Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Revista Pothook #19
Hoy a las 12:55 pm por creep01

» Petición de Chatquedada
Hoy a las 12:53 pm por creep01

» Nuevo dibu - Galería Deakiu :3
Hoy a las 12:46 pm por creep01

» Hegel vs Schopenhauer: una batalla épica de, ¿filosofía?
Miér Ago 16, 2017 11:46 pm por Ale.

» [VOTACIONES] Actividad del mes de Agosto
Miér Ago 16, 2017 1:21 am por Editor en Jefe

» (Act-3A) Magna Gaia
Dom Ago 13, 2017 12:27 pm por DKNeruson

» ABC de Pothook
Dom Ago 13, 2017 12:28 am por creep01

» Recomienda la actividad del mes de Agosto
Sáb Ago 12, 2017 5:10 pm por Editor en Jefe

» Tag Mikochibi y tu OC, por Pothook
Sáb Ago 12, 2017 5:09 pm por Editor en Jefe

Los posteadores más activos del mes
creep01
 
Kuroneko
 
Editor en Jefe
 
DKNeruson
 
Shantokar
 
DeaKiu
 
mizuki
 
Ale.
 
Capri G
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Dragon Soul: Capitulo 4- "Nostalgia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dragon Soul: Capitulo 4- "Nostalgia

Mensaje por TheExorcist1995 el Miér Abr 20, 2016 1:59 pm

Capitulo 4: Nostalgia



Capitulo 4:
Cerca de la entrada a la pequeña villa se encontraba una pequeña pero cómoda casa hecha enteramente de madera, dentro de ella se encontraban nuestros protagonistas, los dos hablaban sobre lo sucedido en la noche anterior con disgusto y amargura al ser derrotados.
Charles suspiro agotado mientras se quitaba sus lentes para luego arrojarlos sobre la pequeña mesita que tenía ante él, el criptozoologo apoyo los codos sobre la mesita y se froto las sienes para tratar de calmar el fuerte dolor de cabeza que tenía en esos momentos, soltó un pequeño gemido al percibir un dulce aroma que provenía de la cocina, se volteo y vio a Helena acercarse con dos tazas de Té recién hecho, esta le sonreía para tratar de levantarle el ánimo.

-Deja de culparte por lo sucedido hombre, que te va a reventar la cabeza si sigues pensado tanto- dijo Helena dejando la taza de té frente a Charles para luego tomar asiento frente a él, su invitado agarro la taza de té y bebió un poco sin importarle la temperatura que tenía el líquido –Oye, ten cuidado, te puedes quemar la lengua- le regaño la chica del colmillo de dragón, pero para su sorpresa Charles no estaba quemándose ni siquiera quejándose por la temperatura del Te.

-No te preocupes por mí, las cosas calientes no me molestan en lo más mínimo – dijo tranquilamente Charles mientras daba otro sorbo a su bebida, Helea miro su Te con determinación y dio un trago sin soplarlo primero, cosa que obviamente termino con ella quemando su lengua y con Charles riéndose inevitablemente.

-N...No es gracioso!- gritaba Helena con la lengua roja mientras su invitado rodaba en el piso muerto de la risa, Charles lentamente dejo de reír, este estaba sonriendo nuevamente cosa que hizo sonreír a Helena- parece que mi dolor te saco lo amargado, menos mal, era molesto ver a alguien con tantas cosas en la cabeza- agrego fingiendo molestia.

-Perdona mi actitud, pero es que…me siento tan impotente al no ser capaz de detener a ese tipo –dijo Charles mientras se sentaba en el suelo y tocaba inconscientemente su brazo vendado, Helena lo miraba con curiosidad, obviamente ella estaba aguantándose las ganas de preguntarle sobre aquel brazo.

-Esta experiencia nos va a servir para el Round 2, así que no vale la pena llorar por tonterías así- dijo la morocha mientras dejaba la taza sobre la mesa.
Charles se quedó mirándola fijamente por unos instantes, claramente con una duda rondando en su mente.

-¿Por qué estás aquí Helena?-pregunto de pronto sorprendiendo a la susodicha, ella no entendió del todo la pregunta –Quiero decir, te ves más como el tipo de persona que pasa viajando por todos lados que una chica de pueblo, ¿Qué es lo que te obliga a quedarte aquí?¿es acaso porque sientes que tienes que proteger tu villa? –agrego Charles con genuina curiosidad, esa chica parecía demasiado interesante como para quedarse encerrada en un lugar tan pequeño y lejano como era aquella villa.

Helena se mordió el labio mientras miraba a su alrededor…

-¿A qué viene esa pregunta?- pregunto sin siquiera mirar a Charles

-Es por la forma en la que hablas, hace unos momentos, parecías ansiosa por tener una revancha contra aquel individuo. En la pelea de ayer incluso te interesaste en su postura y cuando llegue lo primero que hiciste fue atacarme con tu espada... ciertamente, parece que te gusta pelea o al menos esa ha sido la imagen que me has dado, por eso te pregunto, ¿Por qué estás aquí y no ahí afuera recorriendo el mundo peleando o algo?- reitero la pregunta esta vez con más seriedad en su tono, Helea parecía algo nerviosa con la facilidad que tubo Charles de ver atreves de ella.

-Pensé que solo estudiabas dragones, no personas –respondió Helena en voz baja mientras sus dedos recorrían el contorno de la taza de té ahora vacía.

-Para ser un investigador de lo que sea se debe ser capaz de ver atreves de todo, incluso las personas, ya que si no soy capaz de siquiera comprender a un humano, ¿Cómo voy a comprender entonces a los dragones?... eso es algo que aprendí hace mucho tiempo- agrego al final Charles con un tono algo más bajo que antes.

Ambos quedaron sumergidos en un silencio sumamente incomodo...

-Supongo que tienes razón- dijo finalmente Helena tratando de terminar con aquella charla tan vergonzosa- Siempre he sido así ¿sabes?, desde niña siempre buscaba la pelea y me comportaba más como un niño que varios niños de por aquí, me gustaba ser así, pelear, gritar groserías, amenazar a las personas o lo que sea...supongo que me gusta la emoción, es algo que no puedo evitar –dijo hundiéndose sobre la silla de madera para luego soltar un suspiro – Mi viejo también era así, le encantaba pelear y entrenar con su espada, es lo que hacía en cada ocasión que tenía libre, se iba hacia aquel valle lleno de rocas donde estuvimos antes y se ponía a cortar piedra tras piedra de un solo corte…es más, el me enseño a pelear y a utilizar el Colmillo de Dragón –dijo con una sonrisa recordando los gritos de su padre y las arduas secciones de entrenamiento que tenían en las tardes de verano.

-Eso no responde mi pregunta…-dijo Charles de golpe cortando el tren de recuerdos de Helena.

-Mi viejo era pese a todo, un gran tipo que estaba dispuesto a defender a cualquier persona débil, él siempre se ponía en líos que no le incumbían solo para terminar todo golpeado pero feliz de poder haber ayudado a alguien, él era la causa de que nadie se acercara a este sitio con intenciones de causar daño y eso me llenaba de orgullo y admiración…

Pero un día…él se fue y nunca más volvió.

(POV Helena)

Mi padre por aquel entonces formaba parte de las Fuerzas Armadas de su Majestad, era un Sargento a cargo de un pequeño pelotón de 8 personas que hacían algunas misiones de asecho, emboscada y espionaje. Él era de los mejores en su trabajo, era casi imparable con el Colmillo de Dragón a su lado lo cual obviamente le dio varios apodos, algunos lo llamaron “Red Thunder”“Storm Rider” o incluso algunos lo nombraron como varias deidades relacionadas con los rayos y truenos cosa que le daba vergüenza ya que no le gustaba que lo llamaran por nombres raros.

Él me contaba siempre como le estresaba el ruido de la cuidad, los gritos de la gente y más que nada, ser constantemente acosado por mujeres queriendo casarse con él por su estatus, o por las madres de esas mujeres que querían que sus hijas se casaran con un Sargento, fue esto que desemboco en que nos mudáramos de Londres a este sitio. Yo no recuerdo mucho de mi vida en Londres ya que era muy pequeña cuando viva ahí, por lo que todo los recuerdos que tengo están aquí, en este lugar, aquí viví con mi viejo por 14 años, aquí aprendí todo lo que se y nunca me falto nada porque mi Padre no quería que me faltara nada.

Mi Padre trabajaba en la entrada como vigilante, por lo que el número de crímenes y traficantes bajo considerablemente desde nuestra mudanza, todos lo adoraban y yo me sentía orgullosa de ser su hija…

Todo esto cambio una noche, era fines de verano creo, aun hacía calor pero las hojas de los arboles empezaban a caerse lentamente, fue esa noche que alguien toco nuestra puerta. Mi Padre la abrió y se encontró con un mensajero del ejército, aparentemente había un conflicto armado de grandes magnitudes en un territorio perteneciente a la corona británica, ambos hablaron por unos minutos y luego el mensajero prosiguió a retirarse mientras mi padre se quedaba parado frente la puerta con la mirada perdida, yo estaba detrás de el algo nerviosa al escuchar la noticia.

Él se volteo y me dio un abrazo reconfortante, me explico la situación a detalle y me dijo que iba a irse por un mes a un lugar lejano a pelear. Recuerdo haber llorado bastante esa noche en los brazos de mi padre, cuando llego el momento de su retirada ya había dejado de llorar, y me quede viendo cómo se ponía aquel uniforme horrible de chaleco rojo con pantalones negros, él prefería arremangarse las mangas y desprenderse el chaleco rojo, ya que así se sentía más libre al momento de pelear. Luego de hacer todos los arreglos él se acercó a la cama donde estaba sentada y se arrodillo para estar a mi altura.

Sin ninguna palabra el simplemente me abrazo y me acaricio la cabeza con cariño, yo sabía lo que significaba, era un “no te preocupes….volveré”. Sonreí inevitablemente ante tal muestra de cariño y lo abraza con fuerza, cuando llego el momento de irse me quede en la puerta hasta que la figura de mi padre desapareció en el horizonte, yo quería llorar pero no lo hice, simplemente suspire y entre a casa a esperarlo.

Así paso el tiempo… y el nunca volvió

-HELENA!

Me sobresalte al oír aquel grito, voltee y vi que Charles me miraba con preocupación desde el suelo, parpadee y agache la mirada mientras secaba una lagrima que se deslizaba por mi mejilla.

-Helena… perdona si te incomode con la pregunta –dijo Charles con un tono de culpabilidad muy obvia, levante la cabeza y lo vi mirando el suelo como si fuese un niño que acababan de regañar, se veía algo tierno, especialmente con la forma que mordía su labio inferior. Sonreí para luego largarme a reír histéricamente, Charles mientras hacia un puchero enojado por mi cambio de actitud.

-Ya ya…lo siento-dije moviendo mis brazos rápidamente al ver el puchero de mi invitado, luego de parar de reír y limpiar las tazas emprendimos la búsqueda de aquellos individuos.

-Muy bien, Helena ahora debemos movernos rápido y con cuidado, nosotros ya descubrimos la identidad de estos tipos, por lo que es posible que ellos estén planeando alguna retirada o algo, así que debemo…

Charles fue interrumpido en medio de su discurso ya que este fue embestido por una persona que estaba por doblar una esquina, ambos cayeron al suelo de forma cómica golpeándose la cara

-Podrías ver por donde caminas!- gritaron los dos en el suelo levantándose de golpe con la cara roja, Charles se veía furioso y el otro sujeto también…aunque su aspecto se me hacía familiar…
Los dos quedaron en silencio por unos segundos al verse…

-TU!- gritaron ambos señalándose, yo incline la cabeza confundida.

Unos segundos más tardes nos encontrábamos persiguiendo a aquel sujeto toda la villa.

-Vuelve aquí cobarde!- gritaba Charles delante de mi corriendo como un loco, el hombre en fuga hizo todo lo contrario y empezó a correr más rápido.

-Nunca he visto a alguien como él antes, ni siquiera lo reconocí cuando lo vi hace unos segundos, ¿acaso hay gente que no es del pueblo metida en todo esto? ,¿Cómo no lo vi antes?... mierda, quiero proteger este sitio y soy tan patética como para dejar pasar a extraños en mi guardia – pensaba llena de angustia tratando de seguirle el ritmo a los otros dos.

A lo lejos llegue a divisar el galpón metálico.

-¿El Galpón?...pero no es posible, he ido antes a ese sitio y todo es relativamente normal… ¿acaso también pasaron por delante de mis narices sin que yo los note!? Tengo que averiguarlo!

Me detuve en seco agarrando mi Colmillo de Dragón concentrando la electricidad en mis pies…

-Crossbow-murmure el nombre de mi ataque para luego apoyar el pie en el suelo para agarrar impulso y así, di un potente salto con todas mis fuerzas. Salí disparada hacia adelante pasando a Charles con facilidad, es más, creo que él ni siquiera me vio pasar, en menos de unos segundos me encontraba detrás del prófugo, una vez estuve lo suficientemente cerca le di una estocada en el hombro, alejándome así de los demás órganos vitales, logrando derribarlo exitosamente.
Este cayó al suelo con una herida en el hombro y yo a su lado sacudí la espada para quitarle cualquier rastro de sangre en su filo, Charles llego a nuestro lado poco después mirándome sorprendido.

-¿Cuándo llegaste al frente? –me pregunto atónito, yo guarde mi espada en la funda y le di una sonrisa.

-Yo siempre estoy al frente, es mi pueblo, después de todo… 

POV General

Desde las ventanas del Galpón se podían ver a varios de los “trabajadores” mirando a la escena que pasaba a pocos metros de su puerta, uno de ellos llamo a sus líderes que estaban bajo tierra discutiendo poco después de llamar a sus “aliados”.

Olaf y los demás ancianos salieron del sótano y se acercaron a una de las ventanas para ver la escena, el dueño del Colmillo de Dragón de Viento soltó un gruñido enojado y se dirigió a la puerta, dispuesto a darles una paliza a sus intrusos.

-Olaf!...no seas tonto, ellos son demasiados para ti, los Fenómenos ya vendrán a enfrentarse a ellos!- exclamo uno de los ancianos tratando de detener a su compañero.

-Solo voy a ganar algo de tiempo hasta que llegue la caballería- dijo abriendo ambas puertas dejando que la luz entre al establecimiento y revelando su ubicación a sus dos enemigos.

Mientras la pelea iniciaba en ese lado del mundo, no muy lejos, sobrevolando el Océano Atlántico, un ser enorme se acercaba hacia aquel sitio. Pero este no era el peligro, lo realmente peligroso, era la persona sobre esta criatura.

-Vaya molestia, justo cuando estamos por volver a casa nos llaman para un trabajo. Debes estar cansada Mary ¿oh no?- pregunto aquella figura a su transporte, este animal soltó un gruñido que retumbo por todo su alrededor- ¿No?, pues supongo que seré solo yo el que tiene sueño, solo espero que esta tarea que me mando a realizar Minerva valga la pena, aunque si todo este asunto captó la atención de Balar pues supongo que no me terminare aburriendo- concluyo aquel hombre mientras una sonrisa crecía en sus labios.

Cuando su dragón finalmente se alejó de las nubes la luz del sol toco el cuerpo de su amo y se pudo apreciar su aspecto con más detalle. 

Pero más allá de la pinta que tiene aquel hombre o su ropa, había 2 cosas que resaltaban sobre cualquier detalle…
La primera era la máscara que usaba, que era blanca con varios círculos rojos en el centro, pareciendo una señal de tiro al blanco.

Y la segunda, era que en su ropa había una marca impresa, era una cara sonriente parecida a aquella figura clásica de los teatros, cuyo cuerpo era un simple esqueleto con un sombrero de copa. Este esqueleto tenia los brazos abiertos, como queriendo invitar a la gente o simplemente, siendo tal vez una metáfora de dominio o algo. Sobre el dibujo había unas letras, estas decían en un color rojo intenso: “Poltergeist”


Continuara…

Un Bonus!

“Guía práctica de Objetos Sobrenaturales!!” 

Colmillo de Dragón

Este artefacto es sumamente codiciado por varios coleccionistas, mercenarios y políticos de diversas partes del mundo por poder y rareza.

Más allá de que es casi imposible poder quitarle un colmillo a un dragón vivo, no todos tienen el efecto deseado, se especula que de 10.000 colmillos que puede llegar a tener un dragón en su boca, solo 1 o 2 tienen poderes y el resto serán simplemente colmillos, que si bien pueden seguir siendo usados como cuchillas o machetes, no son nada equiparable a los “especiales”

El porqué de este fenómeno es desconocido, pero hay algo que sí se sabe, y eso es el hecho de que un Colmillo de Dragón nunca muestra su poder máximo a los humanos, o al menos no a la mayoría. No es tanto un concepto de fuerza física (aunque es igualmente importante) tiene que ver con la fortaleza mental del usuario y la voluntad de la persona, se dice que solo tendrás acceso al poder Máximo si llegas a tener un espíritu fuerte y a su vez, una voluntad más inquebrantable que el mismo diamante, como la de los verdaderos Dragones!
avatar
TheExorcist1995
Ichinensei
Ichinensei

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 17/04/2016
Edad : 22

https://www.youtube.com/user/TheExorcist1995

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.