a la vez, lo único que cae del cielo es la lluvia. Si sigues esperando que algo le pase a tu vida, NADA va a pasar.
-              Nunca entiendo lo que dices, no estaba hablando sobre mí, estúpida.
-              Estás a tres puertas de tu futuro y tu nauseabunda autocompasión, a veinte pasos de ser el alguien que querrías ser, pero decídete. Si quieres vivir, vive, sufre, pierde dignidad y vuelve a levantarte. Si quieres morir, muere, hay suficiente cantidad de arsénico como para matar un pueblo aquí. Pero ten las pelotas suficientes para hacer algo.'' 


El estúpido dijo exactamente lo que me cruzaba por la mente en ese momento. xD
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 952
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Mar Mar 15, 2016 6:43 am

core-3 escribió:
Muy bueno, se me ocurre entender que trataste de atribuirle los ''poderes psíquicos'' a una partícula de energía(ficiticia) y una glándula orgánica/sintética que la segregue, generó la fuerza electromagnetica suficiente como para imbuir a otros objetos con ella y así pudo manifestar los poderes de levitación fácilmente, biomecanica básica en una aplicación MUY avanzada. O de plano probaste en expandir el uso  del electromagnetismo como energía pura,  algo que no necesariamente surja de la ''mente'' o las propiedades físicas del sujeto, sino de la actividad cerebral que causa el ajedrez y que hace funcionar el módem y... Básicamente, agarraron a Yamato por su aparente potencial(Propongo a Saku como próximo sujeto de pruebas) y lo convirtieron en una batería andante que es funcional/o hace funcional ese armatoste ocioso de redes mentales interconectadas... ¿Me equivoco?


Claro, esta ''app' tiene potencial de tener mas usos por como estás manejando la historia, si no estoy mal es justamente lo que vienes arrastrando desde el primer capi en querer juntar lo bio-orgánico con lo electro-mecánico. Not bad. De hecho esto es similar a lo que pretendo en ''Puertas del Delirio'', hay por lo menos 7 sepas de especies diferentes del parásito que se manifiestan en la naturaleza de distintos modos, uno de ellos es... Una especie de partícula energética y sin masa, con voluntad propia... Eeen fin. suficiente apartado técnico, pasemos a lo que me gusta, el argumento. xD

Es justamente éso, sólo quise darle un capítulo a la psicología de los personajes, otro al funcionamiento del equipo y otro a la situación política que se hace entrever de esto. No todos desarrollan "poderes" porque justamente depende del nivel de electromagnetismo cerebral que directamente incide en la psicología misma del personaje (se explica, un poco, en el cap 3). La estimulación electromagnetica craneal es algo interesante y creo que ya sabes perfectamente a donde voy con eso... 
Este capítulo se trata de Sakurako como sujeto de pruebas, ya le implantaron el amplificador a ella y mató a la enfermera D:

Sinceramente me gusta la historia por esos pocos elementos argumentales que aunque pocos,  sirven para moderar la historia y encariñarte con ella entre tanto apartado científico, si a estos detalles los sobre-interpretas, llegan a tener una significancia densa,  y quizá hasta te llegan a  responder cuestiones abiertas respecto a la personalidad de los personajes y sus vidas, por ejemplo; El cuadro jerárquico en forma de pinturas familiares, si yo viviese en una familia sería una porquería solo por el mero placer de decepcionar algo que se da por sentado, como una forma de desafiar a mi familia y su retorcido orgullo en el que seguramente se pavonean, sip, sería capaz de destruir mi propia vida solo por una razón como esa. xD  Este apartado científico que le  da Saku a sus recursos descriptivos(esta niña es muy pretenciosa. >:C) definitivamente dota de personalidad al personaje, pero reitero lo que recuerdo haber dicho en el primer capi, es casi infumable.  ¿Por que es tan jodidamente perfecta? No sé, creo que ya le agarré amor apache, es intelectualmente sexy, si le pongo casa y hasta carro del año, still, hay algo más... Creo que podrás terminar con esta historia y jamás veremos a la verdadera Saku, esa que busca vivir una vida despreocupada y sin tantas pretensiones  de por medio, lo cual es triste. <_< Veo que este capi giró mas en torno a ella, por lo que no puedo decir mucho de la participación de Yamato más allá a la de; Pobre sujeto, creo que ''sujeto'' es lo que más describe su participación ahora.  

No es jodidamente perfecta, intenta serlo. Cuando pelea con su abuelo para que Yamato se quede (sí, fue una discusión de dos líneas ¬¬) ella va a su pieza, tiene un ataque de pánico y traté de describir una habitación caotica, donde todo está tirado... hasta la lámpara de pie, si recuerdas en la primera escena ella dice que su abuelo no puede subir las escaleras. Entonces el único pedazo de la casa donde ella tiene el control de su vida es allí... y es el reflejo de lo que ella es. Me imaginé una escena donde ella intentara agendar todo lo que debía hacer ignorando un gran basural xD

No tengo nada de que quejarme, sigue como vas, no me quejo en el apartado cientifico por que no es denso y al menos si tienes alguna ligera idea de a lo que va(o pretende) puedes atar cabos de manera casi armoniosa, pero ve pensando en como sustentar eso de los poderes por que te estás creando una torre de expectación inmensa. Very Happy 

Conoces mi estilo y sabes que me gusta dejar cabos sueltos (a veces obvios) para ir uniéndolos al final. Para mí lo mejor de una historia es su final Smile Don´t worry, muero por spoilearte mi teoría (que es un hecho real) pero no lo haré u.u 

Bueno Core, no tengo más que decirte que GRACIAS... sabes que es un aliciente que a un escritor lo lean y esta crítica es un gran combustible.

Aguante team Yamato (?)

Saludos Smile

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Táctica y Estrategia. Cap. 2.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.