Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lleguemos a los 6000
Hoy a las 9:16 pm por epiman157

» ABC de Pothook
Hoy a las 9:15 pm por epiman157

» ALDEROS908 esta en Pothook
Hoy a las 8:37 pm por creep01

» La gran biblioteca de Alexandría (es broma)
Hoy a las 8:30 pm por creep01

» |JUEGO| Confesionario
Hoy a las 3:53 pm por core-3

» Revista Pothook #26
Hoy a las 2:56 pm por Kuroneko

» ZAHORIU EN POTHOOK
Hoy a las 4:28 am por X_Raider

» PV Demoni Crosse por Taidana Neko
Ayer a las 11:12 pm por creep01

» Grupo de Discord Pothookiano
Ayer a las 10:40 am por Editor en Jefe

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Ir abajo

El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por core-3 el Vie Abr 08, 2016 7:16 pm

Se viste adecuadamente sus mejores prendas, siniestro sentimiento que va de gala por las noches y que llega de miles formas posibles. No respeta el pasar del tiempo y quiebra lógicas, posibilidades, e incluso realidades.  Al final, mecánicamente, y como si la vida  radicara en ello… Ataca con su seductora presencia y sus bellas artimañas adornadas de elocuencia maliciosa.
 
Qué bello es el amor no correspondido. Bello para los ojos que miran a lo lejos, y un veneno para quien lo vive. Carcome a sus usuarios en una espiral de confusión e ilusionismo, te engaña cínicamente en tus narices, y al final nada hacemos para evitar caer en el delirio. Como una bruja, mora por cada parte de tu ser y te convierte en lo que ella quiere que seas, pero ya es demasiado tarde para darte cuenta, ya estas intoxicado. Envenenado. Como una serpiente que te saca lo mejor de ti, y en su lugar te deja otro fluido que bien podría ser pasado por un veneno espiritual, actuando como un sustituto de la sangre que paraliza cada indicio de lógica hasta dejarte completamente idiota, y es aquí, cuando el amor, se vuelve una parte esencial en ti, una parte que si faltase, tu sangre dejaría de circular. Es en este punto donde se convierte en el todo para ti hasta romper tu realidad, aunque te esfuerces en olvidarlo el veneno te deja efectos residuales que siempre estarán ahí, y cuando menos  lo esperes, volverá atacarte de igual o peor manera que la anterior. Antes de conocer su cruel agonía es bueno experimentar la felicidad que segrega desde sus mandíbulas, también tiene salvación… Un antídoto que se crea a partir de otro veneno igual o más poderoso.
 
El amor solo se cura con más amor.
 
Esta es la historia que se remota en una paradisiaca isla, una deshabitada por los hombres, y habitada por dos almas, una serpiente, y un fruto prohibido. Un hombre de arena postrado en otra noche de luna llena junto al mar, cuidando que la marea del agua salada no le llegue siquiera a sus talones. Él llora tanto por dentro que sus lágrimas de sal son llevadas por la brisa del viento y la arena. Enamorado del reflejo de la luna y las estrellas sobre el mar, un espejismo intangible que nunca alcanzaría por más que éste lo intentara. Noche tras noche, se lamentó de este cruel destino que le persigue y enamora, se lamentó de ser tentado por el veneno que escupe esa cruel serpiente infrarroja.  Odió a la luna, odió su reflejo, a la serpiente, y sobre todo  a sí mismo. Él odio actuó como un remedio temporal del venenoso amor, y, poco después, la indiferencia actuó como un placebo hasta dejarlo seco .Pero él se dio cuenta que no podía negar la belleza astral de la luna en la distancia, también se dio cuenta que nunca pudo amar su reflejo pues… ¿Cómo podría uno amar algo que nunca existió en primer lugar?
 
 
Con el tiempo supo apreciar la belleza de la autentica luna en la distancia, y se resignó a su cruel destino, con un sabor amargo  en la boca  susurró el nombre de Selene  en sus noches de sueño. Supo perdonar a la serpiente y jamás se reconcilió con el fantasma del reflejo sobre el mar, después de todo, el había negado su existencia, cosa que jamás, el mar supo perdonar y como un hermoso manto reflectante, cubrió con su presencia en el claro de luz, las noches de arena como un capricho para molestar a su amado no correspondido.  Muy de vez en cuando, la luna parecía controlar la furia del caprichoso mar que reflejaba su belleza, pero era solo eso, su belleza. Esta noche no era una de esas que podía controlar, aun estando en su mayor esplendor, el astro  solo tenía ojos para el sol, ella no tenía la culpa de vestirse galantemente para que su sol le viera, aun si la ira de su reflejo sobre el mar cundiera al lamentable estado del hombre de arena en su miseria, aun si esto pasase, el continuaría, inocentemente… Admirando la belleza del inalcanzable sueño sobre el mar. La noche pasó, y con ello cesó la iracunda marea del reflejo, bajó la marea considerablemente. El hombre de arena se tranquilizó un poco, no podía estar más aliviado, al final todo había pasado, sin embargo… La paz no duró mucho, a lo lejos, observó una imponente ancla de acero, llena de musgo y corrosión, como si tuviese un gran tiempo ahí. Llamó su curiosidad, y este se aventuró a entrar al mar deshabitado, caminó directo hacia el ancla, y cuando llego a su destino, este se percato de una presencia más. Se trataba de una mujer, muy bella, desnuda y en medio de toda esa arena de las profundidades, él la miro, y pensó por un momento que nunca había visto cosa tan hermosa, en cuestión de segundos olvidó la belleza de su luna y fijó su total atención en su desnuda silueta. Para cuando la mujer se dio cuenta de su insistente mirada, se ruborizó enfada, aunque también sonrió…  Ambos lo hicieron, quizá fuese la primera vez de ambos. Platicaron por un determinado periodo de tiempo postrando sus desnudos cuerpos sobre la arena humedecida de las profundidades, se conocieron, y también rieron, jamás habían experimentado tan amenamente la sensación del habla, ella le contó que se encontraba encadenada por el ancla, y que solo podía ver el cielo cada que la marea bajaba, una vez cada mes.
 
A lo mucho que el hombre de arena había interactuado con alguien, era con la serpiente que nunca dejaba de tentarla, o con el espectral susurro del reflejo que le atormentaba noche tras noche y no le dejaba dormir.Y a lo mucho que la mujer había entablado conversación con alguien, fue con la gran ancla que la custodiaba, y la ponía en el lugar al que pertenecía, engañándose a sí misma que el ancla era la única con la quién podía convivir.Por un lado se encontraba un hombre de arena frágil y débil, un inútil sin precedentes, alguien con un corazón tan frágil y débil, y con una mentalidad tan moldeable y voluble como la arena. Por otro lado teníamos a una mujer que, involuntariamente, era obligada a soportar todo el peso de la realidad que la acomplejaba a nunca abandonar el lugar al que pertenecía, privándose de su propia libertad, un alca que por mucho tiempo representó todo lazo que la uniera a esta cruel tierra. Entablaron conversación hasta que anocheció, la luna había desaparecido, al fin se encontró con su sol, y la marea subió, lo que obligó a que se despidieran. Ambos prometieron encontrarse el próximo mes.
 
Pasaron los días, y la cruel serpiente volvió a merodear la mente del hombre de arena, tentándolo nuevamente, pero esta vez sin éxito alguno, había aprendido a ignorar las tentaciones venenosas de la serpiente infrarroja. De esta forma pasó otro mes, otro mes que en el que él se encontraría con ella, y, así fue. Preparó juegos para divertirse mutramente, pasaron los meses, y, eventualmente, ocurrió  lo inevitable… Se enamoraron. Sin embargo aún abrumado por el fantasma del reflejo, lo negó por mucho tiempo, y, la mujer del ancla, con los pies en su mundo, también lo negó. Por mucho tiempo ambos crearon una barrera invisible de negación mutua, se deseaban, se amaban, pero nunca supieron cómo expresarlo por distintas cuestiones, hasta que cierto día… el reflejo en el mar se percató.Paso otro mes, y la marea no bajaba…
 
El hombre de arena dejó pasar el día, suponiendo que había hecho mal el cálculo. Sin embargo, la mujer del ancla en el fondo lo sabía, ella no volvería a verle jamás…
 
Pasaron los años y la marea no bajó, el hombre de arena en el fondo se sentía triste, sin embargo para él, esto era lo mejor, nunca podría amar a la mujer del alma por distintos factores; Nunca podría olvidar el reflejo del mar por mucho que lo quisiera, tampoco se olvidaría de la belleza autentica de la luna,  la serpiente de igual forma lo sabía, su veneno actuó de forma lenta, pero efectiva. Por el otro lado, y con el tiempo, la mujer se resignó, aun con los pies en su mundo, pero sin embargo no perdió la esperanza de que volvería a ver a su tonto amado, lo esperó. Atormentado, y reflexivo de su propia estupidez, se dio cuenta de que no podía dejar de amar a SU  mujer del ancla, en el fondo  lloraba, pero no podía hacerlo, porque esto supondría un fin a su fragilidad que más tarde terminaría por romperlo. Condenado a no llorar por su propia estupidez, dejó pasar el tiempo, noche tras noche, luna tras luna, se amargó, ya no quería saber nada del mundo, no podía ver a su amada del ancla nunca jamás. Hasta que finalmente colapsó, no pudo mas,  le rogó al reflejo en el mar abrirle el paso entre las profundidades, para al menos ver una vez más a su amada del ancla y decirle lo mucho que le amaba. Pero no tuvo respuesta alguna, los fantasmas del pasado eran fuertes, y el veneno de la serpiente caprichoso.  Así pues, él tonto y testarudo, entró al agua por su propia cuenta, y, aunque esto supondría su fin para siempre, poco o nada  le importaba con tal de ver a su amada una vez más.  Solo buscaba acariciar el rostro de su amada sin importar como. Nadó a las profundidades del océano poco a poco desvaneciéndose por el agua,  no necesita superar el reflejo sobre el mar, pero tampoco quería someterse a ella, debía enfrentarlo si quería ver a su amada del ancla, y, de esta sorprendente manera, al fin pudo dar con ella. Ésta le recibió con un fuerte y frio abrazo desde las profundidades del mar, pero ya era demasiado tarde, lentamente la arena de su cuerpo se difuminaba entre las profundidades hasta que solo quedaron de él las conchitas rocosas de la costa.  La mujer del ancla solo se limito a sonreír amargamente, ya lo había decidido…  Y, aunque su amado fuese estúpido para nunca superar los fantasmas del pasado, decidió enfrentarlos para llegar a ella, para que sus sentimientos al menos la alcanzaran aún si esto supondría su muerte.
 
Aún si eso supondría la muerte… Pensó, reflexiva. Ya había tomado su decisión…
 

 Su cuerpo se convirtió en espuma y junto a él, fue arrastrada hasta la orilla de la costa, donde sus esenias vivieron unidas por un corto periodo de tiempo, antes de que la noche se fuera y que el sol evaporara la espuma sobre la tierra mojada de la orilla, fundieron su amor inmortalizándolo en la memoria de la tierra y la luna. Las palabras escritas con sus nombres aún permanecen hundidas en las más inhóspitas profundidades del delirio, allá donde las mentes prodigiosas son arrastradas por la infrarroja presencia de la serpiente, por siempre y para nunca jamás, permanecer en la memoria colectiva de la vida.
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 977
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Abr 08, 2016 8:15 pm

Parece el cuento de la sirenita (el real) y a la vez parece que estás contando una experiencia tuya con imágenes figurativas. .. debido a que no entiendo qué rol cumple la luna, la serpiente y el sol en todo este romance

Otro detalle sería que los párrafos son muy extensos y hay pequeños errores ortográficos.

Aun así es una historia un tanto triste, me deja una sensación de vacío. ..

No sé si felicitarte o desearte fuerza (?)

Saludos

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 27
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por core-3 el Vie Abr 08, 2016 9:17 pm

Yo soy la serpiente <.< 


Nah, es un relato que escribí hace mucho y subí hace otro tanto, en el otro foro. Solo se me ocurrió y le hice algunas ''mejoras'' a ver que tal quedaba. x) 


El final original fue mas optimista por que la mujer en el ancla no muere y el hombre de arena simple se deshace dejando huella en ella, pero después llego a la conclusión de que no tiene por que ser así. Jolines, creo que subí en mal momento el coso. x.x''
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 977
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Abr 08, 2016 9:22 pm

Después de la carta reflexiva de heartless a kime creo que se contagiaron la ruler (?)

Entonces. ... buen relato. Espero leer más relatos cortos Smile

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 27
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por core-3 el Vie Abr 08, 2016 9:24 pm

rápido, tu tienes la papa ahora.
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 977
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por takarai_rihito´s fan el Vie Abr 08, 2016 9:56 pm

Wat? Ya escribí un relato amoroso. ..

_________________
“Me gustan las personas desesperadas, con mentes rotas y destinos rotos. Están llenos de sorpresas y explosiones. Me encuentro bien entre marginados porque soy un marginado. No me gusta ser modelado por la sociedad”.
— Charles Bukowski.





Mi Proyecto: Táctica y Estrategia Capítulo 1Capítulo 2Capítulo 3Capítulo 4 (en proceso)
Mi intento de Galería: Personajes,Bocetos T&E
avatar
takarai_rihito´s fan
Sensei
Sensei

Mensajes : 1090
Fecha de inscripción : 11/11/2015
Edad : 27
Localización : Paraguay

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por Kuroneko el Vie Abr 08, 2016 10:51 pm

un relato adorable (◕‿◕)♡ tome su like
avatar
Kuroneko
Sensei
Sensei

Mensajes : 1053
Fecha de inscripción : 08/04/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por core-3 el Vie Abr 08, 2016 11:16 pm

s-solo eso, ¿adorable? El relato se supone debería ser horrible y trágico, no adorable. :C Algo estoy haciendo mal. En fin, gracias por leerme. Very Happy 


El mínimo de relatos amorosos son dos, está en el reglamento no oficial del foro Taka. -_-
avatar
core-3
Senpai
Senpai

Mensajes : 977
Fecha de inscripción : 31/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por Kimeika el Vie Abr 08, 2016 11:49 pm

Que lindo Core, te ganaste que ya no me burle de tu pedo.. digo de tus gustos tan peculiares. Osea que yo soy la mujer del ancla y Ale el honbre de arena? jajaja re que flasheaba con todo!
Yo si entendi la serpiente representa las personas que meten cizaña hablando de los demas y destruyendo relaciones. El reflejo representa el pasado que no puede dejarse atras, o puede ser tambien un tercero en discordia (un/una ex) y la luna la inalcanzable, la que alguna vez estuviste enamorado pero era de otro (el sol).
te felicito Core ojala ganes el mejor relato el proximo mes!
avatar
Kimeika
Kamikaze
Kamikaze

Mensajes : 795
Fecha de inscripción : 28/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por Inactivo el Sáb Abr 09, 2016 12:08 am

.__. Melodrama romántico... Bueno, no pensé que caerías tan bajo, Core... En serio, esperaba más de ti... pero esto... esto... me deja sin palabras :auch:

xD Nah, está bien. Supongo que hay que ir alternando géneros. No se puede vivir de lo mismo toda una vida Smile jeje. ♫No vives de ensalada, no vives de ensalada♪

Bueno, hasta la vista, suerte... u.u/
¿Qué? ¿Que quieres? Ahh, quieres una opinión... :/ Pues no lo leí, sabes que no leo nada... Pero oye, igual tienes mi voto para este mes Wink .

Inactivo
Shinan
Shinan

Mensajes : 2805
Fecha de inscripción : 30/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por epiman157 el Vie Abr 22, 2016 8:16 pm

@core-3 escribió:Yo soy la serpiente <.< 

Lo sabia: ¡Core es mitad reptiliano! JAJAJAJA

Muy buen relato, y sí al igual que Firebred yo tampoco me esperé esto de tí (hablo del romance no que escribieras algo bueno, XD).

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3555
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre de Arena y la Mujer del Ancla.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.