Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Coleccion Villanos
Hoy a las 3:06 pm por Kuroneko

» |JUEGO| Confesionario
Hoy a las 3:04 pm por Kuroneko

» Participa en el Calendario Pothook 2018
Ayer a las 10:11 pm por Editor en Jefe

» [INSCRIBETE] en Actividad del mes de Noviembre
Miér Nov 22, 2017 9:24 pm por creep01

» [VOTACIONES] Actividad del mes de Noviembre
Miér Nov 22, 2017 9:22 pm por creep01

» FINAL Crónicas de GoreTown (Episodios 33-35)
Miér Nov 22, 2017 8:58 pm por creep01

» Papeles importantes :V (manga café? maid...meido C:)
Lun Nov 20, 2017 8:55 am por Kuroneko

» Proyectos de la Ultima Era: Capitulo 1
Lun Nov 20, 2017 8:54 am por Kuroneko

» Revista Pothook #23
Lun Nov 20, 2017 8:52 am por Kuroneko

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Novem Regna (Rol Social)

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Dom Feb 28, 2016 5:25 pm

Novem Regna

La batalla había finalizado con un baño de sangre; tanto en el bando de las Phsys como en el de los nativos del Noveno Reino.
Las mujeres Phsys avanzaban implacables, no las detenía el bosque ni las criaturas. Así llegaron a la playa, donde le mar cortaba el paso hasta su objetivo: El portal.
El delicado arrullo de las olas se detuvo; el agua se tornó un espejo, límpido, de un azul profundo y cristalino. Comenzaron a oírse leves susurros, que se volvieron melodiosos y atrayentes cantos. Había sirenas moviéndose en la zona.
Desde la otra isla, desde el destino de las phsys, avanzaron dos pequeñas criaturas, mitad infante, mitad animal. Sus ropas eran similares, hechas de simple algodón. Su contextura física idéntica, exceptuando un parche en el ojo, que cada uno llevaba sobre el ojo opuesto. Un niño y una niña; gemelos. Los niños caminaban sobre la faz del océano, que ahora tenía una consistencia blanda pero firme; como tierra mojada, pero no lodosa.
—¿Ganaremos, Ia?
—No lo sé, no puedo ver claramente el futuro… hay demasiadas posibilidades, Io…
El chiquillo sonrió.
—Entonces habrá que ir eliminando esas molestas posibilidades, hasta que solo reste un solo camino posible: Nuestra victoria.
La niña observaba tímida a su arrogante hermano. Bajó la mirada y observó a las sirenas nadando frenéticas bajo la capa de agua endurecida.
—¿Nos ayudarán o solo vinieron a ver el espectáculo? —pregunto con voz queda, la pequeña—. A ellas no les caía muy bien la Reina Dríade.
—Lo harán, pero solo si caemos en batalla… cuando tu poder deje de controlar las aguas… —explicó sin dejar de mirar orilla de la lejana isla— Está un poco lejos para ir andando. ¿Y si esperamos a que vengan?
—No seas perezoso, no están tan lejos —reclamó la niña. pero tras caminar otro trecho agregó—. Igual podemos caminar la mitad y dejar que ellas avancen la otra mitad…
—Sí —respondió Io—, eso haremos… No calculé bien este plan antes de comenzar a caminar.
—Porque eres un tonto. Te sugerí que los emboscáramos donde está el sujeto con la cara de metal.
—¡No! —exclamó el muchacho, sacudido por un escalofrío que recorrió toda su espalda—. Ese tipo me da mala espina.
—¡Ja! Miedoso, miedoso, miedoso —canturreó la niña.
—¡Cállate, tonta!
—¡Me cansé de caminar, tu plan es tonto! ¡Tú eres tonto, tonto, tonto!—gritó la niña, y se alejó rápidamente, dando grandes brincos hacia la isla de las Phsys.
—¡Tonta tú! —respondió, y comenzó a seguir a su hermana.




Ficha improvisada:

Nombre de los Gemelos: Io el chico, Ia la chica (lo pone en sus ropas).
Dones:
Io: Piroquinesis Nivel 3. Constructos de energía Nivel 3. Telepatía Nivel3.
Ia: Hidroquinesis Nivel 3. Fragoquinesis Nivel 3. Profecía Nivel 3.

Al igual que los lobos, también son quimeras creadas por la Reina Dríade. Son mitad humanos, mitad conejos.
Su parte humana los dota del uso de razón e inteligencia; su parte animal lo une a Gaia, dándole Dones, además de tener los ligamentos y músculos de sus piernas 3 veces más fuertes que los de un humano, lo que les da gran agilidad y habilidad de correr velozmente y saltar a mas de 10mts de altura. Y tienen unas simpáticas orejas negras de conejo :3 .

Descripción de Dones.
(En nivel 3 casi no hay limitaciones para el uso de los dones)
(Telepatía y Constructos están en el post inicial del juego de ROL)
Piroquinesis: Habilidad de crear/controlar el fuego.
Hidroquinesis Habilidad de controlar el agua.
Fragoquinesis: capacidad de destruir objetos con la mente.
Profecía: Habilidad de ver acontecimientos futuros, mediante "iluminación divina" o nexo con Dios (Gaia para este caso).


Normas de la pelea:

Para esta batalla, no podrán hacer contacto directo ni física ni mentalmente con sus enemigos.
Solo describirán la acción y la "intención" de atacar a su oponente.

Ejemplo escribió:
Yuly avanzó veloz, elevando su temperatura y velocidad corporal, esquivando por los pelos el chorro de agua que le arrojaba Ia. Mientras giraba, ráìdamente tomó de su bolso a Draco, y lo arrojó con todas sus fuerzas directo al rostro de la otra niña, con intención de que el pequeño mostruo le quitase el único ojo que tenía, cegándola y dejándola inútil.


Pueden postear las tres por separado, o ponerse de acuerdo por chat y hacer un post en conjunto. Como sea, deben mantener una línea temporal de acciones y no desviarse de la misma; la priomera en actual marca el início de la línea temporal, así que no pueden postear acontecimientos anteriores al movimiento de esa persona; todo es posterior a ese movimiento, y al movimiento que sigue, y así.
Sus enemigos ahora los controla otra persona, así que no intenten huir, porque no será posible Razz .
Esta batalla será igual a la que tendrán contra el Rey. Y será así para evitar el típico "Le salto encima y le cortó el cuello y colorín colorado este ROL se ha terminado"… xD
Vamos a hacer la pelea un poco más "realista". No tiene chiste si caban con los enemigos en un abrir y cerrar de ojos mientras ellos solo miran como los asesinan Razz .


Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por X_Raider el Lun Feb 29, 2016 7:03 am

—¿Quieres algo de comida?— Velvett mostraba su talento como cazadora de pescados. —Supongo que esto será suficiente.-
Añadió con una sonrisa, al final ambos se sentaron a  cocinar las preces.
 
—Sé lo que debes estar pensando de mí, apesto a muerte, se te nota en los ojos… —Velvett al fin confirmó las evidencias que tenia Eric de ella, mientras daba un mordisco del pez empalado. —Pero déjame decirte algo, tus manos han arrebatado muchas vidas, algunos dicen que la puerta del alma son los ojos, pero yo solo me guio por las manos, y esas son las manos de un asesino, de alguien que ha visto el campo de guerra muchas veces…- Parecia que ella también lo hubiera estado estudiando, eso hizo que Eric se confiara.
 
Velvett Escupió una espina al suelo, mientras vigilaba cada tanto el paradero de su compañero y Eric lanzaba la espina detrás suyo sin perder de vista a ambos, no podia confiarse, ella es como él, o al menos eso dio a entender.
 
—Eres similar a él, en cierto sentido…  —no pasó mucho para que el compañero de Velvett recuperase la conciencia y las ninfas se hicieron a un lado, asustadas…- Eso era un mal presagio a lo cual Eric se centró solo en ese individuo.
 
—Al fin despiertas…- Dijo Velvett con un tono servicial.
 
—Eric… —murmuró ese tipo con una sonrisa enfermiza llena de ansiedad y una sed de sangre insaciable que incluso Velvett reaccionó de forma sorpresiva, el hombre se acercaba a pasos lentos a medida que una aura sombría le rodeaba, su postura recta mostraba una hostilidad y una ansia de batalla abrumadora. —Cuanto tiempo sin vernos, mi soldado de sangre fría favorito…  Aunque dudo que me recuerdes.- Eric intentaba forzar su mente pero tenia lagunas y le dolia la mente de solo pensar en recordar.
 
—Es hora de que vuelvas a tu madriguera, puta aberración. —sonrió una vez más, mirando a Eric de manera despectiva. —¿Pensaste que podrías escapar fácilmente del imperio?- Este sujeto sabia el secreto de Eric por lo cual Eric se sorprendió.
 
—Pero no sería tan fácil escapar, Eric… Hay humanos en todos lados, la gente ve cosas, la gente habla, y sobre todo… La gente deja huellas a donde vaya, es imposible borrar todo rastro de tu existencia, tenlo en cuenta para la próxima que decidas huir.- Aconsejo ese individuo ya a escasos metros de Eric.
 
—Solo era cuestión de tiempo para rastrarte y capturarte, nunca olvides que tengo ojos en todos sitios. —le señaló de manera desafiante a medida que adoptaba una postura de batalla. —Velvett, somete a este hombre, quedas arrastado por los cargos de traición a la patria, evación de las autoridades, herejía, y sobre todo…- Realmente debían ser rivales de armas en el pasado para sentir todo eso por Eric.
 
Velvett no tardó en posicionarse a espaldas de Eric para someterlo con sus brazos y piernas, susurrándole al oído.
 
—No me movería si fuese tú…- Le aconsejó Velvett, era obvio que ella de algún modo estada encadenada a ese tipo tan arrogante.

Eric tiró la cabeza hacia atrás situándola al lado de la de Velvett y le susurró.

-Tienes razón, mis manos están manchadas de sangre, todo lo que dijo tu compañero es cierto y lo peor es no recordarlo.- Luego giró ligeramente su cabeza para mirar a Velvett y tras sonreírle la besó, ella se sorprendió pero no rechazó ese beso Eric era un experto besando, tras unos segundos de beso giró de nuevo su cabeza hacia quien seguramente seria su ejecutor.

-Podré no recordar pero toda acción tiene su reacción ¿Quizá me adelanté y aun no la besaste? ¿Qué es ella para ti? No pareces sentirte molesto por lo que deduzco que solo es una herramienta bien afilada, es sabrosa, tiene sabor a canela pese a que comió pescado.- Eric se burlaba descaradamente de su rival, él sabe que las emociones y sentimientos te llevan a hacer cosas que nunca harías.

De repente Eric notó algo raro en el bosque que lo llamaba, le siguió una leve corriente de Psi emanando de toda fauna y flora envolviéndole y literalmente metiéndose en su interior, la forzada inhalación y absorción por sus poros hizo que tuviera por una decima de segundo una visión, era de nuevo esa chica de sus sueños la cual se la veía con la mano cortada derramando sangre y entrando en contacto con Gaia, Eric entendió en ese instante de que él era como ella un Psi con el don de la telequinesis.

Eric hizo levitar algunos pocos trozos de tierra de su alrededor de forma inconsciente y misteriosamente Gaia le ayudó mandando en ese lugar donde solo estaban esos tres todos los animales del bosque que rodearon a los tres, estos animales permanecían a escasos centímetros del trio esperando.

-Ahora lo veo, yo soy un Psi y debo reunirme con mi otra mitad a cualquier costo, si seguís reteniéndome tú que albergas tanto odio hacia mí no saldrás vivo y nadie asistirá a tu entierro, los asesinos no reciben entierros, si Velvett me suelta podría perdonar la vida de ella y la tuya, si no, como dije tu mueres y eso liberara a Velvett, pero yo permaneceré a su lado, ella no quiere esto, solo es tu deseo egoísta, tu ego te ciega. ¿Qué piensas hacer ahora? Esto es un todo o nada para ti.- Explicó Eric rodeado de esas pequeñas piedrecitas que circulaban a su alrededor formando orbitas.



Off rol:
La pelota está en tu tejado Core :3
avatar
X_Raider
Sensei
Sensei

Mensajes : 1343
Fecha de inscripción : 25/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Lun Feb 29, 2016 8:31 am

Orilla del Novem Regna
 
Despertó sonrojada  de un corto sueño en la orilla, se tocó los labios pensativa  ¿Había besado a una mujer?
-          Arruinas todas mis primeras veces,  le diste un beso adulto a una mujer- dijo riendo y tapándose la cara negándose como una niña.
Las aves marítimas escaparon desesperadas a contra-viento internándose en el bosque a plena hora de alimentación, una leve expansión de la marea, cangrejos y tortugas  escapaban desesperados  al monte indicando que algo mar adentro no andaba bien y se acercaba. Juntó las manos haciéndose sombra encima de los ojos, vio dos pequeñas figuras lejanas a contraluz levitando sobre el agua. Algo tan poderoso que dominaba el mar y espantaba a la fauna del lugar. Su instinto baldonita casi animal también le sugería correr lo más rápido que pudiera. Sumando una taquicardia horrible que no la dejaba, su pecho estaba a punto de rasgarse.
Dio media vuelta desesperada viendo a las mujeres preparándose a zarpar con sus balsas, algunas equipándose.
-          NOOOOOO, regresen. Nadie toque el mar!!- gritó desesperada mientras corría. Las mujeres volvieron a tierra.
-          Entren en éste lugar poco visible y protejan a la reina en un círculo concéntrico en el siguiente orden: citoquinesis luego de Barrera psíquica, luego Campos de fuerzas Defensa… crio y piroquinesis Ataquen si los ataca- señalando a cada grupo- Creen una jaula energética impenetrable. Ahora!! Y protejan a mi halcón- dijo visiblemente afectada.
 Llama a Baldon, enfada a Tahal dijo corriendo por la playa. Despierta a la esencia y luchemos como hijos Gaia.
Sentía peligro, no sólo  el suyo… el de sus sueños. Una pecho y la cabeza le latían como si ése cuerpo no fuera suyo. Empezó a caminar ansiosa de aquí a allá, no podía dejar de sentir la desesperación… él iba a morir y ella también, podía oler el miedo… SU miedo. Arayara avanzó nerviosamente, se rascaba la cabeza sin saber muy bien qué hacer. Los sonidos de su corazón se acrecentaban en su cabeza, había peligro, en algún lugar del mundo… él corría peligro y ella moriría estúpidamente antes de llegar al portal.
El latido del otro corazón estaba enredándose con el suyo, ramificando la adrenalina en sus venas, como un tamborileo tribal seguía acrecentándose desesperadamente en sus oídos. Ya no podía respirar, se agarró la cabeza y con un grito desgarrador cayó de rodillas al suelo… ella sólo quería paz mental, el silencio que sólo brinda el bosque, el tamborileo no paraba invadía cada vez más su cabeza. Lloraba, mientras las gotas se mezclaban con la tierra formando pequeño barro ¿por qué no la dejaba en paz?
Agarró una rama y dibujó un círculo a su alrededor: “Si no puedes con tu adversario, únetele” pensó mientras se incorporaba decidida. Baldon y Tahal te protegerán como lo hacían sus ancestros, como los primeros hijos de Gaia, como los telepatas que hablaban con el corazón del bosque. El telépata elegido que hablaba con cada animal de bosque conocido en su radio de acción.
Se incorporó y como en una danza ritual vudú, zapateó con todas sus fuerzas el suelo, tomaba tierra con sus manos y lanzando con fuerza alrededor rogaba que la Gaia que protegía Baldon escuchara su súplica: Salva a tu hijo, por favor, si él muere… yo muero; si yo muero… él también. Salva a tus hijos madre Gaia, 
Puñados de tierra se regaban como polvo mientras giraba su cabeza con fuerza invocando la fauna, golpeaba el suelo con los puños, golpeaba al aire saltaba pegando con los pies pidiendo que la tierra despertara. Seducía con movimientos cadenciosos al espíritu del estéril Tahal, al ritmo del tamborileo cardíaco. Su mente se unía a la esencia con el ruego desesperado: Sálvalo…. Sálvanos.
Había protegido al estéril Tahal y al fecundo Baldon desde su infancia, la esencia le debía al menos un favor. Golpeaba al aire, mientras saltaba enérgica, abrió  su mano desesperada uniéndola con la matriz de Gaia… la tierra, conectándose con ella, llorando desesperada agitaba su cuerpo invocándola, su mente había llegado a un nuevo estado mientras su sangre drenaba en el suelo. Gritó por última vez con la energía conectada del suelo y quedó inmóvil.
Mientras una nube inmensa de miles de aves oscurecía el cielo, se levantó tambaleante viendo el mar. Tal vez en espera de su ejecución…
-          Tienes que vivir- susurró, un poco para él... un poco para ella.
Spoiler:


Última edición por takarai_rihito´s fan el Mar Mar 01, 2016 4:45 pm, editado 1 vez

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por korowizard el Lun Feb 29, 2016 10:16 am

Reino de Baldon

El Pez Dorado desciende tras volar por varias horas. Necesitaban provisiones para continuar su ruta hacia las islas del sur, y por recomendaciones del piloto decidieron hacer escala en Baldon, ya que su mercado siempre fue un buen lugar para proveerse y sus apacibles bosques un bello sitio de descanso durante los viajes más largos, pero esta vez era diferente.
Tras aterrizar, descienden los únicos tres tripulantes. Kadabra se estira desperezándose, y lo secunda la pequeña Ivy. El piloto del navío, un hombre maduro con bigote cano y de pocas palabras, toma su mochila y se aparta de los otros dos.

—¡Uy pero qué lindo aire se respira aquí! ¿Esto... es Baldon, verdad? —Pregunta la niña.
—See... El concurrido mercado de Baldon —Responde Kadabra observando a su alrededor—. Jeeeh era de esperarse encontrarse este panorama.

A esas horas, la gente se amontona en las principales avenidas del distrito comercial, practicamente un punto medio obligado para todo viajero.

—Bueno, hora de abastecerse. No se retrasen. —Dice el piloto, quitándose la gorra y luciendo su calva.
—¿No se supone que ibamos a descansar? —Cuestiona la niña.
—Has dormido todo el viaje, ya vamos sobre la hora.
—¿Qué hora? —Kadabra muestra su desconcierto— ¿Había un horario para llegar a un lugar que todavía no sabemos si existe y no estaba enterado?
—Seguro. Nos escapamos por los pelos de los obuses, no tardarán mucho en informar a las autoridades de Baldon que una nave tripulada por traidores, con las características del Pez Dorado se encuentra prófuga.

El hombre maduro comienza a inquietarse y camina hacia los almacenes.

—Espera, viejo —Lo detiene Kadabra— Tengo un pendiente en Baldon... No demoraré más de una hora.
—Una hora es mucho tiempo...
—Trula lula lah, el tiempo es relativo, je je —Kadabra revisa sus bolsillos con una sonrisa, saca una moneda dorada—. Aquí tienes, ve a esa taberna y verás como se pasa rápido una hora.
—De acuerdo —el viejo se peina el bigote mirando la reluciente moneda—. Una hora.
Vuelve a decir con firmeza y se dirige al lugar mencionado.

—¡Iiiiiiuuuuuuuh! —saltitea de alegría Ivy— Siempre quise conocer Baldon, ¿A dónde me llevarás?
—Eeeeeeemmmm... Será mejor que te quedes con el viejo —se acerca a la niña hablando en un susurro tenebroso— Al lugar a donde voy no se permiten los niños... Es muy peligroso... Puede que ni siquiera yo mismo regrese —eleva el tono de voz— ¡Ten por seguro que una renacuaja como tú podría ser capturada y machacada para hacer comida para gatos! ¿Quieres eso? ¿Quieres tu cara en la etiqueda de una lata de conserva?
—Eso no asusta... Ya no eres creíble, Kadabra. ¿Por qué no me dices que quieres privacidad para encontrarte con una novia? —Responde la pequeña con picardía.
—¡Niñata! ¿Me tratas de mentiroso? ¡Eso está muy mal! Muuuuuuuuuuuuuuy mal... —Hace una pausa— Esteeeeeeeeeeeem... ¿Con qué te soborno? ¿Algodón de azucar?
Ivy niega moviendo la cabeza hacia los lados.
—¿Manzana acaramelada? ¿Chocolate con chispas? ¿Tarta de frambuesa?
—Na.
—¿Entonces?
—Quiero una mascota.
—¡Mascooootaaaaaaaaaa! ¿Estás loca? No no no, niña. El viejo se enfadará... Además... —Una mirada discreta hacia la expresión de tristeza de la niña lo hace cambiar de opinion inmediatamente— ¡Qué rayos! ¿Qué clase de mascota?
—Ji ji ji... Lo pensaré.
—Bien, bien... Ve con el viejo un momento, yo no tardaré.

El cirquero toma presuroso su camino en solitario, como si conociera de toda la vida aquellas calles estrechas repletas de comerciantes. Continúa a paso acelerado hasta una pequeña carpa con toldo a rayas blancas y rojas.
De la puerta sale un tipo vestido de arlequín, rasgos grotescos y muy alto y flaco.

—¡Kadabra! ¿Qué pasa por aquí qué pasa por allá? —dice con gesto caricaturesco de asombro.
—Trula lula lah... Yo también me alegro de verte, Gero. Pero, jeeeeeeh —Kadabra suspira— tengo poco tiempo. Hay unos jenízaros tras nosotros.
—¿Jenízaros? Uuuummm ¿NOSOTROS? ¿Estás con alguien más?
—See. Alguien muy amable que me regaló un hermoso navío volador.
—¿NAVÍO VOLADOR?
—¿Vas a sorprenderte por todo, Gero?
—¿Uuuuuhm, será posible verlo?
—Seguro. Es más, tienen que ayudarme a armarlo... Y acompañarme.
—¿ARMARLO? Pero casi no tenemos provisiones... —Gero se muestra algo nervioso—. Los agentes del rey están por aquí y por allá cortando todo ingreso de material bélico... Lo único que tenemos son media docena de Gatlings, algunos cañones... ¡Y el lanzacohetes de Saltinbanqui!
—Suficiente... ¿Ah? ¿Así que todavía estás con Saltinbanqui?
—Hace días que no la veo ni por aquí ni por allá... Creeemos que está en la frontera con Felnir, a ella le gusta la diversion en grande.
—Jeh sin duda la necesitamos. Ven te llevaré a ver al Pez Dorado.
—¡PEZ DORADO!
—Maldición, Gero —pronuncia Kadabra hastiado— ¡Deja de sorprenderte por todo!

Una vez de regreso al Pez Dorado, Kadabra y Gero terminan de disponer las ametralladoras en los lados de la nave como armas secundarias, los cañones como arma principal, y el poderoso lanzacohetes quedaría en reserva para situaciones extremas.
Otro integrante del circo también ayudó en el armado del navío, llamado Malrot, vestido elegante y con una mascara blanca.

El veterano piloto sale de la taberna completamente alcoholizado, tambaleándose, con la nariz colorada y mareos.
—¿Ya vaaaamss al Noveno Reeeeiiii ¡Hic! Iiiinooooo... ¡Hic! Truaajeee todo lo necesaaaario....
Tras decir esto, el piloto se desploma en el suelo, profundamente dormido.
—¡Que desagradable sujeto! —Exclama Malrot ocultando su repulsion tras la mascara— ¿Y este es el piloto?
—Jeeehm sí, es nuestro piloto. —dice algo resignado Kadabra.
—No lo veo en condiciones de pilotear la nave... —reclama Malrot— Dejemoslo en Baldon, yo pilotearé la nave.
—¿Tomaremos prestada la nave? —Pregunta Gero.
—La nave no es de ese hombre, es Mía... —explica Kadabra— Y de esta niña.
—¡NIÑA!
—Así es. Mi nombre es Ivy, y más les vale comportarse o no subirán al Pez Dorado.
Puede notarse entre los brazos de la niña su nueva mascota, una cría de grifón plumas doradas.
—¡Oooooh pero si es una ternurita! —Malrot encantado— ¿Y sabe pelear?
—Nehhh es una pequeña —explica Kadabra—. Pero tiene mucha actitud, puede aprender lo que sea.
—Ya veo, tiene mucha actitud la renacuaja. —Dice Gero.
—¡Renacuaja! —La niña muestra su descontento— ¡Y tú eres lo más repulsivo que he visto!
—Trula lula lah... Entonces ¿Dejaremos al viejo aquí? ¿Tú que dices Ivy?
—Sí, que se quede. En su estado actual no sirve de mucho. Cuando regresemos del Noveno Reino le contaremos todo lo que vimos.
—Entonces —habla Gero— ¿Iremos por Saltinbanqui?
—Eso mismo. Mientras más seamos, mejor es.
Así, Kadabra, Ivy, Malrot y Gero abordan el Pez Dorado y se dirigen a Felnir en camino al Noveno Reino, dejando atrás al viejo piloto borracho en las calles de Baldon.

Off rol:


Wejejeje ya tengo reclutados algunos soldados, no te será nada fácil esto, Firebred xD

avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Lun Feb 29, 2016 6:59 pm

OFF ROL:

"Au contraire mon ami", mientras más soldados tengas a tu alrededor, más fácil será vencerte Smile .
u.u La razón es simple, aún no conoces los Dones de mi Cazador... podría ser un poderoso telépata, y volver a todo tu ejército en tu contra Smile .
Yo que tú, no me rodearía de tantos NPCs xD; aquí muchos se confían demasiado en las armas y compañeros NPCs, y no captan la verdadera esencia del juego, que es: ... o.o

Mi cazador saldrá de las entrañas de Felnir. Pero antes de alcanzarte, me divertiré con las Phsys del Noveno Reino.

n_n/ Saludos


Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por HoneyCreeper el Mar Mar 01, 2016 1:44 am

Yuly fue aplastada entre las mujeres, el gran problema de ser pequeña. Noto a Arayara temerosa, casi sin aire, de esas dos personas de la misma edad que ella y sin embargo Yuly no se inquieto en absoluto. Por lo anterior dedujo que ellos podrían ser peligrosos.

- La barrera solo nos daría tiempo para analizar a los oponentes.- Pensó Yuly, protegiendo su bolso de la multitud. Draco saco su cabeza del bolso, se noto asombrado y angustiado por los oponentes.

-     ¡Esos son los gemelos Io e Ia! Creí que era leyenda, pero la reina Dríade consiguió crear dos kimeras mitad humanas...

-    gemelos... y, ¿quién de ellos es el o la travestí?- pregunto Yuly tapando el osico de Draco para no llamar la atención- en cualquier caso hoy será el día Draco.

-     Esta bien, pero yo elegiré a mi oponente- intento hablar Draco.


Yuly, desde las hierbas, saludo a Ia como el Ia y a Io como la Io, consecuentemente se presento como Juliana, su nombre verdadero, resaltandolo para que no la menospresien por no usar una camiseta con su nombre, esperando que aun así no olvidaran su nombre como niños de preescolar. Su intención era irritar a los alcahuetes y conocer quien de ellos había inventado tal ridícula moda, mofándose de ellos. Ella se sentía segura en la barrera, pero sabía que no duraría para siempre.



offrol:
los gemelos solo son del mismo sexo, solo los mellizos pueden ser de diferente genero

_________________
    
avatar
HoneyCreeper
Seito
Seito

Mensajes : 326
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por core-3 el Mar Mar 01, 2016 5:15 pm

El tiempo se detuvo, no, no fue eso, fue la brisa de aire surgiendo desde la profundidad de los bosques lo que se hizo más denso, hostil. Sin embargo el contraste de colores que  abrumó sus ojos al contorno de las piedras orbitando alrededor de él y del muchacho fue lo que en verdad lo inquietó, algunas suspendidas, otras en constante movimiento orbital, veía como los constructos de colores se iban moviendo de un lado a otro y se extendían como una compleja red de telaraña solo visible para sus ojos, para Garen las intenciones del chico eran tan claras como la directiva de  esas piedras, sin embargo…
 
Había algo por lo cual no podía actuar libremente, sea esa ligera perturbación que no quiso hacer denotar por ningún poro de su cuerpo,  que por escasos momentos le arrebató su capacidad por ver el mundo de colores y el aislamiento de su mente, no solo la suya… O, la ventaja numérica de las bestias de bosque rodeando el sector en donde se encontraban, era el espíritu de Gea, enfadado, e iba sobre él y su acompañante, sin embargo el espíritu enardecido de su fe sobre él no le detuvo, al contrario, pudo escucharlo desde lo más profundo de su mente y corazón, esta tierra le estaba hablando, esta tierra estaba cansada de él, esta tierra estaba negándole su conexión con Gea por escasos momentos, y lo supo apenas escuchó el leve llamado de alguien más en alguna parte del mundo. O sea la vida de Velvett en peligro latente.
 
‘’Fue leve, una voz débil… Pero pude oírle, en alguna parte del mundo alguien está clamando con su voz en alto el llamado de estas tierras, alguien la protege…’’ Pensó suspensivo, Gea era una diosa caprichosa, pero más que eso era una entidad moldeable, una herramienta de la naturaleza que entendía bien y a la cual temía… Pero él se encargaría de domarla para su propio uso, y alguien mas estaba haciendo exactamente lo mismo para negarle su conexión, había escuchado hablar sobre tribus Baldonitas que entregaban su voluntad a los dioses para proteger sus tierras de los invasores barbaros de la antigüedad, pero… Una herramienta tan antigua en las manos equivocadas podría ser problemático para sus verdaderas intenciones con la tierra, era un pensamiento abominable que Garen no podía permitir pasar por mucho tiempo, de alguna manera él se encargaría de monopolizar la herramienta para sus propios fines, Eric tenía razón en algo respecto a él, la codicia que corroe por su sangre era abrumadora, pero no lo cegaba, su codicia solo iluminaba mas su sendero que él mismo se encargaría de crear. Ante las posibilidades sonrió por dentro, en ningún momento soltó expresión alguna incluso viendo a Velvett en brazos de otro hombre. Había algo más importante que un simple beso a su ‘’amada’’ de por medio.
 
—Entiendo… —finalmente había hablado, dirigiéndose a Eric, extendió sus brazos a  los lados y le dio por su lado, señalando al cielo con su dedo índice, como hablándole a los dioses en las alturas, soltó una expresión amarga que borró su sonrisa. —Velvett, suéltalo.
 
La chica miró escéptica pero de inmediato accedió a su orden, finalmente Eric estaba libre de su prisión y las piedras no tardaron en caer como lluvia solida sobre ellos.
 
—Corre, que no vea tu puta cara antes de que cambie de opinión…  —extendió su mano derecha servicialmente, dejándole el camino libre para que pudiese huir, el procuró que sus expresiones fuesen lo mas naturales posibles; Frustración, enojo, y resignación… Emociones que podía emular a la perfección incluso para los ojos más susceptibles, cuando funges en el ámbito político dejas que tus emociones hablen  por si solas articulando toda clase de mentiras hasta al punto en el que tú mismo termines por creértelas, engañarte a ti mismo es tan solo la primera etapa para engañar a los demás, se basó en los colores una vez más para anticiparse a cualquier movimiento en Eric, y este tenía las más nobles intensiones en llevarse a su acompañante con él... —Velvett… Desde que ganaste tu libertad en la arena eres una mujer sin cadenas, y libre de partir a donde tú quieras y cuando quieras…  No hay necesidad real por la cual tengas que permanecer a mi lado. 
 
Eric recogió sus cosas antes de irse, llevándose consigo a la chica y sujetándola de la mano le arrastró con él… Sin chica, sin Psy, un resultado lamentable que Garen no perdonaría.
 
—Señor Garen, ¿se encuentra ahí? —el sonido de su intercomunicador inalambrido se dejó oír, la voz del otro lado era él mismo de antes. Garen caminó a pasos lentos hacía la radio y respondió a la llamada con una seca y cortante voz.
 
—Sergei… Te has tardado,  ¿Por qué no han venido los soldados? —preguntó en tono levemente furioso a la vez que exigía los refuerzos, según el protocolo para estos casos era mandar una unidad de búsqueda que diera con su paradero.   
 
—Lo sentimos señor Garen… Se nos presentaron algunas inconsistencias y órdenes mas prioritarias.
 
— ¿Qué puede ser mas prioritario que esto? Por culpa de esto acabo de perder el rastro de un Psy.
 
— ¿U-un psy? —preguntó ansioso, como si hubiese encontrado el premio mayor. — ¡De inmediato mandaré algunas unidades en su búsqueda! ¡No se preocupe señor Garen! Tendremos a ese bastardo hereje tan pronto como quiera… En cuanto al percance, bien, se nos informó el avistamiento de un navío volador con colores lo bastante llamativos como para no ser pasado por alto, en seguida los agentes de Phara lo identificaron como hostil al imperio y nos dispusimos a localizarlo con ayuda de los Espectros, al parecer llevan a bordo a la nieta del viejo quien estaba trabajando en ese proyecto de las montañas voladoras...
 
— ¿Ese viejo loco sigue con vida? —preguntó de manera cínica, con una leve sonrisa en su semblante al recordarle, una sonrisa de cariño. —Su nieta… No le recuerdo, ¿Y qué ocurrió con eso? ¿Por qué un invento de ese viejo caería en manos de los rebeldes?
 
—Al parecer pertenecen a otra escuadra de poder, el viejo estaba conspirando para llegar al noveno reino por su propia cuenta… Según los Jenizaros que revisaron su taller.
 
‘’Ese viejo temerario, haciendo cosas innecesarias como siempre…’’
 
— ¿Y el paradero del sabio?
 
—Fue encarcelado junto a algunos trabajadores del taller que sobrevivieron al asalto.
 
—Bien, aún se nos es de utilidad… —agregó aliviado. —Desista, Sergei… —agarró el comunicador del suelo y se lo puso en el hombro a medida que revisaba entre la fogata, se aseguró de agarrar el Pez empalado que estaba comiendo Eric siguiendo el rastro de su saliva por medio de la sinestesia, hizo un complejo circulo en el suelo con una vara a medida que se sentaba en el centro con las piernas abiertas, meditando… Sacó un pequeño frasco de uno de sus tantos bolsillos en la gabardina, tenía dentro un líquido azul, esparciéndolo al centro del círculo junto al pez de Eric, en seguida rebosó una sustancia negra que se junto con el poder de su sinestecía y el éter enfrascado, una mínima cantidad que podría hacer maravillas, con sus dedos comenzó a moldear algo...
 
—Ya me cargaré yo de detener a esta rata escurridiza, envía seis unidades de espectros en búsqueda del navío, rastréenlos y manténganlos en la mira, no les ataquen.
 
— ¿Tiene algo en mente, señor?
 
—Digamos que si… A donde sea que vayan es un hecho que irán a reunirse con mas ratas opositoras, oculten sus presencias lo mas que puedan y, otra cosa, haz otro canal de comunicaciones privado para poder hablarle a los soldados en directo, al parecer los rebeldes han hallado una forma de adentrarse en él, eso me recuerda que necesitamos equipo anti rastreo, algunas granadas chaff servirán para evitar  los radares en caso de que nos ataquen o sean ellos quienes empiecen con la ofensiva, lo demás es historia... *
 
*Granadas hechas de lámina de aluminio capaces de burlar los radares, realmente no te hace ‘’invisible’’ ante ellos, sino que emite una serie de innumerables presencias que terminan por confundir los sensores y enloquecer los sistemas al volverse ‘’incontable’’, mas información wikipedia. 
 
—Entendido, señor… Otra cosa, los preparativos de su nave están completas, de hecho ahora mismo estoy navegando en ella, ¡Le sorprenderá todas las sorpresas que tengo preparadas!
 
— ¿El ‘’Yáganat’’ está listo? Que sorpresa, ya veo por qué insistías tanto en que viniese.
 
—Quiero que lo vea con sus propios ojos, señor… Estoy seguro de que le sorprenderán los resultados de su destrucción que no conoce fronteras.
 
—Tendrá que esperar, no planeo quedarme mucho tiempo aquí, de ser necesario tendré que moverme por mi cuenta.
 
—De todos modos enviaré una unidad de tres Dirk para que lo protejan en los bosques, no podemos confiarnos pues algunos rebeldes aún deben de andar por los al rededores.
 
Ambos colgaron sin más contratiempo, finalmente su creación estaba completa, un negro corazón latía en sus manos como si este tuviera vida propia o fuese parte de un ser vivo, moldeó con éter y simuló el órgano con el uso de su propia sinestesia negra, de su rostro se le dibujó una terrible sonrisa que procedía a sus más terribles intenciones, su rostro se oscureció en las posibilidades y no tardó de realizar su jugada maestra. Una técnica milenaria olvidada por el paso de los tiempos, la articulación de una maldición encarnada con la ayuda de sus poderes psíquicos, una técnica a la cual solo un psy tenía acceso...
 
—Este es mi llamado a los dioses, mis más negras intenciones encarnadas lo aferran al suelo… Que las sombras aplasten la esperanza que cierne sobre sus rostros, Gea no responde a razones, responde al poder… ¡Responde a la muerte de mis enemigos! —en el corazón en sus manos se paró de su meditación y de inmediato clamó a los cuatro vientos y hacía el cielo mismo, aplastó con sus dedos el negro corazón convirtiéndose en una sustancia negra similar al plasma, su ennegrecida aura, ahora solida y con propiedades similares al caucho se extendió como telaraña muy delgada, similares al hilo al contorno de las sombras en los bosques, la espesura se condió con su aura y con sus redes de araña. El corazón de Eric se detuvo, un paro cardíaco que hizo que besara el suelo tan pronto como terminó su ritual, el muchacho yacía inconsciente, Garen caminó tranquilamente a medida que los hilos le seguían, tenía que identificarlo y cargar con su cuerpo inerte, pero para su sorpresa, en el camino se topó con Velvett quien cargaba con el cuerpo del muchacho, obviamente despojado de sus armaduras.  Entonces ella sonrió plácidamente.
 
—Como para usar tan terrible técnica prohibida de Tahal, debiste odiarlo mucho, ¿cierto? —pregunto cínicamente, pero aquel hombre no respondió y siguió de largo ignorándole, tenía cosas más importantes que atender en ese momento, soltó una amarga expresión, y sin dirigirle la mirada siguió al frente.
 
—Quita esa puta sonrisa de tu cara, no te quedan… —se expresó enojado, claramente enfurecido mas consigo mismo que con la chica. No había muestra de respeto alguno por Eric, solo un inexplicable resentimiento que tenía que ver con la chica y él, y ella lo supo, pero no dijo nada, Velvett sonrió a sus adentros al ver la reacción tan ‘’humana’’ en su jefe. Él Moría de cólera y sin embargo era divertido para ella por alguna razón.  —Aún hay trabajo que hacer, que no se olvide…
 
—Si te sirve de algo no lo disfruté.
 

‘’Quizás tenga mejores recuerdos de tu cara enojada que ese beso’’ pensó, pero en ningún momento se lo dijo, estaba anocheciendo en los bosques y  la cacería de sus verdaderos enemigos estaba apenas comenzado, a lo lejos se logra notar la imponente presencia de un navío negro, un navío que claramente no estaba siendo propulsado por globos o cualquier otra máquina que el hombre pudiese concebir en esos tiempos…  






Off rol: Ehm, no maté a Eric, solo lo ''noqueé'' con un leve paro cardíaco, si hubiese tenido su sangre quizás y si... XD
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 953
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Kimeika el Miér Mar 02, 2016 12:11 am

Cada vez estoy más molesta y confundida en medio de este extraño grupo de mujeres infantiles y dementes. La niña Yuly es rápida, hizo uso de sus habilidades para cambiar en el último instante el cuerpo de la reina por una tarta. Siguiente a esto se mofa con su aliento fragante de vagina, al menos ahora sabemos el tipo de servicio que brinda a la reina. En el instante en que hecha una furia me decido a despedazarla, Arayara me detiene, argumentando que las necesitamos para escapar, tanto a Yuly como a la reina. No desisto de mis intenciones, pero postergaré sus muertes para el momento posterior a cruzar el portal.
Las mujeres comienzan a cuchichear y miran hacia mí. Estoy segura que soy protagonista de sus murmullos. Algunas, las más valientes, me observan con burlas y risas discretas, pero la mayoría me mira con cierto temor. No las culpo. Se hace popular la palabra "loca" en sus comentarios.
Seré una loca, pero soy muy conciente de la situación en la que estamos.

Seguimos camino hasta la playa, donde nos disponemos a los preparativos para cruzar el mar. En cierta forma me apunto un poco del grupo, quedando como la última de la fila. Pero al llegar a la costa es difícil mantener el orden y nos volvemos a mezclar en un nudo de confusión. Continúo lamentando el haber caído en una manada de niñas exploradoras sin experiencia. Tan sólo rescato a Arayara de todo el grupo.
La playa se presenta delante de nosotros como el último obstáculo a enfrentar y el más difícil. Es extraño, el oleaje había cesado, está todo tan calmo que su superficie se asemeja a baldosas de cristal. Cuando pensamos atravesar el último desafío antes de ir a casa, del mar aparecen dos odiosas criaturas casi idénticas como niños conejo, ambos varones aunque uno con cabello largo trenzado y senos falsos. Se traviste de niña pero la pequeñez que cuelga entre sus piernas lo delata. Estos dos seres inmaduros hablan como infantes, inocentes y juguetones, pero sin duda con intenciones hostiles.

Lo que ahora está pasando puede soñar absurdo pero así es: Arayara comienza una danza ritual a sus diosas tribales ancestrales, ensuciandose con polvo y herbajos, retorciéndose como si su cadera fuese de goma. Me pregunto, ¿Esto es sexy? Tal vez, pero también patético.
-Y después la payasa soy yo...- Dije. Las chicas que me rodean emiten tímidas risas.
Su deidad parece que toma con agrado la adoración, o se trata de un mirón extraterrestre de poderes supremos que se deleita con la danza sexual de Arayara... el punto es que la bendice con un soplo de viento renovador que mejora notablemente sus heridas y le deja un cabello sedoso y libre de caspas, prueben la nueva danza, nueve de cada diez dermatólogos la recomienda.
Yuly sigue en la retaguardia viendo de que manera salir corriendo una vez más.
Por mi parte me mantengo en guardia observando cada jugada enemiga, a la espera que ellos atacaran o comenzaran a hablar con las chicas.
Veo su manera de actuar, cada uno de ellos tiene un sólo ojo, y cuentan con un amplio rango de puntos ciegos. Procuraré llegar a su punto ciego para desde allí arrojar mis dagas. Esto será dificil...
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Miér Mar 02, 2016 2:48 pm

NOVEM REGNA
Cada vez se acercaban más a la orilla, las mujeres expectantes al peligro anticipaban una pelea dura. Aunque… ¿eran niños? Arayara tuvo un dilema, al ver cada vez más figuras pequeñas con grandes orejas que avanzaban discutiendo, sin embargo algo le decía que eran todo menos seres inocentes.
Arayara, pensativa, se pasó la mano por los ojos llegando a sus mejillas y terminando en sus labios los cuales sobó en señal de preocupación. Tomó su tabla y volvió a gritar:
-          Arayara: ¡Señoras! Van a completar la obra más grande que Gaia haya encomendado: la de salvar a los phsys de la esclavitud y el genocidio- se desplazó a lo ancho de la playa, señalando el horizonte- ¿Ven hacia el horizonte? Probablemente sean los enemigos más fuertes que conozcamos jamás, pero hemos demostrado que juntas somos más fuertes que cualquier dríade y ni un ejército de quimeras nos hará retroceder. Porque lo importante en batalla son las agallas, señoras… y nosotras las tenemos.
-          ¡¡BARRERAS PSÍQUICAS Y FÍSICAS AMURALLEN LA ORILLA!!! NI UN PASO ATRÁS, DEMUESTREN QUE LAS PHSYS NO RETROCEDEN!! SI SON HERIDAS.. VUELVAN A ARREMETER SIN CANSANCIO!!
50 mujeres en dos hileras correspondientes amurallaron la orilla extendiendo sus brazos y liberando sus energías. Miró a una mujer joven de pelo corto que corría junto a las demás, por su contextura era la más delgada de todas las phsys con dones de barrera. Tenía el cabello rubio corto, los ojos pintados de negro ligeramente corridos y una apariencia gótica.
-          Arayara: ¿cómo te llamas?- dijo desde su tabla
-          Beatrix: Beatrix de Felnir. El Felnir antes de la toma del rey Nerón- aclaró.
-          Arayara: ¿Tienes dones de barrera?
-          Beatrix: si y de constructos- dijo mirándola desde lo bajo. La tabla causaba una diferencia de altura
-          Arayara: Constructos no nos servirá… súbete, eres pequeña… entrarán tres personas pequeñas aquí, aunque no seremos tan rápidas- extendiendo su mano. La mujer subió al frente de la tabla.
No entendía lo que estaba pasando, los animales desalojaban el agua asustados. Sin duda no eran quimeras comunes, sino algo que asustaba a cualquier animal en la tierra… y solamente hay una cosa en el mundo que los animales aborrecen y temen…

-          Quimeras humanas- susurró esperando tras la barricada. Beatrix miró interrogante a su compañera sentada en la punta- Esos bichos se están tardando en llegar sin embargo no dan señal de retroceder o atacar.

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Kimeika el Miér Mar 02, 2016 11:04 pm

Primer Ataque
Quiero terminar con esto cuanto antes y aunque los gemelos no atacaron aun, preferimos hacer nosotras el primer paso. Arayara nuevamente toma la voz de mando y dirige a cincuenta ¿cincuenta? No sabía que eramos tantas... mujeres para que con barreras psiquicas entorpezcan el avance del duo enemigo.
Arayara y otra chica llamada Beatrix distraen la atencion de ese par subidas en la tabla aerodeslizante. Corro como el viento sin hacer sonidos por el punto ciego del gemelo de trenzas cuyo estampado en su playera dice Ia. Me acerco lo suficiente a la costa para usar electroquinesis sibre la superficie del mar y electrocutarla. Estoy segura que esos dos no se la esperan, y ante el contrataque tengo una daga lista para ser lanzada.
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por HoneyCreeper el Miér Mar 02, 2016 11:51 pm

yuly quedo entre la barrera, esperando algún movimiento o palabra de esos dos, que nunca consiguio. las chicas se movían, sin saber exactamente a que se enfrentaban, algo temible lo eran, lo sentía draco.

Entre decisiones e indeciciones yuly tomo su escopeta y draco le impidio el ataque. advirtiendole, sobre la fragoquinesis de uno de ellos.

-fragoquinesis...- yuly se quedo pensando- la habilidad de destruir objetos, pero y si es un objeto que sirve para ser destruido?

tomo de su bolso, una de esas pelotitas con liquido azul y rojo, su intención era arrojarla a la orilla del mar despues de que la chica de azul hiciera su ataque.

- TODO EL MUNDO A LA BARRERA- grito Yuly- la bomba la arrojo al agua. Esa bomba de gran magnitud, que crea el más ardiente infierno en un área delimitada, explotaría quemando todo a su alrededor, incluso herbiria el mar. Solo bastaba que esta tocará la arena.

_________________
    
avatar
HoneyCreeper
Seito
Seito

Mensajes : 326
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Jue Mar 03, 2016 8:31 am

Kimeika:

Kimeika, cuida las distancias. En mi post, los conejos no avanzan ni la mitad del recorrido entre las islas, así que ¿Cómo puedes avanzar por “su lado ciego”, si avanzas desde el frente para después rodearlos?
:/ Es más que obvio que pueden verte venir, ya que estás bastante lejos. Les falta 1 ojo, pero no están ciegos, aún tienen un buen rango de visión periférica xD.

Por otro lado, ellos trabajan en equipo, aunando sus mentes. Si te fijas en la imagen, verás que pueden ver normalmente si trabajan juntos, ya que ambos pueden ver el lado que el otro tiene ciego.
Ia puede ver los objetos que están a la derecha de Io; e Io puede ver los objetos que están a la izquierda de Ia. Entre ambos, su visión se normaliza. Siempre y cuando no se separen y se mantengan como están, juntitos.
Smile

Para todas:

Recuerden que les avisé antes, no es una batalla como las que tuvieron hasta el momento, no pueden controlar los movimientos de sus oponentes, ya que ahora yo controlo directamente a sus oponentes.
No pueden decir que ellos avanzan hasta la costa si yo en mi post no he dicho que ellos avanzarían hasta la costa. De hecho, dije claramente que la intención de los Gemelos Conejo, era avanzar solo la mitad del trecho que separa las islas, porque estaban cansados y era mucho para caminar, y esperarían a que las mujeres se acercasen… así que ya saben, los hermanos están bastante lejos de la costa u.u …

Y no olviden que Ia es telépata de Nivel 3… sus mentes son un libro abierto para ella… solo eso u.u/


Novem Regna

Los conejos llegaron a la mitad del recorrido que separaba las islas, cuando Ia se paralizó. Io dio un par de saltos más antes de percatarse de que su hermana se había detenido.
—¿Qué sucede?
La niña se había quedado observando a Arajara. La mujer danzaba frenéticamente, intentando invocar a la Gaia. Se asemejaba a una muñeca de trapo zarandeada por un perro.
—La mujer vieja, de pelo negro. Mira… —dijo la niña, estableciendo un nexo entre sus mentes, con el que podían compartir todo, como si fuesen una sola mente, una sola persona. Con eso, Ia dotaba a Io de la visión que brindaba la Telepatía, además de complementar su reducida visión.
—Ridículo —exclamó Io, casi al borde de la risa, pero luego se arrepintió de sus palabras—. ¿Es acaso posible? —indagó algo temeroso.
—Algo sucederá… pero hay demasiadas posibilidades, no puedo vislumbrar un futuro en concreto con tantas ramificaciones posibles…
—Entonces hay que reducir los factores, como nos enseñó la Reina Dríade.
De pronto Io fijó su mirada en la distante figura de una mujer vestida de payaso, y comenzó a reír a carcajadas.
—¿Nuestro punto ciego? ¿La intención de la payasita artrítica es atacarnos por nuestro punto ciego? Pero si estamos como a 3 kilómetros de ellos, apenas si puedo verlas. Las gafas de esa abuela deben tener mucho aumento —rió Io— ¿Y además quiere electrocutarnos con su…?
El gesto de ambos se tornó sombrío, la sonrisa se desvaneció de sus rostros en una milésima de segundo. Notaron algo espeluznante, un hecho que habían pasado por alto, dado que al ser humanos, debería ser imposible… las mujeres de la costa poseían Dones.
—E-es... es imposible… —balbuceó Io, retrocediendo un paso .
—No, seguro se robaron los Dones de los Hijos de Gaia que mataron…
—No asegures cosas sin saber, tonta… lee sus mentes ¡Todas sus mentes! —ordenó Io.
En ese instante Abra comenzaba correr, buscando el punto ciego, a más de 2 kilómetros de distancia de sus objetivos… (LOL xD)
Segundos después les llegó otro pensamiento, esta vez el de la niña, Yuly. Se mofaba de sus camisetas, y cambiaba sus géneros mientras los saludaba… la Payasa también los creía transexuales…
—Qué gente tan rara… tan tonta… los gemelos de distinto sexo si existen —declaró con certeza férrea— ¿De dónde son estos imbéciles? —preguntó furioso Io.
—Los 8 reinos, otro mundo… son… ¿son Phsys?…
—¡¿Qué mierda es un Phsy y porqué tienen dones?!
—¡No lo sé! ¡Lo estoy buscando! —respondió exasperada Ia, que escudriñaba las mentes enemigas lo más rápido posible.
—No hay tiempo, la payasa artrítica se nos va a venir encima...
Io usó Piroquinesis, inflamando el aire, formando una barrera de fuego que se alimentaba del hidrógeno y el oxígeno que le rodeaba. La barrera fue puesta a 1500mts de ellos y a 1500mts de la costa, muy por delante de la vieja payasa, que apenas había avanzado un poco hasta el agua. El muro de fuego de casi 7 metros de altura y 30 de ancho bloqueaba toda visión ocular directa para ambos lados.
—Eso le dará algo en qué pensar mientras nosotros averiguamos más sobre ellos —razonó Io.
Ni se inmutaron por el hecho de poder ser electrocutados ya que sabían, gracias a las enseñanzas de la Reina Dríade, que la goma no era conductora de la electricidad. Y ellos poseían unas modernas zapatillas con suela de goma. Era un regalo que la Reina le había traído tras una incursión al Reino humano que había en el continente.
Allí se había librado una pequeña batalla, de la cual la Reina y los suyos se retiraron derrotados, no sin antes acabar con centenas de adultos y niños. Sus pertenencias eran muy diferentes a las que había en las islas. Tecnologías mejoradas que hacían ver a las suyas como arcaicas e inútiles.

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Mar 03, 2016 8:42 am

Spoiler:
Estaba preparada para que sucediera esto, lamento ser una rompe bolas reglística... pero tus pjs son nivel tres, contra niveles 1 así que... es valido 
1º El telépata es Io, Ia tiene el don de profecía
2º Las reglas de piroquinesis para NV3 dicen que puede Io puede incinerar en lugares cerrados, y np puede llegar a la distancia en la que estás. Eso no incluye pleno mar abierto.Cito: "3. PIROQUINESIS
Permite manipular el fuego o crearlo a partir de combustión del aire, realizada mediante el uso del poder psíquico.

Lvl 1: controlar y magnificar llamas ya existentes en un radio máximo de hasta 7mts (hasta consumir el combustible). Magnifica hasta el doble del tamaño original.
Lvl 2: controlar y magnificar llamas preexistentes en un radio máximo de hasta 15mts (hasta consumir combustible). Magnifica hasta 4 veces el tamaño original.
Lvl 3: crear, controlar y magnificar llamas en un radio de hasta 25mts (se puede crear quemando el oxigeno del aire, limitado sólo en lugares cerrados). Magnificación límite hasta 75mts a la redonda.
Especial: ”No revelado”

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Jue Mar 03, 2016 9:26 am

Aferra sus manos a la corteza del tronco para impulsarse con sus piernas en ascenso a las profundidades de la frondes del árbol. La ardilla por instinto se escabulle en las ramas más altas pero eso no es impedimento para el muchacho que continúa con su labor. En cuestión de segundos se pierde de vista, trepando entre ramas entrecruzadas como si esta práctica fuese algo que aprendió en su infancia. Como el atarse los cordeles entrecruzados de su particular prenda superior.

Lastimosamente ha perdido de vista a su objetivo y suspira. De poder chasquearía la lengua en completo disgusto por haber desenfocado a su único foco de entretenimiento en su espera. Pero al encontrarse entre las ramas firmes del árbol aprovecha para acomodarse entre estas. Entre las hojas de la frondosa cúspide puede visualizarse espléndidamente los rayos del sol que cruzan entre las aberturas de la vegetación.

Cruza los brazos usando sus palmas como almohada a la vez que acomoda su pierna izquierda en una rama adyacente a la que sostiene su cuerpo. Con el transcurrir de los segundos en un panorama silencioso y aparentemente desolado se pueden apreciar el canto de algunas aves en la lejanía, y muy en el fondo de todo, casi eclipsado por la melodía innata de la naturaleza pueden oírse voces. Lejanas y de un lenguaje encriptado debido a la distancia. Las corrientes de viento distorsionan su audición. Cierra los párpados escarbando concentración a fin de poder decodificar lo que escucha a la distancia.

Las corrientes calmadas de un arroyo cercano, el melodioso canto de las aves que se cortejan en un árbol vecino, los murmullos presuntamente humanos a la distancia. Lo consigue, un pequeño y vulnerable segundo de conexión con las voces pero una imagen le ciega toda posibilidad de descifrar el mensaje escondido en los murmullos del viento.

Ahí precisa a una silueta femenina y voluptuosa que se aproxima al único ser por el cual daría su vida sin una pizca de arrepentimiento si caminare a la muerte por su causa. Un predominante y caracteriztico tono cian es quien atavía a la misteriosa mujer que alza punzantes y filosas armas contra su majestad. La imagen se distorsiona con un apasionado carmesí que apesta a sangre de guerra.

Ladea la cabeza en dirección al extremo opuesto de su páramo del paraíso, precisando la orilla de donde se supondría que deberían de venir estas a quienes se le encomendó prestar su ayuda para cruzar al otro lado del portal. Arruga mínimamente el entrecejo observando el agua suavizar la arena del límite entre ambas.

-¿Como estará... su majestad?- Le pregunta a su subconsciente en sus pensamientos.

Parpadea apacible cual muñeca de porcelana que ha permanecido durante décadas en una estantería y el polvo ha atascado el mecanismo en sus articulaciones y acciones. Se acomoda perpendicular, ahora utilizando su mano derecha para sostenerse de la rama sobre su posición. Con una pierna afincada de una rama de soporte en el extremo opuesto.

OFF Rol:
Ok… lo de los “gemelos” (apoyo la teoría de que los gemelos son del mismo sexo, no de sexo opuesto, por lo tanto tienen que ser mellizos… a menos que uno de los dos tenga complejo de Anyus y lo confundan con una niña :v) me tomó por sorpresa :Y
Por lo que no tenía nada preparado para este dialogo u.u

No se porque presiento que cuando esas mujeres lleguen, y ya sabemos que no han visto carne de macho en muchos meses, demasiado tiempo que hasta algunas se han lanzado al yuri desesperadamente para apagarse los estrógenos... esas condenadas intentaran violarse al pobre persigue ardillas de Isaias que lo único que anda haciendo es esperándolas para abrirles el portal al otro lado y cruzar con ellas para cooperar al destrone del déspota rey.

Fire, estoy pensando que venir al Rol y ser “el ayudante” con las mujeres es una mala idea, porque estas tienen mucho tiempo sin ver carne de varón por ahí :Y
Pasaran cosas, lo presiento... y, o las tiene como un harem para popularidad(? (Solo de nombre porque el muy inocente no creo que las toque ni con un palo :v ), o ellas lo van a violar, o robaran su ropa cuando este durmiendo... creo que no dormirá tranquilo mientras ande con ellas T.T

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Jue Mar 03, 2016 9:32 am

OFF ROL TAKA:

A ver, siendo realistas, ustedes también se pasaron bastante de la raya usando sus dones. Y fui bastante permisivo, así que me molesten xD.
Ni siquiera le podrían haber ganado a la Dríade si nos ponemos a ver cómo usaron ustedes sus Dones, les tendría que anular unos cuantos turnos Razz .

Además, hablando de reglas, dije cuando postee los Dones que esas limitaciones eran específicas para el ROL Batalla que estaba preparando hace tiempo, y que no las borré porque era mucho para ponerme a editarlo, solo copié y pegué u.u .


OFF ROL MAY:

Pues que se haga hombrecito xD, ahí tiene más de 50 féminas para atender. tendrá bastante trabajo xD jajajaja

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por X_Raider el Vie Mar 04, 2016 6:28 am

De algún lado de esa aeronave negra salió un disparo certero que cargó contra el corazón negro destrozándolo en pedazos, Lo mismo le pasó al de Eric, esta vez sí murió.

Esa aeronave descendió y abriéndose una pasadela frente al fallecido Eric y los dos asesinos algo confusos salieron varios soldados con armaduras pesadas y armas variadas, alabadas, hachas de doble filo, espadas de dos manos, escopetas y entre ellos una muchacha de armadura reluciente armada con un francotirador y un florete, de piel blanca y pelo corto de color rojo, de ojos esmeralda y apuntando con el florete a Eric, acercándose a ellos, los soldados se apartaban a la vez que la escoltaban.

-Dame a Eric.- Dijo en tono seco y arrogante. -No lo repetiré dos veces, hazlo ¡ya!- Terminó alzando la voz on una amenazante mirada.

Los soldados rodearon al grupo haciendo un circulo y apuntando con sus armas, no vacilarían en obedecer las ordenes de esa muchacha desconocida.

-Eric es solo mío, no dudaré en matar a quien sea, él me pertenece.- Hablo la muchacha de un modo yandere muy peligrosa.

yandere:

avatar
X_Raider
Sensei
Sensei

Mensajes : 1343
Fecha de inscripción : 25/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Vie Mar 04, 2016 9:15 am

OFF Rol Fire:
No se Fire, él es un virgen inocente :Y
Quizás, puede que quizás ceda ante alguna de ellas... no es polígamo, es monógamo devoto, y muy celoso también e.e

Bueno, ya veremos que pasa cuando se encuentre con ellas ewe

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Mar 04, 2016 10:23 am

Novem Regna

Una gigantesca oleada de fuego lamió la barrera, Arayara pasó con Beatrix entre las mujeres que sostenían la barrera y con las palmas de la mano mirando a las criaturas creó dos serpientes de fuego (a modo de constructos) de casi un metro de largo que se deslizaban en el aire  dispuestas a morderlos. Una vez cerca de ellos se convirtieron en 12  pelotas que arremetían contra sus caras.
-          Beatrix, por favor… haz un escudo de fuego con constructos. Debemos saber  cuáles son los alcances de sus acciones- dijo Arayara mordiéndose el labio, sentía un vacío en el estómago. Algo le había pasado a su compañero.
Carraspeó la garganta, pasando un trago amargo y vacío mientras una gruesa lágrima se deslizaba por su mejilla. La muerte es una tediosa experiencia; para los demás, sobre todo para los demás.

-          Adiós- susurró

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por core-3 el Sáb Mar 05, 2016 4:17 am

''Está loca, no obedece razones, si quiero hacerle entender tendrá que ser por la fuerza. ''
 
Lo que quizás fuese lo bastante conveniente, el ataque de los rebeldes a su nave apenas llegaron al territorio aéreo de Baldon le había hecho entrar en razón, todo comenzaba a tener sentido ahora. Sergei le había traicionado.
 
—Señor Garen... Me disculpo, estamos cortos de sujetos de prueba últimamente y tuvimos que pedirle favores a los locales, el equipo de desarrollo necesitaba ingresos, usted sabe...
 
—Pedazo de mierda maloliente, te sacaré los dientes uno por uno cuando te tenga entre mis manos.
 
—Yo no estaría tan seguro, tenemos el poder, el conocimiento... Usted sabe, la guerra sigue siendo un negocio, no hallaríamos otra oportunidad como esta para acabar con usted. ¿Ya habrá recibido la visita de esa chica me equivoco? 
 
''Está muy enojada y va sobre tu cabeza, de hecho MUCHA gente está igual de descontenta contigo. ''
 
-...
 
Llegando a este punto el no necesitaba darse cuenta de ello, era sumamente normal que esto ocurriría algún día.
 
—Mujer, incuso si te diera el cuerpo de este sujeto no te serviría de nada, acabas de destruir una representación abstracta de su corazón en estos momentos, puedo saber con exactitud que el corazón de este hombre no está latiendo...
 
''Con ello destruyó mi compleja red de hilos por el bosque...''
 
— ¿Sabes lo que es más triste? Tú misma le mataste, debes de sentirte horrible... —sonrió, pero en ningún momento bajó la guardia incluso estando rodeado por tantos soldados. Velvett se puso en guardia pero Garen le detuvo extendiendo su brazo derecho, éste aún cargaba con el cuerpo inerte del muchacho entre sus hombros, se paró al frente, como incitando a sus atacantes, incluyendo a la descabellada niña pelirroja y su rifle de caza, señaló al cielo sin tomar en cuenta la presencia de los demás y extendió ambos brazos... 
 
—Huelo sus intenciones, quizás crean que me tienen rodeado pero de hecho sigo teniendo la ventaja, sus ataques, sus emociones, sentimientos... Todo es tan claro a mis sentidos, bajo la voluntad de Gea, ustedes son simples humanos en territorio de bestias, les daré hasta 5 para que dejen de apuntarme con sus armas y corran tanto como puedan por sus vidas...
 
El ansia de sangre se juntaba con los constructos del aura oscura que le rodeaba, aunque invisible, su densa presencia agitó el corazón de los más débiles, aplastando primero  la mente, y después a las emociones.   
 
Pero incluso con esto no iba a ser suficiente para detener la ira de la gente, los hilos que retenían la furia de la fauna local ya no existían a causa de esa niña, las bestias emergieron desde las sombras atacando sin discriminación al hombre, Velvett les rodeo con sus delgados hilos evitando el inminente ataque de tanto humanos como bestias, por otra parte Garen se desplazaba rápidamente entre las filas enemigas gracias a la sinestesia, con la que es capaz de crear extremidades atrayentes, las pegaba en las altas copas de los arboles a medida que iba disminuyendo el tamaño del péndulo, dotándole de una velocidad de desplazamiento extra, Velvett hacía lo mismo con su ballesta hilada, solo que la boquilla simulaba un triple gancho para estos casos. Tiró la Radio y detonó una bomba cegadora para que ambos pudieran huir, algunos que cargaban mascaras no fueron afectados, pero gran mayoría de ellos terminarían con los ojos irritados, los más expuestos a la detonación seguramente tendrían grandes cantidades de cilicio fundido en sus ojos. 
 
—Les hemos perdido de vista... —ya en la distancia, Velvett habló más tranquilamente, quitándose el antifaz, Garen se las ingenió para robar una máscara de gas.   —Las fuerzas de Varo en la frontera seguramente sean espectros locales… -sugirió la morena. 
 
—Entrenados en la capital, pertenecen a las fuerzas personales del rey, hemos hecho una pequeña fuerza militar que sustituya las unidades generales de cada región.
 
— Ya veo… ¿Y qué hay de ese sujeto de antes, le matarás? —preguntó la mujer, con una expresión sombría en su rostro…
 
—No, aún le necesito... Tu unica misión ahora es llevar a Eric hasta Felnir, eso es lo prioritario, calculo que puedes llegar en doce horas si agarras un vehículo motorizado en las carreteras de la espesura, les identificarás por sus colores de camuflaje.
 
— ¿Camuflaje? Sé mas especifico…
 
—Oh, sí, básicamente patrones de hojas verdes pintadas sobre la superficie. —Velvett quedó convencida con la vaga descripción, hicieron el cambio de turno, ahora la chica cargaba con Eric sobre sus hombros del mismo modo en que Garen le sujetaba. — Entonces no hay necesidad de seguirte el ritmo...
 
No tardó mucho para que la mujer se alejara de su vista, una chia de piernas fuertes y buena condición física, notablemente mas ágil que su jefe, seguramente llegaría en doce horas a la frontera para avisar a Varo y mandar refuerzos, sin embargo esta vez tocaba cubrirle la espalda. Sin peones, su alfil traicionándole, el caballo perdido en alguna parte del tablero, la fiel torre en espera de órdenes, el tablero negro lentamente se opacaba por la honestidad del blanco.
 
''Y ahora mi mejor ficha se acaba de ir… '' pensó. 
 
—Sergei, solo espero que tus llantos de dolor y misericordia valgan la pena para cuando termine… —se expresó amargamente a medida que caminaba entre la oscuridad de los bosques, conocía intuitivamente su camino. Podía sentir la biodiversidad del bosque y sus intrusos fluyendo en su mejor manifestación; Su destrucción… Escuchaba el sonido de sus almas entre la oscuridad, y aislaba su presencia física con la manifestación de sus barreras mentales hasta fundirse con la naturaleza oscura de la noche y sus sombras…  Caminó durante media hora usando como radar sensorial sus propias habilidades casi inhumanas, su enemigo usaba un rifle de precisión, quizá un Winchester .22, armas de munición más pequeña que los arcabuces, pero de impacto más severo, certero, y destructivo. Son armas muy raras que se confeccionan solo por maestros herreros e ingenieros, su uso industrial aún no ha sido patentado. Conocía su rendimiento más que nadie, y el alcance que podría cubrir… Sin embargo esta sería la primera vez que se enfrentara a esa maravilla de la ingeniera moderna. Pero había algo que lo hacía mas peligroso, una chica enojada como portadora, las mujeres siempre resultaban ser problemáticas para sus estandares...   
 
—Nerón… Realmente te estás volviendo viejo. —sonrió, casi dando una carcajada. —Tú, los rebeldes, lo putos Pshys, la jodida reina y su puto perrito faldero desmandibulado, Gea e incluso esa indiscreta perra asesina del circo, todos  están equivocados. Esta era no necesita ni de lideres desalmados y ni de trágicos héroes anónimos, la libertad está sobrevalorada, sépanlo, el tiempor requiere progreso… Destruir las piedras que interrumpen el engranaje de la grandeza humana, todos nosotros… Algún día en verdad caeremos, y cuando eso suceda…
 
‘’Solo me aseguraré de que la humanidad no sea olvidada.’’
 

esperar el inminente ataque enemigo y enfrentarlo con todo lo que tenía ahora; ‘’Él’’, se había convertido en su máxima prioridad.
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 953
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Sáb Mar 05, 2016 6:41 pm

Novem Regna

Los niños estaban demasiado ocupados intentando leer las mentes todas las mujeres, buscando el significado de "Phsy", cuando fueron golpeados por las bolas de fuego lanzadas por Beatrix.
El error de Io e Ia fue confiarse, y dada su mala visión, no advirtieron que desde el fuego, se avecinaban dos constructos, también de fuego, hacia ellos. Al llegar a una distancia que impedía cualquier posible reacción defensiva de los niños, los constructos se convirtieron en 12 bolas de fuego que golpearon a los desprevenidos conejos, matándolos en el acto.

Sus llameantes y destruidos cuerpos cayeron al agua, que tras morir Ia volvió a su estado normal. Apenas tocaron el agua, las sirenas los devoraron y desaparecieron en las profundidades, dejando una calma sobrenatural tras su partida.

Ahora el camino hasta la otra isla estaba libre para las mujeres Phsy.
Un aliado y más peligros las esperaban del otro lado del mar.


OFF ROL:

Conejos muertos, ya pueden seguir su camino hasta la otra isla. May las espera u.u/

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por X_Raider el Dom Mar 06, 2016 7:01 am

La chica yandere se dio cuenta de la jugada por lo que se puso unos lentes de submarinismo junto a un bozal que le permitía respirar, la mayoría de sus soldados estaban aturdidos y en la confusión pudo ver como se escapaban.

-Demasiado descuidada, tengo que tomar a Eric y si me los encuentro de nuevo no les daré tiempo a reaccionar.- Dijo para si misma enfadada regresando al interior de su aeronave privada negra.

-Soldados, la próxima vez asesinen a quien esté con Eric, os doy permiso para usar armas de fuego.- Ordenó la chica yandere mientras los soldados se recuperaban y enarcaban.

-Si ya estamos todos, partamos, piloto, ponga rumbo a Felnir.- Ordenó la muchacha mientras se alejaba de todos y entraba en su camarote, dentro estaba todo lleno de imágenes y información en las paredes y en el escritorio de Eric.

-Ese tipo dijo que no tenias pulso, pero tranquilo, conozco unos alquimistas que pueden resucitar incluso si has muerto hace semanas, definitivamente te haré mío, querido Eric.- Dijo sola con una expresión de lujuria y deseo.

Al poco la aeronave negra se elevó y emprendió su rumbo a Felnir.

avatar
X_Raider
Sensei
Sensei

Mensajes : 1343
Fecha de inscripción : 25/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por core-3 el Dom Mar 06, 2016 5:29 pm

Usó su sinestesia una vez más, creó dos largas extremidades elásticas que se adhirieron en la superficie metálica del navío negro, disminuyó el tamaño de ambas extremidades para subir manteniendo el balance con sus brazos y abdomen.  Sergei y esa mujer seguramente estarían en el interior  con planes de dirigirse a Felnir, era un golpe rebelde después de todo. En el caminó habría incapacitado a una escuadrilla de Dirks siguiéndole el rastro,  quizá los que ese sujeto mandó en su ‘’rescate’’.  Se hizo con las ropas de uno de ellos y se llevó equipamiento, un asesino  traía consigo explosivos plásticos y aún cargaba con el detonador infrarrojo,  se hizo de unas redes y se deshizo de su larga caballera para adaptarse a la máscara de los Dirk, solo se llevó dos dagas envenenadas y varios ‘’dirk’’ pequeños que podía lanzar con suma maestría en caso de que requiriera estudiar a su enemigo. *
 
Dirk: son cuchillos pequeños que se usan para lanzar, la técnica es escocesa pero se sabe que su uso se remonta desde hace muchos años en el norte de áfrica y Medio oriente.   
 
Nadie se dio cuenta de su presencia al momento en que la nave comenzó a volar,  caminó entre los soldados, los diversos compartimeintos de la nave se extendían en anchos corredores fáciles de usar, su plan… Simple, llenar de explosivos tanto como pudiera al Yaganat,  Garen sabía muy bien el funcionamiento de la nave; cuatro  monumentales motores cinéticos que usan los campos electromagnéticos como fluido mueven la nave, se crea una especie de plasma invisible bajo la cubierta que choca  con las partículas eléctricas del aire, formándose un imán gigante de doble polo y doble tracción permitiendole flotar o mas bien, mantenerse en el aire , esto simula un ‘’mar’’ cuántico de partículas visible al ojo, dando la apariencia de como si estuviese navegando en agua invisible, si algo les llegara pasar internamente a estas enormes bobinas de tesla, la nave perdería equilibrio,  habiéndose infiltrado con éxito tenía cinco puntos donde depositar los explosivos… Comenzaría con la caldera, realmente esta caldera solo se encargaría de mantener en funcionamiento los cuatro motores como método auxiliar y complementario de energía, pero también diversificaba  un complejo de válvulas y ductos de vapor que se extienden a lo largo y ancho de toda la nave activando mecanismos básicos  como el funcionamiento de las puertas, o los diversos timones que dotan de maniobra a la nave, este vapor de combustión segrega varios agentes activos simulares a los hidrocarburos vegetales(Biomasa), altamente inflamables.
 
Con la caldera ya llena de explosivos, solo era cuestión de tiempo que se infiltrara en las bobinas, obviamente custodiadas.
 
—Solo personal autorizado… —se expresó uno de los guardias a medida que notaba como un soldado de la unidad Dirk se dirigía a la puertas que custodiaban las salas de maquinas, Garen no escatimó en recursos y le dio una muerte silenciosa con una daga escondida en su muñeca, a medida que encerraba en una esfera psíquica al otro guardia. Este no podía salir… Garen se quitó lentamente la máscara y dirigió sus ojos en el hombre que tenía prisionero.
 
—La única manera de que salgas con vida es que me ayudes. —sonrió. El otro hombre se estremeció al verlo.
 
—Garen… Sigue soñando, perro, de ningún modo haré lo que me digas.
 
—Oh no… Yo creo que si lo harás. —destruyó la esfera en donde se encontraba suspendido y de inmediato lo sujetó de la cabeza con ambas manos, formuló y visualizó su mente a través de sus sentidos… Podía verle… La aisló, otra barrera psíquica se formuló dentro de su mente, pero se deshizo de algo más primordial… La voluntad propia. Babeaba y su mirada estaba perdida, Garen manifestó de los ojos de ese hombre  una serie de hilos hechos de sonidos con los cuales lo controlaría como si se tratara de una marioneta sin conciencia con la punta de sus dedos.
 
—Irás a las demás salas de maquinas y suministrarás explosivos en ellas… —le dio una mochila. —Te dejarán pasar al ser de la guardia si solo te limitas a cubrirles el puesto. —ordenó, como si aquel pudiera oírle, le jaló la mejilla como una madre despidiendo a su hijo para ir a la escuela y le puso una mascarilla. — ¡Tu puedes! —se expresó sínicamente y le dio una palmadita en la espalda a medida que este caminaba como zombi errático hacía su destino. Sin embargo otro de los guardias de pasillo presenció la escena, y, antes de que este saliera corriendo para avisar a las demás unidades fue encerrado por otra barrera psíquica, eventualmente fue atraído hacía la posición de Garen con las extremidades adherentes de su sinestesia…
 

—No tengo uso para ti… —puso el cadáver de su compañero junto al suyo y este gritaba erráticamente, nadie podía oírle… Había aislado incluso el sonido dentro de esa esfera, abrió la puerta de la sala a medida que jalaba la burbuja hacía el interior y minimizaba su tamaño, lentamente… Pronto los huesos de ambos comenzaron a crujir y Garen cerró la puerta una vez teniendo los explosivos listos en sus lugares de detonación, agregó una red de detonación automática en la puerta al momento en que alguien más entrara, volteó una vez más hacía la burbuja psíquica y sonrió, estaban comenzando a romperse algunos cuantos huesos, y, aunque no podía escuchar sus gritos, los imaginaba. Al final solo quedó de ellos dos, una bolsa de pellejo, huesos polvorizados, y sangre cristaliza y rota. Cerró la puerta y se marchó hacía la sala de operaciones, tenía asuntos pendientes con Sergei, los hilos en su manos izquierda del indicaban que su marioneta de carne estaba haciendo un buen trabajo… Cuando estos hilos cambiaban de color negro a color rojo, es que había peligro… Silvó el himno del imperio indiscretamente a medida que avanzaba entre las filas. Tan solo se estaba divirtiendo como niño en juguetería nueva.
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 953
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Lun Mar 07, 2016 7:30 am

Novem Regna

Observó con el ceño fruncido cómo las quimeras eran incineradas, sin dudas Gaia era caprichosa al dotar y eliminar a sus criaturas, no podía negar su innegable descendencia de Caos. El gusto por el antojadizo destino.
Arayara sonrió desaprensiva negándose por lo bajo ante la incrédula escena, se limpió las lágrimas con el antebrazo y partieron viaje con la reina, su halcón dormido de tanto viaje y las mujeres.
Del otro lado esperaba un hombre pálido con el torso desnudo, delgado pero con señales de poseer fibra suficiente para marcar ligeramente su abdomen, pero lo que más llamaba la atención era la máscara de hierro que cubría la parte inferior de su cara. Algunas mujeres dieron un gritito de alegre divisando al hombre desde el agua, aun así podía ser un enemigo a vencer por lo que había que mantener la guardia alta.
Algunas mujeres solteras y jóvenes bajaron nadando viendo al atractivo hombre (del cuello para abajo). Beatrix rió por lo bajo viendo la desesperación sexual acrecentarse, alentando a algunas mujeres a ir tras el nuevo espécimen, ése chico tendría diversión para rato.
Arayara miró el horizonte sonriendo impasible ante la escena, su compañero había muerto… podía sentirlo, los reinos tras el portal estaban hechos un infierno si capturaron a un militar como su compañero. Sin dudas los cazadores no ofrecerían tantas facilidades como el Novem Regna en la lucha, debían tener un plan contingente para esconder tantas mujeres.
Tocó el agua marina con sus dedos, colas aperladas de sirenas aparecían y desaparecían velozmente. Se mordió el labio pensativa mientras llegaban lentamente a la orilla. Beatrix golpeó el trasero del joven hombre.
-          Beatrix: Al fin carne masculina, creo que si no salíamos de aquí me volvería lesbiana.

-          Arayara: Hay que trazar un plan antes de cruzar el portal, todas debemos ponernos de acuerdo para saber qué hacer y dónde ir si hay cazadores en donde aparezcamos- mientras mujeres se colgaban del brazo del hombre- ¿Tú quién eres?- agregó secamente haciendo un ademán tosco con la cabeza al hombre enmascarado.

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Lun Mar 07, 2016 9:50 am

Off rol:
Ok, ¿que diablos?, estas tipas quieren sexo D:

Lo escribí justo ahora TnT
Por favor, no quiero salir violado ;n;
Ya me dan miedo u.u

El muchacho ya aburrido de estar entre las ramas del árbol decide descender con suma calma. Tardándose un par de minutos en dicha tarea. Rodea el tronco observando el panorama al cual no presta atención, en absoluto. Dirige sus pasos hacia donde dejo previamente su chaleco para deshacerse de su suéter, la temperatura del ambiente no le favorece y decide un intento de refrescarse.

Pero, voces de índole femenina capta su audición y se voltea ligeramente para ver tras su espalda. Definitivamente eran mujeres, demasiadas a decir verdad. Da un paso atrás con las mangas del suéter en sus antebrazos todavía. Escudriñando con la mirada a estas femeninas y abatidas criaturas que se acercan a la orilla de su apacible paraíso tropical.

En cuestión de minutos ya no hay a donde escapar, no existe más opción que ceder a la presión y quedarse quieto. A pesar de la nalgada previa, y el constante coqueteo. Definitivamente la desesperación sexual se puede ver en un aura alrededor del único foco de testosterona en kilómetros a la redonda.

Pero cuando no existe esperanza de alguna joven de estrogenos calmados, salta una a la vista que ni remotamente se le acerca.

-¿Tú quien eres?- Le pregunta y él de manera sutil libera sus brazos pero las mujeres ahora lo sujetan del torso. Ni modo, se acostumbrara, o dormirá con los ojos abiertos a partir de ahora.

-I-S-A-I-A-S- Articula letra por letra en lenguaje de señas mudas. Fijándole la mirada a esta joven que parece "normal", no como el resto de ellas -¿Cual es tu nombre?- Regresa la interrogante de igual manera en señas, sin inmutar su expresión.

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Lun Mar 07, 2016 12:26 pm

Novem Regna

La cercanía del portal despertó a la Reina, quien estaba aún inconsciente en una de las barcas de bambú. No se alegró mucho de sentir esa sensación… Llamó con voz apenas audible a una de las mujeres que a regañadientes se había quedado justo a la reina en vez de ir tras el único hombre que había visto desde su llegada a Novem Regna.
—Me habéis traído… ¿Por qué? Les dije que no podía acercarme al portal, que me consumiría… ¡Por eso me alejé tanto de el, para darles la oportunidad de poder pasar todas!
—Bueno, es que… yo… bueno… —la chica no sabía cómo disculparse ante semejante tontería que habían cometido.
—Ya no importa… no hay tiempo que perder, mis energías se agotan segundo a segundo —dijo lentamente, acariciando el suave rostro de la muchacha.
—Pero… —la Reina puso un dedo sobre los labios de la chica.
—El portal no durará mucho, no podrán pasar todas —explicó—. En el instante mismo en que lo abran, moriré, y de inmediato se cerrará… esta vez para siempre… Deben decidir quiénes de ustedes pasarán al otro lado… Quizás, solo quizás, si Bernabé aún vive en el castillo del Felnir… quizás él pueda averiguar una forma de abrir el portal sin mi ayuda… no intenten pasar todas a la vez, serán cercenadas quienes no hayan completado el paso cuando el vórtice se cierre…
La Reina cayó rendida, sumida una vez más en un profundo sueño.
La mujer corrió tan rápido como pudo donde se encontraba Arajara, quien había sido la cabecilla de la expedición; para informarle de la situación con el portal. Sus ojos, anegados en lágrimas; sabía que posiblemente ella sería una de las que dejarían atrás, dado que sus Dones no servían para la lucha, y en los 8 Reinos les esperaba una guerra.

En ese momento la pequeña isla se sacudió furiosa, como si el suelo quisiera alzarse. Se oyeron rocas quebrándose, golpeando la tierra, ruidos de troncos partiéndose. Dos enormes Golems aparecieron en la playa, de casi 5mts de alto; llegaban desde no muy lejos, venían desde las antiguas ruinas del portal. Sus enormes cuerpos estaban de rocas, con implementos metálicos que permitían el paso del éter que los animaba. A su paso dejaban todo destrozado, y tras ellos el diminuto portal se vislumbraba, quebradizo, viejo, en medio de una construcción derruida casi a punto de derrumbarse. Era del tamaño de la puerta de 2 hojas de una casa (2mts de alto por 1.5mts de ancho). Se había hecho así para evitar que las grandes criaturas de Novem Regna pasasen al otro lado.


OFF ROL:

Otro pequeño descuido Razz ... la Reina dijo claramente que no podía estar cerca del portal cuando este se abriese u.u/
Ahora está demasiado débil para un viaje de retorno. Si regresan ella no tendrá fuerzas para abrir el portal y todas se quedarán en Novem Regna para siempre.

Como mucho 4 o 5 personas podrán pasar por el portal. No intenten tomar carrera para saltar muchos a la vez, deben estar al lado y saltar apenas se abra, porque se cerrará en un abrir y cerrar de ojos.
Tendrán que sortear quien va y quien se queda. Razz Obviamente van los que juegan y todos los NPCs se quedan xD pero hagan como si es un sorteo y la suerte les ha sonreído a ustedes 4 y a 1 o 2 más.

También es aceptable que algunas mujeres no estén contentas con el resultado del sorteo y decidan intentar matarlas para quedarse con el "boleto de salida del Novem Regna". Twisted Evil

Smile Ustedes decidan cómo lo harán. Pero primero maten a los Golems.


Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Lun Mar 07, 2016 1:12 pm

Off Rol:
Si nadie me viola seré feliz ;u;
Porque como va el asunto, me sale violada salvaje en los siguientes diálogos u.u

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Lun Mar 07, 2016 2:25 pm

I-S-A-I-A-S- Articula letra por letra en lenguaje de señas mudas. Fijándole la mirada a esta joven que parece "normal", no como el resto de ellas -¿Cuál es tu nombre?- Regresa la interrogante de igual manera en señas, sin inmutar su expresión.
Arayara había entendido, pero por su capacidad telepática.
-          Arayara del noreste de Baldon- dijo telepáticamente- Dime qué hace alguien que apesta a humano aquí- volvió a inquirir, sin embargo varias imágenes de este personaje y la Reina sucedieron en su cabeza. Arayara lo miró extrañada.
Sin darse cuenta apareció una mujer a su costado muy asustada avisando que pocas personas podrían pasar el portal. Empezó a sudar frío, miró por debajo y rió sardónicamente, la suerte era perra para con ella. Definitivamente no podía elegir, prefería la muerte al sacrificio de inocentes.
Escuchó el temblor de los gigantes, vio cómo se acercaban y respiró hondamente, tomó la tabla cruzada a su espalda y se preparó  para la lucha una vez más, Beatrix se montó delante de la tabla como escudo. Observó lacónica a las demás; se montó a su tabla sin hablar, como si hubiera perdido el uso de la voz y debiera afirmar solamente con las pupilas y la presión de la mano el testimonio lacónico de una elección.
Esperó a que las demás estén preparadas a la espera del primer golpe de los gigantes…

-          Tu complexión denota que eres buen guerrero, lucha por la reina- dijo a Isaías con una sonrisa melancólica conteniéndose- ¡Activen escudos!

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Mar Mar 08, 2016 9:39 am

OFF Rol:
Me da flojera hacer mi post :Y
Lo posteo más tarde n.n

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por korowizard el Mar Mar 08, 2016 3:24 pm

Reino de Felnir, aduana Baldon-Felnir.


El Pez Dorado arriba a la frontera entre Baldon y Felnir. Atraviesa ese custodiado espacio aéreo, pasando como nave carguera. Las torres de control dan el visto bueno. Una vez más Kadabra hace uso de su elocuencia para convencer y manipular a los guardias a través de una previa comunicación radial. El ingreso fue aprobado, aún así tenìan como condición descender en las pistas de aterrizaje para una completa inspección del interior de la nave. Sí todo salía bien podrán continuar con su viaje sin problemas ni contratiempos.

El navío aterriza, y los guardias armados proceden a la inspección. El llamativo color dorado de la cubierta fue reemplazado por un camuflaje negro, así mismo la cabina luce un gris opaco. Kadabra sale acompañado por Ivy, habiéndose quitado el maquillaje circense y vistiendo como un gentleman. La pequeña tampoco luce sus harapos habituales de cuero, sino un fino vestido y un elegante peinado
.
—Buenos días señores, Denme sus nombres... ¿Quién es el capitán? —Pregunta el oficial a cargo del operativo. Obeso y retacón.

—Yo soy el señor Leonhard Rednose, dueño de la productora de café "Rednose de Phara", y este es mi socio el señor Antifarrín —dijo Kadabra indicando hacia Malrot—, mi hija Ivy Rednose, por allí está nuestro mecánico Gero Rodríguez —señaló a Gero vestido de mecánico— ... Y frente a vuestros ojos, mi glamorosa nave. Se llama "Tercera Tempestad" —dijo de inmediato Kadabra, ocultando su sonrisa burlesca—. Sólo un ignorante no conoce a los productores más prestigiosos de café en los siete reinos, o un idiota que bebé continuamente café Rednose de Phara sin saber de dónde proviene.

El oficial que se encontraba justamente bebiendo café en un vaso desechable de poliestireno, fingió para no ser visto como un ignorante.
—Oh... sí, los conozco muy bien —dice tras un largo sorbo de café—. En los cuarteles nos encanta este café y nos ayuda mucho a despabilarnos —hace una pausa y bebe lo último que queda en su vaso—. Y bien... ¿De dónde han partido?

—Venimos de muy lejos, señor —Interviene Malrot, también vestido como caballero y despojado de aquel antifaz—. Partimos anteayer del reino de Phara, donde se encuentran nuestras plantaciones. De ahí zarpamos rumbo a Baldon, para también proveer a este reino con nuestras exquisiteces. Ahora tenemos negocios pendientes en Felnir, de mucha importancia para su reino. ¡Hasta el mismísimo Rey Nerón disfruta de nuestro café y mataría sin piedad a cualquiera que impida nuestro ingreso!

—Sí es un excelente café, señores... Eeeeh —titubea—, entre otras cosas ¿Tienen el correspondiente certificado que los habilita a traer su mercancía a nuestro reino? ¿Y el de salubridad?—Insiste el gordo oficial.

—¡Jeeea jajaja! ¿Acaso los proveedores más grandes de café a nivel mundial necesitan un certificado? Pero entiendo perfectamente que reglas son reglas... Jeaaaa así es la burocracia. —Ríe Kadabra— ¡Gero! Dale a este buen hombre un par de costales para todo su cuartel, mientras yo busco los certificados. Tenemos todos los papeles que necesita.



Los militares siguen buscando en el interior de la nave, pero solo encuentran enormes costales de café y pesadas cajas de madera.

—Ah sí, y también necesito los papeles de la nave —continúa con sus peticiones el encargado—. Usted sabe, todo navío que cargue varias toneladas debe tener su habilitación correspondiente.


—Pero por supuesto, oficial aquí tiene —Kadabra entrega documentos de identidad falsos del navío y personales de ellos cuatro. Con confianza apoyó su antebrazo detrás de la espalda del soldado a fin de distraerlo mientras éste revisa vagamente los papeles—. Parece que usted cometió un par de fallas en su trabajo. —Le dice en voz baja.

—¿Cómo dice?

—¿Habló con Garen esta mañana? ¡Ya todo lo habíamos arreglado de antemano con él! Pero también puso a nuestra disposición el protocolo a seguir en esta clase de situaciones.

—No... —dijo el gordo algo sorprendido— ¿Qué cambios tenemos?

"Caíste. Ya eres mio" Pensó en ese instante Kadabra.

—Oooooh, creo que usted está en problemas mi amigo... Estoy seguro que pasó por alto que nuestro ingreso al área de inspecciones está estrictamente prohibido, debido a un desafortunado acontecimiento ocurrido hace algunos días, ¿Había usted oído acerca del incidente con los provedores de vino de Darrell?

—No, no se nada al respecto —dijo temeroso—. Me ascendieron muy recientemente.

—Jeaaa jaja... —Ríe mientras piensa "¿así que es nuevo por aquí?"— Bueno no se preocupe, podemos hacer como que este encuentro jamás sucedió... ¿O acaso usted quiere que nos marchemos sin entregar la mercancía? Si usted lo prefiere así, entonces nos iremos... Lo más gracioso del asunto es que usted perderá el empleo y nosotros seremos retenidos en la dependencia hasta aclarar el asunto, el cual por supuesto que está en vías legales, cuestión de algunas horas de tramiterío ingresaremos de todas formas nuestra mercancía y usted perderá su puesto. ¿Qué le dirá a sus hijos cuando llegue esta noche a casa desempleado? ¿Perdí mi empleo a pocos días de mi asenso?

—Espera, espera —suplica el obeso desesperado—. ¡No voy a retenerlos! Vamos a ocultar su ingreso, pero antes quiero al menos ver los documentos, y pueden continuar.

—Acaba de ver los documentos, mi estimado —persuade Kadabra—. ¿Quiere ver otra vez lo que ya vio?... Creo que el Rey debe ser más cauteloso con el personal aduanero, últimamente los controles demoran los ingresos... Estoy seguro que no estará nada contento con esto. Pero bien, apunte los datos que nosotros tenemos mucho por recorrer.


En ese momento una inmensa explosión en las cercanías desvía todas las miradas. El oficial tiembla nervioso ante la inesperada situación.

"¿Y ahora qué voy a hacer?" Piensa sujetando su cabeza, sudando como un condenado.

—Señores, creo que tienen trabajo más importante que hacer, en lugar de revisar si tengo o no cucarachas en mi navío. —Dice amenazante Kadabra.

—Para eso está la guardia fronteriza, señor. Nuestra prioridad son los ingresantes. —Aclara uno de los soldados que revisa la nave, notoriamente más despierto que su superior a cargo.

—Así es fácil así dejar morir a los inocentes, ju ju ju... —Interviene Gero.

—Eeeeeeeeeem... ¡Soldados! —ordena el oficial obeso—. Desistan de inmediato de la inspección, y registren los eventos. ¡Nos atacan!


Los soldados resignados obedecen las órdenes de su superior, para, luego de una ardua búsqueda determinar que nadie había disparado o activado explosivo alguno, sino que uno de los tanques de gas explotó accidentalmente producto de una fuga que comenzó horas antes. El gas altamente inflamable se enciende con tan solo una chispa de engranajes mal calibrados rotando a alta velocidad.

—Señor... La explosión fue causada por un tanque de gas pinchado en el sector de maquinas. —Informa uno de los soldados.

—Señor, ¿Dejó ir al navío negro? —Lo secunda otro militar.

—¡No cuestionen mis desiciones! —Explica el gordo— ¡Yo quiero tomar una taza de café cuando llegue a casa! ¡Y no quiero perder mi empleo, o que el Rey loco me cuelgue del trasero en un mástil por desviar su cargamento! ¡Nadie vio nada aquí!


Ya en el Pez Dorado, los tripulantes descubren los cañones y el resto de la artillería que se encontraban ocultos en los inmensos sacos de café.

—Eres un gran mecánico, Gero, jijiji —ríe Ivy— ¿Tuviste algo que ver con esa explosión?

—Ni por aquí, ni por allá... —Responde.

—Fue un imperioso y desafortunado accidente —agrega Malrot volviéndose a poner su antifaz—, que nos benefició enormemente. Si hubiera sido provocado por nosotros, al menos los soldados encontrarían algún rastro del objeto que perforó el tanque, pero no fue así...

—No si tienes una daga de hielo. —se oye una efusiva voz de mujer— ¡Una linda linda daga de hieeeeeelooooooo! ¡Ji ji jajajajaa!

Aparece desde un rincón de la nave una chica desalineada con el cabello revuelto antiparras. Debajo coloridas prendas a rayas de colores.

—¿De dónde salió esta loca? —Pregunta algo molesta la niña, aferrándose al brazo de Kadabra.

—Ella es Saltimbanqui, bueno así le decimos —explica Kadabra—. Es la mejor acróbata y mujer bala.

—¡Eso mismo! ¡Pero yo sí utilizo pólvora en mis actuaciones! ¡Jijijajajaajaa! ¡Y dime LOCA con toda confianza niñata, como dicen "la verdad no ofende"! —La extraña chica habla gesticulando exageradamente y canturreando de manera infantil.

—Omití ese detalle —menciona por lo bajo Kadabra a Ivy—. Tiene un "problemita" con las armas y las explosiones. Nunca pongas nada que contenga pólvora cerca de ella.


—¡Oh Santinbanqui! —se sorprende Malrot— ¿Cuándo entraste?

—No te hemos visto entrar ni por aquí ni por allá... —Agrega Gero señalando los ingresos a la nave.

—¡ESO FUE MUY FACIL! ¡Jijjajaja! Los soldados son un montóooooon de novatos sin experiencia con un jefe todavía peor... ¡Era cuestión de perforar el tanque y PUUUUUUUUUM! Tooodos estaban merodeando y nadie resguardaba la nave ¿Díganme podría ser más fácil?

—Jeajaja. Saltinbanqui te extrañábamos, eres bienvenida al Pez Dorado.


Ivy no se ve nada contenta con la nueva tripulante. En cierta forma se siente celosa pues antes era la única chica a bordo. Además que el carácter explosivo de la chica le resulta chocante.

El Pez Dorado sigue su camino sobrevolando los suburbios limítrofes de Felnir.



off rol:


Wejejeje, ¡Saltinbanqui es una Nara en potencia!

Feliz día de la mujer para todas, Ivy, Saltinbanqui, Velvet, Abra, Arayara, Yuly, la reina, la pelirroja yandere, y creo que no me olvido de ninguna xD
Saludos también para las roleras humanas xD.

avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Mar Mar 08, 2016 9:12 pm

Novem Regna


"Vaya equipo". Arayara rió para sus adentros al ver la espada plegable de Isaías por un momento. Tal vez ella, aun siendo virgen, había sido contagiada por el ambiente de necesidad de las mujeres. Separó sus pensamientos del chiste sexual que se le ocurrió mientras veía a los gigantes avanzar.


Las piezas de los gigantes estaban unidas con el característico azul opalescente del éter. Todo el maldito Novem Regna era una fábrica de éter. "Fuego contra fuego" pensó Arayara, desenfundó su raygun y comunicó mentalmente a Beatrix que intentaría avanzar hasta los gigantes con una maniobra, así que le solicitó que se bajara.  Los gigantes parecían ser indestructibles pero torpes por su tamaño.


-          Estaré contigo- dijo mentalmente una voz familiar. Era Ame que había despertado- Estoy cansado de sólo observar.
-          Ni lo pienses- masculló Arayara.
-          Ni lo pienses tú que me quedaré observando- y de un revoloteo Ame voló atacando a los gigantes.
-          ¡Noooo!- gritó Arayara, volando con todas la potencia que daba la tabla a propulsión.


De un manotazo Ame era lanzada a un costado como un mosquito. Arayara observó donde caía su fiel halcón descuidando su propia protección, otro manotazo lanzó su pequeño cuerpo al otro lado desactivando su tabla.


Un fuerte dolor invadió su espalda, mientras que veía que con la fuerza que fue arrojada se acercaba al portal activado <>. Trataba de frenar con su tabla unida a sus pies pero el dolor de su espalda le impedía doblarse a activarla, empezó a intentarlo desesperadamente mientras veía tras su hombro que cada vez se acercaba más al portal. Ansiosa y con sus dedos temblando intentaba acciona el propulsor de la tabla. Ella debía morir, no dejaría a ninguna mujer atrás, gritando de dolor se incorporó en la posición que era despedida sin ningún éxito.
Vio la espalda de los gigantes, las mujeres enfrentándolo tras ellos con todas sus fuerzas y Ame tratando de alcanzarla volando majestuosa hacia su dirección.


 "Mierda" y desapareció en el portal con su halcón volando tras ella.


Reino de Tahal
 
 
Hubo alguna vez un Reino denominado Tahal en medio del desierto, sin embargo, su estatus político era característico de una ciudad cosmopolita y próspera. La ciudad de Tahal se consideró siempre jurídicamente, desde el Rey Tahal I (Sóter), parte yuxtapuesta, no integrante de los faraonazgos del desierto. La ciudad comenzó a ser, con el nuevo rey, una de las ciudades más importantes de los ocho reinos, condición que mantuvo durante toda la dinastía Tahal.


Económicamente, como puerto de primer orden en las rutas marítimas mercantiles. Además, y bajo el patronazgo (iniciado por Tahal I) de los Tahálidas, se convirtió en uno de los mayores núcleos científicos y culturales de los Reinados. Es precisamente aquí donde el iniciador de la dinastía fundó la famosa Biblioteca de Tahal, que sería muy ampliada por su hijo Tahal II Filadelfo, y que formaba parte como edificio anexo al Museo, donde trabajaron los principales sabios de la época. Tahal II (Filadelfo) fue un rey melancólico, poco devoto de las guerras pero muy hábil diplomático, amante e impulsor de las ciencias y las artes; coleccionó manuscritos, pinturas y animales exóticos. El rey mejoró y aumentó la Biblioteca de Tahal y el famoso Museo, financiado para realizar investigaciones y mejoras tecnológicas creando una riqueza de casi diez mil libros. Tal vez fue la época de oro de Tahal, eruditos y tecnócratas de todos los reinos la visitaban.


Seis reinados pasaron antes de la guerra, Arayara de 14 años solía volar por los desiertos con su cuarto halcón, Yvy, a veces encontraba investigadores interesados en la biomecánica de vuelo del ave. 


Mientras estudiaban a Yvy con monitores de Babbage, Arayara pasaba estancias aprendiendo a leer y a escribir, solía leer escritos asiduamente enterándose de la física, el primer descubrimiento fortuito del éter, reía con los embrollos existenciales de los elementos euclidianos y se impresionaba por el ingenio plasmado en la preciada bitácora de James Watt al crear la máquina de Newcomen. Arayara solía traer animales raros de Baldon para aumentar el Museo tahalita con tal de leer unas cuantas hojas de la vasta biblioteca. Sanzio de Darrel, un joven ingeniero matemático especializado en el uso de platos calóricos, solía ofrecer con carisma al público conferencias gratuitas generando electricidad a media calzada, fue su primer amor platónico entre la multitud.


 Hoy, luego de cruzar el portal y regresar a Tahal, todo estaba hecho cenizas. Biblioteca, Museo, casas, el centro meteorológico, las hojas volaban esparcidas… los tahalitas tecnócratas yacían muertos en la entrada, como si se hubieran sacrificado noblemente defendiendo el saber. No tenían armas. Reconoció la cabeza amoratada y negruzca de Sanzio empalada en la entrada, cubierta de moscas mientras caminada consternada y mareada.


Pilas de cadáveres hinchados por la putrefacción indicaban que el genocidio había sucedido hacía 4 días o más. Pequeños cuerpecitos incinerados abrazando a sus madres denunciaban que no todos estaban muertos a la hora de la calcinación.


Arayara cayó de rodillas, los ojos se le llenaron de lágrimas y empezó a llorar compungida. Golpeó el arenoso suelo con los puños recordando los autómatas a vapor paseando por Tahal, los niños jugando por las calles, los mercaderes vendiendo alimentos, los sabios paseando con sus libros en mano… lloraba desconsoladamente, todos habían muerto. Una mezcla de rabia e impotencia en sollozos y pequeños gritos golpeando el suelo, hasta que escuchó pasos de soldado. Era un solitario jenízaro de bajo mando que revisaba el lugar y tomaba cosas de valor. Sin dudar, agarró su arma y disparó a su pierna izquierda, el soldado cayó instantáneamente. Era la primera vez que disparaba a alguien, se acercó silenciosamente aún con lágrimas en los ojos. Pateó el arma alejándola. 


-          ¿Qué general hizo esto? No era necesario para el rey. Tahal ya estaba conquistada.


-          Agggghhh – gimió el soldado sacando una navaja- ¡Maldita perra! ¡¿Una baldonita?! ¿¿Acaso no son todos unos inútiles pacifistas??


-          Soy una Phsy, tengo el poder de sanar heridas. Si me dices quien fue, te sanaré- dijo Arayara pacíficamente mientras mantenía una tierna sonrisa entre lágrimas, disparándole la otra pierna. Arayara transmitía paz en su mirada, tal vez el último resquicio de su herencia.


-           Aaaaaaaaaaaaaggggggg- respondió el hombre retorciéndose soltando la navaja- Fue Garen, ckkkkkk – mientras se agarraba la pierna derecha- es la mano derecha del rey, estaba buscando disidentes y quemó la ciudad. Se dirige a Baldon. Ahora cúrame, por favooor. Los baldonitas no matan! Tus creencias no lo permiten?
n.
-          ¿Cómo es Garen? ¿es un phsy? ¿qué dones tiene?!- acuclillándose tranquilamente mientras miraba con benevolencia al jenízaro de bajo rango. Tomó la  capa con la insignia del rey el intercomunicador.


-          Es alto de cabello negro, es… es.. largo- dijo jadeando mientras sostenía la mirada sedante de Arayara, retenía con sus manos sus piernas- Nunca usa sus dones sólo tecnología, creemos que nació con el don de la sinestesia y barreras mentales o… o… algo así ¡ack!. ¡Ya cúrame, por favor! va siempre con su guardaespaldas, una mujer morena y alta también, tahalita. Desconozco sus poderes. Iban hacia Baldon hace dos días. 


Arayara dejó su tierna sonrisa, quedando con los ojos abiertos, un escalofrío recorrió su nuca. Se incorporó y disparó ambos brazos del soldado.


-          Dicen… que morir quemado es una de las muertes más dolorosas, más si eres un niño que no conoce el dolor. El dolor puede ser sorprendente mezclado con miedo ¿Qué pasó de los sobrevivientes?- mirándolo de manera sombría.


-          Mujeres y niños esclavos ¿Qué haces? ¡Cúrame! Ya te dije todo lo que sé, perra baldonita. Tu no me matarás, los baldonitas no matan - dijo con desesperación desangrándose y gritando.


-          Ame, invita carne fresca a tus amigos-  dijo amablemente mientras el halcón volaba los cielos.
Arayara dio media vuelta.


-          Nunca tuve el don de curar- dijo tranquilamente mientras se alejaba.


-          ¿Qué?! Entonces mátame! Maldita perra! Ven aquíiii!- gritaba mientras el sonido se alejaba de ella y cientos de cuervos empezaban a arrancar su piel.  


Iría al infierno de Gaia, ya no era la campesina devota y tranquila. Definitivamente iría al infierno… pero que sabroso era oír los alaridos de la venganza.


Se puso la capa del jenízaro. Se montó en su tabla a suspensión, miró con lágrimas por última vez la destruida Tahal y se puso los lentes de aviación propulsándose a gran velocidad rumbo a Baldon con Ame volando a su lado y la capa danzando con el viento, llegó al anochecer al gran macizo de entrada baldonita. Se paró un momento a contemplar el imponente Baldon con sus robles de 200 años.



Sintió el infierno verde que emanaba de Baldon.
-          Artes oscuras- murmuró, había líderes ancestrales que las practicaban antiguamente.


Avanzó rápidamente por el silencioso bosque, encontrando un árbol en particular. El del consejo de provincia. Ingresó a él y tomó el libro de ancestral, lo sujetó junto a su tabla cubierta con la capa a sus espaldas, se cubrió la cabeza con la capucha y empezó a jugar con el intercomunicador del jenízaro.


-          Van a Felnir- suspiró, mientras mordía carne seca y acercaba el intercomunicador a su oído.


Se acostó en una rama exhausta, el día había sido abrumador. Tomó el libro ancestral mientras  y empezó a leerlo. Mañana se dirigiría a Felnir para averiguar cómo abrir el portal, pero debía trazar un plan.


¿Cómo dejar ir a alguien a quien nunca conociste?

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Kimeika el Mar Mar 08, 2016 11:03 pm

Aveces nos encontramos frente a algo llamado realidad paralela. Esto es, yo veo una cosa y otros ven otra. Mientras yo veía nuestros dos enemigos parados sobre el agua a escasos metros de la costa,  ellos decían estar parados en medio del mar.
En cuanto salté a atacarlos se fundieron como si fueran hologramas de agua. Tal vez uno de sus dones, pero la distracción les jugó una mala pasada y son freídos por un ataque con bolas de fuego por parte de Beatrix, una chica de nuestro equipo. No pude llevarme la gloria de la victoria, pero al menos los vi sufrir de manera extrema, con alaridos musicales mientras sus cuerpos se cocinaban. Ardieron hasta que sus pedazos chamuscados comenzaron a desprenderse y hundirse en lo profundo del mar. Nada quedó de ellos dos. La victoria nos dejó con sabor amargo en la boca, cada vez más enfrentamientos, a medida que avanzaremos nuestro cansancio en aumento, y esto sería así hasta abandonar este maldito mundo. Nadie celebró la victoria, sino que continuaron con sus intenciones de cruzar el mar, y no me quedó más opción que seguirles el paso.

Cruzamos el mar en poco tiempo, hasta una pequeña isla en comparación con las otras, encontrándonos frente a un único habitante masculino, pálido y mitad máquina. Las primeras mujeres en llegar bajaron al agua desesperadas, para apresurar el paso nadando, y al llegar comenzaron a tomarlo como un objeto. lo jalaban para todos lados de los brazos y acariciaban su torso desnudo.
-¿Primero el pene-rama, y ahora esto? -Dije despreciando a esas desesperadas sexuales por las que dos veces arriesgamos nuestra vida.
El tipo tiene un cuerpo trabajado, pero tan escaso de melanina que da impresión, aunque con algunas manchas coloradas por acción del sol tropical. Parece un guerrero enmascarado, pero me sigo preguntando por qué la máscara.
Me mantuve detrás del grupo, no sabíamos si este era un enemigo o un simple nativo del lugar, en el mejor de los casos sería la persona que antes había mencionado la reina que tendríamos que ver. Pero el sólo hecho de relacionarse con la reina me da mala espina.
También Arayara quedó detrás.
-¿Tú quien eres? -le preguntó pero este supo hacerse entender con señas de mudo. Descubrió su rostro y nos enseñó que era un ciborg sin mandíbula y por eso debía llevar la máscara.
-Nop, paso. -Dije dando un paso atrás, definitivamente no era mi tipo, aunque esto le importó poco o nada a las desesperadas.
Pero definitivamente me gusta mucho la actitud de Arayara, desafió al ciborg con palabras irónicas, justo como yo lo hubiera hecho. Cuando algo estaba a punto de pasar entre los dos una chica asustada nos cuenta de la caída de la reina, de una buena vez por todas, y el portal abierto camino a casa, pero que sólo un puñado de nosotras podrá atravesarlo antes que se cierre, pero quien pase del otro lado tendría la responsabilidad de abrirlo nuevamente desde el otro lado, con indicaciones algo peligrosas: la reapertura del portal para que pasen el resto de nosotras estaba en manos de alguien del castillo.

Empezó un debate de quienes serían las responsables pero justo en ese momento unas bestias gigantes aparecieron. Eran mitad piedra, mitad máquina, funcionando a base de éter. Muy lentamente se acercaron amenazantes. Arayara nuevamente tomó la iniciativa, subida a su tabla deslizante junto a Beatrix fueron a la caza del primero.
Esto es un dato inútil, pero es gracioso mencionarlo: Estas moles tienen un pene-piedra más pequeño que el madero de los grandes ents, lo que me lleva a deducir y explicarme el porque las driades son tan alegres y pacíficas. Nunca vi chicas-golem, pero si miden más de cuatro metros estoy segura que están muy decepcionadas.
Retomando la batalla que estaba por.comenzar, Arayara es derribada sin siquiera dar un primer ataque. Anteriormente su Halcón fue igualmente eludido y golpeado, cayendo ambos al portal. Sin preocuparme por los gigantes ni por el resto de las chicas corrí esquivando las manos aplastantes de piedra para ingresar al portal. Si no era yo quien me comprometía a abrir el portal desde el castillo, nuestro destino era quedarnos nuestra vida entera del otro lado. No me juzguen, pero confío más en mí misma que en los demás. Yo sé que al menos voy a intentar hacer todo lo posible por rescatarlas... Menos a Yuly. ¡Que se pudra esa perra!

Ahora estoy del otro lado del portal, y no conozco el lugar, tengo que recorrer los alrededores para hacerme una idea. Sólo sé que se trata de una ciudad, una gran ciudad.
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por core-3 el Miér Mar 09, 2016 2:56 am

Cercanías de la frontera Bladon-Felnir.
 
 
Necesitaba unas vacaciones, o mínimo algún aumento de salario, suspiró, un tanto resignada. Nunca fue un hombre fácil de complacer, sea en la cama, en el campo de guerra, o en la arena, siempre fue una bestia insaciable que no conocía los límites del placer... Recordaba la intensidad de su mirada entre todos los espectadores del coliseo, sentía su expectación más honesta ente la multitud,  batiéndose a muerte con algún Vulcano Madkaliano, o gladiador de Dharel, para ese sujeto nunca fue suficiente, continuó complicándole el derecho de su libertad, poniéndole trabas, pruebas, cada una más siniestra que la anterior, pero a pesar de todo eso nunca sintió que fuese su enemigo… Aceptó todos sus retos como una honesta prueba de valor como guerrera, antes de que ganase su libertad podría decirse que ese era el verdadero tacto que tenía con Garen.
 
 
‘’ ¿Él buscaba fortalecerme para este momento quizás?’’ pensó, pero en seguida sonrió a si misma afirmando que ni siquiera él podría pre visualizar algo como esto. O sencillamente quería verle muerta, en cualquier caso ella nunca fue partícipe de sus propias decisiones, trabajar para él, y fortalecerse, eran quizás las únicas cosas que había decidido por cuenta propia.    
 
 
Sus heridas eran visibles, pero no fatales, la brisa de aire revoloteaba su sedoso cabello azabache y el impacto de la velocidad mataba  los mosquitos pegándose en sus lentes de aviación. Había pasado la peor parte, por fortuna encontró una de esas maquinas motorizadas que Garen le había mencionado, camuflada con colores verdes y de dos ruedas, perfecta para desenvolverse en caminos estrechos o ambientes urbanos, ella sonrió de la emoción, no era la primera vez que usaba de una de estas.
 
 
''Aunque lo hubiese preferido en rojo''. Pensó irónicamente mientras aceleraba,  encorvó su cuerpo exponiendo su trasero y sonrió como una niña divirtiéndose, Eric ''dormía'' plácidamente a sus espaldas y los Espectros ya no le alcanzarían, o eso pensó... Atravesó las frondosas carreteras de Baldón, recordaba cómo había revoloteado en las alturas mientras se desplazaba con el rápido movimiento de sus hilos enganchándose en los troncos, el peso muerto del muchacho le retrasó un poco pero podía soportarlo, a la media hora en que se separó de Garen una escuadrilla de Espectros le siguió el rastro, esta, anticipada, envolvió sus rutas de desenvolvimiento con el filo de sus hilos metálicos estratégicamente posicionados,  a medida que ellos trataban de abrir fuego para matarle con sus muy modernos cañones de fotones, ella solo se limitaba a inutilizar dichas herramientas con el preciso lanzamiento de sus dagas antes de que fueran disparadas, no entendía del todo el funcionamiento de esas cosas pero entendía muy bien como anticiparse a los disparos y el cómo desbaratarlas, una muy delgada línea de partículas se crea en el trayecto, antes de que el haz de luz destructivo emerja, sirven para focalizar al objetivo, la línea de partículas puede volverse visible con la ayuda de luz solar que emite el claro de luna, eso le dio una idea especifica de la posición de sus atacantes, permitiendo que esta pudiera visualizarlos mentalmente entre la oscuridad,  solo con el mero uso de sus sentidos y el movimiento gradual de sus hilos(vibraciones) que incitaban la presencia de muchos soldados a sus alrededores...
 
Una araña teje pacientemente sus hilos, las moscas revolotean  libremente por el aire hasta que... Se expresó, ahora todos los hilos que le rodeaban vibraban con mayor intensidad, había evitado el primer ataque con el uso de sus dagas escondidas, pero se había quedado sin reservas, solo contaba con cartuchos de hilo, las diferentes boquillas de su ballesta-hilada y sus dos dagas de combate cercano,  no obstante fue paciente hasta el final, ágil como una víbora desenvolviéndose entre la selva, la destreza de los espectros rivalizaba con sus movimientos pero no fue suficiente, el sonido de su equipamiento tecnológico le advertía, no podían agarrarle desprevenida, esquivó un disparo apenas pudo y devolvió el ataque rápidamente con una flecha que impactó en el ojo de uno de sus oponentes, atrayéndolo para usar como escudo humano de los demás ataques. Pasó el segundo de ellos, armado únicamente con una espada dispuesto a clavársela en el pecho a medida que activaba su visión nocturna, pero fue sorprendido con la presencia de un hilo invisible bajo su cuello, incluso para su visión perfecta, la grasa que envuelve la metálica confección se templa con el ambiente, no emiten frio o calor alguno, y tienden a ser muy delgados como para que las gafas puedan visualizarlos, eventualmente fue arrasado por el silencioso ataque. 
 
 
Sus cabezas caigan antes de que sus alas dejen de agitarse... y así fue, sus mochilas propulsoras seguían funcionando pero ellos habían perdido la cabeza.
 
 
 
La compleja tela de araña pronto había atrapado a no más de nueve espectros, les sujetó del cuello y jaló tan fuerte como pudo decapitándoles en el acto, unos anillos metálicos protegen sus dedos.  Algunos sencillamente fueron colgados de los arboles, otros árboles caían talados por la fuerza de la morena y sus hilos, aplastando el cuerpo de sus enemigos y limitando sus movimientos a como podía...
 
.
.
.
 
 
Habrían pasado 4 horas desde entonces, la noche aún era joven y tenía un extenso camino por recorrer, no estaba sola, Garen quizás se habría quedado para cubrirle, sin embargo... Su pecho aguardaba un terrible presentimiento, ¿En verdad era prioritario llevar el cuerpo de este sujeto antes de la seguridad de su hombre? 
 
 
Tss... Aquí, fuerzas del imperio, estamos buscando sobrevivientes, respondan. el intercomunicador de la moto al frente sonó, una trasmisión poco audible, con mucha interferencia y sonido metálico al fondo. Hemos enviado refuerzos para apaciguar todo movimiento rebelde, deténganse ahora mismo.  
 
 
Reconocía esa voz, aunque un poco borrosa, le recordaba bien. Se trataba de uno de los operadores de la nave personal de Garen a quienes habían salvado en esa maniobra defensiva con anterioridad.
 
 
Aquí Velvett, te escucho soldado, estoy de camino a la capital de Felnir, envíen más refuerzos en mi trayectoria. 
 
 
Señorita... Velvett... ¿Está usted bien? ¿Y que es del señor Garen? ahora la comunicación entrante era más clara. 
 
 
Le explicó en pocas palabras para que pudiese entenderlo, ellos habían sobrevivido al asalto rebelde gracias a su capitán, y esta vez estaban dispuestos a pagarle con la misma moneda enviando soldados a su rescate. Velvett continuó en su camino a la espera de que quizás las fuerzas del imperio serían suficientes para detener el movimiento rebelde, los verdes bosques de Baldon pronto se teñirían de rojo, sangre rebelde, sangre imperial, para esa mujer la sangre de los hombres seguía siendo roja sin importar el lado a fin de cuentas, solo había algo que lo diferenciaba a su limitada percepción humana…
 
 

Amor… susurró a sus adentros, no muy segura a lo que se refería…






Off rol:


Por cierto chicos, veo que están deseosos de ir a Felnir, mañana publico el segundo volumen de maravillas modernas, solo para que se den una idea de lo que enfrentarán en la gran capital ;D Por cierto, Madre mía, siento que me acabo de meter en un buen embrollo, Arayara viene con tokio! que miedo!!!  :susto: :susto:  
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 953
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Miér Mar 09, 2016 6:01 am

OFF ROL:

No desesperes, Core, los refuerzos van en camino D:


Por otro lado, la teoría de Kimeika sobre las mujeres Golems y las Dríades no me termina de convencer u.u ...
La cosa es que si uno va por el bosque (bosque de cuentos, no real xD), siempre habrá algunas dríades danzando por ahí, molestando viajeros o simplemente adornando el bosque. Pero las mujeres golems no hacen eso...
Entonces, si analizamos la situación, y en base a su razonamiento, las dríades deberían estar en casa y las golems saltando alegres por el prado.
Creo que lo que ocurre es exactamente lo opuesto \u.u/ . Las dríades andas por ahí buscando un macho que las satisfaga, mientras que las golems no salen de sus casas porque no pueden caminar...  affraid

Entonces, lo que Abra vio, al igual que con los conejos, solo fue una ilusión. En realidad los Golems satisfacen a su mujeres de tal manera que estas no salen de la casa en todo el día. Y las dríades salen a buscar viajeros porque sus Ents no la tienen muy grande como para dejar satisfecha a una Dríade...

Eso o simplemente la tienen demasiado grande, y bueno, por cuestiones físicas, deben buscar satisfacción a la medida en otra parte xD.
Como sea, o.o las mujeres golems no salen de casa por algo, y como sus maridos la tienen "dura como la piedra 24/7" xD, supongo que se explica el porqué nunca se las ve por ahí danzando xD.
Además, la roca no se regenera como la madera, así que, en otra teoría posible que respalde a los Golems, esos dos en particular se la deben haber gastado de tanto sexo xD. Y sus mujeres, satisfechas en casa, cocinando o limpiando para contentar a sus maridos.

Eso es todo, saludos u.u/


Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por korowizard el Miér Mar 09, 2016 2:26 pm

off rol:

Yo tengo una teoría mejor: Quizás no existen las mujeres Golem xD.

Ya basta Kime, ¿Por qué rayos todas las criaturas mágicas tienen que tener miembro masculino? Esa clase de monstruos como ents o golems generalmente son asexuados. De hecho los golems son constructos artificiales, por magos que dan ánima a un montón de piedras, en este caso partes mecánicas y éter en lugar de magia.

Pero todo este asunto de los miembros es como si mañana aparecería en las noticias un nuevo robot japonés con funciones diversas pero con un miembro masculino, que muy probablemente no use... Si es que no existe uno ya.

avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Kimeika el Miér Mar 09, 2016 11:21 pm

Spoiler:


creo que los dos ponen mas empeño en contestar esa boludez de los bixos y sus atributos, que en sus turnos del rol, yo al menos le doy algo de humor a mis post ustedes dos parece que juegan obligados, nada mas yo taka y pedo estamos siendo activos ultimamente los demas parece que no quieren jugar, y si me pause es por las reglas raras de firebres, nada mas

avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por The Lax el Jue Mar 10, 2016 4:48 am

Off Rol:

Este juego se puso tan raro conforme iba leyendo que ya no tengo ni idea de como replantear mi jugada jajaja mejor iré a hacer manga. :p XD


_________________
En este mundo lleno de monstruos, los demonios dominan el curso de la guerra.

avatar
The Lax
Seito
Seito

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 07/12/2015
Edad : 24
Localización : Perú

https://www.facebook.com/The.Lax.Project

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por X_Raider el Jue Mar 10, 2016 5:24 am

La aeronave ya llegó a la frontera y como no des de la torre de aduanas disparaban sin tregua, sabían quienes eran, la chica yandere pelirroja mandó usar los 20 cañones para derribar la torre a escombros junto con el puente y de paso hacer una masacre con gente inocente, esa era su carta de presentación.

Tras dejar el terreno despejado y listo para una invasión por tierra, dejaron de bombardear y se dirigieron a toda velocidad a la capital, al distrito donde guardaban y fabricaban armas.

-Soldados, vamos a golpear en su punto más fuerte, esto es una declaración de guerra, los equipos rebeldes avanzarán por tierra y con nuestro ataque en el distrito armero e fundición, el imperio no podrá contraatacar, cuando lleguemos usaremos no solo los cañones, también las minas que tenemos ocultas bajo la sala de máquinas, serán unos bonitos fuegos artificiales.-
avatar
X_Raider
Sensei
Sensei

Mensajes : 1343
Fecha de inscripción : 25/07/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Jue Mar 10, 2016 8:43 am

-Arayara del noreste de Baldón- Escucha su respuesta como un eco dentro de sus pensamientos -Dime que hace alguien que apesta a humano aquí- De tener lengua la hubiese chasqueado con toda razón.

Humanidad es lo último que le importa tener en este momento. Pero antes de responder el cambio repentino en la expresión de ella lo cohíbe de ello. En vez de preguntar se zafa de quienes le sujetan insistentes. Retrocediendo cuando una joven se acerca a la que responde al nombre de “Arayara”.

Su rostro refleja su pesar antes de que ella le diga a la mencionada que no podrán traspasar todas estas mujeres, incluido él en el grupo de personas. Vuelve a vestir su torso rápidamente con su suéter, y aunque su expresión sea indescifrable ya está al tanto que el plan de cruzarlas a todas se ha visto estropeado por quien sabe que razón. La tierra tiembla anticipando lo que en segundos ocurrirá. Sus pies le apartan de las jóvenes pero su vista se mantiene sobre Arayara que se sube a un artefacto que la suspende del suelo. Recoge la alargada vaina negra del arma bastarda que lo ha mantenido vivo. Atraviesa la vaina en su cinturón de cuero desenvainando la hoja plegada.

-Tu complexión denota que eres un buen guerrero, lucha por la reina- La joven en la tabla le dirige estas palabras mientras avanza de nuevo al grupo poniéndose delante de ellas. No es de caballeros esconderse detrás de las damas, sino defenderlas -¡Activen escudos!- Alza la voz ejerciendo el liderazgo nato que corre por sus venas.
-No es necesario que lo ordenes, lucharía por ella aun en el lecho de muerte- Voltea a verla comunicándose con una de sus manos, en la otra la cuchilla plegada que a simple vista parece que se romperá si impacta contra la rocosa corteza de estos monstruos que se irguen en contra de ellos.

Con su mano libre gira lentamente la tuerca de apertura bucal de su máscara, no es conveniente ir hacia un enfrentamiento violento con la máscara cerrada. Se sofocará prontamente por la falta de oxigeno. 0.5mm de apertura es lo único que necesita para respirar.

Y mientras se aproximan a ellos como ovejas acorraladas por lobos rapaces. Lo único que desea es... no más sangre inocente derramada.


...

Los acontecimientos suceden apilados y deprisa que asimilarlo le resulta tedioso ya estando del otro lado. Levantándose del polvoriento suelo al otro lado del portal, incapaz de dar marcha atrás al tiempo. Viendo al horizonte y la nada, de donde vio a su protectora por última vez.

-Lo... siento- Piensa con la mirada perdida en estelas de humo que se alzan de la tierra. Cual vapor de tierras volcánicas.

Se sienta cerrando los párpados esforzándose por recordar lo que ha sucedido antes de que literalmente lo hubiesen aventado contra el suelo, rodado como un desgraciado costal antes de que el mismo portal lo hubiese halado a sus fauces sin darle oportunidades de despedirse de su majestad al menos. He ahí la desventaja de querer ser “un caballero” e interponerse entre el peligro y las damas indefensas.

Abre sus párpados y se ajusta la tuerca de la máscara cerrando su apertura, de esta manera evitará que vean su verdadera apariencia. Se endereza poniéndose de pie viendo a la nada, ignorando por una vez el panorama víctima de un tirano que se irgue en el poder. El aire huele a cenizas y a carbón. La temperatura no favorece una salud respiratoria. Observa por última el horizonte, como si buscara un minino rasguño en la realidad para una despedida, pero, ya no existe una oportunidad para ello.

Se voltea en dirección contraria, con la espada bastarda que envaina en su estuche. Sujeta la capucha de su suéter y se cubre el rostro dando el primer paso. Dejando atrás a quien sacrificó años de su vida para protegerle. Ahora es su turno de regresarle el favor dando su vida por su causa. La libertad de las tierras que una vez vio florecer.

Paso a paso, la brisa polvorienta le azota pero él continúa su recorrido. Esperando que nadie pueda reconocerle y capturarlo. Su objetivo de momento será dar con alguna de las que han cruzado el portal antes de que se pueda pensar en ir tras el tirano que ha destruido la tierra.


Off Rol:
Aclaro, Isaías llama a su espada “espada bastarda”, porque esa espada se usaba por los soldados para asesinar a los padres de los niños, por ende quedaban huérfanos, o bastardos como él los cataloga. Si, Isaías también se apoda de “víctima bastarda”, porque por espadas de ese tipo es huérfano (Todo esto viene de su universo original n.n) 

Ok, no esperaba que pasara tanto en un día y medio que estuve fuera ;n;
Lo que está antes de "..." lo escribí ayer en mi casa... lo que sigue después lo acabo de escribir sobre la marcha Dx

No se me ocurría manera de hacerlo traspasar el portal sin que fuera tras la reina para protegerla así que... digamos que todo pasó tan rápido que ni se acuerda de nada, aunque está golpeado, comió tierra y rodó como un costal varios metros dándose golpes por todos lados TnT

Espero no haya saltado nada de los otros post u.u

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Mar 10, 2016 9:58 am

Arayara había dormido unas cuatro horas en lo más alto de una rama con el brazo cruzando su frente. Despertó con el ligero eco de una explosión lejana. Ame erizaba las plumas a su lado y lucía inquieto. Calmó a Ame con suaves golpecitos en su lomo, ya no era seguro usar la telepatía, extrañaba a su amigo. Escuchó la señal de comunicaciones del radio, corroborando el tumulto.

Subió rápidamente rama por rama hasta la copa y vio, un poco lejano, un destello de luz en la inmensa oscuridad. Al parecer alguien había asaltado la aduana. Tal vez era su oportunidad para colarse a Felnir con el tumulto, arrolló su cabello en un rodete cerca del cuello escondiendo las plumas atadas a él, tomó a su halcón sobre su hombro cubriéndolo con la capucha.

Había hecho senderos de  atajo con su padre y los lugareños fallecidos que nadie conocía, tan cerrados que ni el baldonita más experimentado podría atravesarlos fácilmente. Jamás cursaba caminos transitados y conocidos, siempre dormía a más de 15 metros de altura donde se pierde visibilidad del suelo, nunca usar sus dones, nunca hablar, era su lema para sobrevivir como sabandija. Sin dudas, escurrirse, era su maestría hasta ahora. Hasta ahora.

Fue a un atajo espeso, casi intransitable, tomó su tabla y voló entre ramas y lianas a más de 5 metros de altura. Usando enredaderas para impulsarse con mayor velocidad y cortando otras con la bastarda.

Una hora más tarde estaba en la frontera, desde lo alto podía veía filas de gente intentando entrar y una guerra desarrollándose sobre sus cabezas. Muy a lo lejos y aún en el bosque, una mujer en una máquina motorizada con un hombre dormido a sus espaldas. Se ocultó entre el follaje aunque no podría verla tan lejos, era una sicaria tahalita…. Con obviedad, la vio comunicándose por el transmisor. Prendió el intercomunicador.

—Aquí Velvett, te escucho soldado, estoy de camino a la capital de Felnir, envíen más refuerzos en mi trayectoria.
—Señorita... Velvett... ¿Está usted bien? ¿Y que es del señor Garen? — Arayara rezó para que estuviese muerto. Mientras la mujer explicaba escuetamente que había sobrevivido pero aún estaba bajo las manos de rebeldes.

La calamidad recorrió su espina dorsal y apagó el intercomunicador. Tal vez, sólo tal vez… el que estaba en su espalda… era el militar de sus sueños ¿No estaba muerto tras sus intentos en Novem Regna de salvarlo?

Se acuclilló como un búho en el punto ciego de la rama, mordiéndose el labio inferior pensativa, observando lejana el siguiente movimiento.


(...)
¿No estabas muerto?

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Inactivo el Jue Mar 10, 2016 10:19 am

@The Lax escribió:
Off Rol:

Este juego se puso tan raro conforme iba leyendo que ya no tengo ni idea de como replantear mi jugada jajaja mejor iré a hacer manga. :p XD


OFF ROL The Lax:

xD El juego va bien, The Lax, eso que te has retrasado tanto con tus posts que ya no puedes encajar con las jugadas actuales. No pongas excusas, es tu culpa \u.u/

OFF ROL Kimeika:

No estoy jugando obligado, es que no tengo tiempo >__< . Creo que se olvidan que algunos ya no vamos a la escuela, pero trabajamos mañana y tarde u.u/ .
En todo caso, debe postear Honey antes de que postee yo, a ver si logra atravesar el portal o se queda en Novem Regna xD. Dependiendo de si cruza o no, mi post ira redactado de una manera u otra.
Mi cazador para ir tras Koro ya lo tengo listo Twisted Evil . Solo necesito saber cómo terminar el post con el Noveno Reino.

Por cierto, a todas esas NPCs que abandonaron en Novem Regna, no les va a ir muy bien u.u... Solo aviso...


Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Mar 10, 2016 10:55 am

Spoiler:
Todo depende de Yuly, no había mucha acción desde hace una semana así que me las tomé. Sé que el pj de Honey es capaz de hasta convencer a los gigantes que les construyan tres portales a bajo precio (?) ella puede

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por The Lax el Jue Mar 10, 2016 2:27 pm

Off Rol:

La verdad si, es que avanzan tan rápido que me da pereza tener que leer todo jajajaja

_________________
En este mundo lleno de monstruos, los demonios dominan el curso de la guerra.

avatar
The Lax
Seito
Seito

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 07/12/2015
Edad : 24
Localización : Perú

https://www.facebook.com/The.Lax.Project

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por korowizard el Jue Mar 10, 2016 3:44 pm

Reino de Felnir, Barrio Perdido.

Todo está saliendo a pedir de boca, con la tripulación creciendo y los controles fronterizos burlados. Los cañones fueron nuevamente dispuestos y alistados a los lados del implacable Pez Dorado ante una eventual emboscada. Su objetivo no era entrar en combate aéreo, pero siempre hay que estar preparados para cualquier desenlace.
los preparativos para sobrevolar las cercanías del castillo finalizaron, tan sólo queda atravesar algunos suburbios poco importantes del reino y ya estarían dentro de la aparatosa capital.

El Barrio Perdido. Un lugar lúgubre y olvidado por las autoridades, donde se esconden los peores criminales. Se cuentan historias paranormales sobre este suburbio, donde extrañas criaturas y seres terroríficos se arrastran, donde las personas perdidas desaparecen, donde la lógica no tiene permitido el ingreso... Son tantas las historias, pero son solo eso, historias.

—¿Quieres que te cuente otra historia de este lugar, niña? —Kadabra como siempre contando historias de terror a la pequeña Ivy.

—Naah —habla la pequeña muy relajada—, tus historias no asustan nada, son cuentos para niños.

—Eee... e no, mejor no cuentes más —interviene Gero temblando como una hoja.

—¡Ya basta de cuentos, necesito acción! ¡Vamos a dispararle a algo! —efusivamente Saltinbanqui.

—Calma, hay que tratar de no llamar la atención —explica Malrot—, y ya estaremos fuera de todo peligro.
—Ooooooh, ¡Aburrido! —se queja la chica.


En el momento menos pensado, Kadabra es sorprendido por una sensación muy particular que sin lugar a dudas conoce muy bien. Sus dones vuelven a fluir con vehemencia, su cuerpo parece tener nuevas energías e ímpetu de saltar por todos los compartimentos de la nave. Reconoce a que se debe esta situación.

—Ella está cerca...

—¿Qué? —Preguntan los demás al unísono.

—¿Quién es ella? —Pregunta Gero— ¿Ella? —Señala a Ivy— ¿O ella? —Señala a Saltinbanqui— No veo otra ella ni por aquí ni por allá.

—Silencio Gero —ordena rotúndamente Kadabra—. Aterricemos aquí.

—¿Te volviste loco? —interroga Ivy— ¿Cómo aquí? ¡No hay nada más que un montón de edificios oscuros!

—Necesito bajar inmediatamente. ¡Ya no cuestionen nada! ¡Malrot, baja aquí mismo!

—¿Está seguro? —pregunta Malrot, Kadabra no responde pero fija su mirada— Bien. Luego no quiero quejas.

Efectivamente el Pez Dorado desciende en una plazoleta hacinada rodeada por un precario vecindario, ya que la nave tiene la capacidad de aterrizar en casi cualquier sitio. Kadabra se despide con una sonrisa falsa.

—Continúen solos, yo tengo un pendiente. Nos veremos pronto.


Aunque todos están desconcertados por la inesperada decisión de Kadabra, se despiden y sin perder el tiempo remontan altura. El cirquero se toma unos minutos para observar al Pez Dorado volver a su ruta, como resguardando su despegue.


Tras esto comienza a caminar por estas solitarias calles. Ninguna pista de su hermana Abra, y sus inútiles dones impedidos de uso, para no ser detectado por fuerzas enemigas.


Continúa su camino hasta llegar a un gigantesco basurero enrejado, donde oye ruidos de latas chocando y bolsas plásticas. Con destreza sortea los alambrados para ingresar dentro. Los sonidos podían ser causados por perros buscando alimentos entre la chatarra, o el viento, pero su percepción no fallaba, definitivamente ella estaba ahí. Su presentimiento se intensificó, está seguro que encontraría a Abra en ese lugar. ¿Pero por qué? ¿Cuántas cosas podrían haberle pasado para llegar a aquel oscuro rincón? ¿Estará bien? ¿Saludable? ¿Entera? ¿Viva? Muchas posibilidades. Su corazón golpea como tambor con cada paso.


Finalmente las señales una vez más  mostraron tener razón. ¡Es ella, Abra está en este lugar! La encuentra de pie desorientada, mirando hacia todos lados, sin saber hacia donde marcharse. Al fin, todo valió la pena. El largo viaje, las batallas libradas, las personas reunidas, todo tuvo su fruto.


—¡Abra! —Gritó emocionado— ¡Aquí estoy hermanita!
Y corre a su encuentro.

off rol:


Lo mismo que Fire, no todos tenemos tanto tiempo. Al principio no estaba muy contento con el juego, pero ahora me parece divertido. Sin embargo yo también estaba esperando el post de Luis para seguir con lo mío, yo voy después de Luis. Pero como ya lo explique antes, mi jugada no afecta la de ningún otro, así que no entiendo porque tanto apuro.
Bueno a partir de ahora sí... Ya junté a mi personaje con su pareja, wejeje! Vamos a ver Kime con que me salís ahora...

avatar
korowizard
Senpai
Senpai

Mensajes : 701
Fecha de inscripción : 19/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Jue Mar 10, 2016 3:45 pm

Resumen´i para the lax:
Isaías, Abra y Arayara pasaron por el portal accidentalmente dejando a las mujeres luchando contra los gigantes. Arayara se enteró que Garen estaba en Baldon y con miedo a que lo destruyera se fue raudamente a ese lugar.
Eric murió luego de que el npc de Raider (chica tsundere) atacara el corazón hecho por artes oscuras de Garen para calmar a Gaia que había sido invocada. El npc de Core (red velvett) se dirige en una maquina motorizada a Felnir junto con Eric muerto quien sabe para qué. Garen lucha en un zepelin contra un comandante traidor del gobierno.
Kadabra encontró el pez dorado, nueva tecnología en zepelines de Phara y pudo reunirse con parte de sus amigos y la nieta del creador del pez dorado. Se disfrazaron de aristócratas en Baldon de un transporte cafetero y una de las integrantes del equipo (saltinbanqui) voló una torre de la aduana Felnir Baldon. Arayara lo escuchó desde su lugar y fue hasta la aduana, Red Velvett también se encuentra por allí.
Chica Tsundere atacó luego en oto zepelin la aduana y se dirige a la armería.
Mientras tu sigues en un barco carguero con tu leche de almendras (?)
FIN DEL RESUMEN

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por The Lax el Jue Mar 10, 2016 5:30 pm

Capítulo 3: Lo que pasó ese día.

Afueras de Baldon:

 
El mercader le había dicho a Arno que iría a Felnir, y él no era ningún idiota, durante su trabajo con la rebelión en Tahal, había obtenido información sobre la capital del demente rey Nerón, las torres tridente que podían descubrir con facilidad la presencia de los Phsy, y sus leales sabuesos los cazadores que no pararían hasta verlos sangrar, tardarían al menos 3 días en cruzar todo Baldon hasta "el cruce" y 2 días más para llegar al primer poblado de Felnir, en la frontera los esperaría un puesto de reconocimiento así que era necesario bajarse antes, sin embargo estaban cansados y necesitaban una buena noche de sueño, reponer las energías era indispensable así que se relajaron mientras pudieron, mientras el carruaje avanzaba deprisa, durmieron una larga siesta, el traqueteo de las ruedas de metal contra el duro suelo de tierra parecía casi relajante.
 


La pequeña diosa sacaba la cabeza por la ventana observando la majestuosidad del gran bosque, había sido su hogar por mucho tiempo y finalmente lo estaba dejando.
Arno la observó con nostalgia, tenía una estatura pequeña pero muy mal carácter, y pensó en Yuly, y en si estaría bien o no. se quedó dormido bajo el imponente sol de verano y la pequeña diosa se acurrucó junto a él, Gardenia había estado envuelta siempre bajo gruesas cortezas y verde musgo, el no contar con su protección habitual la hacía sentir insegura y expuesta. 

—Está bien...—Dijo Arno medio dormido. —Puedes acercarte si lo deseas, prometo no tocar tus semillas.—

—Eres un idiota.—exclamó la diosa con las mejillas rojas y se apartó de un salto.
Marko el edecán, reía con la escena que acababa de ver.
 
La caravana paró la segunda noche, la máquina a vapor necesitaba enfriar el motor, los mercaderes iban viajando desde Tahal sin parar y la enorme máquina ya empezaba a sentir el duro viaje que había recorrido, se reunieron todos los mercaderes junto a una fogata, y vieron el fuego danzar al son de canciones y risas. La comida no faltó ese día y en un gesto de camaradería, el mercader les contó el verdadero propósito de su viaje, la rebelión en Tahal había sido brutal, las calles se mancharon de sangre y los hogares habían sido destruídos, aún después de varios días las llamas de la guerra no se habían extinguido, sin embargo él como muchos otros mercaderes se unieron para darle un duro golpe a la capital. Bajo órdenes expresas de los últimos rebeldes que quedaban, en un compartimiento secreto, sellado dentro de la máquina totalmente inaccesible yacía una nueva bomba experimental, el contador había sido puesto para explotar dentro de cuatro días, para cuando alcanzaran la capital de la misma Felnir. Era imposible de rastrear la marca energética que dejaba la bomba, ya que estaba revestida de plomo por lo que sería indetectable para los sensores del enemigo.
 
—Pero, si haces explotar las bombas, no sólo morirán los soldados del rey, ustedes también lo harán.—

—Me encantaría decir que es una vil mentira, pero tienes toda la razón, estamos dispuestos a morir por la libertad, por Tahal, por tener un nuevo día en la sagrada tierra de las arenas, si no para nosotros será para nuestros hijos, nuestras familias...y los que vendrán después.—
 
Arno sintió un profundo respeto por sus nuevos camaradas. Les dio la mano con el saludo que sólo conocen los nacidos en Tahal, tocando la muñeca con el dedo corazón, el saludo que significa que la vida está en las manos de cada uno.
 
Esa noche Arno no pudo dormir, horribles pesadillas lo atormentaron. En ellas se sentía más pequeño y acorralado, luchaba por escapar de unas quimeras del bosque, se metía en el fango y visitaba a un extraño lugar con bestias salvajes como personas, le entregaban un arma y al salir del lugar llegaba a una planicie desolada por la guerra, una feroz mujer le tomaba por el rostro y le hacía mirar  el campo de batalla, todos los cadáveres que yacían allí, se sentía incómodo pero la mujer le obligaba a mirar, tenía miedo pues otra mujer de aspecto caricaturesco la observaba con una mirada asesina. El sueño culminó y se despertó exhausto. La pequeña diosa le miraba fijo, ¿Quién es Yuly?, preguntó un poco asustada.
 
—Yuly... está en peligro. Puedo sentirlo... debemos apresurarnos.—
 
La caravana se puso en marcha otra vez durante el día, cuando ya estaban a medio camino, Arno hizo parar la caravana y le explicó el plan a sus compañeros.
 
—Si llegamos a la frontera me arrestarán, es mucho más seguro que me matarán sin hacer preguntas. Gardenia, tú estás a salvo, ellos ni siquiera deben saber de tu existencia, Marko debes de estár entre los buscados de la rebelión de Tahal, tampoco es prudente que vean tu rostro allí, por lo tanto, debemos quedarnos, buscaremos un atajo por mar, la mayoría de pescadores lo piensan dos veces antes de salir a altamar, si vamos al pueblo pesquero más cercano estaremos a salvo, debemos prepararnos bien antes de invadir la capital.—


—Podríamos reagruparnos cerca de la frontera con Rhodan, esperar por los refuerzos que vengan de Tahal.—

—No lo entiendes, no habrá refuerzos. Yo lo ideé de esa forma, sabía que los iban a masacrar...por eso les conseguí las armas, les vendí los equipos y maté a sus líderes del imperio. Porque tenían que sentir que estaban ganando y entonces la capital enviaría sus tropas.—

—¿De qué hablas?—

—Tahal ya estaba conquistada, no tenía sentido que los imperiales la atacaran, por eso debía crear una distracción, diezmar sus ejércitos y lo hice. El pueblo de Tahal fue un sacrificio para diezmar un quinto del ejército de Felnir. Eso dejó al puesto de control aduanero con déficit de personal, te aseguro que podrían pasar un gran cargamento de contrabando y no lo notarían, me sorprendería si esa gente siquiera supiera usar un escáner infrarojo.—

—¿Qué somos... para ti.— Marko, indignado se alejó poco a poco.

La pequeña Diosa por primera vez sintió un gran temor al escuchar lo que le acababa de ser revelado.

—Sé que suena duro, pero todo tiene un fin...—

—¿Cuál es el fin? Eh... salvar a esa niña de la que tanto hablas.—

—El fin es ganar la guerra. No puedes ganar la guerra sin hacer sacrificios, Tahal era una de las ciudades con menos poderío militar. Estaba lleno de ancianos sabios y niños mimados, era necesario entregar una ofrenda y ellos eran la opción más lógica.—

—Yo soy Tahalita, maldita sea...—

—Pues serás el último que queda si no hacemos algo para detener al rey loco.—

—No más... ve, y has lo que quieras. Yo no te seguiré.— Marko dejó el equipo que llevaba cargando y se alejó caminando hacia Baldon.

—Lo entiendes ¿verdad, Gardenia? Sabes que era la única forma.—

—No...lo sé. Yo...debo pensar esto un poco.— La pequeña diosa tomó asiento en un viejo tronco seco y observó largo rato el horizonte.

Arno se despidió del mercader, le deseó suerte aunque con pesar sabía que se dirigía a su propia muerte, cuando se marchaba parecía ver como la sombra de la muerte le lazaba una soga al cuello.

—Gardenia.—

—Si...—

—Levántate, debemos continuar.—

—¿Qué sigue en el plan?—

—Tenemos medio día para dirigirnos hacia el pueblo más cercano, luego podemos alquilar una barcaza e ir hacia Rhodan.—

—No quiero hacer eso, no quiero que más gente muera...debemos ir a Felnir.—

—Pues ese barco ya zarpó.—


—No lo ves, sólo seguimos haciendo tiempo, debemos enfrentar al rey nosotros solos.—

—No podemos hacer eso, las guerras toman tiempo, hay que planificar las estrategias, incentivar a las personas correctas a luchar por tu causa toma tiempo.—

—Si podemos...Nosotros juntos, podemos reunir más personas en Felnir.—

—Casi todos son soldados leales al imperio, debemos ir a Rhodan, fortalecer a su gente y traer refuerzos.—

—No dejaré que sacrifiques más personas. Debemos seguir nosotros.—

—No podemos.—

—Sí.—

—Escúchame por una vez.—

—Yo soy suficientemente poderosa para acabar con ellos.—

—No puedo...—

—¡¿Por qué NO?!—

—Porque no estoy dispuesto a perderte...—

—...—

—Porque...contigo caería Baldon...—

—¿Sólo soy otra de tus fichas?—

—No es así.—

—¿Por qué tienes miedo?—

—Porque sin Yuly... no tengo fuerzas. Cada vez que se acercaba, sentí como nuestro poder aumentaba, estoy unido a ella...la necesito conmigo para poder derrotar al rey.—

—No la necesitas.— La pequeña diosa se acercó, tocó el pecho de Arno y sintió una cálida sensación. —Nuestros poderes están unidos, por eso te permití encontrarme la primera vez, sentí...tu corazón.—

—Gardenia...—

—Cuando llegue el momento, te entregaré mis semillas.—

En el rostro de Arno se esbozó una sonrisa, la pequeña diosa enrojeció y se levantó de un brinco.

—Creo que arruinamos el momento.—

_________________
En este mundo lleno de monstruos, los demonios dominan el curso de la guerra.

avatar
The Lax
Seito
Seito

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 07/12/2015
Edad : 24
Localización : Perú

https://www.facebook.com/The.Lax.Project

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por The Lax el Jue Mar 10, 2016 5:36 pm

Capítulo 04: La Balada de la Diosa.

En la frontera de ambas naciones:





Arno y Gardenia emprendieron el viaje, una larga caminata hacia el pueblo pesquero de Insmouth, al nor-este de Baldon, cerca de la frontera con Felnir. Les tomo medio día llegar al poblado de chabolas, lo que no sabían es que en ese mismo momento el  mercader Tahalita era interrogado por su cargamento, posteriormente fue ejecutado y su cargamento confiscado dentro del almacén de aduanas. A primera vista la caravana no mostraba ninguna alteración y fue almacenada junto con los demás vehículos que habían sido incautados.

La bomba que yacía dentro de los vehículos explotaría todavía en día y medio, mientras el cazador Garen enviaba tropas en busca de los sospechosos cuyos rastros se encontraron en la caravana. Algo que distrajo la vista de lo que en realidad se ocultaba, Garen subió en su nave y emprendió rumbo hacia Baldon donde se encontraría con cierto soldado Madkaalita y librarían una  feroz batalla. Sin embargo, no debemos perder el panorama y volviendo a centrarnos en nuestros héroes...

El pueblo de Insmouth era pequeño y su actividad principal era la pesca, de eso se sostenían sus habitantes. La pequeña diosa yacía mirando el cielo desde el puerto cuando una enorme nave paso volando por allí, parecía ir a toda prisa con rumbo fijo hacia Felnir. Era una nave de aspecto innovador y surcaba los cielos magistralmente, en la cabeza de la pequeña diosa se imaginaba lo que se sentiría volar tocar las nubes con los dedos. Poco a poco se adentró en la costa y metió los pies en el agua salada, el agua del mar era de aspecto oscuro por la contaminación de las fábricas de Felnir que desechaban sus desperdicios industriales en las aguas del litoral. Cuando Gardenia metió los pies en el agua esta empezó a purificarse, como si lanzaras una piedra a un charco se crearon ondas sobre la superficie acuática que se extendieron hasta dejar el agua de un color transparente y limpio como solía tener anteriormente.
Arno había tratado de recabar toda la información posible, lo bueno de estar en un puerto es que los mercaderes y pasajeros traen noticias de todos los reinos. Algo vital para derrocar cualquier imperio, había llegado a sus oídos, dentro de la prisión interior, donde se reunía la peor escoria del reino había un hombre llamado Bernabé, quien según los rumores conocía una forma de abrir un camino seguro al noveno reino.  La prisión interna, no sólo estaba llena de rebeldes y personas que se oponían a los ideales del imperio, había una historia sobre una salvaje bestia de leyenda, “el kirin”.
Gardenia entró corriendo a toda prisa.

—¡Arno! He visto una nave enorme ir hacia Felnir, pasó volando y la perdí de vista.—

—Ya veo, debemos apresurarnos, conseguiremos un barco y zarparemos hacia allá ahora mismo.—

—Buenos días.— Interrumpió un hombre que entro de golpe en la posada donde se quedaba Arno.

—¿Quién es usted?—

—Mi nombre es Miryam, soy una de las generales de la rebelión Baldonita.—

—Miryam espada verde. Eres bastante famosa, dicen que llevas una espada de jade y con ella matas a tus enemigos.—

—Usted también es bastante famoso pese a permanecer en el anonimato, “el espíritu de la arena” es como le dicen en Tahal. El rumor se ha esparcido hasta Baldon y he venido a reclutarlo a nuestra causa.—

—¿Cómo sabías que estaba aquí?—

—Hay muy pocas cosas que se escapen de mis oídos en Baldon, el hecho que llegaras con un acompañante y salieras con dos, fue algo sospechoso...así que de alguna forma deduje que la niña que va contigo era tu contacto en Baldon.—

—Te quivocas...Yo soy...— Arno la detuvo y la puso detrás de él.

—Eso no es asunto tuyo, de todas formas ya no regresaré a Baldon, hay un cazador que está tras de mí.—

—Garen, sí. Lo conozco bien, es un poco cabeza dura y lo peor de todo totalmente necio y leal a su soberano.—

—Ahora mismo iremos hacia Felnir, ya tenemos un plan en marcha, dentro de un día una gran explosión reducirá a cenizas los canales de suministros de Felnir y será la ocasión de atacar, te recomiendo que lleves a tu ejército hacia allá en ese lapso de tiempo, si te apresuras podrás llegar en dos días.—

De pronto se oye un ruido estrepitoso a lo lejos, todos salen fuera a ver lo que sucede. Desde el pueblo se ve como una nube negra se eleva desde Felnir.

—Imposible, es muy pronto...no pudieron encontrar las bombas. Aunque esa explosión de ahora fue un poco leve comparada a lo que tenía en mente.—

—Rayos, parece que tu plan no salió de acuerdo a lo planeado, avisaré por radio a mis hombres para que vayan ahora mismo hacia Felnir.—

—Gardenia, vámonos, debemos salir ahora mismo.—

—Espera, déjame ir contigo. Tengo algunos infiltrados entre el ejército de Felnir, nos abrirán las puertas más rápido.—

—No hace falta iremos por el subterráneo, vamos rumbo a la prisión interior.—

—¿Estás demente? Te harán trizas.—

—Necesitamos toda la ayuda posible, esa gente está contra el imperio, apreciarán ser liberados.—

—Si tú lo dices...De todas formas, ven conmigo, tengo un navío atracado en el puerto.

El grupo se puso de camino al puerto, pero antes de llegar a su destino fueron interceptados por un pelotón del ejército, por lo menos una veintena de hombres con escáneres, siguiendo la firma energética que habían dejado en la caravana fueron encontrados rápidamente.

—Señor, hemos identificado a los objetivos, procediendo a capturarlos...—Dicen los soldados por radio, mientras reciben órdenes. — ¡A la orden! Fuego a discreción, ¡soldados! —

—Son demasiados.— Miryam  ni siquiera les deja apuntar  y se abalanza desenvainando su espada esmeralda y asestando mortales golpes a los espectros que se reunían ante ellos.

—Demonios...nos tienen acorralados.— Arno hace los mismo, tomando carrera y asestando estocadas en los puntos vitales de los soldados. Los espectros son rápidos y sus ataques son pesados, de haberlos tomado por sorpresa habría sido un dolor de cabeza.

Sin embargo, el verdadero peligro eran los dirks, veloces e implacables, lanzaban cuchillas con veneno a una velocidad impresionante y su elasticidad les permitía asestar peligrosos golpes cuerpo a cuerpo. En número estaban superados, sin embargo en capacidades de fuerza el asunto era diferente.

Gardenia entra en acción, envuelta entre viejos arbustos y cortezas secas, trayendo a la mente de Arno su anterior forma de guardián del bosque, la criatura que medía 3 metros de altura asestaba demoledores golpes contra el escuadrón imperial, con un brazo tan grueso como el tronco de un árbol manda a volar a media docena de soldados. Aplasta sus cuerpos con rabia y todo lo que se puede oír es un crujido metálico de la carne siendo aplastada contra sus equipos propulsores.

Para cuando la batalla termina, la criatura está cubierta de un rojo escarlata, los cadáveres de la tropa imperial yacen regados por el lugar. Arno tiene heridas leves por el cuerpo, el veneno no le es problema, su resistencia lo expulsará de su organismo, sin embargo se toma una poción para contrarrestar los efectos el envenenamiento sólo por si acaso. Le cede otra botella a Miryam, cuya espada ahora está teñida con la sangre de los soldados del imperio, sus ropajes tienen ligeros cortes pero nada que no se pueda reparar, le preocupa más la herida de metralla que tiene en un costado.

Las personas del puerto observan con terror a la criatura forestal y luego observaron como la pequeña diosa emergía de su interior, así que se arrodillaron ante ella.

—Usted es la diosa protectora que limpió el agua ¿Cierto? Nuestro pueblo les está profundamente agradecido, por favor pidan lo que deseen y lo tendrán.—

—Sólo necesitamos una cosa, estamos hartos del rey y de su gente tratando de matarnos. De que haga lo que quiera y afecte a todos los demás reinos. Acabó con Drokmar, luego con Tahal, la siguiente puede ser Baldon. Todos aquellos que tengan armas, únanse a nosotros, sígannos y vayamos a ponerle punto final a todo esto.—

Las personas vitoreaban emocionadas, saliendo a conseguir el poco armamento que tenían. Con cuidado Arno ayudó a Miryam a subir a la embarcación y aplicó un ungüento curativa en la herida de su zona dorsal. La radio de la general rebelde emitió un sonido y luego se escucharon las palabras.
—Jefa, nuestra milicia está yendo hacia Felnir ahora mismo. Refuerzos llegarán desde Madkaal en unos días. Nos veremos allá.—

La embarcación sale con rumbo a Felnir junto a una pequeña flota de pescadores armados con armas rústicas y la promesa de una milicia completa esperándolos del otro lado. Cuando por fin llegaron a la zona de control en la frontera, las bombas en la caravana se activaron, quizás como señal del inicio de una nueva era. La bomba experimental estaba pensada para la aniquilación y algo que no habían previsto fue que el radio de la explosión sería proporcional al de una bomba H.



Cuando la bomba estalló no hubo sonido de advertencia, sólo una luz inmensa que cubrió el horizonte y una nube de polvo tóxico. El puesto fue arrasado por completo las personas que estaban en el puesto fronterizo ni siquiera sintieron llegar la muerte cuando esta les arrebató la vida, la onda expansiva mando a volar todos los navíos que se dirigían hacia Felnir y para cuando recuperaron la consciencia todo lo que quedaba de la frontera entre ambas naciones era un páramo grisáceo.

Arno, yacía en el suelo junto a la costa y fragmentos de la nave en la que había llegado, tosió un poco para aclararse la garganta, el cielo estaba totalmente gris, y respirar el aire quemaba sus pulmones. Sus ropas estaban quemadas, trató de incorporarse pero no lo logró, un líquido frío corría por su frente, casi podía ver a Yuly acercarse a él.

—Yuly... te he estado esperando...prometí protegerte, pero...no creo poder cumplir mi promesa.—

—Shhhh... todo estará bien, descansa.—

—Debo seguir...ayúdame a levantarme.—

—No puedes...quédate quieto.—

Arno trató con todas sus fuerzas de levantarse, incapaz de hacerlo. Intento una y otra vez...

—Ya basta... por favor...—

Cuando se le aclaró la vista, notó que era Gardenia, estaba a su costado, tenía el rosto un poco sucio pero se veía intacta.

—Gardenia, debemos ir...estamos tan cerca.—

—¿Por qué? ¿Lo hiciste?—

—Hacer…¿qué?—

—¿Por qué me salvaste?—

De pronto llegaron imágenes a su mente, en el momento de la explosión Arno había tratado de cubrir a Gardenia con su cuerpo, trató de usar su citoquinésis pero no había plantas cerca. Gardenia había tratado de crear una barrera protectora pero la explosión había tomado fragmentos de segundo, había sido incapaz de hacerlo a tiempo.

Arno yacía tendido en el suelo con la espalda quemada y las piernas desmembradas, uno de sus brazos se había deformado tanto que ya no tenía un aspecto reconocible, se podía intuir que era una mano sólo porque estaba pegada a su brazo.


—Por lo menos...estás bien.—

Gardenia lloraba amargamente. Las gotas de agua caían sobre su rostro ennegrecido por la ceniza y se sentían de alguna forma refrescante. La pequeña diosa lo tomó entre sus brazos, y besó su frente.

—Debes vivir...vas a vivir...y encontrarás a Yuly.—

—Ya no tiene caso...creo que al final hice todo mal.—

—No es cierto, hiciste lo que pudiste… ya es hora.—

De la pequeña diosa empezaron a crecer lianas y enredaderas que envolvieron el cuerpo de Arno hasta convertirlo en una crisálida. Dentro Arno tuvo un sueño, uno donde Gardenia le daba un dulce beso y le entregaba su corazón. Una pequeña luz brillante que se insertaba dentro de su pecho, mientras la pequeña diosa caminaba hacia el horizonte...



Cuando Arno despertó en aquel páramo desolado estaba recostado sobre un campo de flores, sus partes faltantes habían sido regeneradas y se sentía de cierta forma, revitalizado...Sin embargo, no había rastros del paradero de la pequeña diosa.

En el corazón de Baldon, los ancestrales árboles del bosque empezaban a secarse y a caer. Las flores se marchitaban y las hojas caían al suelo,  el viejo verdor del bosque se opacó de un naranja pálido. Parecía que el otoño había azotado como una plaga la anteriormente verde Baldon.

_________________
En este mundo lleno de monstruos, los demonios dominan el curso de la guerra.

avatar
The Lax
Seito
Seito

Mensajes : 218
Fecha de inscripción : 07/12/2015
Edad : 24
Localización : Perú

https://www.facebook.com/The.Lax.Project

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Kimeika el Vie Mar 11, 2016 12:06 am

¿Cómo vine a parar a este lugar con olor a mierda? Recapitulemos.
Ese portal me dejó muy cerca de un destacamento militar el muy mal parido, y caí sentada golpeando mi trasero, y así me quedé por algunos segundos debido a la incómoda posición, me incorporé como pude. Oí murmullos de algunos soldados, diciendo que la guardia del día sería interminable, y que los refuerzos de todo el reino se están reagrupando en la entrada fronteriza. Supongo que debo recordar esta información, entonces me quedé tras un poste de luz escuchando.Uno de ellos, gordo como una carpa de circo dijo que iba a comprar pizza para el almuerzo. Lo siguieron cuatro, entre risotadas como un montón de idiotas fracasados, frustrados de sus mediocres empleos, y me vieron ahí en actitud sospechosa. Cuchichearon entre ellos y vinieron hacia mí riendo nuevamente. ¡Estoy perdida! -pensé en ese momento- ¡Me vieron espiando!
-Hola, payasita- me decía ese gordo libidinoso con mal aliento- ¿Cuánto cobras?
¡AY NOOO! No puede ser más humillante, ¡Me confundieron con una puta!


-Es un malentendido, señor, yo sólo... Eeeeh.
-¿Sí decías?- pregunta por mi demora en responder.
-¡Estoy perdida y no sé como salir de este lugar!
-Ah era eso... -puede notarse la decepción en sus caras.
-Voy a fijarme en la otra cuadra, andaba una gatita parando estos días con un hermoso trasero. Y si nos alcanza jejeje ¡Fiesta en la dependencia!
De esta manera se separaron en dos grupos, por un lado los que iban por la puta, por el otro los que iban a por la pizza, pero antes el gordo me indicó desganado que calle tomar.
-Derecho por allá, el centro son como unas veinte cuadras.
-Gra-ciasss...
Ni siquiera le dije a donde carajo iba, y me indicó para quitarme del medio. Pero mencionó el centro. No tengo más remedio.


Hice como el hombre me había indicado y terminé perdida, y en peor lugar que antes. Estoy muy segura de haber contado exactamente veinte cuadras pero nada. Y viendo hacia el fondo tampoco veo nada esperanzador más bien empeora. Fue cuando lo sentí... Kadabra mi hermano ¿A la final era mi hermano? estaba cerca, rondando el lugar. Con mi sinestesia vi sus pasos como formas coloridas buscándome. Y fui a su encuentro, aunque nuestro encuentro se dio en el peor de los lugares... ¡Un jodido basurero!
-¡Abra! -Me gritó- ¡Aquí estoy hermanita!
Y viene a abrazarme. El abrazo se prolonga más de lo debido.
-Ey ey ey... Tampoco hace falta ser tan sentimentales...
No se confundan, me agradó verle, pero detesto la cursilería.
Comienzo a revisarlo, mirarlo, palparlo y hasta olfatearlo. Olía a pólvora, a zorra, a algodón de azúcar, a perfume de hombre, pero no el que usaba él...
-Si que te divertiste, eh, hermanito, te tiraste a saltibanqui, a una niña y a Malrot... No sabía de tus gustos extravagantes.
Reímos. Pero no había tiempo a ponerse al día.
-Ya tendremos tiempo de hablar de eso, también yo tengo a alguien que presentarte, una fiera líder salvaje, te gustará, jaja. Pero ahora estamos en medio de un ataque rebelde, del que tenemos que ser parte. ¡Llévame a la frontera con Baldon!


 Juntos nuestros poderes harán estragos...
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por core-3 el Vie Mar 11, 2016 1:45 am

—Buenos días solecito… —se expresó amargamente… Pero no era de día, y ni siquiera uno bueno, mientras, decidido y apuntándole con el cañón de su colt, jugueteaba con el mármol blanco de su dentadura tan estúpidamente perfecta. Entonces sintió el aceroso sabor de la pólvora y el metal entre sus encías, su camarote privado era oscuro y silencioso, vacio, no era un hombre notablemente popular entre las mujeres… —¿Dormiste bien? —preguntó sarcástico, a medida que esbozaba una sonrisa burlona que solo ocultaba sus más siniestras intenciones.
 
—Ga… —y, antes de que pudiese hablar o abrir, hacer algún movimiento de su lengua siquiera, Garen aplastó mas el cañón de la colt hasta su garganta. —Ghajhen… Ghé Themonios, ghesghe ghuando… (Garen… qué demonios, desde cuando…)
 
—Ah ah ah… —se expresó el hombre al frente, silenciándolo de la manera más brutal, hizo rodar abruptamente el cañón de la pistola hasta romperle los dientes al frente.
 
—Ghaaa!!! —el más horrible sonido de dolor interno, las cuerdas vocales le pesaban, seguramente habría sido inyectado con cloro o alguna sustancia nociva para los nervios. —Son preguntas retoricas, Sergei… No tienes por qué contestarlas, pero en fin. —se sentó al lado de su cama, cruzando las piernas plenamente comodo. —Solo vine a recuperar lo que es mío, esta nave aún es de mi utilidad y sé que tienes más prototipos como estos siendo ensamblados en algún lugar ultra-secreto de Baldon, LES QUIERO, una vez que nos hagamos con los planos mueres, así es esto.
 
—Ghaghagha… —rio éste, a como pudo, ante lo que Garen, frunció el ceño, escéptico, ¿Qué le hacía tanta gracia? Sea lo que fuese lo descubría. —¿Ghe Thienjas ghe haghé khaso a do ghe thigas?(¿Te piensas que haré caso a lo que digas?) Gheghes Jenegh mieghdha en dha Ghagejha. (Debes  tener mierda en la cabeza)
 
—Bueno, si no lo haces ya encontraré la forma de tomar baldón y su conocimiento para mí, a como lo hice con Tahal… Qué dices, ¿quemar medio bosque y construir fábricas? ¿O construir más granjas?  Estoy pensando mejor mandarlo todo al carajo y hacer un genocidio de Baldonitas, ¿Es eso lo que quieres tú y tus putos rebeldes? Será mejor que se detengan… —sacó el cañón de su boca dándole con la culata de la pistola en la nariz, rompiéndole el tabique, trató de sobarse pero las sogas en sus manos y pies se lo impidieron.
 
—Hijo de puta… No te atreverías, tu y ese rey loco al que tanto se la chupas no estáis tan dementes como para hacerlo, ¿Cuántas pollas habrás mamado a todo esto? ¿Ante cuantos te habrás hincado para llegar a donde estas? ¿Por qué un hombre como tú está de su lado? Estoy seguro que si trabajaras para los Rebeldes ya tendríamos medio mundo de nuestro lado…
 
— ¿Por qué no estoy de su lado, dices? —preguntó irónico, ignorando sus patadas de ahogado.
 
‘’Los rebeldes siempre dicen la misma mierda cuando están a punto de morir’’ pensó al ver la desesperación de sus ojos…
 
—Escucha… No me interesa abordar este tema ahora, no ahora… —hizo énfasis, mirándolo de manera despectiva, claramente se estaba conteniendo. —Y mucho menos con un bastardo que vende a sus camaradas como tú, podré ser un hombre horrible pero jamás abandono a mis soldados, un buen hombre acaba de morir en frente de mis narices en la aduana de la capital, aunque era un inepto incompetente, amaba a su gente y velaba por su seguridad, una bomba de hidrogeno estalló en la entrada del puente cortando con nuestros suministros, pero tengo la esperanza de que este pedazo de chatarra al que llamaste el Yaganat es la clave para superar esta adversidad.
 
— ¿Qué quieres decir? Nuestras fuerzas tambien murireorn en la explosión? No tenía idea…
 
—Si esto no fue obra tuya, ni tampoco el de la otra psicópata pelirroja en la otra nave, entonces esto debe ser algún movimiento independiente… —pensó, hipotéticamente asegurando la posibilidad de que quizás y algún terrateniente sobreviviente a la masacre de Tahal estuviese lo suficientemente enojado.  —En todo caso fue un duro golpe.
 
—Hablas como si lo tuvieses controlado pero en realidad estas sudando fri no es así? —Preguntó Sergei, jactándose. En seguida Garen agarró uno de sus dedos del pie y disparó sin vacilar, o sin siquiera voltear a ver u apuntar siquiera. —Ghaa!!! Hijo de… PUTA.
 
El cuerpo de Sergei se retorció de dolor, y mordió su labio con los dientes de sus muelas aún intactas hasta sangrar.
 
— ¿Sabes qué es esto? —le mostró su mano izquierda, tenía una inumerable cantidad de hilos negros antes invisibles que surgían desde sus dedos. — Y sabes lo que es esto, fjo. —esta vez le mostró una jeringa con un liquido verde.
 
—Suero de la verdad… Y la sinestesia… Ese inútil poder de Pshys…
 
—O al menos el antídoto, es una despreciable sustancia toxica que solo inflige dolor neuronal y muscular, se potencia cuando llega a las cuerdas vocales y crea un efecto de honestidad definitiva, en estos momentos dicha sustancia corre por tus venas, si tú no te sinceras conmigo es probable que mantenga esa cosa dentro de ti...
 
— ¿Este era tu plan maestro? ¿Quieres que hable con tan solo eso? He pasado por peores torturas, lo sabes…  
 
—Nunca has tenido la mala fortuna de ser mi enemigo, hasta ahora… Sergei. —no hubo expresión alguna en la amargura de su rostro, ni siquiera una sonrisa burlona como las que siempre acostumbra, hizo a un lado la jeringa a medida que lo sujetaba de la cabeza y comenzaba a realizar sus poderes mentales en él, una innumerable cantidad de hilos negros se filtraron entre la materia gris de su cerebro y escarbaban dentro de sí, estimulando toda función receptora de dolor, sin embargo con el poder de las barreras aisló incluso todo dolor para que dicha tortura solo fuese mental… Moldeó el interior de su cráneo, podía visualizar cada célula viviendo dentro de su cerebro sometida al yugo del dolor definitivo, sin embargo era un dolor mudo, un dolor que le sometió hasta sus entrañas y del cual ni siquiera podía emitir queja alguna, solo podía imaginar sus gritos de dolor a medida que intencionalmente aplastaba su cráneo, al poco tiempo Sergei finalmente cedió ante la tortura mente y le mencionó, entre sollozos y quejidos, la ubicación exacta de sus talleres, también le había mencionado que había hecho tratos con rebeldes juntándose en la capital, y que al menos tres unidades más de Yaganat se encontraban en desarrollo dentro de sus factorías. En su ordenador principal tenía toda clase de información archivada y estrictamente almacenada, tratos con rebeldes, el desarrollo de nuevas armas, planos, etc. Almacenó toda su información en el intercomunicador personal de Sergei, tendría que usar la barra codificadora para entrar a los almacenes. No hizo caso a los quejidos y ruegos de misericordia por parte de Sergei e incluso lo silenció dándole un tiro en la frente. Ya no le necesitaba. No tardó mucho para que abandonara la nave a través de un bote flotante de escape, una nave pequeña para el uso personal del comandante en la cual podía huir en caso de que el Yaganat fuese saboteado. Encendió las bobinas eléctricas flotando entre el aire y levantó las velas, sujetando el timón desde la parte trasera,  usó los motores de propulsión y se alejó tanto como pudo antes de detonar la nave por completo, llevándose el intercomunicador  consigo, su siguiente parada… Velvett.  Vio los estragos que la bomba de hidrogeno había dejado en la frontera, por un momento se alivió de que dicha bomba no parase en la capital, pero por otro lado recordó con cierto aprecio al hombre que la había defendido con capa y espada…
 
—Varo, viejo barrigón…—sonrió amargamente a medida que avanzaba en su navío volador, también estaba ligeramente preocupado por el paradero de Velvett, pero calculó la distancia y seguramente no habría sido afectada por la onda expansiva, no obstante el peligro aún era latente, así que navegó a los al rededores en busca de su paradero, quizá habría hayado una de esas maquinas motorizadas del bosque y estaría en estos momentos yendo carretera arriba…  Se unió al canal de comunicaciones imperial, el comunicador sonó casi de inmediato, una interferencia cercana…
 
—Tss, aquí, fuerzas del imperio…
 
—Del imperio… ¿vienen de Tahal?
 
—S-sí, señor… ¿Garen?
 
—El mismo… Dame un informe preciso de la situación actual… Soldado. —su tono de voz era apagado, desanimado incluso para sus propios estándares.
 
—Una fuerza de 500 soldados del imperio ha sido diezmada en el incidente fronterizo, bajas civiles, unas 140… Varias fuerzas de la reconquista de Tahal han llegado a la capital de Baldon y la han retomado sin uso de violencia, las fuerzas rebeldes han sido controladas por dicha detonación… El paradero de nuestros Zepelins sigue en pie, pero algunos navíos han sido arrasados, varias tripulaciones fueron erradicadas,  los refuerzos que enviábamos a su recate murieron al menos la primera fila…
 
—¿solo la primera fila? —la explosión habría sido tan grande que incluso la vio desde lo lejos. — ¿Qué pasó con el resto?
 
—Fueron resguardados por las barreras masivas de plasma de los generales, usamos el canal electromagnético para potenciar las habilidades psíquicas, actualmente se equiparon con equipo anti-radiativo y hemos enviado a nuestros mejores Psys de radioquinesis para estudiar las muestras del bosque que han sido afectados, a ‘’purificar’’ el lugar.  —Podía verlo, el verde se había teñido de un color otoñal demasiado muerto para su gusto, muy en el fondo no estaba nada contento con el resultado, estos bosques le llenaba de algunos recuerdos… Preciados.
 
‘’Pero todo el bosque murió a pesar de que la explosión solo ocurrió en la frontera, a no ser que… ‘’ Pensó, lo bastante suspensivo, había escuchado leyendas al respecto… El bosque tenía espíritu, un ‘’alma’’ o al menos un representante de su vida. Si ese representante llegase a morir seguramente nacería el brote de una nueva vida…
 
—Entiendo… Gracias por el informe, soldado… Otra cosa, vigilen bien el contorno fronterizo de la ciudad, tengo informes de que un golpe rebelde está tomando armas en el territorio.
 
—Señor Garen, ¿usted que hará ahora? En estos momentos estamos rescatando a cuantos podamos, pero esto de manera definitiva no se quedará así… —añadió furioso el soldado.
 
—Seguramente deben estarse juntando en alguna de sus madrigueras, lo tengo cubierto, no te preocupes por estos pendejos…
 
—Entonces las cosas en Baldón ya han sido controladas…
 
—No, que las fuerzas de Tahal se encarguen de moderar el comportamiento por ahora, terminen en cuanto puedan sus misiones de rescate con algunos de sus hombres, y que el resto regresen a sus posiciones, en la capital, enviaremos otro equipo de limpieza al puente, podemos reconstruirle pero tomará tiempo, los Zepelin y  Yaganat serán nuestra única opción de suministros por el momento.
 
—Vale.
 
Sin decir mucho mas, ambos se dispusieron a  cortar la llamada, Garen, notablemente molesto, no pensó que los rebeldes llegarían hasta estos extremos, fue sorpresivo incluso hasta para él, irónicamente el poder Pshy al que tanto repudiaba le había salvado de la peor de las situaciones…  Una vez más. Un duro golpe para el imperio, pero también había equivalido un severo golpe más devastador para los rebeldes… Por mientras solo se dispondría a buscar a la chica de rojo quien seguramente se encontraría liada en sus propios problemas.

El peso de mas de 700 vidas, incluyendo a las fuerzas rebeldes que murieron en el incidente, la reconquista de Tahal, los experimentos con civiles Baldonitas, las revueltas de Phara y los salvajes de Madkaal que había matado en sus otras re-conquistas, y muchas masacres e inquisiciones más, ahora recaían en conjunto sobre sus hombros... Ante esta perspectiva el solo pudo sonreír amargamente para dentro, mientras recordaba los intensos ojos de esa abuela Baldonita con la que solía cazar por deporte en estos bosques y misma a la cual tuvo que matar para iniciarse en la orden por ser una Pshy encubierta... ¿Cuantas vidas más serían suficientes para lograr su cometido? Hasta ese punto ya no podía verles como simples peones sacrificables, lo sabía mejor nadie, la figura de odio que se había creado para si mismo se lo repetía, le susurraba y atormentaba, él solo pudo aferrarse a la vaga esperanza de que quizás así fuese lo correcto, gente como él no tendría una muerte digna, hasta este punto estaría dispuesto  a mancharse las manos con sangre y el espíritu con tal de cometer su objetivo.

''Nadie irá a tu entierro, para ti todos son solo nada mas que unas fichas en tu tablero, producto de tu ego.'' De repente había recordado las palabras de Eric hace mucho  tiempo, cuando eran compañeros de armas, e incluso se las repitió antes de su muerte, tragó saliva de la frustración y dio un puñetazo en la cubierta, furioso... Y asintiendo a sus palabras, dándole la razón a ese hombre a quien tanto detestó. Ya no era humano, ni siquiera un monstruo, un sencillo Tirano, nada distinto a Nerón, ante esta comparación chasqueó la lengua del asco. Suponiendo de que quizás, solo quizás... Ese hombre tenía la razón, Varo a como Velvett, o Sergei, e incluso el rey loco, todos fichas... Cero lealtad, cero honestidad, y por supuesto, cero remordimiento y cero placer... Solo un enojo interno que crecía exponencialmente junto a sus demonios, un miedo qué fácilmente se transformaba en ira. Usó su sinestesia una vez más para rastrear a Velvett desde las alturas, ella era una ficha que definitivamente no estaba dispuesto a perder; Su Reina. ¿Que la hacía especial?  La única mujer, o persona en este mundo quien podría arrebatarle la vida para cuando el momento tuviese que llegar, si muriera bajo su propia mano sería un final lamentable incluso hasta para él, necesitaba de su propio verdugo, y la había elegido a ella entre todas las personas de este enfermo mundo. 

''Jajaja... Jajajaja... Jajajajajaja... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA'' rió tanto como pudo, rió irónico, rió loco, rió enfermo, demente... Pero en el fondo su felicidad era genuina,  no lo disfrutó en ningún momento, y lo enfureció mas que nada...  Esto era quizás lo único que aún le mantenía cuerdo, o más bien lo único que le recordaba que aún era humano. Se había deshecho de su corazón desde hace tiempo, dejando un hueco en su interior que no llenaría con nada hasta cumplir con su objetivo. 

.
.
.
 
—Que fue eso… —un resplandor que nunca había visto antes cundió el cielo, una pesada brisa le detuvo en seco, desaceleró en su moto deteniéndose justo al medio de la carretera, escuchó entre la lejanía del horizonte  el horrible y estruendoso sonido de una explosión masiva dejando una nube en forma de hongo. —Una bomba… ¿Tan grande? —preguntó escéptica, claramente ignorante de lo que acontecía a sus ojos. Ella seguramente habría muerto si hubiese llegado antes… Por un momento se sintió aliviada, pero después recordó a ese viejo barrigón que tanto se llevaba con su jefe.
 
—El señor Varo seguramente murió… —Mas importante… — ¿Cómo llegaré ahora a la capital? Seguramente el puente esta derruido.
 
Sus sentidos no le engañaban, mucho menos la red de vibraciones provenientes de sus hilos. Enseguida lanzó una daga hacía un tronco alto, haciendo que este árbol se moviera y las hojas cayeran al suelo. Hojas muertas, el color de los arboles había cambiado…
 
—Desde hace un rato que me estás siguiendo desde las alturas, muéstrate antes de que… —movió dos de sus dedos, y enseguida el tronco de dos árboles se derrumbó dejando expuesta a otra chica…
 
‘’ ¿Una campesina?’’ se hizo la pregunta escéptica pero no bajó la guardia por muy inofensiva que esta se mostrara.
 
— ¿Por qué me sigues? —Preguntó, frunció el ceño poniéndose en guardia, a medida que dejaba estacionada su moto en el camino y se acercaba a pasos cautos... — ¿Y por qué hueles tanto a como él?
 
Refiriéndose a su líder, hizo esa pregunta mas para si misma que para la chica al frente. 
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 953
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Maycastelar el Vie Mar 11, 2016 9:53 am

Recorre varios metros en solitario, con la única compañía de sus pensamientos y las huestes de sus tormentos. Sus pasos erran cuando el ambiente humeante le desorienta. Su cuerpo se tambalea como una frágil rama azotada por ráfagas de viento. Sus pies se equivocan en el camino. Parpadea atrapado en un enfermizo trance a causa de la inhalación del humo.

Su cuerpo se detiene inesperadamente. Ha escuchado algo que le asecha a sus espaldas. Cauteloso empieza a desenvainar a medida que el sonido característico del galope se intensifica en sus tímpanos.

-El aliado huye a pie. La guardia real posee caballos en sus líneas- Deduce en el subconsciente desenvainando la filosa cuchilla.

Aguarda paciente segundo a segundo, manteniendo una postura desprevenida. Guiado por su oído nada más. La cabalgata resuena en sus tímpanos, es el momento de reaccionar. Voltea a la derecha girándose en su propio eje, la hoja reluciente de su espada rasga el viento y atraviesa la fibrosa piel de la silla de montar del equino. Su jinete de inmediato hala las riendas frenándolo delante del encapuchado.

-¿Que hace una escoria como tú con vida?- Escupe las palabras contra el enmascarado.
-...- No responde.

En lugar de palabras actúa rasgando los cintos de cuero de la silla que mantienen al jinete de aspecto militarizado sobre el lomo del animal, de esta manera es predecible que caerá contra la tierra y el equino por instinto se apartará de él por unos pasos.

El muchacho no necesita preguntarle nada a este hombre, solo basta con ver su uniforme como para silenciarle de la única manera que le han enseñado. La muerte. Alza la espada con ambas manos apuntándole el esternón.

-¡Espera!- Alza la voz con la desesperación enmarcada en sus facciones y el joven se detiene pero sin moverse de su posición -Puedo darte lo que desees si me dejas vivir, solo soy un mensajero- Intenta apelar a la misericordia del muchacho.
-Lo que yo quiero no se puede obtener sin la expiación de los pecados- Articula con una de sus manos.

El sujeto al percatarse la clara desventaja del muchacho, si le asesina no podría gritar por ayuda y sagazmente patea una de sus piernas para hacerlo caer, y funciona pero en un reflejo instintivo él reacciona con la punta de su espada contra el uniformado.

La brisa revuelve su cabello azabache, llevando gotas carmesí a su rostro. Deslizándose una de estas desgraciadas desde su ceja izquierda y sus párpados al borde su máscara. Se endereza sosteniendo el peso del cuerpo en su arma, se inclina hacia adelante levemente y con su mano derecha agarra el cabello corto de este para halarlo fuera de la cuchilla. Su cráneo ha quedado atravesado desde el tabique y saliendo el extremo en punta a la altura de la cervical.

Le ha tomado varios minutos deshacerse del peso del cuerpo, el equino aun está allí y parece ser dócil después de acercársele y acariciarle sobre el hocico. Hurga dentro del bolso que cuelga de su cinturón y halla un pañuelo negro, con este limpia la sangre de su espada a fin de despistar cualquier sospecha de lo que ha hecho, lo que menos necesita es ser etiquetado de “asesino a sangre fría” por las phsys que se le encomendó para brindar su ayuda.

En minutos lleva a cabo la idea que se le ocurre de ver el uniforme del fallecido, piensa en desvestirse y colocarse el uniforme pero sería muy tedioso el procedimiento. Opta por llevarse la prenda superior a la cual no se le verá el rastro de sangre al colgarle su chaleco encima. Su capucha que cubre su rostro, su espada envainada y en su estuche. El intercomunicador del difunto en su bolso, se aproxima al corcel café moca y se sube a este luego de quitarle por completo la silla de montar, manteniendo las riendas solamente.


A su izquierda oye una rotunda explosión. Su unico pensamiento es que más muertes inocentes están sucediendo. Tarda un par de segundos en halar las riendas para emprender marcha porque, es pésimo en equitación. Por suerte para él no cae para darse un banquete de tierra y carbón esta vez, en cambio comienza una marcha velozmente en su nueva adquisición a la que más vale solo decir que encontró por ahí abandonada. Galopa en el corcel durante horas, entre descansos breves y más carrera. Manteniendo su rostro cubierto en todo momento. Tratando gentilmente a esta noble criatura que le sirve de transporte justo en este momento tan crucial.

Y así continúa siguiendo el rastro de el eco de las detonaciones a la distancia, hasta cruzar la frontera de un reino que recuerda a la perfección a pesar de los años de tiranía que la han azotado. A paso lento observa el panorama y escucha voces a lo lejos, rápidamente baja del corcel y halándolo por las riendas se oculta detrás de muros demolidos en una pared de roca. Acaricia el hocico del animal calmándole y evitando que emita algún sonido. Son sujetos vestidos con las mismas prendas que llevaban el que asesinó, y ahora él lleva su identidad encima. Espera que estos crucen y se alejen a una distancia prudencial para poder salir.

Seguidamente visualiza árboles que parecen ser un posible bosque, allí podrá pasar la noche. Ha caído el día tan deprisa que no se ha percatado realmente, ha de ser más de las 20.00 y su cuerpo exige alimento, así como su transporte. Lo hala de las riendas adentrándose dentro del bosque, cruzando entre árboles frondosos que a la luz de la luna pintan espectros en el suelo y la corteza. Se aprecian los cantos de los búhos en las tinieblas. Pero las explosiones rompen la calma de esta noche. Frena al caballo ladeando la cabeza a un punto fijo oyendo voces, y una en particular reconoce a la perfección.

-La Phsy de Novem Regna- Recuerda a muchacha del halcón.

Hala de las riendas en dirección a la lejana conversación, con una pizca de esperanza de que siga con vida. No podría perdonarse dejar morir a alguna de estas a la cual su Reina había dado todo por ellas, inclusive su vida para cruzarlas al otro lado.

Lo que ve no es más que tres cuerpos, uno inerte en una especie de transporte terrestre, parece masculino. Y dos presuntas mujeres vestidas con atuendo militar, de las cuales una de ellas es Arayara. Frena la marcha del equino y se baja desenvainando su espada. Pero, su cuchilla apunta a la phsy.

-Tú- La señala seguido de una seña con su mano derecha pero antes de soltar una señalización más, recuerda que él también está vestido con prendas militares así que redirecciona su espada hacia la desconocida –Se que lees mis pensamientos. Dime ¿solo te camuflas con esa capucha?- Piensa hacia Arayara, sin alterar su semblante ni apartarle la mirada a la desconocida. No le inspira confianza, algo en ella no es de fiar.

Off Rol:
Hasta aquí Taka
Esperare a que respondas y... no vuelvo hasta el lunes TnT
El lunes porque uso el cyber de la U para rolear Dx
Perdóname, no tengo inter en mi casa TTnTT

_________________
"¿Seguirás jodiendo por lo mismo por horas?
Bien, toma una taza de café, unas galletas y espera sentadito a que me importe" 
Shadow Rinshuky








Mi historia :v
El Asesino sin Emociones [En Wattpad]
El Asesino sin Emociones [En Pothook]
avatar
Maycastelar
Senpai
Senpai

Mensajes : 538
Fecha de inscripción : 03/11/2015
Edad : 21
Localización : Debajo de tu cama ¬w¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Mar 11, 2016 10:31 am

FRONTERA BALDON FELNIR (Lado Baldon)
— ¿Por qué me sigues? — Red Velvett preguntó, frunció el ceño poniéndose en guardia, a medida que dejaba estacionada su moto en el camino y se acercaba a pasos cautos... — ¿Y por qué hueles tanto a como él?
¿El? Conocía a esa mujer, es la que besó cuando estaba en los ojos del militar, había presenciado aquella escena. Había sido descubierta de su punto ciego, Baldon se tiñó de naranja. 
El corazón del bosque había sido transferido o… robado. Sólo una persona podría tener el poder suficiente: Garen, la ira empezó a inundar su corazón. Explosiones sucedían aquí y allá. Aprovechó las sombras y se ocultó un poco más detrás del tronco.
—     Ya sabes qué hacer— dijo telepáticamente a Ame. Ame voló de su hombro entre la espesura oscura en dirección contraria a donde se encontraban.
Respiró profundo e intentó canalizar sus sentimientos. Tenía el poder para hacerlo. Sí, DEBÍA hacerlo. Saltó a una rama más cercana descrubriéndose un poco más.
—     Ey, sé que te defenderás nena— dijo apaciblemente con una ligera sonrisa que se vislumbraba apenas desde la capucha, mostrando ambas palmas de las manos frente a su pecho en señal de rendición y acercándose más a ella saliendo de las sombras— Pero estoy de tu lado— mostrando con una mueca la insignia de la capa del  rey en su pecho. Definitivamente no era buena actriz, pero al menos era convincente— Soy Beatrix un soldado de frontera, Baldon-Tahal, tú sabes. Perseguía un asqueroso phsy felnirense con dones interesantes para el rey. El hijo de puta anda por aquí orinándose en los pantalones jajajajaja- aspiró profundo y escupió a un costado- Necesito oro… pero el negocito se me escurrió en un arbusto, estoy rastreando su olor— mal chiste, sí, imitó las miles de conversaciones que había escuchado de jenízaros mientras se escabullía. 
Sus ojos se escondían tras la capucha, de su color castaño habitual pasaron a verde hierba. Sintió su poder telepático más fuerte y aplomado desde su cruce en el portal, sonrió a sabiendas de lo que pasaría.
 
De repente se escucharon los cascos de un caballo, ambas giraron instintivamente a donde provenía el sonido, Arayara sintió una energía conocida.
Isaías. Sonrió, 
Dime ¿solo te camuflas con esa capucha?- preguntó Isaías
- Mido 1,58. La ropa de cualquier hombre me oculta. Si no la convenzo al menos me verá inofensiva y estúpida, aunque la realidad sea diametralmente opuesta (?)
No hubo tiempo de más preguntas. Hoy, la suerte estaba de su lado...
La mujer se defendió con dagas y sinestesia de Isaías, pero cada golpe era anticipado por su clarividencia, mientras Ame venía aterrorizado con una bandada de murciélagos enojados a sus espaldas, cubriendo  toda visibilidad y atacando a Velvett. Arayara se paró en una rama.


      Eres esclava de tus sentimientos, fuiste libre desde el momento en que te miró por primera vez, pero te escondes— gritó— Escondes tus sentimientos tras cada cuchillada, amputación y golpe… veo a alguien que quiere amar, vivir y mueves la cola cada vez que te da una señal de eso. Déjame decirte, eres la tahalita más patética que conozco. Arrástrate más… cumpliéndole… es para lo que sirves. Eres una especie de perra masoquista a los ojos de los demás. —el odio la inundaba profundamente mientras hojas café y castaño caían en la oscuridad, iluminándose brevemente por  los estallidos al otro lado del mar y el puente de unión.


Red Velvett tiró ataques donde ella estaba, mientras intentaba sacarse de encima los murciélagos y a la vez luchaba con Isaías. Arayara se lanzó del árbol al suelo destapando un frasco de éter de Novem Regna, el líquido opalino levitó ingrávido mientras el tiempo sentía que se detenía mientras caía al suelo  como con la dríade. 
Sólo tres segundos cambian el destino.


Tres… Gaia te invoco por lo que fue y por lo que será
Dos… Diosa de lo hecho y de lo que falta hacer
Uno… Reina de lo que viene y de éste instante de venganza


Desenfundó su delicada mano llena de cicatrices y la cortó nuevamente conectando al suelo. El líquido descendía lentamente bajo sus propias leyes de gravedad, tornándose en forma de un músculo cardiaco que latía rápidamente al ritmo de una guerrera en pelea. Frente a sus ojos siguió descendiendo hasta sus manos, y le dio un golpecito con el índice.


Red Velvett cayó inconsciente. Isaías miró a Arayara y ella se alegró de verlo aliviada, como si hubiesen sido amigos de infancia.


Se acercó a la máquina motorizada donde con un dedo repasó el rostro imperturbable de Eric. Vio las figuras bordadas en sus guantes  y muñequeras idénticas a las de su padre, su rostro tenía aires madkaalinos… definitivamente era su padre joven. Abrazó el cuerpo inerte de Eric, tal vez su única conexión con su padre… la había perdido. Los murciélagos se disipaban lentamente.


-       Al fin te conozco, aunque sea tarde. Llegué, no tienes idea todo lo que hice para llegar- susurró mientras soltaba el cuerpo- Es mi compañero, eso creo…-dijo a Isaías-Gracias por ayudarme- mientras enjugaba sus lágrimas.


Se acercó a Red Velvett que yacía tirada en el suelo mientras el corazón de éter latía flotando, sacó el libro ancestral de Baldon y recitó un conjuro.


-       Nadie más que yo podrá romper el hechizo-dijo a Isaías- Ahora tenemos un pase a Felnir para poder abrir el portal- tomó el corazón de éter y en una pequeña caja lo puso en su bolsillo-Y un radar contra Garen, éste corazón late por él- dijo melancólica.


Isaías alzó a Red Velvett en la máquina motorizada junto con Eric y se montó en ella, el puente de unión estaba destruido pero la máquina era anfibia. Arayara se montó en su tabla, pero luego bajó.


-       Necesito hacer esto. Sé que no está bien, pero necesito hacerlo- Agarró un dardo de su bolsillo y arañó sangrando  el brazo izquierdo de Red Velvett escribiendo “LEX  TALIONIS: 1/3 BLUTRACHE”*... Justicia poética, pensó.


Cruzaron disfrazados de jenízaros con las caras tapadas, debían ser hábiles, rápidos y eficaces. Isaías fingía ser alguien de alto rango en la máquina anfibia y Arayara de bajo rango escondiendo a Ame en su capa. En la máquina motorizada iban Isaías, Eric y Red Velvett.


Apenas llegaron a frontera, Arayara gritó con todas sus fuerzas que traían soldados heridos, todos estaban alarmados al ver a Red Velvett inconsciente, el caos reinaba, escondió rápidamente su tabla y se escabulleron como soldados con Eric inconsciente con la máquina anfibia hasta los callejones recónditos de Felnir.


Una gran guerra aérea se libraba, soldados corrían de un lado a otro. Se escabulleron mientras en un callejón oscuro Arayara dijo a Isaías:


-       No nos conocemos, pero sé que eres noble, así que sé que debo decirlo- dijo agarrando el brazo de Isaías-Sólo soy un peón en todo este juego. Tu eres el fin, si soy herida o atrapada sigue adelante- trago saliva y trató de alivianar la cuestión- Soy mala manejando la culpa, así que no querrás tener que lidiar conmigo jajajajaja. Promételo.- intentando sonreír.

DEBIAN SALIR DE AHÍ LO MÁS RÁPIDO POSIBLE, HABÍAN HECHO ALGO MALO. 

MUY MALO..








* Blutrache: venganza de sangre tomaba entidad cuando un miembro de una determinada Sippe (colectivo familiar germánico) moría o era dañado por algún individuo. Ello permitía al resto de miembros de la Sippe de la víctima devolver la agresión, de manera que quedaban exentos de culpa si mataban o dañaban a aquel que mató o dañó a su familiar. demás, era recurrente la existencia de una equivalencia entre el mal provocado y el mal devuelto (el que matase, sería muerto; el que amputase un miembro, perdería un miembro)
Lex Talionis: Ley de Talión.  la denominación tradicional de un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con elcrimen cometido, obteniéndose la reciprocidad. El término "talión" deriva de la palabra latina talis o tale que significa "idéntico" o "semejante" (de donde deriva la palabra castellana "tal"), de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es el pasaje bíblico "ojo por ojo, diente por diente". Sinónimo de Represalia.

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 26
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: Novem Regna (Rol Social)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.