Pothook
Los invito a Retar a alguien en un duelo artístico. El ganador obtiene insignias especiales
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [PARTICIPA] en la Actividad del mes de Enero 2018
Hoy a las 10:22 am por trasto92

» ¿Dónde publicar tu cómic/manga?
Hoy a las 10:21 am por trasto92

» Xaruma, almas gemelas
Hoy a las 6:24 am por X_Raider

» Lleguemos a los 6000
Hoy a las 6:01 am por X_Raider

» |JUEGO| Confesionario
Hoy a las 5:59 am por X_Raider

» |JUEGO|Dedicale un video al de arriba
Hoy a las 5:57 am por X_Raider

» |JUEGO| Cambialo por pothook!
Hoy a las 5:54 am por X_Raider

» Dibujillos
Hoy a las 12:26 am por creep01

» Violett Syndrome: nuevo proyecto y primer boceto.
Vie Ene 19, 2018 11:21 pm por Balsyka

Los posteadores más activos del mes
Demilxme
 
creep01
 
Balsyka
 
Kuroneko
 
X_Raider
 
taidananeko
 
mizuki
 
core-3
 
Editor en Jefe
 
Anarara
 

Twit-Pothook
Face-Pothook
Redes Pothookeras



Anonymus eXecutor Cap07

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anonymus eXecutor Cap07

Mensaje por epiman157 el Dom Mayo 29, 2016 11:39 pm

Ando algo retrasado, no sólo con el avance de este capítulo sino con mi trabajo, por lo que voy ha tener que subir sus partes de a poco.

Capítulo 07
De Todos los Sabores


Parte1

Spoiler:

Viernes 13 de Mayo, Preparatoria Vega, Aula 2-C, 8:05am. Ese fue un día tan desafortunado y oscuro como su mismo nombre lo indicaba. Ni Dark ni Inett fueron ese día a la escuela, lo que preocupó a sus compañeros y dado el shock emocional que ambos sufrieron la noche anterior: Dark por el reencuentro con su hermano Light como enemigo, e Inett por enterarse de que su madre en realidad estaba muerta. No obstante ninguno dijo nada a lo largo del día, y en cuanto las clases terminaron cada cual se retiró a su casa igualmente en silencio.

Al día siguiente, Sábado 14, y aprovechando que de momento las actividades del club de hacking se hallaban suspendidas, Tobi decidió hacer algo por cuenta propia. Él sabía muy bien que ese día las chicas del equipo de porristas tendrían entrenamiento por la mañana en el campo de fútbol (las ventajas de ser un stalker), por lo que decidió aprovechar esa información para acercarse a Heather y preguntarle sobre algo que lo estaba inquietando desde hace unos días. Fue así como consiguió reunirse con Heather a solas para conversar en uno de los pasillos que llevaban a los vestidores del campo deportivo.

—Muy bien Tobías —le dijo Heather con seriedad—, dilo rápido antes de que me vean contigo, y más te vale que no intentes hacerme perder el tiempo intentando otra vez que te dé el número del linker de Rebeca.

—No seas así de ruda conmigo, Heather —le respondió Tobi—, ¿acaso ya no recuerdas lo mucho que solíamos divertirnos de niños junto con Dark?

—Eso ya es historia pasada… ¿Acaso me has traído hasta aquí sólo para conversarme de eso?

—Bueno… más o menos… ¿Recuerdas que cuando éramos niños solíamos jugar mucho en esa mansión en donde vivía tu abuelo?

—Sí lo recuerdo, ¿por qué?

—No sé si recordarás un día en el que jugábamos a las escondidas allí, y de pronto encontramos la entrada a un viejo y misterioso ático lleno de lo que parecían ser antigüedades caras y mucha basura aristocrática.

—Recuerdo a aquel ático, pero nada más.

—Entonces recordarás que ese día mientras lo explorábamos encontramos una vieja insignia dorada. Debes recordarla, pues de entre todas las cosas raras que vimos en ese ático eso fue lo que más nos impactó a los tres…

—¡Basta Tobías! Sí sólo has venido a hacerme perder el tiempo con cosas que pasaron hace tantos años y que nada tienen que ver con el presente yo…

—… “Veritas huius Mundi” o “La verdad de este mundo” en latín. Es lo que tenía gradado sobre los bordes aquella insignia…

En cuanto Tobi dijo esto, el serio semblante de Heather cambió en un instante a uno lleno de sorpresa y angustia, como si aquello le hubiera recordado a la porrista algo sumamente grave. No obstante sólo un segundo después ella recobró el aplomo y restableció su seriedad.

—Además en el centro había una imagen tallada de una serpiente devorando a una paloma por la cabeza en pleno vuelo —añadió Tobi—. No creo que hayas podido olvidar eso, pues tu misma dijiste en ese momento que esa imagen te parecía desagradable.

—Sí, esa insignia era de mi abuelo. Como sabes él era el mayordomo encargado de vigilar aquella mansión, y hasta donde sé ese símbolo de la serpiente es parte del escudo de la familia Mörder, y quienes eran los dueños de esa mansión; sin embargo cómo ellos nunca iban para allá, y dado lo desagradable que me parecía aquel símbolo cuando niña, mi abuelo se abstenía de ponerse aquella insignia pese a que era parte de su uniforme.

—¿La familia Mörder dices? —sorprendido— ¿Los mismos Mörder que son dueños de Millenium?

—Supongo que nunca se los conté correctamente cuando era niña, pero sí: mi abuelo trabajaba como mayordomo para esa familia. Sin embargo cuando murió, y dado que al parecer los Mörder no tenían ningún interés en aquella mansión decidieron demolerla y poner allí un centro comercial, ¿supongo que sí recuerdas esa, verdad? Como sea luego de eso me mudé a vivir con mi madre, y así terminó todo mi vínculo con la familia Mörder. ¿Contento con eso, Tobi?

—¿Por casualidad nunca te contó tu abuelo lo que significaba esa inscripción de “La verdad de este mundo”?

—Supongo que no. Supongo que debe ser el lema familiar, o qué se yo, algo que simplemente se les ocurrió para rellenar ese espacio.

—Ya veo…

—Si eso es todo lo que querías saber, entonces me retiro —dándole la espalda.

—Oh sí. ¡Gracias Heather! Si recuerdas algo más al respecto por favor dímelo.

Heather se limitó a contestarle alzando la mano en señal de despidida pero sin detenerse o volverse a verlo siquiera. Una vez Heather se hubo retirado Tobi hizo lo mismo por su lado. Sin embargo tras aquella conversación Heather no se sintió bien, y decidió retirarse temprano de la práctica; pero antes pasó por las duchas para bañarse y cambiar sus ropas. Mientras se duchaba no pudo evitar ser invadida por los recuerdos de su infancia junto a su abuelo.

El cuerpo de Heather poseía dos tatuajes: uno en la espalda al lado de su hombro derecho en forma de una flor de Cattleya de color negro, y en otro en su parte delantera a la altura también de su cadera derecha. Este segundo tatuaje era bastante pequeño y fino, pero al mirarlo con detenimiento era posible observar con claridad que se trataba de la imagen de una serpiente devorando a una paloma por la cabeza en pleno vuelo, dicha imagen además era envuelta por un círculo formado por la inscripción: “Veritas huius Mundi”. Mientras el agua de la regadera le escurría por el cuerpo, Heather recordaba que fue su mismo abuelo en persona quien la obligó a ponerse dichos tatuajes.

Tras terminar de bañarse, Heather se vistió, recogió sus cosas, y se retiró hacia su casa. No obstante tras salir de los vestidores no se percató que dentro de estos había un niño de cabellos rubios y ojos verdes, el cual había aparecido allí de la nada.

—Mmm, interesante —dijo el niño en cuanto se quedó a solas—. No creí que aún quedara con vida una descendiente del clan Lawrence. Esto tal vez podría serme de utilidad en el futuro…


Parte 2

Spoiler:

Domingo 15 de Mayo, Villa Militar de los Geranios Azules, casa de Inett, 4pm. Karito, María y Miyuki se aparecieron las tres juntas de improviso frente a la puerta de la casa de su amiga venusina. Karito traía su traje de sirvienta rosa de siempre, María se había vestido con un sobrio conjunto de blusa y falda en colores oscuros, mientras que Miyuki lucía un modesto kimono negro.

—Oh chicas, ¡pero qué sorpresa! —les dijo Inett con amabilidad mientras les habría la puerta. Por lo sorpresivo de su visita ella apenas traía puesto un pantaloncillo corto y una vieja camiseta; sin embargo no dudó en invitarlas a pasar de inmediato.

En lo que las chicas ingresaban se apareció la pequeña Canela (aquel cachorro que Inett y Dark salvaron hace aproximadamente un mes) intentando ladrarles. Inett la tomó en seguida entre sus brazos, y aprovechó la oportunidad para presentársela a sus amigas. Inmediatamente después de esto condujo a las chicas hacia su sala.

El interior de la casa de Inett era bastante corriente: el recibidor, al final del cual había una especie de pasillo en encrucijada, con una escalera hacia el frente para subir a la segunda planta, detrás de la cual el pasillo continuaba hacia otra habitación cerrada, mientras que a los lados estaban la cocina y el comedor a la derecha y la sala principal hacia la izquierda.

—Vaya —dijo Karito antes de ponerse cómoda—, de verdad que entrar a este lugar es bastante difícil, ¿no?

—Ah bueno, sí sí… —respondió Inett mientras que tomaba también asiento junto a las otras chicas, y con Canela aun entre sus brazos— La seguridad aquí es muy muy segura, por lo que nadie nadie puede ingresar sin ninguna autorización o invitación. Es por eso que hasta ahora no había invitado a ninguno de ustedes a venir a mi casa, pues sólo sólo las personas que papá autoriza pueden ingresar hasta aquí para venir a visitarme. Por eso me sorprendió mucho mucho pero a la vez me dio mucho mucho gusto cuando me llamaron de la garita para avisarme de que mis amigas habían venido.

—En realidad esta visita la planificó la mujer del cabello rosa —dijo María—. Ella nos llamó ayer y nos pidió que viniéramos a visitarte, y por lo que no tuvimos más remedio que venir…

—En realidad Inett-sama —intervino Miyuki—, María-sama ya había planificado por su cuenta venir a visitarla el día de hoy antes de que Karito-san la llamara ayer por la tarde.

—¡Cielos Miyuki! —avergonzada y algo enojada María— ¡Tampoco tenías que soltarlo así!

—Como sea —añadió ahora Karito—, la cosa es que ya estamos aquí al lado de mi petite soeur. Aunque no deja de sorprenderme que tu padre haya autorizado nuestro ingreso previamente, no sólo sin saber que vendríamos hoy, sino sin siquiera conocernos.

—Bueno —respondió Inett—, papá ya sabía de Karito y de que una vez me quedé a dormir en su casa, además yo le conté sobre María y Miyuki, que éramos compañeras de clase y muy muy buenas amigas, y que últimamente vamos siempre siempre juntas a la escuela. Mmm… aunque ahora que lo pienso supongo que debió autorizarlas hace ya algún tiempo, pues anoche luego luego de que hablé con papá él me dijo que si quería podía invitar a mis amigas este fin de semana sin ningún ningún problema.

—Entonces, ¿ya se lo contaste a tu padre? —le preguntó Karito con seriedad.

—Jum… —moviendo la cabeza negativamente— No le dicho nada nada ni a él ni a Jimmy, aunque papá me preguntó si es que me había enfermado o algo me habría pasado, pues me escuchaba algo muy extraña…

—Supongo que era muy evidente que sus ánimos no han sido los mismos en estos días, Inett-sama —comentó Miyuki.

—Como sea —añadió animosamente Karito—, yo te veo hoy mucho más repuesta. Como era de esperar de mi petite soeur: ¡eres mucho más fuerte de lo que aparentas!

—Bueno sí, jeje… —contestó Inett sonriendo de manera algo forzada— Si continuó triste no sólo haré que mis amigos se pongan muy muy tristes también, sino que también estoy segura que mamá se enojaría mucho mucho conmigo si estuviera aquí, pues ella me encargó cuidar de papá y de Jimmy. Además que sé que yo no soy la única que lo está pasando mal en este momento… —algo apesadumbrada.

—Imagino que estás hablando de Dark, ¿no es así? —le dijo Karito— Descuida, mi querida petite soeur —le recalcó Karito—, aunque Dark no ha querido salir de su habitación por nada del mundo en estos días, eso es más o menos normal en él. Aun así Tobi está en este momento en casa para hacerle compañía, sólo por si el pobrecillo se encuentra escondido en el rincón más oscuro de su habitación y en posición fetal…

—Bueno, yo no creo eso, sino Dark no me hubiera llamado también anoche…

—¡Eeeh! —con pícara suspicacia— Eso explica porque hoy estás de mucho mejor ánimo, mi querida petite soeur… 

—Bueno… —sonrojándose ligeramente — Dark me llamó anoche después de que hablé con papá, jeje… Y me dijo que él también se sentía mal mal por su familia, en especial ahora con su hermano; pero que sin embargo él podía seguir adelante porque tenía otras metas mucho mucho más importantes en mira. Además fue él quien me dijo que mi tristeza podía hacer sentir mal a mamá si es que ella estuviera aquí, que tal vez ella hizo lo que hizo por algún algún motivo, y que tal vez cuando lo descubramos sabremos que todo todo lo hizo sólo por el amor muy muy grande que sentía por las personas que amaba…

—¿En serio Dark te dijo todas esas cosas? —con escepticismo.

—Bueno, no exacta exactamente así, jeje… Pero al menos eso me dio a entender.

—Ja —se expresó María—, ¿así que ese degenerado de Abadón en realidad se encuentra mucho mejor de lo que nos imaginábamos? Sólo espero que en lugar de perder el tiempo haya aprovechado estos días para pensar en una mejor manera de enfrentarnos a esos idiotas de la AX; es decir, su líder es su hermano mayor, así que él debe conocer siquiera alguna de sus debilidades…

—Por cierto Karito —añadió Inet—, ¿cómo sigue Dark? Por andar pensando en mis propias preocupaciones me olvidé de pensar en que para él también debió ser muy muy difícil reencontrarse con su hermano mayor de esta manera y después de tanto tanto tiempo…

—A decir verdad —dijo María—, yo tampoco me hubiera imaginado que Abadón tuviera un hermano mayor llamado Light… ¿Pero qué clase de nombres son esos?

—Bueno, si más lo recuerdo —contó Karito—, cuando su padre, el maestro Wirm, iba a tener a su primer hijo decidió llamarlo “Light”, igual que el protagonista de “Death Note”, su manga favorito por aquel entonces. Por eso, años más tarde cuando Pam, su esposa, volvió a quedar embarazada, él quiso repetir lo anterior con su segundo hijo, así que decidió que si nacía un niño este se llamaría “Ryuzaki”, y si nacía niña esta se llamaría “Misa”. Sin embargo Pam se dio cuenta de estas intenciones, por lo que al final sería ella la elegiría el nombre para su segundo hijo. El problema es que Pam era una aficionada al heavy metal, y si más lo recuerdo su canción favorita era “Fear of the Dark” de Iron Maiden… Y fue así como nuestro querido Dark terminó llamándose “Dark”. Cuando el maestro Wirm se dio cuenta de este resultado no puso ninguna objeción…

—¡Un momento! —intervino María— ¿Estás diciendo que el padre de Abadón era un otaku, y que su madre una aficionada al heavy metal?… Creo que por fin empiezo a entender porque ese chico neuromaniaco es tan raro y degenerado…

—¿Qué les puedo decir, chicas? —añadió Karito— Una cosa que ha caracterizado a la familia Willka a lo largo de su historia, es que son sumamente pésimos a la hora de elegir nombres para sus hijos… Sólo como ejemplo tenemos al mismo maestro Wirm…

—¿“Wirm”, no es un tipo de dragón en los video juegos tipo RPG? —comentó Inett.

—¡Exacto! ¡Como siempre mi querida pettite soeul tan brillante! —respondió Karito— Además creo que al mismo tiempo el padre del maestro Wirm se hacía llamar por el nickname de “Level 99”…

—Creo que la familia de Abadón se quedó corta con eso de “sumamente pésimos a la hora de elegir nombres para sus hijos”… —concluyó María.

—Hai María-sama… —la secundó Miyuki también algo estupefacta.

—Pero Karito —le dijo Inett—, hay una cosa que no entiendo: ¿por qué Dark se molestó tanto tanto de ver a su hermano Light? Si fuera mi hermano al que no he visto en mucho mucho tiempo, yo me hubiera alegrado mucho mucho, pero Dark no…

—Bueno, mi querida petite soeur, para poder entender los sentimientos de Dark hacia su hermano hay que conocer cómo era su relación en el pasado. De pequeños, Light era un niño bastante fuerte y seguro de sí mismo, mientras que por otro lado el pequeño Dark era un niño mucho más tímido e inseguro. Incluso cuando los otros niños molestaban a Dark por ser un neuromaniaco, era su hermano Light quien salía a defenderlo. Para Dark, su hermano Light era cómo una especie de héroe a quien admiraba, y ansiaba por llegar a ser tan fuerte como él algún día. Pero luego de que su padre murió, Dark jamás se esperó que Light desapareciera de esa manera, y lo dejara sólo con su madre enferma. Por eso no es de extrañar que ahora Dark vea a Light como un traidor a su familia, y que toda esa admiración que antes sentía hacia él, en la actualidad se haya transformado en rencor.

—Eso se escucha muy muy triste… —se contristó Inett.

—Disculpe, Karito-san —inquirió Miyuki—, pero ya que hablamos del hermano mayor de Abadón-sama, ¿sabe usted algo acerca del tipo de habilidad que posee Light-sama? Por lo que vimos esa noche, Light-sama parece ser capaz de formar un tipo de flamas con su psy pero sin emitir calor u otro tipo de radiación similar, salvo aquel brillo escarlata. Como sea, incluso con mi habilidad me fue difícil descubrir la manera cómo estas flamas funcionan, pero aun así me daban un muy mal presentimiento… un presentimiento sobre algo muy malo como nunca había sentido antes…

—Supongo que te refieres al “Willka-nina”, Miyuki-chan —le respondió Karito—, y sí, hiciste muy bien en temerle. Su nombre significa “Fuego Sagrado” y es la habilidad neuromaniaca propia de la familia Willka. Tal y como dijiste, no es ningún tipo de fuego o algo por el estilo, sino que más bien se trata de energía neuronal en estado puro que toma esa forma.

”Las flamas del Willka-nina tienen un poder destructivo terrible, pues son capaces de desintegrar cualquier tipo de materia o forma de energía hasta un nivel sub cuántico, es decir, pueden reducir cualquier cosa prácticamente a la nada misma. Dichas flamas no sólo son imposibles de apagar, sino que se alimentan de psy, por lo que cuando son dirigidas hacia una persona estas arderán hasta desintegrar su cuerpo por completo, mientras se alimentan también del psy de la víctima. Aunque por otro lado, cuando estas flamas son dirigidas hacia cualquier otro objeto inanimado, simplemente arderán hasta que el psy que se utilizó para generarlas se agote y estas se apaguen por sí solas. Es por ello que si se alejan de las flamas del Willka-nina nada malo les pasará, pero si por el contrario dejan que estas los toquen, lo más seguro es que sufran de una muerte horrible…

—¡¿Pero qué rayos?! —exclamó María sobresaltada— ¿Cómo se supone que vamos a pelear contra algo como eso?

—Supongo que ya pensarán en algo —respondió alegremente Karito.

—Mmm… aunque si como dice Karito-san —comentó Miyuki—, el Willka-nina se basa en el uso de la energía neuronal pura, eso quiere decir que también es una habilidad neuromaniaca del tipo neuronal… Eso complica mucho más las cosas…

—¿Eh? —confundida Inett— ¿Habilidades de “tipo neuronal”? No entiendo ¿es que acaso existen varios tipos de habilidades neuromaniacas?

—¿Eh? —algo extrañada Karito— ¿Es que acaso Dark no te lo ha explicado, mi querida petite soeur?

—Bueno… —en realidad Dark sí le había explicado esto a Inett, pero muy a su manera y utilizando todas las palabras técnico-científicas que se sabía, por lo que por supuesto Inett sólo entendió: “bla bla bla… arañita tejiendo su tela… bla bla bla… hipopótamos rosas bailando ballet...”, y un resto de sin sentidos más que sonaban en su cabeza mientras que Dark le exponía dicha explicación.

—Supongo que tendré que explicártelo yo entonces… Verás, mi querida petite soeur, desde que las habilidades neuromaniacas fueron descubiertas han sido divididas en tres grandes categorías para poder estudiarlas mejor:

1. Tipo Neuronal: aquellas que se basan en la utilización directa de la energía neuronal del individuo de manera pura, sea sobre la mente o sobre la materia. La habilidad para generar ilusiones que tiene Dark es un buen ejemplo de esto.

2. Tipo Físico: aquellas que se basan en la interacción entre la energía neuronal de su usuario y alguna ley o fenómeno físico de la naturaleza. La habilidad de Miyuki para visualizar los flujos de energía, caería en esta categoría.

3. Tipo Cataral: son las más difíciles de explicar, pues se trata de habilidades que a diferencia de las Físicas que se valen de las leyes del universo para funcionar, estas al contrario alteran su funcionamiento, por lo que podríamos decir que interactúan directamente con el universo y su causalidad. Lamentablemente no tengo ningún ejemplo que pueda usar…

—¿Qué tal la habilidad de esa chica de ébano que andaba con los AXs —intervino María—, y con la cual podía manipular la precisión?

—Sí —dijo Karito—, supongo que ese es un buen ejemplo… Como sea, esta clasificación fue creada para ayudarles a los militares a encontrar mejores formas para utilizar a los neuromaniacos y a sus habilidades como armas…

—¿“Como armas”, dices? —sobre saltada Inett.

—Sí, así es… —respondió seriamente Karito— Es para eso que los laboratorios de investigación bioneuronal existen y son administrados tanto por Millenium como por los militares.

—Como sea, Inett-sama —añadió Miyuki—, a diferencia de las habilidades del tipo físico como la mía las habilidades del tipo neuronal son mucho más imprevisibles y difíciles de manejar, y dado el poder destructivo del Willka-nina, eso nos pone en una clara desventaja a la hora de enfrentar una técnica así. Es más, si repasamos la información que tenemos de los AXs, vemos que entre ellos existe uno con una habilidad del tipo neuronal, uno de tipo físico, y otro del tipo cataral, por lo que supongo que así se complementan entre ellos casi perfectamente.

—Sí —comentó María—, eso también será un problema a la hora de enfrentar a los tipos estos…

—Sin embargo, Karito-san —inquirió Miyuki—, si Abadón-sama y Light-sama son hermanos, ¿no se debería suponer que Abadón-sama también pudiera utilizar el Willka-nina, si es que se supone que esa es la habilidad especial de su familia?

—Bueno —respondió Karito—, lo que ocurre es que pese a que Light y Dark son hermanos, ambos siempre han sido muy diferentes. De hecho, si comparamos las habilidades de Dark con las de su hermano Light yo diría que estas son algo… ordinarias…

—¿“Ordinarias”? —interrumpió María— ¿A qué te refieres con “ordinarias”, mujer del cabello rosa?

—Bueno María-chan —le respondió Karito—, sucede que Light no sólo es el hermano mayor de Dark, sino que además él es más alto que Dark, más fuerte, más apuesto, más popular con las chicas, incluso su talla de zapato es más grande… —haciendo un ademán con las manos.

Las chicas se quedaron desconcertadas ante la explicación de Karito.

—… ¡ah!, ¡y por supuesto! —continuó Karito—, Light también es un neuromaniaco mucho más poderoso que Dark, e incluso como hacker es mucho más hábil y experimentado que él. Aunque no podría asegurarlo en este momento, debo suponer que Light en la actualidad debe tener un nivel de poder similar al que tenía su padre a su misma edad, y mi querido Dark debe haberse dado cuenta de eso, por lo que sabe que con su actual nivel de poder, le es imposible enfrentarse a su hermano y derrotarlo.

”Como ya les conté —algo más seria—, de niños Dark admiraba mucho a su hermano, pues sabía muy bien que Light tenía la fuerza y la determinación de las que él carecía. Light fue capaz de aprender a controlar el Willka-nina incluso siendo un niño; mientras que por el contrario al pequeño Dark le aterraban aquellas llamas, y más aun sabiendo de lo que eran capaces, por lo que ni siquiera intentó aprender a utilizarlas. Fue entonces que Dark empezó a desarrollar su capacidad actual para hacer ilusiones, y que según el mismo maestro Wirm, era una habilidad oculta de los Willka, pero que era mucho más rara y menos frecuente en su familia. Supongo que eso también es consecuencia de sus propios temores de la infancia: deseando siempre mantenerse alejado del resto para evitar que le hagan daño. Aunque por otro lado creo que también Dark tuvo suerte, pues debido a eso los investigadores de aquel laboratorio bioneuronal en el que lo recluyeron luego de que perdió a sus padres, lo dejaron libre más fácilmente al ver que él no poseía ninguna habilidad que ellos pudieran utilizar directamente como arma.

”Sin embargo el problema con una habilidad de este tipo es que sólo se puede utilizar de manera defensiva, para generar distracciones a sus contrincantes durante los combates, pero sin ser capaz de hacer ningún daño real. La única técnica con la que Dark es capaz de atacar realmente a sus enemigos es el “Fear”, pero dado que para utilizarla necesariamente tiene que hacer que lo vean directamente a los ojos, su uso es muy limitado. Por eso es que Dark necesita tener tantas BCAs a su alrededor para combatir, no sólo para cubrir sus puntos débiles, sino porque sabe además que no posee ninguna otra técnica ofensiva con la cual derrotar a sus oponentes.

—Sí —comentó María—, yo ya le había dicho eso a Abadón luego de que peleamos aquella vez…

—Sólo en una ocasión —continuó Karito—, Dark realmente intento utilizar el Willka-nina, pero… —haciendo de pronto una repentina pausa.

—¿Pero qué pasó, Karito? —preguntó Inett.

—Nada que valga la pena contar —respondió Karito—. Sólo digamos que es muy posible que a estas alturas Dark haya perdido por completo la capacidad de usar el Willka-nina.

En realidad Karito conocía el verdadero motivo por el cual Dark no era capaz de utilizar también el Willka-nina, sin embargo optó mejor por no contárselo a las chicas.


*****

Sala del apartamento de Dark, 4:20pm. Tobi y él se encontraban sentados uno frente al otro, ambos bebiendo Golden Kola, mientras hablaban de sus planes.

—… y esa es la única información con la que dispongo por el momento —le decía Dark.

—Mmm… —contestó Tobi— Entonces esos tres AXs no sólo son neuromaniacos, sino que además poseen cada uno un tipo de habilidad neuromaniaca diferente… eso de verdad que complica las cosas…

—Sí. Estoy seguro que de esa forma pueden cubrir los puntos débiles de cada uno. ¡Rayos!, como si ya de por sí esos tipos no fueran lo bastante poderosos…

—Bueno sí, además que está el hecho de que tu hermano puede utilizar esa técnica tan terrible… En realidad había olvidado el miedo que sentía de niño al ver las flamas del “Willka-nina”; pero ahora que recuerdo tú también le tenías tanto o más miedo a esta. Supongo que es porque sabíamos muy bien de lo que era capaz, ¿no es así? Pero eso ya quedó en el pasado, ¡estoy seguro que cuando nos reunamos con las chicas encontraremos una forma para derrotarlo!

—Si… supongo… —algo contristado Dark.

—Oye amigo, ¿te encuentras bien? Sé que se trata de tu hermano, pero…

—Eso es algo que me tiene sin importancia… Si no fuera porque el idiota de mi hermano es un estorbo para nuestros objetivos, ni siquiera tendría que preocuparme por pensar en él…

En realidad su encuentro con Light no sólo trajo a la mente de Dark muchos recuerdos dolorosos de su pasado, sino que además al ver de nuevo las flamas de su Willka-nina, estás le hicieron recordar el por qué él no era capaz de utilizar esta técnica:

Hace años, cuando Dark y Tobi empezaron a asistir al jardín de niños, ellos todavía no eran amigos. Debido a que Dark era un neuromaniaco, los otros niños eran muy crueles con él y lo molestaban a menudo dentro de la escuela, sin embargo fuera de esta, su hermano mayor Light procuraba siempre estar cerca de su hermano menor para defenderlo. Fue por esto que los más abusones decidieron dejar a Dark en paz por un tiempo para dedicarse a molestar más bien a Tobi.

Un día de esos en el que todos los niños jugaban libremente en el parque, un grupo de niños malos habían acorralado a Tobi para molestarlo, por lo que Dark al ver esto decidió salir a defenderlo intentando imitar el valor de su hermano mayor. Sin embargo las cosas no salieron como Dark las planeó, y él también terminó acorralado en medio de los abusones. Fue entonces cuando ante la tensión del momento, accidentalmente Dark activó su Willka-nina por primera vez. Aunque con esto logró ahuyentar a los otros niños, debido a lo descontrolado de la situación las flamas que Dark liberó terminaron por rodear a Tobi, y estuvieron a punto de alcanzarlo sin que él supiera qué hacer para impedirlo. Afortunadamente en ese momento Light llegó de improviso, y utilizó su propio poder para adsorber estas flamas antes de que le hicieran algún daño a Tobi, quien simplemente no terminaba de entender lo ocurrido.

Como en aquel entonces Tobi todavía ignoraba lo peligroso que era el Willka-nina, su mente le restó importancia y decidió sólo recordar a esos niños intentando lastimarlo, y a Dark saliendo a defenderlo, por lo que fue a partir de ese día que ellos dos se hicieron grandes amigos. Sin embargo Dark por el contrario se hallaba lleno de culpa, pues él sabía muy bien del poder destructivo de dicha técnica y de lo que estuvo a punto de hacerle a su único amigo sin querer en ese momento. Debido a esto Dark desarrolló un temor mucho mayor hacia el poder de sus habilidades neuromaniacas, por lo que su subconsciente terminó por sellarlas para impedirse a sí mismo el volver a utilizarlas y así hacerles daño a otras personas. Fue así como Dark perdió por completo la capacidad de utilizar su Willlka-nina.


*****

—Por cierto, Karito-san —inquirió nuevamente Miyuki—, hay otra cosa que no deja de inquietarme de todo esto, y es que: ¿cómo es que se les permitió a los padres de Abadón-sama tener un segundo hijo?

—¿Eh? ¿A qué te refieres, Miyuki? —Inett sorprendida por la pregunta.

—Bueno Inett-sama —le respondió Miyuki—, usted ya debe saber que a los neuromaniacos se nos impone una serie de restricciones. Una de estas es la que se nos prohíbe tener más de un hijo por matrimonio…

—¿¡Eh!? ¿Es en serio? —sobresaltada Inett.

—Me temo que lo que dice Miyuki es cierto, mi querida petite soeur —muy seria Karito—. Sucede que para controlar la población de neuromaniacos en la galaxia, tanto en la Federación Telúrica como en la Saturnina, existe una ley en la que sólo se les permite a neuromaniacos tener solo un único hijo.

—¿Eh? Pero, pero… —aun confundida Inett— ¿Entonces qué pasa cuando un neuromaniaco tiene dos hijos?

—Pues en cuanto un médico confirma que una mujer está gestando a un segundo niño con genes neuromaniacos, la ley obliga al médico a… … … a interrumpir el embarazo…

Aunque María y Miyuki ya sabían a cerca de esto, les fue imposible sentirse incomodas ante tal tema de conversación. Por su lado a Inett le era imposible salir de su asombro ante semejante noticia.

—En realidad —continuó Karito—, al principio los padres de Dark sintieron mucha angustia: Pam salió embarazada de manera inesperada, y pese a que ya tenían un hijo sano y fuerte, ni ella ni mi maestro querían privarle del derecho de nacer a su segundo bebe. Fue allí cuando el maestro Wirm utilizó todo su talento como hacker para evitar que lo obligaran a matar a su propio hijo.

—¿Ah? —preguntó María— ¿Y qué fue lo que hizo?

—Bueno —respondió Karito—, pese a que tanto en la Federación Telúrica como en la Saturnina tienen la misma ley para los neuromaniacos, la jurisdicción de cada uno de estos gobiernos son independientes entre sí, por lo que técnicamente no existe ninguna ley que le impida a un matrimonio neuromaniaco traer a un niño al mundo en esta parte de la galaxia, y luego otro fuera de esta, ¿lo entienden chicas?

”Por eso pese a que Dark nació aquí en Marte su padre logró registrarlo como ciudadano Saturnino gracias a los contactos que tenía él allá, y aprovechando así este vacío legal para salvar la vida de su hijo recién nacido. Supongo que es por eso también que Dark, aun desde muy niño, tiene claro el valor que tiene la vida y el derecho a esta que también tienen todos los demás seres vivos de este mundo, pues a él mismo se le estuvo a punto de negar su propio derecho a nacer y a vivir.

—Ya veo… —se expresó Inett algo meditativa— entonces es por eso que Dark… —mientras abrazaba a su pequeña Canela en su regazo, y recordaba lo que pasó aquella noche en la cual ella y Dark rescataron a aquel pequeño cachorro: la tristeza y la indignación que él mostró al encontrar a los hermanos de Canela muertos dentro de aquel saco que había sido arrojado al río, y el alivio de su corazón al ver que al menos habían llegado a tiempo para salvar a aquella pequeña.

—Disculpe Karito-san —inquirió Miyuki—, pero aún hay algo que no termino de entender del todo, y es que, si Abadón-sama no tenía la nacionalidad Marciana sino la Saturnina, ¿entonces por qué cuando perdió a sus padres las autoridades de ese gobierno no se hicieron cargo de él?

—¡Oh! —respondió Karito— de hecho así iba a ser al principio; sin embargo hubo un factor que lo cambió todo: la desaparición de Light. Como dije, mientras sólo exista un niño neuromaniaco dentro del territorio Telúrico no hay ningún problema, y como Light desapareció al poco tiempo de la muerte de su padre, se podría decir que le “dejó su vacante” a su hermano menor. El Dr. Cerberus fue quien se encargó de hacer el nuevo trámite para evitar que Dark fuera extraditado hacia el sistema solar exterior, y pueda así quedarse aquí en Marte en donde todavía quedábamos personas que nos preocupábamos por él. Si las cosas no hubieran sido así, tal vez nunca hubiéramos conseguido que Dark pueda llevar una vida escolar normal, o siquiera hubiéramos podido volverlo a ver sano y salvo como ahora…

—Ya veo —intervino María—, así que fue mi abuelo el que impidió que el chico neuromaniaco ese termine perdido por alguna de las lunas del sistema solar exterior…

—Sí —añadió Karito—. En realidad el abuelo Cerberus sentía mucho aprecio por el maestro Wirm, por eso gastó sus últimos favores políticos para impedir que Dark fuese alejado aún más de sus seres queridos.

—Sabes Karito —intervino ahora Inett—, por lo que me cuentas hay algo que he estado pensando: ¿y si Light en realidad desapareció por su cuenta para ayudar así a Dark? Si sólo puede haber un solo niño neuromaniaco por familia, tal vez Light sabiendo eso se fue para salvar a su hermano. Eso quiere decir que Light en realidad no habría abandonado a Dark, sino que lo quería mucho mucho y no quería que se lo llevaran lejos lejos de aquí…

—¡Pero qué linda mi querida petite soeur! —se expresó Karito— ¡Siempre esperando lo mejor de las personas!

—Pues yo no lo creo así —dijo María—. Dudo mucho que ese tipo, el “Fool Improvisator” o cómo se llame, haya planeado las cosas de esa manera. Para mi él sólo se fue buscando sus propios intereses, y lo demás se dio sólo por simple coincidencia.

—Supongo que mi querido Dark también piensa como tú, María-chan —le dijo Karito—, de hecho tú y él son muy parecidos en muchas cosas…

—¡¡QUÉ!! —exaltada María— ¡Yo y ese degenerado!…

—No —dijo de pronto firmemente Inett—. Yo no creo que las cosas sean así como María dice… Cuando conversé con Light pude breve brevemente sentir su corazón, y sentí que él también se sentía feliz de ver a su hermano. No creo que él ni sus amigos sean malas malas personas, sin embargo no entiendo por qué son nuestros enemigos…

—Eres demasiado blanda, chica venusina —le dijo María—. Ellos son nuestros enemigos porque somos un estorbo para sus objetivos, sean cual sean estos… es así de simple…

—Eso sonó idéntico a algo que diría mi querido Dark —comentó alegremente Karito.

—¡¡PERO QUÉ!! —nuevamente molesta María.

—Bueno sí —añadió también Inett—, supongo que Dark también también diría algo como así...

—Hai, Inett-sama —la secundó Miyuki.

—¡Tú también Miyuki! —reprendiendo María a su sirvienta.

—Bueno bueno —dijo ahora muy alegremente Karito—, ¡suficiente de este tipo de plática! ¡Se supone que hemos venido a divertirnos junto con nuestra amiga!

—¡Jum! —afirmó Inett.


Parte 3

Spoiler:

Luego de esta plática, Inett hizo subir a las chicas hasta su habitación para así aprovechar su visita para enseñarles sus “Tesoros”, los cuales guardaba en un armario de doble puerta. Al abrir una de estas puertas, Inett mostró que dentro había un compartimiento completamente repleto de una curiosa colección de cartuchos de videojuegos de todo tipo apilados sobre un montón de viejas consolas. Al parecer la otra puerta del armario tenía un compartimiento independiente.
 
—¡Pero cómo! —se expresó María al ver esto— ¿Para qué necesitas tantas consolas?
 
—Se podría decir que es como un pasatiempo, jeje… —le respondió Inett— ¡Oh! —exclamó de pronto sosteniendo una de aquellas viejas consolas— ¿Qué tal si jugamos con esta?
 
—“Poyo-Station” —leyó Miyuki en la parte delantera de la consola que Inett sostenía— ¿Acaso no es una de esas consolas de imitación que aparte corren juegos no comerciales?
 
—Es decir: ¡justo de los mejores! —comentó Karito.
 
—Bueno sí, jeje… —dijo Inett algo apenada.
 
—¿No me digas que también tienes este lado repleto de chucherías como estas, chica venusina? —dijo María señalando a la otra puerta de aquel armario que permanecía cerrada.
 
—¿Eh? No. ¿Cómo se te ocurre María? —respondió alegremente Inett— Allí es donde guardo las cosas de mi mamá… —pese a su sonrisa, el resto de chicas temió en ese momento que se despertara algún recuerdo triste para su amiga venusina, sin embargo…— ¿Quieren que se los muestre? —añadió con un muy buen humor.
 
Tras de esto Inett dejó en el suelo la consola que había cogido, y abrió la segunda puerta de aquel armario, revelando entonces su segundo compartimento, este lleno de cajas.
 
—¿A ver, a ver? —miraba indecisa— ¿Cuál era?
 
Mientras Inett meditaba sobre lo que andaba buscando, María de pronto se topó con una señal de “No Tocar” puesta sobre una de las cajas que se encontraba en la parte más alta de aquel armario, y la cual llamó su atención. Discretamente y sin que nadie le prestara atención, María intentó sin ningún reparo alcanzar dicha caja para curiosearla, pero debido a su elevación apenas y fue capaz de alcanzar el borde de esta, por lo que además al insistir con otro repentino estirón, sólo consiguió hacer que esta cayera sobre su cabeza, dejando todo su contenido tirado por el piso. El estrepitoso ruido de esto alertó de inmediato a las otras chicas de lo ocurrido.
 
—¿Te encuentras bien, María? —le preguntó Inett con preocupación, al verla con su cabeza dentro de aquella caja.
 
—Sí perdón —respondió María mientras se quitaba la caja; pero en cuanto lo hizo dejó ver que además tenía otro objeto sobre su cabeza: un enorme brazier de encajes negros, y cuya copa era más grande incluso que su cabeza—. Oye, chica venusina —añadió estupefacta—, ¿no me digas que esto es tuyo?
 
—¿Eh? No, cómo crees —le respondió Inett sonriendo—. Eso era de mi madre…
 
—¡Pero cómo demonios!… —aún más estupefacta María, y con dicho brazier entre sus manos.
 
—Es que mi mamá decía que las mujeres en su familia siempre siempre han sido de “tallas grandes”, jeje… —algo apenada Inett.
 
—Eso quiere decir que todo eso que tienes allí adelante lo heredaste de tu madre, ¿no es así mi querida petite soeur? —comentó Karito.
 
De pronto en medio de eso, Inett pareció por fin encontrar aquello que estaba buscando. Sin ningún reparo tomó una de las cajas de la parte baja del armario, y de su interior sacó un extraño traje meticulosamente doblado. Rápidamente Inett lo llevó hasta su cama en donde lo extendió con mucho cuidado, dejando ver así que se trataba de un traje ceremonial shinto con un kosode(1) del blanco más puro, pero cuyos bordes de sus mangas eran azules al igual que su obi(2) y la hakama(3) que completaban el traje.
 
—Este traje era de mamá —les contó Inett—. Ella me dijo que sus abuelos tenían un templo shinto, y que ella trabajó allí cuando era muy muy joven. Sin embargo dejó el templo luego luego de que sus abuelos murieron, fue así como conoció a papá, y ellos se casaron…
 
—¿Entonces su madre tenía ancestros japoneses, Inett-sama? —preguntó Miyuki.
 
—Pues pueda a que sí, jeje…
 
A continuación Inett tomó un trozo de papel y escribió allí su nombre con un lápiz. Esto le permitió mostrarles a sus amigas que siempre, al momento de escribir su propio nombre, cruzaba perpendicularmente una misma línea a través de dos rectas para generar la doble “t” del final.
 
—Mamá me contó —añadió de inmediato— que cuando nací papá quiso llamarme “Inés” como su difunta abuela, pero pero, mamá al final lo convenció para llamarme “Inett”. Mamá me dijo que la doble “t” del final de mi nombre en realidad representaba a un torii(4), y que ella lo puso allí para que me protegiera del mal… ¡Y supongo que funcionó!, es decir, cuando creí que estaría sola en este planeta y sin ningún ningún amigo, conocí a Dark y todos todos ustedes; además cuando la gente malvada aparece para intentar hacerme daño, siempre siempre aparecen Dark y los demás para ayudarme… Sé que desde dónde sea que esté, mamá me cuida mucho mucho, no sólo para que nada nada malo me pase, sino para que yo tampoco esté triste…
 
—Ahora que lo pienso —comentó María—, eso que dice Miyuki puede ser cierto: ¿acaso tu segundo nombre no es “Himeko”, chica venusina? Pues ese es un nombre de origen japonés.
 
—Mmm… —respondió pensativa Inett— tengo entendido que el nombre “Himeko”, tenía algo algo que ver con una diosa que había en ese templo, pero… ¡creo que eso se me ha olvidado!, jeje… —sonriendo despreocupadamente— Bueno, a decir verdad nunca conocí a ningún ningún familiar del lado de mi mamá, ni siquiera recuerdo que me haya hablado de si los tenía o no, sólo me contó sobre sus abuelos y de aquel templo…
 
”Aunque tampoco tampoco era como si me faltara mucha mucha familia, jeje. Como saben la familia de mi papá no sólo es de origen italiano, sino que por su lado tengo muchos muchos tíos, y muchos muchos primos allá en Venus, y todos todos ellos están muy muy orgullosos de su origen y de su cultura. Siempre siempre tenemos por costumbre reunirnos toda toda la familia para las pascuas de la Semana Santa y las vísperas de Navidad y Año Nuevo, y eso termina en una fiesta muy muy grande, con mucha mucha comida, y mucha mucha diversión y risas, por lo que al final de estas siempre siempre termino muy muy agotada, pero muy muy contenta. Incluso Jimmy y yo no pudimos empezar a empacar para mudarnos aquí a Marte hasta varios varios días después de que terminó nuestra última reunión familiar de Semana Santa.
 
—Como sea, mi querida petite soeur —comentó Karito—, no sería nada raro que pese a que tengas una familia con sangre de origen italiano, también tengas sangre de otro o muchos otros orígenes corriendo por tus venas. Desde que los seres humanos comenzaron a colonizar el sistema solar, sus genes se han ido mezclando sin parar una y otra y otra vez, así como sus distintas etnias, culturas, valores y creencias hasta dar como resultado nuestra sociedad actual. Por eso es que en la actualidad considero como mera presunción el citar a antiguas naciones y sociedades que en el presente ya no existen, para hablar de nuestros orígenes y de lo que somos nosotros mismos hoy en día. Por ejemplo, yo puedo decir que tengo sangre francesa, española, portuguesa, gitana, brasileña, argentina, peruana, chilena, americana, latino-caribeña, piña y coco, fresa y manzana; en otras palabras: ¡soy una mujer de todos los sabores!
 
—Aunque entiendo su idea, Karito-san —comentó Miyuki—, esa forma de expresarse, lo hace sonar como algo muy extraño…
 
—Yo sólo digo que en la actualidad —contestó Karito—, tras la colonización del espacio, el Primer y el Segundo Armagedón, y de la destrucción y reconstrucción de la sociedad humana, todos tenemos genes y rasgos culturales adquiridos de todas partes. Sin embargo no lo tomen a mal, pues entiendo que algunos se sientan más identificados y/o orgullosos de uno de estos rasgos en particular, además que me parecen loables y geniales los esfuerzos que muchos hacen para preservar la diversidad cultural de humanidad. Por ejemplo, Miyuki-chan, veo que tú muy bien conservas la tradición de tus ancestros y de tu país de origen, y la verdad es que eso me agrada. Dime Miyuki-chan: ¿tú también practicas el sintoísmo como los familiares de la madre de Inett?
 
—Sumimasen Karito-san —le respondió—, pero en realidad la familia de mi madre siempre ha sido más pegada a la práctica del budismo(5).
 
—Oh, ya veo… —sonriendo Karito— ¿Y qué hay de ti, María-chan? ¿Cuál es el origen de tu familia?
 
—Bueno —respondió María con jactancia—, en mi caso si bien el apellido Holdridge es de origen Británico, durante el siglo XVII mis ancestros migraron hacia Surinam buscando hacer fortuna allí en las colonias británicas. Sin embargo no les fue como se esperaban, y al final, cuando los holandeses reclamaron ese territorio, se quedaron en Surinam trabajando para ellos. Varios años después, y luego de muchos altibajos, finalmente la familia Holdridge logró acumular suficiente fortuna, y con la que se mudaron a Holanda para establecerse allí definitivamente.
 
—Oh —interrumpió Karito con picardía—, entonces la historia de tus orígenes tiene que ver con “los Países Bajos”, ¿verdad?… Jujuju… ¿Entienden?: “Países Bajos”… Jujuju…
 
—Si serás… —mostrándose enfadada María.
 
—Por favor María-sama —intervino de inmediato Miyuki—, ignore el comentario y continúe con su relato.
 
—En fin… —continuó María— Aunque el país de Holanda fue el hogar de la familia Holdridge por muchas generaciones, cuando estalló la segunda guerra mundial y el país fue invadido por los alemanes, mis ancestros se vieron obligados a huir a Suiza para escapar de la guerra. Sin embargo por razones que desconozco al final terminaron asentándose en Liechtenstein(6).
 
—¿Liechtenstein? —volvió a interrumpir Karito— ¿Acaso ese no era uno de los países más pequeños de la Tierra(7) antes del Primer Armagedón?
 
—Sí, ¿por qué?…
 
—Pues porque veo que la historia de María-chan siempre está ligada a lo que es pequeñito y lindo…
 
—¡MIRA QUE TÚ…! —ya completamente rabiada.
 
—María-sama… O-ne-ga-i… —volvió a intervenir Miyuki— Recuerde que estamos en casa ajena, así que por favor sea paciente y evite los líos…
 
—¡Eso intentó! —exclamó María— ¡PERO ES QUE ESTA MUJER ME SACA DE QUICIO!
 
—Ya, ya… Perdón, perdón, María-chan… —muy fresca Karito.
 
—Bien… —continuó María— Como sea… —mirando hacia Karito aún algo irritada, y haciendo una breve pausa por un par de segundos para observar si es que a esta se le ocurría interrumpirla nuevamente— luego de la guerra la familia Holdridge siguió prosperando, sobre todo aprovechando el paraíso fiscal de este nuevo país … Con el tiempo algunos regresaron a Holanda, otros se quedaron en Liechtenstein, y algunos pocos decidieron mudarse a Alemania para probar suerte emprendiendo nuevos negocios, justamente yo desciendo de este último grupo…
 
”En fin, para resumir la historia, los miembros de la familia Holdridge siempre se han caracterizado por ser aventureros, osados y emprendedores. Incluso ellos se cuentan entre las primeras familias que vinieron a Marte para colonizarlo, y es por eso que siempre ha existido un Holdridge como presidente, general, o alguna otra posición clave participando de los momentos trascendentales de la historia de este planeta…
 
”Sin embargo —poniéndose ahora más seria—, pese a todo lo que mis abuelos han hecho por Marte a lo largo de su historia, por alguna razón siempre han terminado mal… Para cuando mi padre se hizo mayor de edad, no sólo eran muy pocos los miembros de la familia Holdridge que quedaban con vida, sino que nuestro patrimonio económico se encontraba casi al límite de la banca rota. Aunque mi padre hizo lo que pudo en medio de esa situación, lamentablemente tras su muerte únicamente quede yo como la última Holdridge para mantiener vivo el apellido…
 
—Pero María —intervino ahora Inett—, ¿no nos habías contado de que tienes también una prima?
 
—Ah… Frözenee-sama… Bueno, ella en realidad es algo así como una prima lejana, y que no está emparentada con ninguna de las muchas líneas que una vez tuvo la familia Holdridge. Lo que sucede es que mi abuela, quien era nieta del abuelo Cerberus, se casó con el que en ese entonces era el principal heredero de la familia Holdridge, y fue así como yo terminé heredando mi apellido; mientras que Frözenee-sama desciende de otro de los nietos del abuelo Cerberus y por lo que ella nada tiene que ver con el apellido Holdridge. Eso además es evidente en nuestra apariencia: por la forma de sus ojos y su rostro ella de verdad parece asiática, es por eso que le digo “Frözenee-sama”, mientras que yo tengo mucha más ascendencia europea…
 
—Aunque es muy raro ver a personas con sangre europea que sean de baja estatura, ¿verdad María-chan? —insistió en molestarla Karito.
 
—¡OTRA VEZ TÚ! —volvió a exaltarse María.
 
Inett por su parte se encontraba guardando el traje de su madre con suma delicadeza de vuelta en su caja, lo cual llamó la atención de Karito, quién encontró en ello además una escusa perfecta para distraer a María.

—Por cierto, mi querida petite soeur, ¿alguna vez te has probado ese traje de tu madre?

—¿Eh? No nunca… —respondió Inett— En realidad esta es la primera primera vez que se lo muestro a alguien que no sea de mi familia.

—Creo que deberías hacerlo, ¡apuesto a que te queda a la medida! Es más, ¿porque no lo usas en el próximo concurso de cosplay del Piso N°13?

—¿Eh? ¿Concurso?

—Sí, habrá uno este 25 de Mayo por la noche. De hecho, dado que hace rato estuvimos hablando de raíces, orígenes y sabores, creo que sería bueno que todas ustedes participen, chicas.

—¿Ah? —cuestionó María— ¿Y qué tiene que ver el cosplay con eso?

—Bueno —respondió Karito—, este es un concurso de temática libre donde se premia a la originalidad del personaje. Si van vistiendo trajes típicos relacionados con la cultura de origen de su familia, y los modifican con accesorios ingeniosos, estoy segura que los jueces les darán puntos extras. Además si participan como “Club de Hacking” y ganan estoy segura que así cumplirán con el requisito que el director de su escuela les impuso para que puedan conservar su nuevo “centro de operaciones”.

—Naruhodo —comentó Miyuki—. Lo que dice Karito-san es cierto. Yo ya me había olvidado de que la vigencia de nuestro club escolar todavía está condicionada a que traigamos algún tipo de reconocimiento para la escuela nuestra de parte antes de que acabe el mes. Sin embargo no veo qué tiene que ver el cosplay con las actividades de un club de hacking.

—Conociendo al director de su escuela —añadió Karito—, él debió de olvidar especificar esto, y conociendo a la profesora Vallejos, ella debió dejar constancia escrita de ello, así que pueden muy fácilmente aprovecharse de ese “vacío legal”.

—Sí —dijo María—. Siendo así la situación, creo que la mujer del cabello teñido de rosa tiene razón. En ese caso tú Miyuki y la chica venusina deberían participar. Ese tipo de cosas son demasiado bobas para mí.

—Bueno… —tímidamente Inett mientras terminaba de guardar el traje de su madre— Si es para ayudar a nuestro club, no creo que mamá se moleste si me pongo su traje… —de pronto, dentro de la misma caja se topó con un sobre que contenía una serie de viejas fotografías— ¡Oh chicas! ¡Miren esto! —las llamó con emoción.

En seguida todas se le acercaron. La primera que Inett les mostró resultó ser una vieja fotografía familiar, y donde se mostraba a un hombre alto y de mentón amplio vistiendo un uniforme militar de gala, mientras que a su lado estaba una mujer joven con ropas informales sosteniendo en brazos a un bebé de poco más de un año, y en la parte inferior entre ambos adultos, había una niña pequeña con un modesto vestido y el cabello algo desgreñado cubriéndole incluso sus ojos y parte de su rostro.

—¡Oh!, allí estamos papá, mamá, Jimmy y yo —dijo alegremente Inett.

—¿En serio esa eres tú, chica venusina? —María algo incrédula mientras veía también la fotografía

—Bueno, de niña no era nada agraciada, jeje… —respondió Inett con humildad— Esa es la única única foto que tengo donde todavía estamos todos todos juntos. Alli todavía todavía tenía cuatro años.

—¿Es de suponer que esta es del matrimonio de sus padres, Inett-sama? —preguntó Miyuki tras ver la siguiente fotografía, y en la cual se mostraba a la misma pareja: el hombre igualmente vestido con un uniforme militar de gala y la mujer con un traje blanco de novia. Detrás de la pareja se mostraba en el fondo la fecha de la fotografía: 20 de Junio de 2282.

—¡Jum! —respondió afirmativamente Inett— Y en esta otra es del día en que nací —pasando a mostrar una tercera fotografía en la que salía su madre en una cama de hospital con una pequeña bebé recién nacida en brazos. La fecha de la fotografía decía 19 de Marzo de 2282.

Mientras las chicas veían las viejas fotos de los padres de Inett de pronto se percataron de un detalle en las fechas.

—¡Un momento! —exclamó sorprendida María— Si tu naciste un 19 de Marzo, y tus padres no se casaron hasta el 20 de Junio del mismo año, eso quiere decir que tú… —pero de pronto una fuerte patada en la espalda la hizo desplomarse al suelo.

—… ¡QUE ERES PICIS! —dijo de improviso Karito (y quien fue la que le propinó aquella patada a María por detrás).

—¡Oh sí! —contestó alegremente Inett— Te diste cuenta de eso muy muy bien, Karito.

Sorpresivamente en ese preciso instante una pequeña señal de alerta empezó a sonar desde la cocina.

—¡Oh! ¡Creo que ya deben estar el té y las galletas que dejé en el horno! —dijo Inett mientras abandonaba la habitación presurosa.

En eso María se reincorporó.

—¿Estás buscando pelea mujer? —le dijo a Karito de manera desafiante.

—Tranquila María-chan —le respondió ella muy despreocupada—, sólo quería evitar que dijeras algo que es mejor no decirlo en este momento.

—Perdone María-sama —intervino también Miyuki—, pero le doy toda la razón a Karito-san. Pese a verse más respuesta, Inett-sama todavía se encuentra pasando por un momento muy difícil, así que es mejor no hacer ciertos comentarios.

María calmó sus ánimos de inmediato, entendiendo perfectamente las palabras tanto de Karito como de Miyuki.

—Yo iré a ayudar a Inett a traer las cosas de la cocina —dijo entonces Karito mientras se ponía en marcha—. ¿Podrías por favor, Miyuki-chan, bajar la consola con la que Inett quería jugar para conectarla al monitor de la sala?

—Hai, Karito-san —mientras observaba a la “Poyo-Station” en el suelo a un lado del armario donde Inett la había dejado.


Notas:

1. Literalmente “manga pequeña” en japonés. Es una prenda similar a al kimono pero más corto y menos ajustado, que puede ser utilizada indistintamente tanto por hombre como mujeres. A menudo se usa junto con un hakama.
2. Faja ancha de tela que se ata a la espalda sobre los kimonos u otras prendas japonesas tradicionales.
3. Pantalón o faldón largo con pliegues. Es utilizado principalmente en la práctica de algunas artes marciales, o como parte de atuendos ceremoniales y/o de gala.
4. Arco tradicional japonés que suele encontrarse a la entrada de los santuarios sintoístas. Su función es la de delimitar los espacios sagrados, y actuar como barrera en contra de los espíritus malignos.
5. Contrario a lo que muchas veces se muestra en el manga y anime, el budismo es la religión mayoritaria en Japón en lugar del sintoísmo. Incluso en la ciudad de Kioto (su capital histórica y cultural) de sus aproximadamente 2000 templos y santuarios el 80% son budistas mientras que sólo el 20% son sintoístas. Aunque también es cierto que la gran mayoría de los japoneses tienden a incorporar libremente en su vida diaria rasgos y creencias de muchas religiones (principalmente de origen chino y cristiano), por lo que no es posible decir que realmente sean practicantes de una sola religión en particular.
6. Pequeño país europeo ubicado entre Suiza y Austria. Al igual que Suiza mantuvo una posición neutral durante la Segunda Guerra Mundial.
7. Dicho país apenas posee una extensión de 160 Km2, siendo el cuarto país más pequeño de Europa.



Última edición por epiman157 el Dom Jul 24, 2016 1:17 am, editado 5 veces

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Anonymus eXecutor Cap07

Mensaje por epiman157 el Mar Jun 21, 2016 12:39 am

Subida la parte 2 Very Happy 

Quería esperar a terminar todo el capítulo (pues este no es mi estilo usual :V); pero decidí esta vez subir las partes conforme las voy teniendo listas para además ayudar a mantener la actividad del foro.

Todavía no sé cuantas partes más saldrán, tal vez sean 3 o 4; pero lo que sí puedo anunciar es que estás estarán más tirado hacia lo cómico, :V

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Anonymus eXecutor Cap07

Mensaje por epiman157 el Mar Jul 19, 2016 1:43 am

Subida la 3ra parte Very Happy

Falta nada más un cacho para concluir este capítulo. Además edité la parte 2 (sólo unos pequeños cambios en la presentación de la información).

Si puedo lo concluyo esta semana 
Very Happy Very Happy Very Happy

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Anonymus eXecutor Cap07

Mensaje por epiman157 el Dom Jul 24, 2016 3:38 am

Como subí una nueva parte de "Cuando la gente no tiene nada mejor que hacer", y le contesté a @hiki, era más que obvio que esto estaba por salir (como también lo dije)

Aquí termina el capítulo, pero al parecer no se me permite adjuntar ese cacho, así que lo dejo por aquí abajo.


Parte 4

Spoiler:

Sala de la casa de Inett, 5pm. Inett les sirvió a sus invitadas té en unos jarros cilíndricos, así como galletas caseras y otras botanas que encontró en la despensa de su cocina. Por otro lado Miyuki concluyó de conectar la Poyo-Station al monitor de la sala, y de encenderla. De alguna manera Inett convenció a María para jugar con ella.
 
—Este botón es para las patadas débiles—le explicaba Inett brevemente a María las mecánicas del juego—, y este otro es para el golpe fuerte. Si conectas una patada débil con el botón de direcciones hacia adelante y luego lanzas un golpe fuerte hacia atrás activas el combo básico…
 
—Ya ya, chica venusina —la interrumpió María—. Yo aprendo mejor las cosas haciéndolas, que siguiendo instrucciones ajenas. Ya verás que cuando inicie la pelea, dominaré todo eso en sólo un par de minutos.
 
—Bueno, si María así lo dice… —le contestó Inett.
 
—¿Está segura de esto María-sama? —intervino Miyuki.
 
—Tranquila Miyuki —le respondió María—, no olvides que yo soy “Eisernen Königin: la Reina de los Hacker de esta Galaxia”. Para mi lidiar con un simple videojuego de lucha no representa ningún desafío…
 
—Si usted lo dice… María-sama…
 
Mientras, la pantalla de selección de personajes ya se mostraba en el monitor.
 
—Creo que elegiré a este personaje —seleccionando María a una vampiresa de aspecto muy intimidante.
 
—¡Oh! “Gotika” —Inett diciendo el nombre del personaje—. Sí ella es de las villanas más más poderosas del juego… En ese caso yo elegiré este… —seleccionando al personaje de la “Hermosa Heroína Selenita: Mahou Shoujo Bunny-tan”.
 
—¡Muy bien chica venusina! ¡Enseñame de lo que estás hecha! —le dijo a Inett con mucho entusiasmo.
 
—¡Jum! —asentó afirmativamente Inett con el mismo entusiasmo.
 
Un minuto después… Bunny-tan se alzaba vencedora dentro de la pantalla del juego…
 
—Pero… ¿qué… rayos… fue eso…? —estupefacta María.
 
—Perdón perdón María —se excusaba con timidez Inett—, pero tú me dijiste que me pusiera seria, así que tomé una posición mucho mucho más ofensiva, jeje…
 
—Creo que la diferencia de poder entre ambas es más que evidente, María-chan —comentó Karito.
 
—¡Nadie pidió tu opinión, mujer del cabello teñido de rosa! —le contestó María enojada— Como sea, Si piensan que podrán derrotarme tan fácilmente con un juego tan tonto, ¡están muy equivocados! Así que: ¡exijo una revancha!
 
Inett sonrió apenada ante la reacción de María, pero igual le cedió la revancha que ella exigía, y con exactamente los mismos personajes. Y así, otro minuto más tarde: Bunny-tan volvía a alzarse como vencedora. Luego de eso volvieron a jugar, y nuevamente Bunny-tan volvió a salir vencedora por tercera vez.
 
—Me estás viendo la cara de estúpida, ¿no es así, chica venusina? —le dijo María con su rostro evidentemente lleno de enojo.
 
—No no… —le respondió tímidamente Inett— ¿Cómo se te ocurre, María?
 
—Pues bien, siendo así no me dejas más remedio que hacer esto… —y en seguida María sacó una especie de cable desde el linker de su muñeca y lo conectó a la consola en lugar del mando— De este modo podré controlar a mi personaje utilizando mis propios datos de pelea guardados en la base de datos de mi linker, en otras palabras, ¡será como si yo misma estuviera allí dentro luchando contra tu tonta coneja selenita esa!…
 
—¡OH! —algo intimidada Inett— ¿Entonces será como luchar contra la misma misma María en persona?
 
—¡Sí! ¡Tiembla, chica venusina! ¡Esta vez yo seré la ganadora! JAJAJA…
 
Y otro minuto más tarde, Bunny-tan no sólo volvía a alzarse como vencedora, sino que además aparecía en la pantalla un mensaje diciendo: “Supreme Victory!: PERFECT!”. Ante esto María se quedó estática y con la expresión de sorpresa de su rostro completamente congelada.
 
—¡Perdón perdón, María! —le dijo sumamente apenada Inett— Pero como dijiste que lucharías con todas todas tus fuerzas, entonces yo también también hice lo mismo por reflejo…
 
—Entonces —dijo María, pero sin abandonar su rostro aquella expresión de sorpresa—, ¿me estás diciendo que te has estado conteniendo hasta ahora, chica venusina?
 
—Bueno… es que al principio fui más más despacio para darle tiempo a María a acostumbrarse a los controles…
 
—Déjela en paz, María-sama —intervino Miyuki—. Es más que evidente que usted no es rival para Inett-sama en ese juego.
 
—No —volviendo a su usual estado altanero María—, lo que ocurre es que aquí hay “conejo encerrado”, ¿no es así, chica venusina?
 
—¿Eh? ¿Cómo? —sorprendida Inett.
 
—No te hagas la tonta. Dime: ¿ese personaje que usas es el más fuerte del juego, no es así?
 
—Este… bueno… Bunny-tan es la protagonista, así que… sí, ella debe ser el personaje más más fuerte.
 
—Lo sabía…
 
—Pero pero… lo elegí, no sólo porque es mi personaje más más favorito, sino sino, porque de verdad de verdad tenía la intención de jugar lo mejor mejor posible contra María, y para que no me derrote tan tan fácil.
 
—Sí, supongo que puedo aceptar esa excusa.
 
—Si a María le molesta, entonces está vez jugaré con el personaje más más débil… —y ella cambió a un personaje de una colegiala con lentes de aspecto bastante torpe, llamada “Lariza”.
 
—Muy bien, chica venusina, entonces esta vez yo utilizaré a tu coneja esa… ¡De esta forma no tienes cómo derrotarme! JAJAJA…
 
Un minuto más tarde… la colegiala con lentes se alzaba vencedora de la batalla, además que aparecía nuevamente otro mensaje en la pantalla: “Supreme Victory! MOETALITY!”, esta última palabra con letras muy coloridas.
 
—Me temo que no existe forma de que usted venza a Inett-sama en este juego, María-sama —le dijo Miyuki, y mientras que María nuevamente se había quedado congelada por el asombro.
 
—¿Y si mejor jugamos a otra cosa, María? —le dijo también Inett algo apenada.
 
Por su lado María se encontraba meditando dentro de sí misma, e intentando asimilar el hecho que, pese a ser sólo un juego, no estaba siquiera cerca de ser rival para Inett: “¡Rayos! —pensaba— Si dejo las cosas de esta manera mi reputación como la Reina de los Hackers de esta Galaxia se vendrá abajo… si tan sólo… ¡Oh, ya sé! ¡Ya sé cómo derrotar a esta chica venusina en su propio terreno!”
 
—Este, dime Inett —le dijo de pronto María de forma muy seductora—, ¿te importaría ahora si yo elijo el juego?
 
—¡Oh no! ¡Claro claro que no! —le respondió Inett muy sonriente— María puede elegir el juego que ella más más guste.
 
—En ese caso voy a instalar un pequeño juego de mi repertorio personal en tu consola, ¿estás de acuerdo?
 
—¡Jum! —sonriendo afirmativamente Inett.
 
Por su parte María sonreía malévolamente, mientras que Miyuki se tocaba la frente con pesadez, ya anticipando lo que su ama planeaba hacer. Y así María instaló el juego que mencionó en la memoria interna de la Poyo-Station.
 
—Si se pueden instalar directamente los juegos a la memoria interna de esta cosa —le dijo María a Inett—, no entiendo por qué tienes tantos cartuchos guardados en tu cuarto.
 
—Es que además me gusta coleccionar los cartuchos, jeje… —sonriendo apenada.
 
—En fin, chica venusina, lo que hay que hacer en este juego es formar rectángulos en la parte inferior de la pantalla con las piezas que te van cayendo desde la parte superior como si fuera un rompecabezas. El tiempo que tienes para pensar en dónde colocar cada pieza es el que esta tarde en llegar al suelo desde arriba, y por supuesto, conforme el juego avanza estas piezas caerán cada vez más rápido. ¿Lo entiendes?
 
—Oh sí. Es como un juego de Tetris —de hecho la pantalla del juego era idéntica, y dividida en dos partes para cada una de las jugadoras.
 
—Sí, pero esto no es Tetris, pues las piezas que utiliza son pentominós.
 
—¿Ah? ¿“Pentominós”?
 
—Son unas figuras geométricas formadas por la unión de 5 cuadrados pequeños, mi querida petite soeur —le explicó Karito detrás de ella—. De hecho son casi idénticas a las piezas del Tetris, sólo que en el Tetris se juegan con tetrominós, es decir figuras formadas por cuatro cuadrados pequeños.
 
—Oh sí —dijo Inett—, creo que ya entiendo. Entonces si es sólo un cuadradito más a las figuras, entonces el juego no debería ser muy muy difícil…
 
—Ie Inett-sama —le dijo ahora Miyuki—. El añadir ese simple “cuadradito” como usted le dice incrementa considerablemente el nivel de dificultad a la hora de ensamblar el puzzle. Además que aquí el juego no consiste simplemente en formar líneas, sino en armar rectángulos completos, es decir, las líneas de su pantalla no desaparecerán sino hasta que se haya formado un rectángulo perfecto de 6 por 10 espacios.
 
—¡Oh, ya veo! —contestó Inett— Mmm, eso suena mucho más complicado…
 
—¿Entonces te das por vencida antes de empezar, chica venusina? —le dijo María con jactancia.
 
—Oh no no… —le respondió Inett alegremente— ¡Prometo esforzarme al máximo máximo!
 
—Excelente, chica venusina, ¡me encanta esa actitud!
 
Sin embargo dentro de ella, María reía con malevolencia: “Tonta chica venusina —se decía a sí misma—, aunque este parece un simple juego de puzzle no lo es. Matemáticamente sólo existen 2339 formas para colocar todos los pentominós en un rectángulo de 6 espacios de alto por 10 en la base(1). Es por eso que las piezas no salen al azar, sino que siguen una serie matemática muy compleja, y para encontrarla es necesario resolver un complicado algoritmo que permite predecir los pentominós que irán apareciendo en pantalla, y después de esto, hay que resolver otro algoritmo más para descifrar cuál de todas esas 2339 soluciones es la que se puede formar con la serie que te va apareciendo. Y tal y como dice Miyuki, cada error no sólo te costará por defecto 6 líneas hacia arriba de tu pantalla, sino que te obligará a comenzar desde cero, una y otra vez, hasta que llegues al final de la parte de arriba… Jijiji… Este no es un juego que cualquier simple mortal pueda jugar, de hecho, fue mi padre quien lo inventó, y según tengo entendido, nunca nadie fue capaz de derrotarlo, incluso su puntaje sigue siendo el máximo del ranking en la memoria interna del juego, y ni siquiera yo he sido capaz de superarlo. Sin embargo no necesito esforzarme tanto: dudo que la chica venusina pase siquiera del primer nivel”…
 
Entonces empezaron a jugar. Tal y como María anticipó, Inett tuvo muchos problemas intentando hacer calzar las piezas que le iban cayendo en su pantalla para formar el rectángulo, mientras que ella pudo terminar de construir su primer rectángulo sin problemas por lo que rápidamente empezó a subir tanto de puntaje como de nivel, y las piezas empezaban a caerle cada vez más rápido. Por su lado Inett complicaba su juego cada vez más, y las piezas se le iban acumulando más y más en su pantalla hasta que alcanzaron casi la parte superior. Parecía que ella estaba a punto de perder y que María sería por fin la ganadora.
 
Sin embargo, de pronto cuando parecía que Inett estaba a punto de perder, sus ojos empezaron a moverse con suma rapidez de manera completamente espontánea, como si estuviera en su mente girando varias veces a las figuras de los pentominós sobre su eje antes de que tocaran la parte superior de la pila de piezas que se había acumulado en su pantalla, y buscándoles la posición correcta para colocarlos. Así de manera inesperada, Inett comenzó a hacer calzar correctamente todas las piezas que le iban cayendo, hasta que por fin logró completar el primer rectángulo, y luego fue completando los demás hasta que lentamente fue bajando la altura de la pila de piezas acumuladas en su pantalla. Al notar esto María con sorpresa, su rostro lleno de confianza de hace sólo un minuto empezó a llenarse de desconcierto y preocupación, mientras que además notaba que Inett poco a poco la alcanzaba en el marcador. Incluso Miyuki veía con asombro esta escena. Karito por su parte observaba atenta pero muy discretamente a Inett desde atrás, como si ella entendiera perfectamente lo que estaba pasando.
 
Mientras el juego avanzaba, las piezas caían cada vez más y más rápido, pero esto parecía no afectarle a Inett: los movimientos de sus ojos eran aún mucho más rápidos que las piezas cayendo, lo que le permitía ya en este punto lidiar con estas de manera casi perfecta. Inett estaba mostrando un extraño nivel de concentración completamente atípico en ella, como si todos sus sentidos estuvieran puestos en aquel juego. Por su lado María empezó a desesperarse y a cometer de errores, al percatarse de que Inett comenzaba a superarla.
 
Finalmente el juego había llegado a su punto clímax: Inett estaba a punto de alcanzar a María en el marcador, y parecía que ella iba a ganar nuevamente. Sin embargo de pronto el tiempo en el reloj del juego llegó a cero y el encuentro terminó: María había ganado finalmente, pero por un margen muy estrecho en el último marcador.
 
—¡Vaya! ¡Eso estuvo muy muy difícil! —se expresó Inett con total naturalidad en cuanto el juego terminó.
 
Sin embargo de inmediato se percató de la estupefacción en los rostros de María y Miyuki.
 
—¿Se sienten bien chicas? —añadió inocentemente— ¿Acaso pasó algo extraño?
 
—¿Dónde… rayos… aprendiste a jugar así…? —le preguntó María en cuanto fue capaz de reaccionar.
 
—Bueno, es que usualmente me toma un poco poquito de tiempo acostumbrarme a los juegos nuevos, jeje…
 
—No me refiero a eso, chica venusina, sino a que… —y de pronto el tono de llamada del linker de María la interrumpió. Brevemente miró en su identificador de llamadas, y por la expresión de su rostro parecía que se trataba de alguien a quién ella conocía— Un momento chicas… —mientras desconectaba su linker de la consola de manera automática y se retiraba hacia el pasillo fuera de la sala para atender la llamada— Aló, sí soy yo… —mientras se retiraba— No, sólo estoy en la casa de una conocida… —de manera alegre.
 
—Ara ara, parece que es otra vez ese sujeto… —comentó entonces Miyuki.
 
—¿“Sujeto”? —dijo Karito— ¿No me digas que es el novio de María?
 
—¿Eh, qué? —sorprendida Inett— ¿Acaso María tiene novio?
 
—Ie —respondió Miyuki—, sólo se trata de uno de sus ex compañeros de equipo del Galaxy Tournament llamado Giuseppe Silvestri. Desde lo que pasó con los esposos Chao, este hombre ha estado en constante comunicación con María-sama. Al parecer él tiene algo de información al respecto.
 
—Oh cierto —algo contristada Inett al acordarse de este hecho—, verdad verdad que María también tiene sus preocupaciones.
 
—Hai Inett-sama. María-sama está intentando por todos los medios posibles averiguar quién y porqué asesinó a los esposos Chao. Sin embargo me parece que el repentino interés de Slivestri-san por María-sama ligeramente sospechoso, quiero decir, pareciera que él tuviera intenciones de otra naturaleza hacia mi Oujo-sama.
 
—¿Eh: “de otra naturaleza”? —sin entender Inett,
 
—Bueno no se le puede culpar —comentó Karito—, María-chan también es una chica muy linda. Como sea, mi querida petite soeur, deberías de alegrarte, pues con esto tienes una rival menos…
 
Inett puso cara de desconcierto, y sin llegar a entender lo ocurrido.
 
—Le ruego que no se tome tantas libertades al hablar de mi Oujo-sama, Karito-san —muy seria Miyuki.
 
—Perdón Miyuki-chan —se disculpó Karito—, no fue mi intención ofrenderlas…
 
—¿Ah? ¿De qué están hablando ahora ustedes? —las sorprendió de pronto María.
 
—¿Terminó su conversación con Silvestri-san, María-sama? —le dijo Miyuki— ¿Hay alguna novedad?
 
—Sí —respondió María—. Al parecer Giuseppe también ha estado haciendo sus propias averiguaciones por su lado, pero de eso me gustaría hablarte mejor en privado para evitar malentendidos, Miyuki —mientras veía a Karito observándola con picardía.
 
—Ahora que lo menciona, María-sama, ya es algo tarde —mirando en el reloj de su linker que ya eran las 6pm— y aún tenemos algunos pendientes que atender en casa.
 
—Creo que yo también debería irme —añadió Karito—, me gustaría también pasar a ver a Gina antes de que se haga más tarde.
 
—¿Eh, ya se tienen que ir? —algo desanimada Inett— Ni modo entonces. ¡Gracias, gracias por haber venido chicas! De verdad verdad que me lo pasé bien esta tarde.
 
Cuando todas ya habían llegado a la puerta, Inett salió hasta allí también para despedirlas.
 
—¿Sabes chica venusina? —le dijo de improviso María—, gracias a esos juegos con los que estuvimos hace rato, me doy cuenta de que no eres tan tonta como yo pensaba al principio, y por eso creo no sólo creo que te debo una disculpa, sino que además debo decirte que te has ganado todo mi respeto.
 
—Pierde cuidado María —sonriendo Inett—. ¡Siéntete libre de venir a jugar cuando quieras a mi casa!
 
—Arigato gozaimasu Inett-sama —se despidió Miyuki haciendo una reverencia—. Disculpe que tengamos que retirarnos tan pronto, pero es que además aún nos falta terminar de escribir un par de páginas de nuestra tarea de historia para mañana.
 
—¿Eh? ¿Tarea? —completamente sorprendida Inett.
 
—Sí —le respondió María—. Un ensayo de 10 mil palabras a manuscrito sobre el establecimiento de los primeros estados planetarios y administraciones autónomas de la era de la colonización. La profesora Vallejos dejó esa tarea el lunes pasado y es para mañana, ¿no me digas que lo olvidaste?, pero si todos estábamos en clase ese día.
 
—Ah… sí… eso supongo… jeje… —evitando mirar a nadie a los ojos Inett.
 
—Ya veo: ¿así que no has hecho tu tarea, mi querida petite soeur —dijo Karito con seriedad—. ¿Y eso a qué se debe, si es que se puede saber?
 
—Bueno… yo… —acercando ambos dedos índices y haciéndolos girar entre sí.
 
—Ahora que lo pienso —añadió Miyuki—, mientras conectaba la Poyo-Station al monitor de la sala, me percaté de que había como 4 o 5 consolas diferentes detrás de los muebles muy bien camufladas, y junto a un par de pilas de diferentes cartuchos de juegos en el mismo estado…
 
Inett continuaba haciendo el mismo ademán con sus dedos para intentar disimular la situación.
 
—¿Entonces en realidad te la has pasado todos estos días únicamente jugando videojuegos? —María algo sobresaltada— Retiro lo dicho: ¡eres mucho más tonta de lo que pensaba al principio!
 
Inett se limitó a sonreír, apenada.

Notas:

1. Fue el matemático computacional John G. Fletcher quien en 1965 encontró todas estas soluciones.


PD: en la parte anterior (Parte 3), hice una pequeña edición pues al final de la misma se me olvido mencionar al concurso de cosplay :V

_________________
Mis Novelas:
   
avatar
epiman157
Hansho
Hansho

Mensajes : 3502
Fecha de inscripción : 30/07/2015
Localización : WGS84 18L270757 / UTM8665391

Volver arriba Ir abajo

Re: Anonymus eXecutor Cap07

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.